El entropión en los perros es una anomalía que se encuentra en los párpados de nuestros peludos compañeros, en la cual estos se mueven hacia adentro, provocando dolor y otros problemas de salud.

En este artículo vamos a conocer qué es el entropión, cuáles son las causas, los síntomas, el tratamiento y sus posibles formas de prevención.

¿Qué es el entropión en los perros?

El entropión en perros es una anomalía en la que los párpados del animal se giran hacia la parte interior del ojo. Esto provoca que el pelo de la superficie del párpado roce contra la córnea del ojo y produzca dolor, úlceras corneales, perforaciones o incluso desarrollo de pigmento en la córnea que puede interferir con su visión.

Esta anomalía puede suceder con el párpado superior, el párpado inferior o en ambos párpados, aunque es mucho más común en el párpado inferior. También es muy habitual que suceda en ambos ojos, aunque también puede ocurrir solo en uno. Como consecuencia del roce de las pestañas contra el globo ocular se producen fricciones, irritaciones, molestias y dolores. Si no se trata a tiempo, esta afección puede provocar daños graves en los ojos.

El entropión en perros no debe confundirse con el ectropión, ya que además se trata de síntomas contrarios: en el ectropión, los párpados del perro se giran hacia afuera.

Causas del entropión en perros

Hay dos tipos diferentes de entropión en perros, dependiendo de los síntomas que provoque puede ser entropión primario o entropión secundario:

  • Entropión primario: puede ocurrir como resultado de un defecto durante el desarrollo del perro, o como resultado de defectos congénitos.
  • Entropión secundario: se debe a causas ambientales u otros problemas de salud.

Entropión primario

El entropión primario se detecta más comúnmente en cachorros y perros jóvenes. Tiene un componente genético muy importante , por lo que es más común encontrarlo en ciertas razas. Se encuentra especialmente en razas que tienen caras planas y narices aplanadas, o aquellas con caras arrugadas. Así, las razas con mayor probabilidad de padecer esta enfermedad son:

  • Chow chow.
  • Shar pei.
  • Boxer.
  • Rottweiler.
  • Doberman.
  • Labrador.
  • Cocker.
  • Springer Spaniel.
  • Setter irlandés.
  • Bull terrier.
  • Border Collie.
  • Sabueso.
  • Bichón Maltés.
  • Pekinés.
  • Bulldog.
  • Pug.
  • Mastín inglés.
  • Bullmastiff.
  • San Bernardo.
  • Perro de montaña de los Pirineos.
  • Gran Danés.
  • Terranova.

Entropión secundario

El entropión secundario ocurre con más frecuencia en perros mayores y puede afectar a todas las razas de perros. Este tipo de entropión suele ocurrir como consecuencia de otra enfermedad o factores ambientales que perjudican la salud del perro.

Las causas más comunes de entropión secundario en perros son:

  • Blefaroespasmos (espasmos de los párpados).
  • Traumatismo ocular o palpebral.
  • Inflamación crónica.
  • Obesidad.
  • Infecciones oculares.
  • Pérdida de peso rápida y marcada.
  • Pérdida de músculo alrededor del área de los ojos.

Principales síntomas del entropión en perros

Los síntomas más comunes del entropión en perros son los siguientes:

  • Ojos llorosos y lagrimeo excesivo.
  • Secreción ocular, que puede contener sangre o pus.
  • Párpado visiblemente enrollado hacia adentro.
  • Irritación del ojo.
  • Piel engrosada alrededor de los ojos.
  • El perro mantiene sus ojos entreabiertos.
  • Blefaroespasmos.
  • Dificultad para abrir los ojos.
  • Queratitis (inflamación de la córnea).
  • Úlceras corneales.
  • Pérdida de visión (en casos avanzados).
  • Se frota constantemente los ojos, causando más daño.
  • Letargo.
  • Agresión por dolor.
  • Tristeza y depresión.

Si ves que tu perro presenta algunos de estos síntomas, o cualquier otro comportamiento anormal, es importante que lo lleves al veterinario para que sea diagnosticado y tratado adecuadamente antes de que la enfermedad se vuelva demasiado grave para tratarla.

Diagnóstico

El entropión en perros es fácil de diagnosticar, aunque solo se puede detectar mediante la auscultación clínica realizada por un veterinario profesional. En cualquier caso, el veterinario realizará un examen ocular completo para descartar otras complicaciones asociadas y problemas similares al entropión, como distiquiasis o blefaroespasmos. Si se considera necesario, se pueden solicitar otros exámenes para las otras anomalías o complicaciones que encuentren.

Tratamiento para el entropión en perros

El único tratamiento para solucionar este problema ocular es mediante la cirugía. La cirugía en cachorros con entropión plantea un problema adicional, ya que la enfermedad puede continuar desarrollándose después. Por eso, en los casos de entropión en cachorros, el veterinario puede optar temporalmente por otros procedimientos regulares hasta que el perro alcance una edad en la que esté listo para la cirugía adecuada. El pronóstico para perros operados de entropión es excelente, por lo que si tu perro debe operarse tienes el éxito asegurado.

¿En qué consiste la cirugía de entropión en perros?

La cirugía de entropión consiste en eliminar una sección de piel del ojo afectado para revertir su enrollamiento hacia adentro. En muchos casos, esta cirugía puede realizarse en dos partes: una corrección de cirugía mayor primaria y luego, una cirugía correctiva menor.

Tu perro sanará completamente unas dos semanas después de la cirugía. Habla con tu veterinario sobre este procedimiento y no dudes en hacerle cualquier pregunta o duda que puedas tener.

¿Se puede prevenir el entropión en perros?

Desafortunadamente, el entropión en perros no se puede prevenir siempre. Lo único que sí puedes hacer es intentar detectarlo a tiempo, para que los síntomas no se agraven y la recuperación sea lo más favorable posible.

Si tu perro pertenece a una de las razas que tienen una alta propensión a padecer esta enfermedad ocular, debes prestar especial atención a su cuidado ocular. Asegúrate de mantenerlos limpios y llevarlos regularmente al veterinario para sus revisiones.