Category: Razas de perros

Razas de perros para dueños primerizos

Convertirse en el tutor de un perro por primera vez es emocionante, pero también puede ser un desafío según el tipo de raza que adoptes. Hay tantas razas de perros diferentes, y es difícil saber cómo elegir la correcta. Antes de llevarte a casa el primer cachorro adorable que veas, hay algunas cosas que debes considerar. Sabemos por la teoría (aunque a veces puede fallar) que ciertas razas de perros tienden a tener altos niveles de energía, tamaños diferentes, apariencia y necesidades de aseo relativamente diferentes.

Aquí te presentamos 10 excelentes razas de perros para aquellos de vosotros que os muráis por tener uno pero seáis principiantes.

Qué raza de perro elegir si nunca has tenido uno

La mejor raza para una persona que jamás ha tenido perro, es aquella que coincida con tu nivel de energía, estilo de vida y capacidad de darle atención. Si quieres un perro que pueda salir a correr contigo, elige un perro atlético y con resistencia. Si prefieres un perro perezoso que le guste estar en casa, entonces es mejor evitar las razas de perros de alta energía.

 

También debes tener en cuenta que, si adoptas un perro adulto, normalmente ya han estado en otras cosas y han pasado su etapa de socialización y aprendizajes primarios; estos, en muchos casos, son los mejores perros para principiantes, ya que los cachorros requieren mucho trabajo, socialización, entrenamiento y mucha atención.

 

10 razas de perros para principiantes

  • Bichón frisé

El bichón frisé es un perrito feliz y despreocupado, ideal para familias con niños o para vivir en un apartamento. Esta raza es una gran compañera versátil. Los bichones son relativamente fáciles de educar, se adaptan bien a cualquier estilo de vida y solo necesitan ejercicio diario moderado para estar felices y saludables. Eso sí, deberás dedicar tiempo y dinero a las visitas periódicas al peluquero si no quieres que esa melena se descontrole. El pelaje rizado de esta raza debe recortarse regularmente y cepillarse con cuidado.

  • Boxer

Si estás buscando un perro mediano-grande de alta energía, no busques más. Este perro leal forma un vínculo estrecho con su familia. Si llevas un estilo de vida razonablemente activo, un boxer podría ser adecuado para ti y los tuyos. Esta raza necesita mucho ejercicio y una base sólida de entrenamiento. Aunque los boxer jóvenes pueden ser un poco hiperactivos, se les puede entrenar. Una vez entrenados y socializados, los boxer pueden prosperar en hogares activos y, por supuesto, llevarse bien con los niños. Guardianes por naturaleza, los boxeadores son protectores de sus familias. En cuanto a sus necesidades, no hay nada demasiado destacable, ya que son realmente básicas.

  • Cavalier King Charles Spaniel

El Cavalier es un perro dulce y afectuoso con apariencia prácticamente de cachorro. Los Cavalier pueden vivir en todo tipo de hogares y tienden a llevarse bien con niños de todas las edades. Esta raza es pequeña, pero no de tipo toy, y tiene un comportamiento amable. Este perro es de carácter elegante, atento y generalmente tranquilo. El nivel moderado de energía del Cavalier hace que un ejercicio de tipo diario básico sea suficiente para mantener su buena salud. A pesar de un pelaje de longitud media, las necesidades de aseo de este perro son básicas. El cepillado regular es esencial para evitar enredos.

  • Golden Retriever

El golden retriever es el perro de familia por excelencia; son peludos que siempre están deseosos de complacer. Se trata de una raza excelente con niños y adultos de todas las edades. Este perro mediano-grande es alegre, leal, cariñoso y activo. La raza es inteligente y adaptable para vivir en la mayoría de los hogares. También necesitan una buena cantidad de ejercicio para mantenerse en buenas condiciones físicas y evitar el aburrimiento. Les encanta aprender y pueden ser entrenados para hacer muchas cosas. La raza necesita un cepillado regular para mantener su pelaje libre de enredos. 

