Como miembros de la familia, las mascotas se han ganado el derecho a participar en nuestros viajes de vacaciones, y aunque antes no teníamos muchas expectativas de poder llevarlas en la travesía, ahora no hay excusa que valga para no hacerlo. 

Dejarlos en casa ya no es una opción; por eso, hoy vamos a contar algunos consejos que se deben considerar a la hora de viajar con una mascota. 

Consultar con el veterinario

Es importante entender que no siempre es un buen momento para someter a la mascota a un viaje largo. Los viajes suelen ser experiencias estresantes para el animal, altamente demandantes tanto en lo físico como en lo mental, por lo que hay que considerar las condiciones actuales del animal. 

Desde factores inherentes a la raza hasta el peso actual de la mascota, pasando por su temperamento y otros aspectos relevantes, es fundamental tener en cuenta estos elementos en el momento de determinar la conveniencia de viajar con la mascota. 

El consejo del especialista será el que determinará si el animal está preparado o no para asumir el reto. 

Escoger y conocer las directrices de la aerolínea

Por lo general, solo los animales de hasta 8kg de peso, incluido su trasportín, pueden viajar en la cabina del avión. En caso de que superen ese nivel, deberán ir en una sección especial de la bodega de carga. 

Ahora bien, es preciso saber que no todas las aerolíneas permiten animales en la cabina o en la bodega y que las que lo hacen, cuentan con sus propios protocolos para el viaje, que pueden variar según el destino, la duración del vuelo, función del animal, entre otros. 

Tener en cuenta la normativa vigente al día

El traslado de un animal a otro estado o país puede representar una serie de requisitos o trámites que van desde permisos especiales hasta la necesidad de contar con el aval de un especialista. 

El animal deberá contar con sus vacunas al día; esto, independientemente del medio de transporte a utilizar para su traslado. 

Siempre es fundamental que el animal tenga al día todos sus registros sanitarios: vacunación, desparasitación, etc. 

Preparar al animal para el viaje

Sin importar el medio de transporte utilizado para trasladar al animal, siempre es preciso preparar al animal para el proceso. 

En ese sentido, no es aconsejable que el animal conozca el trasportín el mismo día del viaje; se le deberá entrenar para que pueda estar dentro de este con la mayor comodidad posible. 

También, será necesario enseñarle a controlar sus esfínteres; para ello, es esencial que el veterinario realice el programa de alimentación e hidratación del animal para las horas previas al viaje

Algunas aerolíneas prohíben sedar a los animales para el viaje, así como embarcar a las mascotas en contenedores a ruedas. Es recomendable consultar con las agencias de viajes respecto a este tipo de especificaciones. 

Con estas simples pautas, podremos asegurar un viaje más que placentero al lado de nuestras mascotas.