Category: Sin categorizar

Cómo cuidar de mascotas “senior”

Gracias a los importantes avances en el campo de la medicina veterinaria, junto con una mayor comprensión del cuidado generalizado de las mascotas, nuestros animales de compañía están viviendo una vida más larga y de mayor calidad, más que nunca. Aunque en muchos casos las mascotas “senior” pueden actuar y verse igual que cuando eran jóvenes, la realidad es que ocurren ciertos cambios inevitables durante el proceso de envejecimiento.

Sabemos que hacer que la vida de tu mascota sea lo más maravillosa posible durante sus años dorados es tu máxima prioridad. Con una especial atención a las áreas de dieta, ejercicio, comodidad y movilidad, puedes asegurarte de que tu mejor amigo esté feliz y con buena salud, ¡y disfrutar juntos de los mejores años de vuestra vida!

Mascotas senior: problemas de salud más comunes

Al igual que los humanos mayores, las mascotas a partir de cierta edad tienen un mayor riesgo de padecer una variedad de afecciones y enfermedades, que incluyen:

  • Artritis.
  • Diabetes.
  • Enfermedades del corazón.
  • Cáncer.
  • Enfermedad dental.
  • Problemas intestinales.
  • Pérdida de la audición.
  • Problemas cognitivos.

En un esfuerzo por detectar y tratar cualquier problema lo antes posible, recomendamos que las mascotas mayores sean vistas por un veterinario como mínimo dos veces al año (o más, según sea necesario) para exámenes de bienestar, atención dental y análisis de laboratorio.

Cuidarlos desde la alimentación

El metabolismo y las necesidades nutricionales de una mascota pueden cambiar a medida que esta envejece, lo que facilita el aumento de peso y la obesidad. A muchos animales senior les va mejor empezar con una dieta más baja en calorías, pero más alta en proteínas y otros nutrientes esenciales. El veterinario será quien deba trabajar con vosotros la nutrición de vuestra mascota.

Mantener la actividad en los perros senior es primordial

El hecho de que una mascota esté envejeciendo no significa que su necesidad de ejercicio sea menos importante que cuando era joven. El ejercicio regular mantiene las articulaciones y los músculos flexibles, ayuda a mantener un peso saludable y reduce la depresión y la ansiedad. El ejercicio para una mascota mayor puede ser tan simple como caminatas cortas y/o un juego ligero de lanzamiento de pelota.

La comodidad y el descanso son más importantes que nunca

Hay una variedad de productos en el mercado diseñados para ayudar a las mascotas mayores con problemas de movilidad, que incluyen camas elevadas, camas ortopédicas, con calefacción, rampas, escaleras y más.

También es importante recordar que las mascotas mayores son más susceptibles a los cambios extremos de temperatura y humedad: deben protegerse bien del clima muy frío o del muy caliente. Asegúrate de que tu animal de compañía tenga acceso a mucha sombra y agua fresca durante los meses de verano, y que permanezca dentro del hogardurante el invierno.

 

¡Nos encantan las mascotas mayores! En Hospital Veterinari Glòries, nos esforzamos por hacer todo lo posible para aporte a ti y a tu mascota senior durante cada etapa de su vida. Si estás buscando tratamiento o un nuevo veterinario para tu compañero de vida, contacta con nosotros.

Todo sobre la infección por criptococosis en gatos

La criptococosis en gatos es la enfermedad fúngica más común en estos peludos. Sin embargo, su incidencia en la población felina es baja, pero esta aparente contradicción la trataremos de explicar más adelante. Los hongos “cryptococcus” afectan con mayor frecuencia el área nasal, lo que a menudo se convierte en una nariz inflamada. La hinchazón de la nariz es uno de los síntomas comunes que indica que el gato puede estar padeciendo criptococosis. Sin embargo, estas infecciones se pueden encontrar en los pulmones, los ojos, el sistema nervioso o presentarse como una infección sistémica.

En este artículo, te contaremos todo lo que necesitas saber sobre la criptococosis en gatos; qué es, sus síntomas, cómo se diagnostica y el tratamiento de la enfermedad. ¡Comenzamos!