  • Labrador

El labrador es una de las razas de perros medianos y grandes más populares y reconocibles. Los labradores se adaptan bien a la mayoría de los entornos y son excelentes con los niños. Son perros intensamente leales y afectuosos que forman lazos estrechos con sus familias. Esta raza es activa, juguetona e inteligente. Prosperan en hogares activos que pueden proporcionar mucho ejercicio y entrenamiento. A los labradores les encanta aprender y pueden ser entrenados para hacer casi cualquier cosa, disfrutando de ir a buscar algo, correr y acurrucarse. Afortunadamente, solo tienen necesidades menores de aseo, como el cepillado regular, para minimizar la caída excesiva de pelo.

  • Papillón

No dejes que el cuerpo diminuto de este perro te engañe. Esta raza de perro feliz, amigable y adaptable puede funcionar bien en una variedad de hogares. El papillón se lleva bien con los niños, pero siempre que les traten con delicadeza. Esta monada puede funcionar como perro faldero y compañero de largos paseos. El papillón no necesita mucho ejercicio, pero le gusta y le sienta bien salir a jugar y correr. La raza es fácil de entrenar y requiere cuidados básicos.

  • Pomerania

El Pomerania es un perrito delicado y dulce. El Pomerania a menudo se une más a un solo dueño, pero se relaciona estupendamente dentro de familias. Esta raza es pequeña, por la que se suele recomendar no dejarles sin supervisión en un entorno de niños pequeños, ya que pueden lastimarlo sin querer. El ejercicio básico diario será suficiente para mantener feliz a tu Pomerania, y además, responden bien al entrenamiento constante y positivo y mejoran su comportamiento gracias a él. Este perro es inteligente y moderadamente activo, con un pelaje grande y esponjoso. Afortunadamente, su pelaje no requiere tanto mantenimiento como parece. Un cepillado regular es todo lo que necesita para mantener su melena en buen estado.

  • Caniche

El caniche es una raza de perro muy popular y un compañero maravilloso. El caniche se adapta a su entorno y puede vivir muy bien en varios hogares, incluidos aquellos con niños. Esta raza tiene tres tamaños: toy, miniatura o estándar. Todos son inteligentes y responden bien al entrenamiento. Los caniches son perros enérgicos que necesitan mucho ejercicio y estimulación mental. Necesitarán cuidados regulares para mantener su pelaje rizado y en continuo crecimiento.

  • Yorkshire Terrier

El Yorkshire Terrier es un buen perro de iniciación para aquellos que quieren vivir por primera vez la experiencia de compartir su vida con un peludo compañero. Esta raza es cariñosa con sus dueños e incluso puede actuar de forma protectora con los extraños. El Yorkie tiene un nivel de energía moderado y solo necesita ejercicio básico. Las caminatas diarias son excelentes para esta raza. También necesita una base sólida de entrenamiento/normas. Sin estructura, estos perritos pueden ser tercos y ladradores. Entrena a tu Yorkie como lo harías con un perro grande, y ayudarás a fortalecer el vínculo entre vosotros y establecer límites. Este perro tiene necesidades de aseo que requieren atención. Los Yorkies tienen cabello en continuo crecimiento que debe cepillarse y recortarse con regularidad. Si tienes el tiempo y el presupuesto para visitas regulares al peluquero, será bastante sencillo mantener a tu Yorkshire en buenas condiciones.

  • Perros de raza mixta

Al considerar la raza adecuada para ti, es importante tener en cuenta a los perros mestizos. Estos perros únicos en su tipo pueden ser excelentes compañeros. Si no estás seguro de qué raza es la adecuada para tu hogar, visita un refugio local o grupo de rescate para conocer a algunos perros adorables de multitud de razas y mestizos. Los rescatistas pueden encontrarte un perro que tenga las características que deseas. El entrenamiento, el ejercicio y el aseo son necesarios para todos los perros, pero las necesidades de un perro mestizo dependerán de su composición única.

Sea de la raza que sea, jamás dejes de lado las revisiones de salud de tu compañero peludo. Cumplir con las fechas de vacunación y las revisiones programadas será la mejor medicina para prevenir enfermedades y mantener a tu perro saludable y feliz. Pide cita con nosotros llamando al 932 460 805 y deja que en Hospital Veterinari Glòries nos encarguemos de cuidar la salud de tu perro.

