Tag: mascotas

¿Cómo prevenir la obesidad en las mascotas?

Ahora que se han ido las lluvias y el frío, es el mejor momento para ponerse en movimiento y recortar algunos de esos kilos innecesarios provocados por todas las chucherías del invierno. Y no hablamos solo de los humanos, también de las pequeñas mascotas: esos perros, gatos o quizás conejos que viven sobrealimentados y padecen obesidad. Si nosotros nos volvemos más activos para cuidar nuestra salud y nuestro peso, ¿por qué no inculcar la actividad física también en nuestros peludos?

Mantenerse activos no es solo excelente para la salud física y mental de tu mascota, sino que también ayudará a prevenir futuros problemas de obesidad, si no los sufre ya.

El problema de la obesidad en las mascotas

Entre todas las razones por las que recomendamos las visitas al veterinario periódicas para el bienestar de las mascotas, registrar el peso es una bastante importante. Incluso los aumentos de peso pequeños, pero constantes durante la vida de un perro o gato pueden ser significativos y ayudarnos a abordar el tema de la nutrición y el ejercicio.

Dado que la obesidad de las mascotas es totalmente prevenible, veremos en las siguientes líneas cómo podemos abordar el tema para que no llegue a causar problemas de salud en el animal.

Vigilar y cuidar el peso de tu mascota ¿Por qué es importante?

La obesidad de las mascotas va en aumento en todo el mundo. Y curiosamente se encuentra en aumento en paralelo con la obesidad humana. Con más de la mitad de todos los gatos y perros del mundo clasificados con sobrepeso o son obesos, es fundamental mantenerse atentos frente a cualquier posible aumento de peso en ellos.

Los kilos de más no solo acortan la vida de una mascota, sino que también disminuyen su calidad de vida. Además, con muchas complicaciones de salud asociadas a la obesidad o sobrepeso que son graves, como trastornos respiratorios, problemas cardíacos, diabetes, artritis y más, son de vital importancia prevenirlas. Si conoces las causas, sabrás mucho mejor cómo ayudar a tu mascota.

En Hospital Veterinario Glòries podemos ayudarte a descartar ciertas afecciones médicas que pueden estar causando el aumento de peso, como el hipotiroidismo. Si no se llega a ningún diagnóstico concluyente, también podemos brindarte asesoramiento sobre las necesidades dietéticas y los requisitos de ejercicio de su mascota. La mayoría de las veces, la obesidad de nuestras mascotas se debe simplemente a ingerir demasiadas calorías sin la cantidad adecuada de ejercicio físico.

Manos a la obra: cómo prevenir la obesidad o sobrepeso en las mascotas

Una vez hayas consultado con tu veterinario las porciones y los horarios de comida de tu mascota, puedes empezar a ayudar a prevenir la obesidad y el sobrepeso realizando actividades juntos:

  • En el caso de los perros, necesitan al menos 30 minutos de caminata/trote rápido todos los días. Puedes aumentarlo con el tiempo si tu perro no está acostumbrado a esto, o ir un par de veces al día durante períodos más cortos. Las mascotas mayores pueden necesitar un estímulo adicional, descansos frecuentes y a la sombra. Ten cuidado de no forzarlos demasiado.
  • Jugar a buscar en lugar de pasar el rato en el sofá y recompensar con afecto y aseo en lugar de golosinas son cambios fáciles y saludables que cualquier dueño de una mascota puede aplicar.
  • Los gatos, especialmente los que solo viven en interiores, se les puede estimular a nivel físico (e intelectual) utilizando juguetes como ratones con cuerda o punteros láser para perseguir por el suelo. Además, puedes instalar escalones o torres de juego para gatos. Trata de jugar 30 minutos todos los días con tu gato.

Te recomendamos que solicites una cita con nosotros si sospechas que tu mascota puede estar teniendo sobrepeso o problemas de salud derivados de la obesidad. La obesidad de las mascotas puede pasar desapercibida para los dueños en muchos casos, o incluso como algo “gracioso”, pero si se trata como lo que es (un riesgo real para la salud de una mascota) estaréis a un paso más de alargar y mejorar la calidad de vida del animal.