La criptococosis felina

La criptococosis felina es una enfermedad infecciosa causada por un tipo de hongo. En concreto, el agente fúngico aislado en esta enfermedad es el “Cryptococcus neoformans”. Se trata de una enfermedad asociada a hábitats donde hay aves, especialmente palomas, ya que la bacteria encuentra en sus heces. También puede ser causada por “Cryptococcus gattii”, generalmente en áreas de climas tropicales o subtropicales. En estos casos, la fuente de infección es el propio material vegetal de ciertos árboles.

En los gatos, un factor de riesgo para el desarrollo de la Cryptococcus neoformans es la presencia de enfermedades inmunosupresoras como la leucemia felina o la inmunodeficiencia felina. Sin embargo, la infección por Cryptococcus gattii puede ocurrir en individuos sin comprometer el sistema inmunológico. En individuos inmunodeprimidos la infección suele ser más grave, mientras que en aquellos con un sistema inmunológico fuerte la infección suele localizarse en la zona nasal, sin extenderse.

La patogenia de la criptococosis

La principal fuente de infección de la criptococosis es la inhalación de las levaduras, que se deposita en el sistema respiratorio superior. Aquí, producen granulomas nasales, que es la causa de la hinchazón en la nariz del gato. Si llegan a las vías respiratorias inferiores del pulmón, pueden provocar granulomas pulmonares.

El hongo puede extenderse a otros lugares, como el sistema nervioso central a través de la sangre. La invasión linfática o local puede ocurrir a través de la placa cribiforme del hueso etmoidal que comunica el cerebro con la cavidad nasal. 

Además, pueden llegar a otros lugares, como los ojos, la cara y la piel. Si se presenta una forma sistémica grave de la enfermedad, las levaduras pueden extenderse a órganos como el bazo, el corazón, los riñones o los órganos digestivos.

¿Cuáles son los síntomas de la criptococosis en gatos?

La criptococosis puede mostrar signos clínicos muy diferentes según la ubicación de las levaduras y el grado de propagación. Como hemos comentado, puede haber varios tipos de criptococosis en gatos: nasal, pulmonar, nerviosa, ocular y sistémica.

Criptococosis nasal

En la criptococosis nasal en gatos, los síntomas más comunes son respiratorios, con signos del tracto respiratorio superior como:

  • Secreción nasal unilateral/bilateral mucopurulenta o sanguinolenta.
  • Rinitis.
  • Hinchazón nasal.
  • Granulomas.
  • Estornudos.
  • Problemas respiratorios.
  • Dolor.
  • Dificultad para respirar.

Criptococosis pulmonar

Cuando el virus afecta a los pulmones, pueden aparecer granulomas, focos fibroblásticos producidos por neumonía o infiltración alrededor de los bronquios. Estos producirán síntomas relacionados con las vías respiratorias inferiores como:

  • Toser.
  • Dificultad para respirar.
  • Fiebre.
  • Sonidos pulmonares.

Criptococosis del sistema nervioso

La criptococosis también puede llegar al sistema nervioso, donde se pueden observar signos que pueden ser consecuencia de encefalitis o meningitis por la presencia de levaduras en el sistema nervioso central. Estos símbolos incluyen:

  • Dilatación de las pupilas (midriasis).
  • Cambios en la marcha.
  • Falta de coordinación.
  • Indiferencia.
  • Ceguera total o parcial.

Criptococosis ocular

Cuando la levadura del virus se dirige al ojo, produce:

  • Neuritis del nervio óptico.
  • Coriorretinitis.
  • Midriasis.

Criptococosis sistémica

Cuando la criptococosis afecta a diferentes partes del gato, pueden presentarse multitud de síntomas, siendo la forma más grave de la enfermedad. Entre ellos, destacan estos síntomas:

  • Fiebre.
  • Tos.
  • Condensación pulmonar.
  • Anorexia.
  • Pérdida de peso.
  • Punto débil.
  • Ataxia.
  • Úlceras mucosas.
  • Cojera.
  • Vómitos.
  • Diarrea.
  • Granulomas cutáneos.
  • Ganglios linfáticos inflamados.

¿Cómo se diagnostica la criptococosis en gatos?