El majorero: un perro canario muy fiel a sus dueños

El perro majorero es una raza canina autóctona de la isla de Fuerteventura, en el archipiélago canario, donde se le conoce popularmente como perro bardino. Esta raza se ha utilizado como perro guardián y de pastoreo durante más de seis siglos. Pero no fue hasta finales del siglo pasado cuando la Real Sociedad Canina de España lo reconoció como una raza canina autóctona.

Origen del perro majonero

El perro majorero que conocemos hoy en día, también conocido como perro bardino, procedía originalmente de la isla de Fuerteventura, una de las Islas Canarias. Los perros fueron traídos a la isla por los conquistadores castellanos en el siglo XV. Se utilizaba tradicionalmente como perro guardián, perro de pastoreo de ovejas y vacas, y para peleas de perros. Por su capacidad de lucha, se cruzó con otras razas caninas autóctonas. De este cruce surgió otra popular raza canaria: Presa Canario.

No fue hasta 1979 que se celebró la primera exposición monográfica sobre el Majorero. Para aclarar, las exposiciones monográficas son aquellas dedicadas a una raza en concreto, y solo pueden participar perros de pura raza. A pesar de que esta exposición monográfica supuso el inicio del proceso, no fue hasta el año 1994 que el Majorero fue reconocido por la Real Sociedad Canina de España como raza canina autóctona.

El descenso de la ganadería y la introducción de razas caninas foráneas provocaron el declive de esta raza, llevándola al borde de la extinción. Sin embargo, gracias al trabajo de varias asociaciones para la conservación del perro majorero, compuestas por criadores, cuidadores y aficionados, se ha podido salvar esta raza canaria.

Características del perro majonero o bardino

El Majorero es una raza canina de tamaño mediano. Los machos pesan entre 30-45 kg y tienen una altura a la cruz de aproximadamente 56 cm, mientras que las hembras pesan entre 25-35 kg y tienen una altura de aproximadamente 54 cm.

El Majorero es un perro fuerte y consistente de musculatura. Tiene un andar oscilante y vivaz y son capaces de adaptar su paso a las irregularidades y desniveles de los suelos volcánicos de su localidad. Se caracterizan por su particular forma de sentarse, de costado, con una mirada atenta a su entorno, que proviene de su labor tradicional de guardianes y protectores.

A continuación presentamos las principales características físicas del estándar de raza del Majorero.

  • Se caracteriza por un cuello ancho, musculoso y fuerte y una cabeza relativamente pequeña en comparación con el resto del cuerpo, lo que le otorga gran poder de agarre y firmeza a la hora de depredar o morder.
  • Su región facial presenta una depresión fronto-nasal poco pronunciada (stop). Los ojos son más bien pequeños y su color varía del ámbar al negro. Tanto el borde de los párpados como los labios están pigmentados oscuramente.
  • Las orejas se caracterizan por un doble pliegue que les impide mantenerlas firmemente erguidas.
  • El cuello fuerte y musculoso termina en un pecho ancho y profundo. El lomo también es muy musculoso y el vientre ligeramente levantado.
  • La cola está bastante alta y llega hasta el corvejón cuando está en reposo.
  • Las extremidades son fuertes y tienen una postura firme. Característicamente, las extremidades posteriores son ligeramente más altas que las anteriores.

Colores del perro majorero

El pelaje del perro majorero es de longitud media, fuerte, pero suave y brillante. En la parte inferior de la cola y en la parte posterior del muslo, tiene el pelo un poco más largo que en el resto del cuerpo.

El pelaje es siempre atigrado, con tonalidades que pueden variar entre verdoso, amarillento, beige, gris y negro. Las rayas atigradas pueden ser más o menos pronunciadas según el color base. Por lo general, tienen una capa de color oscuro y pueden tener manchas blancas en el cuello, el pecho, la cabeza o la punta de la cola.

Carácter del perro majonero o bardino

Se caracterizan por su lealtad y fidelidad a sus cuidadores y en general a todos los miembros de la familia. Sin embargo, por lo general se mantienen alejados de las personas desconocidas, siendo particularmente desconfiados y reservados.