Diabetes: cómo ayudar a tu mascota

Si a tu mascota le han diagnosticado diabetes, no estás solo. La diabetes en mascotas domésticas es una de las afecciones de salud más comunes en la actualidad. Expertos veterinarios afirman que aproximadamente 1 de cada 500 perros y 1 de cada 230 gatos la padecerán a lo largo de su vida. Y aunque las mascotas mayores se ven afectadas con mayor frecuencia, la diabetes también puede ocurrir en animales más jóvenes e incluso estando embarazadas.

Al igual que con todas las condiciones de salud, la detección temprana y un control continuo adecuado son clave para obtener mejores resultados para tu mascota. Aunque la diabetes en los animales de compañía pueda asustar a sus dueños en un principio, es importante que sepas que con un control cuidadoso, un tratamiento diario, una nutrición adecuada y ejercicio regular, los perros y gatos diabéticos pueden llevar una vida larga, saludable y feliz. 

El por qué de la diabetes en animales de compañía

Cuando los animales comen, los alimentos se descomponen en glucosa y son absorbidos por el intestino delgado. Al mismo tiempo, el páncreas libera insulina, que se convierte en glucosa para ingresar a las células del cuerpo y usarla como energía. La insulina también regula los niveles de azúcar en sangre. 

La diabetes en las mascotas como perros y gatos ocurre cuando el cuerpo no produce insulina o no puede utilizar adecuadamente la insulina que se produce. La hiperglucemia se produce cuando la glucosa permanece en el torrente sanguíneo en lugar de ingresar a las células del cuerpo. Esto, además, puede provocar muchos problemas de salud secundarios, incluidos problemas cardíacos y renales, cataratas y enfermedades del sistema nervioso. 

¿Existen factores de riesgo que puedan agravar la enfermedad?

Cualquier animal, independientemente de su edad, raza y estilo de vida, puede verse afectado por la diabetes. Sin embargo, existen algunos factores de riesgo que pueden agravar o facilitar su aparición:

  • Sufrir sobrepeso.
  • Animales de compañía de avanzada edad.
  • Padecer la enfermedad de Cushing.
  • Pancreatitis crónica.
  • Estar en un tratamiento con medicamentos esteroides.
  • Factores genéticos.

La detección temprana y el control veterinario: la mejor forma de ayudar a tu mascota con diabetes

Si notas que tu mascota presenta alguno de los siguientes signos, deberías traerlo a nuestra consulta lo antes posible:

  • Sed excesiva.
  • Micción excesiva.
  • Pérdida de peso, incluso con aumento del apetito.
  • Letargo.
  • Cambio en los hábitos de aseo (esto sucede especialmente en gatos).
  • Ojos brumosos o con una “telilla” recubriendo la pupila.

La diabetes en las mascotas se puede detectar mediante sencillos análisis de sangre y orina. Una vez que se confirme el diagnóstico inicial, el veterinario le recetará una dosis de insulina y te enseñará cómo administrarle las inyecciones de insulina en casa a tu mascota. Las inyecciones diarias de insulina se realizan con agujas diminutas y, en general, las mascotas las toleran bien. 

La clave para controlar la diabetes en nuestras mascotas es mantener estables los niveles de azúcar en sangre. Con ello querremos evitar niveles muy altos o bajos que pueden poner en peligro la vida del animal.

Dado que cada mascota individual necesita insulina en diferentes dosis, necesitaremos controlar la glucosa en sangre de tu mascota con regularidad hasta que encontremos la insulina y la dosis perfectas. Una dieta específica para la diabetes, el ejercicio regular y el control veterinario regular, son también claves para un manejo exitoso de su salud a largo plazo.

Con un enfoque de responsabilidad y equipo, la diabetes en las mascotas no tiene por qué ser dura y sufrida para todos. Ponte en contacto con el equipo de Hospital Veterinari Glòries si tienes alguna pregunta o inquietud sobre el tema.