Cuando los signos clínicos sugieren la criptococosis, el gato deberá ser llevado al veterinario de inmediato. Se consultará la historia clínica del animal, pero el diagnóstico requerirá pruebas de laboratorio y otras complementarias.  Estas incluyen el aislamiento e identificación de microorganismos por citología y cultivo, así como la determinación del antígeno de la cápsula de levadura.

  • La citología se realiza perforando las áreas afectadas, como los ganglios linfáticos, crecimientos en el área nasal o la piel. Posteriormente, se observa en microscopio con una tinción, como Gram, azul de metileno, Wright y tinta china, para visualizar el organismo. Es un organismo fácil de detectar debido a su característica cápsula de polisacárido. Esto también ayudará a diferenciarlo de otras enfermedades, como los tumores nasales.
  • El cultivo se realiza a partir de muestras de líquido cefalorraquídeo o exudados de la inflamación. Las muestras deben incubarse en medio de agar Sabouraud o agar sangre, a una temperatura entre 25 y 35 ºC. Después de 36-72 horas, si son positivas, aparecerán colonias de color blanco crema brillantes. Las colonias de criptococosis neoformans tienen menos mucosidad que las de gattii. Para detectar la levadura, se debe visualizar la cápsula y confirmar sus características bioquímicas, como la capacidad de reducir los nitratos a nitritos e hidrolizar la urea.
  • Para detectar el antígeno de la cápsula, la prueba de ensayo inmunoabsorbente ligado a enzimas (ELISA) se realiza con muestras de suero sanguíneo, líquido cefalorraquídeo u orina. Esta prueba tiene una alta sensibilidad y especificidad en el gato.
  • Además, la radiografía de tórax puede ser útil en el caso de la criptococosis pulmonar para visualizar alteraciones pulmonares y bronquiales.

El tratamiento de la criptococosis felina

El protocolo terapéutico para la criptococosis incluye el tratamiento con agentes antifúngicos para matar la levadura y la resección quirúrgica de los granulomas. La resección quirúrgica se realiza en gatos con granulomas en la cavidad nasal como complemento del tratamiento médico con agentes antifúngicos.

Los antifúngicos será una solución recetada por el veterinario del animal. Jamás deberás proporcionar ningún medicamento (y mucho menos antibióticos) a tu mascota.En cualquier caso, siempre es importante acudir a la clínica veterinaria para que un veterinario pueda confirmar la enfermedad y establecer la mejor forma de combatirla.

¿Cómo realizar la higiene de un perro en los meses de frío?

El aseo de los animales es un factor muy importante que afecta su calidad de vida en cualquier estación del año, por tanto, las bajas temperaturas no son justificación para desatender su higiene; aunque estemos en la época de frío, los hábitos de limpieza de nuestras mascotas no deben de ser dejados de lado.

El pelaje del perro necesita estar siempre limpio pues esto influye directamente en su salud; un pelo aseado evita malos olores y enfermedades de la piel.

Los perros de pelo largo como, por ejemplo, los huskies siberianos, chow chow o alaskan malamutes, suelen tener una mejor resistencia a las bajas temperaturas que los perros de pelaje corto, como los doberman o chihuahua, los perros pequeños como los yorkshire, los cachorros o los perros en edad adulta. 

También, los perros afeitados en gran cantidad son afectados negativamente por las bajas temperaturas del invierno. Así, un pelaje largo y grueso se convierte en el mejor abrigo y elemento de protección para el perro en invierno.

El aseo del perro durante el invierno

Es necesario facilitar el cepillado del pelaje aplicando una espuma nutritiva en el pelo antes de pasar el cepillo; de esta forma, se puede peinar con facilidad y se evitará el uso de agua en el pelo del perro. 

En el momento de cortarles el pelo, es recomendable limitarlo solo a las puntas, para dar forma al peinado sin reducir la cantidad de pelo drásticamente. Se deberá cortar, sobre todo, alrededor de las patas, las almohadillas y en la panza para que no se moje mucho.

Además, es importante que el pelo que rodea las almohadillas esté bien corto, así se evita que la nieve o alguna bola de hielo entren en ellas.