Los perros majoreros son muy territoriales, valientes y protectores, y muy apreciados por su capacidad para trabajar bien con el ganado sin dañarlo. También son muy valorados como perros guardianes y de protección, ya que aunque no son agresivos, harán cualquier cosa por proteger a los suyos.

La salud del perro majonero

Los majoreros son perros que gozan, en general, de una buena salud, y tienen una alta tolerancia al calor e incluso a la falta de agua. Esto no quiere decir que no debas proporcionarles agua o sombra, sino simplemente que son animales especialmente resistentes a las adversidades por su origen.

Los majoreros no están predispuestos a ninguna enfermedad en particular, pero tampoco son inmunes a ciertas enfermedades que pueden afectar a cualquier perro. Por esta razón, es importante realizar exámenes veterinarios periódicos (al menos dos veces al año) para detectar cualquier enfermedad en sus primeras etapas e iniciar un tratamiento lo antes posible. Con buenos cuidados, la esperanza de vida de esta raza es de entre 12 y 14 años.

Kuvasz: una raza húngara preparada para cuidar del ganado

El perro Kuvasz es una raza antigua de perros criados en Hungría, donde originalmente se usaba como perro de ganado. Es un perro grande, imponente, inteligente, profundamente leal pero exigente, con un tamaño y una fuerza impresionantes. El Kuvasz fue criado durante siglos como perro guardián, pero ha ganado popularidad en las últimas décadas como perro de compañía, ya que es naturalmente protector de su hogar y de sus seres queridos.

Origen del perro Kuvasz

Originario de Hungría, país donde se le conoce desde la antigüedad. Aunque se sabe poco sobre sus orígenes, se cree que sus antepasados ​​descienden de perros asiáticos que acompañaban a los nómadas magiares que vagaban por la cuenca de los Cárpatos. Los magiares usaban estos perros robustos y de pelo grueso para proteger a sus rebaños de depredadores naturales y posibles ladrones.

En el siglo XV, los perros Kuvasz se hicieron muy populares entre la nobleza húngara y acompañaban a los nobles en sus viajes de caza

En el siglo XX, debido a las dos guerras mundiales y la revolución húngara en la década de 1950, estuvieron a punto de extinguirse: los perros eran tan conocidos por proteger a sus familias que los soldados alemanes y soviéticos los buscaban y los mataban.

Características físicas del Kuvasz

El Kuvasz es un perro grande, rústico e imponente cuya presencia transmite fuerza y ​​nobleza. Según el estándar de raza oficial, la altura a la cruz de los machos varía entre 71 y 76 centímetros, con un peso corporal entre 48 y 62 kilos. Las hembras suelen ser algo más pequeñas que los machos. Observados de perfil, su cuerpo parece estar recostado u horizontal, casi cuadrado, con articulaciones claramente definidas. Las características físicas más importantes de esta raza son:

  • Pecho: es largo, profundo y ligeramente arqueado.
  • Lomo: es corto, la espalda es firme, ancha, recta y bien musculada, mientras que el vientre está ligeramente recogido.
  • Cola: es de inserción baja y acompaña el movimiento descendente de la grupa. Tiene una caída recta y su punta está ligeramente curvada hacia arriba, pero no curvada.
  • Cabeza: del Kuvasz es nervuda, en forma de cuña y en armonía con las proporciones del cuerpo del perro.
  • Cráneo: es ancho, pero no abrupto, la frente está ligeramente marcada.
  • Hocico: es corto. Se estrecha ligeramente hacia la nariz negra y nunca se vuelve puntiaguda.
  • Ojos: tienen forma de almendra y están ligeramente inclinados, y generalmente tienen un tono marrón oscuro.
  • Orejas: tienen forma de “V” con las puntas redondeadas y están implantadas a una altura media, cayendo paralelas y pegadas a la cabeza del perro.
  • Pelaje: es blanco o blanco marfil. También es muy denso y consta de una doble capa de pelo. La capa interna consiste en una capa más lanosa y suave, mientras que la capa externa es densa y ligeramente ondulada, con pelos rígidos y tiesos. En las piernas, las orejas y la cabeza, los pelos exteriores se acortan. La piel es firme y bien pigmentada, con una tonalidad gris pizarra.

