Vivimos en un mundo de plagas: todavía convivimos con chinches, termitas, arañas, mosquitos, garrapatas, etc. Todos ellos pueden suponer un serio problema y una amenaza para la salud de nuestras mascotas.

Por eso, recomendamos la prevención de parásitos durante todo el año para los animales de compañía. Sin duda, estos insectos causan estragos, pero el hecho de que propaguen enfermedades dañinas merece que pongamos toda nuestra atención. La enfermedad de Lyme en perros es solo una de las consecuencias de las garrapatas, pero hay formas de reducir la exposición y prevenir la enfermedad.

La garrapata, de entre todos los insectos, uno de los más peligrosos

Sería difícil encontrar un insecto tan peligroso como la garrapata. Con el potencial de transmitir más de una enfermedad tanto a los animales como a las personas, las garrapatas pueden albergar la bacteria que causa la enfermedad de Lyme en los perros. La bacteria Borrelia burgdorferi se deposita en el torrente sanguíneo durante la picadura de una garrapata infectada. 

Los síntomas no siempre visibles de la enfermedad de Lyme

La enfermedad de Lyme en perros es muy preocupante porque tan solo alrededor del 10% de los perros infectados con Borrelia burgdorferi muestran síntomas reveladores, como:

  • Fiebre.
  • Ganglios linfáticos agrandados.
  • Articulaciones hinchadas e inflamadas.
  • Letargo.
  • Cojera.
  • Sensibilidad al tacto.
  • Disminución repentina del apetito.

La lesión cutánea roja y circular que se encuentra comúnmente en los casos humanos de la enfermedad de Lyme no suele estar presente en los perros infectados. Los casos no tratados de la enfermedad de Lyme en perros pueden dañar los riñones, los ojos, el corazón e incluso el sistema neurológico.

 

Es imperativo que un perro con síntomas obvios sea examinado y tratado para la enfermedad de Lyme. La mayoría de los casos se pueden tratar eficazmente con antibióticos. Sin embargo, si se va dejando, podrían desarrollarse complicaciones graves.

Enfermedad de Lyme en perros

Debido al riesgo de la enfermedad de Lyme para la salud de tu perro, la mejor táctica es la prevención. Afortunadamente, la estrategia es relativamente fácil e incluye lo siguiente:

  • Utiliza un medicamento para la prevención de parásitos de amplio espectro durante todo el año para su perro.
  • Reduce la exposición del animal a las presas comunes de las garrapatas, como ratones, zorros, conejos y otros mamíferos pequeños. Si vives en el campo, instala puertas y cercas seguras para mantener alejados a estos animales. Ten especial cuidado con los roedores. Elimina las zonas que se sabe que atraen a las garrapatas, como la hierba crecida en exceso, las pilas de madera y el compost. 
  • Mantén a tu perro cerca de ti cuando salgáis de excursión. Siempre inspecciona cuidadosamente las patas, el vientre, las ingles, la espalda y el cuello en busca de garrapatas tras un tiempo al aire libre.
  • Los cepillados diarios son fundamentales durante los meses de primavera y verano.
  • Programa una vacuna contra la enfermedad de Lyme con vuestro veterinario si el estilo de vida de tu perro lo pone en riesgo frecuentemente. 
  • Haz que tu perro sea examinado en su centro veterinario para detectar la enfermedad de Lyme y otras enfermedades transmitidas por garrapatas, anaplasmosis y ehrlichiosis

 

Las garrapatas son realmente terribles y la prevención de la enfermedad de Lyme en los perros debería ser una gran prioridad tanto para dueños como para veterinarios. Si vives en Barcelona y podemos ayudarte a resolver tus dudas sobre esta enfermedad, o necesitas que realicemos las pruebas a tu perro, no dudes en llamarnos al +34 932 460 805, estaremos encantados de atenderte.