Después de pasear, es aconsejable revisar sus almohadillas y verificar que no haya cortes o rasguños. Para ello, se deberá colocar una crema protectora de almohadillas cuya finalidad es acondicionarlas para resistir la sal y cualquier producto químico de los utilizados para derretir y quitar el hielo o la nieve.

Cuando terminen los paseos, se deberán secar las patas del perro con una toalla, a fin de evitar que se lama los restos de sal o cualquier otro producto. La sal es un irritante estomacal y los productos químicos pueden desencadenar una intoxicación.

En caso de llevar al perro a dar paseos largos y  si tiene almohadillas sensibles, el veterinario recomienda aplicar un protector de almohadillas que ayude a reparar e hidratar la base de las patas.

La higiene del perro en los meses de frío deberá incluir una limpieza del hocico y de las zonas delicadas y sensibles del animal. Esta tarea se deberá hacer usando productos especiales que no requieran el uso de agua para retirarlos o enjuagarlos.

Darle un baño al perro en invierno puede generar en la mascota un problema de salud broncopulmonar, en especial si son cachorros, animales en edad adulta o perros sin protección. Por ello, la mejor opción es seleccionar un champú seco o en polvo para bañarlos sin tener que mojarlos.

Hay que tener en cuenta que la calefacción, el exceso de humedad o un cepillado deficiente, pueden dar lugar a problemas en la piel o exceso de muda en el animal; mantener el pelaje y la piel sana es esencial para que el perro esté bien protegido en los meses fríos.

Rabbits paralytic ileus

Paralytic ileus is a common digestive disease in rabbits. Also known as gastrointestinal stasis, it manifests with a decrease in bowel peristalsis, that is, paralysis of bowel movements.
One of its causes may be due to the presence of a foreign object (cloth, plastic, hair, etc.) that has become stuck. Another, when the animal stops eating due to stress or when it is fed an inadequate diet, which makes it difficult for the digestion process to be carried out correctly.

Symptoms of paralytic ileus

If a rabbit is suffering from paralytic ileus, it can manifest in several ways:

  • Reduction or loss of appetite.
  • Decrease in stool secretion.
  • Decayed behavior.
  • Impossibility to walk.
  • Abdominal pain.
  • Grinding teeth or bruxism to express pain.
  • Strong breathing

The veterinarian must be taken to the veterinarian to diagnose accurately, through X-rays and measuring the level of glucose in the blood, if the intestines are clogged or is another cause of the pathology.

Treatment of paralytic ileus in rabbits

To improve the intestinal health of the rabbit, the treatment consists in the ingestion of analgesics to calm the pain, as well as the application of fluid therapy, in order to balance the volumes of internal fluids.
Touch stimulation is a practice that is done to the animal and consists of a series of constant massages to stimulate the stool evacuation process.
In the most severe cases, where the obstruction is persistent after having performed the treatments recommended by the veterinarian, the surgical intervention of the rabbit is the only treatment to end his ailment.
Antibiotics such as enrofloxacin, sulfonamides and metronidazole are the most recommended by specialists. With the supply of them, the propagation of secondary bacteria to the intestinal stasis picture is avoided.
This pathology favors the appearance of gastric ulcers and one way to avoid it is by providing gastric protectors such as ranitidine 3-5 mg / kg, sucralfate 25 mg / kg or cimetidine 5-10 mg / kg.
If an obstruction is ruled out, it is viable to stimulate intestinal mobility with drugs such as prokinetics.

Adequate diet to attack the paralytic ileus at the roots

It is important to keep the rabbit hydrated and with a balanced diet, rich in essential fibers, for the optimal functioning of your body. Hay is essential since it must mean 80% of the diet. The rest is complemented with fresh vegetables and controlled portions of always raw fruits.
This food is very important because its lack is causing diseases such as paralytic ileus or degeneration of the teeth. It constitutes the main source of fibers to maintain the health of rabbits in optimal conditions.
In the case of processed foods, we must take special care that they do not become their usual diet. That is, dog and cat foods are not recommended because they are high in carbohydrates and harmful components, such as preservatives and chemicals, that affect the balance of nutrients.
Keep in mind that nuts, legumes and cereals, iceberg lettuce, cauliflower, meat, dairy, and fruit in syrup are harmful to your health.