El carácter del Kuvasz

Estos perros tienden a formar un vínculo profundo con sus dueños, a quienes defenderán sin dudarlo ante cualquier amenaza. Dado que históricamente fueron entrenados como perros pastores y guardianes, también tienden a ser protectores de su hogar/territorio y la propiedad o los bienes de sus dueños. Por lo tanto, necesitan ser socializados adecuadamente para aprender a responder positivamente a las personas y los estímulos de su entorno.

Cuando se les da el cariño de una familia y se les cría de manera positiva, son perros tranquilos, estables y muy cariñosos. Es igualmente importante recordar que el comportamiento de un perro no solo está determinado por su raza o pedigrí, sino que depende principalmente de la crianza, el entorno y los cuidados que le brinden sus cuidadores. Por tanto, si quieres tener un Kuvasz obediente y equilibrado, debes proporcionarle las condiciones óptimas para su desarrollo físico, cognitivo y emocional y prestar atención a su crianza y socialización temprana.

Salud de los Kuvasz

Como todas las razas de perros, los Kuvasz pueden tener una predisposición genética a desarrollar algunas enfermedades hereditarias y degenerativas. La displasia de cadera y la dermatitis son las condiciones más comunes en estos perros grandes y peludos, pero también pueden ocurrir cataratas y sordera canina.

Además, el Kuvasz puede desarrollar otras enfermedades caninas comunes y es propenso a la obesidad. Por lo tanto, deben recibir una adecuada medicina preventiva durante toda su vida. Recuerda visitar al veterinario cada 6 meses para comprobar el estado de salud de tu perro, mantener su calendario de vacunación y desparasitarlo periódicamente con productos de alta calidad adecuados a su tamaño, peso y edad.

Con los cuidados adecuados, un ambiente positivo y el cariño de sus dueños, el perro Kuvasz tiene una esperanza de vida estimada de 10 a 12 años. ¿Tienes uno de estos grandullones en casa y buscas veterinario en Barcelona? Nos encantaría atenderos. Escríbenos desde este formulario de contacto o llámanos al 932 460 805.

Las razas de perros que gozan de mejor salud

Tal y como nos ocurre a nosotros, los perros también pueden ser susceptibles a ciertas condiciones de salud en función de su genética. Estos problemas a menudo incluyen enfermedades cardíacas, cáncer, problemas ortopédicos e incluso alergias y afecciones de la piel. Pero algunas razas de perros tienen a mantenerse más sanas que otras y ser menos susceptibles a determinadas enfermedades.

Aquí te traemos 10 razas de perros que tienden a mantenerse más sanos durante sus años de vida.

  • Beagle

Conocido por su agudo sentido del olfato y sus habilidades de caza, el beagle es un perro de tamaño mediano, moderadamente activo y con un promedio de vida de 10 a 15 años. Los beagles generalmente llevan una vida saludable. Las condiciones de salud asociadas con la raza, incluidos los problemas en sus ojos y cadera, generalmente ocurren cuando estos perros son ya mayores.

  • Boyero australiano

Una raza atlética e inteligente, el boyero australiano puede ser un excelente compañero para correr o hacer caminatas. Estos perros tienen una vida promedio de 12 a 16 años con pocos problemas de salud asociados a la raza. Sin embargo, su naturaleza activa a veces puede provocar dificultades en las articulaciones o los ligamentos debido al desgaste. Pero a menudo se puede corregir con reposo, medicamentos o cirugía.

  • Chihuahua

Los chihuahuas tienen mucha personalidad e inteligencia a pesar de venir en frasco pequeño. Tampoco es raro que estos perritos vivan cerca de los 20 años. Por lo general, permanecen saludables durante la mayor parte de sus vidas. Pero algunos problemas de salud relacionados con la raza incluyen problemas cardíacos y oculares, junto con luxación rotuliana. 

