El omega 3 es uno de los suplementos más potentes que puedes agregar a la dieta de tu perro. Innumerables estudios han demostrado que los ácidos grasos omega 3 tienen efectos positivos de gran alcance en la salud de los perros. Entre otros, pueden contribuir al desarrollo cerebral de los cachorros, fortalecer el sistema inmunológico de los perros, reducir la inflamación, aumentar la capacidad de combatir el cáncer y beneficiar la salud del corazón. ¿Quieres saber un poco más sobre el omega 3 en perros y qué alimentos le pueden ayudar a beneficiarse de ello? ¡No te pierdas este artículo!

Beneficios del omega 3 en perros

  • Mejoran la salud de la piel y el pelo.
  • Previenen enfermedades del sistema inmune.
  • Contienen DHA (ácido docosahexaenoico), que contribuye al desarrollo del cerebro. En perros cachorros es muy importante la suplementación con DHA para fomentar un desarrollo neuronal óptimo. También lo es en perras madres gestantes y lactantes.
  • Reducción de picores (prurito) cuando existe alguna alergia. Al reducir los picores, el perro se rasca menos y pueden evitarse lesiones graves por rascado.
  • Disminución de infecciones cutáneas y de oídos (como otitis).
  • Prevención de problemas cardiovasculares.
  • Actúa como antioxidante natural.

Los síntomas de la deficiencia de omega 3 en perros

El omega 3 es un ácido graso esencial para tu perro. Por eso la escasez de este ácido graso en su dieta puede originar síntomas que afecten directamente a la salud del animal. 

Los principales síntomas de deficiencia de omega 3 en perros son los siguientes:

  • El pelo y la piel del perro no se ven saludables: el pelo se vuelve áspero, quebradizo y la piel reseca, escamosa o bien con seborrea.
  • Mucho picor: uno de los síntomas asociados a la deficiencia de omega 3 en perros son los picores en la piel.
  • Uñas quebradizas.
  • El perro se muestra más cansado de lo habitual.
  • Dolor articular.

Si observas cualquiera de estos síntomas en tu perro, lo primero que debes hacer es consultar con tu veterinario. La aparición de estos síntomas se puede deber a una escasez de omega 3, pero también es posible que estén asociados a alguna otra enfermedad. Jamás suplementes la dieta de tu perro con omega 3 sin haber consultado antes con tu veterinario de confianza.

Alimentos ricos en omega 3 para perros

Los ácidos grasos como omega 3 se encuentran de forma abundante en ciertos alimentos como los pescados azules y algunas semillas. Estos son algunos de estos alimentos que quizás tu veterinario te aconseje aportar a la dieta de tu mascota:

  • Salmón: es uno de los alimentos más conocidos por todos por contener omega 3 y que suelen encontrarse en muchos piensos para perros, sobretodo los de alta calidad, ya que no se trata de un ingrediente barato.
  • Sardina: pescados azules, como las sardinas, también son prósperos en estos ácidos grasos.
  • Semillas de lino: hay semillas que contienen omega 3 en gran cantidad, como es el caso del lino. Además el aceite de lino también puede ser una buena fuente de omega 3.
  • Semillas de chía: esta planta tiene un alto contenido en ácidos grasos omega 3, y suelen encontrarse en la formulación de algunos piensos enriquecidos en este tipo de grasas, al igual que las semillas de lino.
  • Soja: la soja también es un alimento rico en omega 3 que se puede incorporar a la dieta de los perros que lo necesiten