  • Galgo

El galgo es una de las razas de perros más rápidas del mundo. Estos perros viven entre 10 y 13 años. Por lo general, son muy saludables durante toda su vida. Sin embargo, al igual que otros perros de fisionomía similar, son susceptibles a la hinchazón y la torsión gástrica (retorcimiento del estómago), especialmente si comen demasiado rápido. Esto puede poner en peligro la vida, por lo que es importante controlar su alimentación.

  • Caniche

Los caniches tienen reputación de ser algo remilgados, pero estos caninos son realmente todo lo contrario. Los caniches no solo son muy inteligentes, sino que también son extremadamente atléticos y pueden ser súper activos. De hecho, se criaron originalmente como perros de caza. Con una esperanza de vida promedio de 10 a 18 años, los caniches viven vidas más largas y saludables que muchas otras razas. Sin embargo, también pueden ser propensos a problemas en las articulaciones y ojos.

  • Bichón Habanero

Proveniente de La Habana, Cuba, y asegurando el lugar como la única raza canina nativa de Cuba, el Bichón Habanero es un perro pequeño e inteligente que es fácil de entrenar y extremadamente sociable. Suele tener una vida larga, de 14 a 16 años. Estos perros generalmente son saludables, pero algunos pueden ser propensos a la sordera hereditaria.

  • Husky siberiano

Mejor conocido por su fuerza y ​​resistencia para tirar de trineos, el husky siberiano es un perro fuerte y atlético con una energía ilimitada. Es ideal para aquellos a los que les gusta dar largas caminatas diarias o salir a correr. Estos perros tienen una vida útil de 12 a 16 años y, por lo general, son muy sanos. Algunos son propensos a problemas en los ojos y la cadera.

  • Basenji

Los basenjis son perros de caza bastante inteligentes y atléticos que tienen casi una naturaleza felina. De hecho, en lugar de ladrar, hacen más bien un sonido de canto tirolés y tienden a acicalarse como gatos. Estos perros tienen una vida útil promedio de alrededor de 13 a 14 años y, por lo general, no desarrollan muchos problemas de salud graves. Pero la raza es propensa al hipotiroidismo y problemas de cadera.

  • Border Collie

Los border collies son perros muy inteligentes, atléticos y animados. Estos perros son resistentes y saludables en general, con una vida media de 12 a 15 años, aunque algunos pueden ser propensos a la sordera y la epilepsia

  • Raza mixta/sin raza

Los perros mestizos son el resultado de juntar diferentes perros de pura raza o diferentes perros mestizos. Por lo general, no tienen pedigrí ni están registrados, pero pueden heredar los rasgos, tanto buenos como malos, de todas las razas en su línea de sangre. Aun así, debido a que los perros mestizos tienen un acervo genético extremadamente amplio (a diferencia de los perros de raza pura), es menos común que sean propensos a trastornos genéticos específicos. Pero, como cualquier perro, los mestizos también son producto de su entorno y pueden desarrollar padecimientos, como la obesidad canina, si no llevan un estilo de vida saludable. Pueden llegar a vivir muchos años, alcanzando los 16-18 años.

Orquídea Inca Peruana: una raza de perro de lo más peculiar

La orquídea inca peruana es única en lo que respecta a las razas de perros. La raza es conocida por su cuerpo totalmente sin pelo (aunque no siempre es así) y su complexión elegante y delgada. Como puedes ver, la orquídea inca peruana muestra algunas características que son similares a otras razas, en particular, lebreles y galgos, y algunas otras características que son propias.

Características generales de la Orquídea Inca Peruana

Lo que a esta raza le suele faltar en pelaje, lo compensa con personalidad. Estos perros son cariñosos, fácilmente adaptables, atléticos y son mascotas inteligentes y leales.

Como es de esperar por su nombre, la orquídea inca peruana tiene una larga historia, y podría ser una de las primeras razas de perros domesticados conocidas por los humanos. 

Las primeras representaciones de la orquídea inca peruana se pueden encontrar en cerámica que data del año 750 d. C., con piezas dedicadas a la raza que se encuentran entre las reliquias de los incas, chancay y chimú, en Perú.

Probablemente por su apariencia tan peculiar, la orquídea inca peruana fue alabada entre las antiguas tribus peruanas no solo como un compañero leal, sino también como abastecedor de propiedades curativas. Entre los chimú, la orina y las heces de estos perros se usaban en medicina, pero además, se pensaba que los mismos perros traían buena salud e incluso ayudaban a tratar afecciones como la artritis.

Desafortunadamente, la orquídea inca peruana no siempre fue tan celebrada como lo fue entre los incas, chancay y chimú. Si bien les fue bien en ciertas comunidades, en las áreas urbanas se los consideraba enfermos, en gran parte por su falta de pelo. Sin embargo, fueron muchos los que continuaron teniendo estima y admiración por ellos. Por eso, la raza llegó a partir del año 1966 a los EE. UU. y Europa.

Cuidados del perro Orquídea Inca Peruana

La orquídea inca peruana puede ser un perro de energía media, pero la raza aún requiere mucho ejercicio y cuidados diarios para estar en su mejor forma. Supervisa siempre de cerca a tu perro cuando esté cerca de otros perros, gatos y niños pequeños antes de dejarlos solos.

Ejercicio y paseos

Este es un buen perro de apartamento; se adapta bien a los juegos en interiores y sus caminatas no tienen por qué ser demasiado largas. También disfruta de deportes como el agility, que es una excelente manera de ofrecer ejercicio mental además del físico a casi cualquier perro.

Pero hay algo que sí debes tener en cuenta: ten cuidado de no pasear con tu orquídea inca peruana bajo la luz directa del sol, ni en temperaturas muy frías. Y es obvio: la piel protege de las quemaduras solares y del frío a todos los perros, por lo que la carencia de este lo hace más susceptible a climas extremos. Si tienes la variedad sin pelo ¡ten esto en cuenta!

Problemas de salud comunes en la Orquídea Inca Peruana

Las orquídeas incas peruanas son perros bastante saludables, sin tendencia conocida a muchas enfermedades genéticas. Sin embargo, todos los perros de pura raza son propensos a ciertos problemas de salud, y es importante saber a qué prestar atención.

Los problemas de salud más comunes en la variedad sin pelo incluyen:

  • Problemas con los dientes.
  • Problemas de la piel (acné, piel seca, heridas menores o lesiones en la piel, etc.)
  • Epilepsia.
  • Intestino Irritable

Alimentación de la Orquídea Inca Peruana 

Las necesidades nutricionales de las orquídeas incas peruanas son las mismas que para la mayoría de los perros, y la raza crece mejor con una dieta de alta calidad con muchas proteínas. Procura siempre que sea posible ofrecerle a tu perro snacks saludables, para mantener el peso en su mejor estado. No dudes en hablar con tu veterinario si tienes alguna pregunta o notas que su perro está aumentando demasiado de peso, sufre algún problema en la piel o tiene alguna enfermedad.

Golden Retriever: un perro de película

El Golden Retriever uno de los perros más vistos en el mundo del cine de los últimos tiempos, es originario del Reino Unido, más concretamente de Escocia. Nacieron alrededor de 1850 en la búsqueda de un perro cazador que fuera capaz de no lastimar a la presa. Es por eso que observamos grandes habilidades de caza y rastreo en el precioso Golden Retriever.

Son una de las razas más populares por su versatilidad e inteligencia. Hoy en día, además de ser un excelente animal de compañía, pueden ser grandes perros guía o de soporte para personas con discapacidad física, para la caza, como perro policía, bomberos e incluso como perro de rescate. ¿Quieres conocer más de él? Te contamos todo.

Apariencia física

Son perros fuertes y grandes. Hay dos tipos de Golden Retriever con algunas ligeras diferencias: el británico y el estadounidense-canadiense. El británico tiene el hocico más ancho, el pecho más profundo y la cola algo más corta. Son más pesados ​​que su primo estadounidense y muestran una angulación en los cuartos traseros del perro y ojos rasgados. Su cabeza es grande al igual que el cuerpo, que se ve robusto y atlético.

 

Tienen un pelaje medio-largo, generalmente liso, de color dorado y repelente al agua. En Canadá encontraremos ejemplares más oscuros, pero todos siguen una línea de tonalidades claras como el dorado o el crema.

Carácter del Golden Retriever

El Golden Retriever es un perro amistoso, afable y enérgico. Tienen buen temperamento y mentalmente son perros ágiles. Son muy leales a sus dueños. Mostrándoles su inteligencia, adaptabilidad, docilidad y gran disposición a agradar. Todas estas cualidades describen a la raza y la hacen única y especial.

No son perros de una sola persona, suelen ser amistosos con los extraños y por ello no se utilizan como perros guardianes. En general no son nada agresivos, tímidos ni hostiles.

¿Cómo es la salud del Golden Retriever?

Como cualquier raza de perro, debes acudir periódicamente a tu clínica u Hospital Veterinario para actualizar las vacunas y revisiones pertinentes. Aun así, a veces pueden sufrir algunos trastornos genéticos y otras enfermedades como:

  • Displasia de cadera o codo.
  • Obesidad y sobrepeso.
  • Cáncer.
  • Cataratas, atrofia progresiva de retina.

La mayoría de estas enfermedades se desarrollan en perros de edad avanzada, pero aún así debemos estar pendientes de la salud de nuestro Golden Retriever y tener cuidado con la alimentación. Son tremendamente dulces y harán todo lo posible para que los recompenses.

Cuidando a un Golden Retriever

El Golden Retriever puede adaptarse a vivir en un piso o en una casa sin problema. Lo fundamental es que reciban el ejercicio necesario a lo largo de tres paseos diarios. Son perros muy activos.

El pelo del Golden Retriever necesitará un cepillado un par de veces a la semana y debemos ofrecerle un mayor cuidado en épocas de cambios de pelo (primavera y otoño). El baño debe ser cada 2 o 3 meses, o solo cuando sea necesario, por eso te aconsejamos que busques pipetas de larga duración para protegerle de pulgas, garrapatas y mosquitos.

Su alimentación debe ser equilibrada y acorde a la cantidad de ejercicio que realiza el perro, por lo que siempre debe tener agua fresca y abundante para que beba.

 

¿Y tú? ¿Tienes un Golden en casa? ¿Buscas un hospital o centro veterinario en Barcelona que te ofrezca una amplia gama de servicios para tu peludo? Hospital Veterinari Glòries es el sitio que buscas. Llámanos al 93 246 08 05 / 93 763 89 96 y pide tu primera cita con nosotros.

Bichón Boloñés: todo sobre la raza

El Bichón Boloñés es considerada una raza toy que se parece mucho al Maltés, pero con algunas diferencias físicas y de origen. En el artículo de hoy, daremos un repaso a las características más relevantes de este adorable perro. ¿Tienes uno en casa? Conócelo más a fondo gracias a la historia de este perro y el resto de datos sobre la raza.

Historia del bichón boloñés

Se trata de una raza origen muy antiguo, ya que se sabe que proviene de esos perros “melitanos” (como ya los llamó Aristóteles) que viajaban en barcos griegos y fenicios dispuestos a capturar ratones.

Después de su tarea de cazadores de ratones, perfectos para llevar en barcos por su tamaño reducido y por sus escasas necesidades alimenticias, el perro de raza boloñés pronto se convirtió en un perro idealizado por la clase alta de muchas estapas de la historia.

Fue adorado especialmente por las mujeres, en particular por las romanas: todavía se pueden admirar muchos jarrones y diversos muebles donde se distingue perfectamente al pequeño perro Bichón boloñés junto a sus dueñas.

En cuanto a su nombre, cabe destacar que no es del todo cierto que la ciudad italiana de “Boloña” sea quien los vió nacer, ya que para otros muchos, se trata de la “Boulogne” francesa. Sin embargo, el gran éxito del Bolognese en las cortes de toda Europa se produjo en los años 1200, convirtiéndose en uno de los perros más famosos entre los nobles y los aristócratas.

Tanto la familia Gonzaga, como la marquesa de Pompadour tenían perros boloñeses.

Incluso Felipe II, al recibir un Bichón boloñés por parte del duque d’Este, dijo que era “el regalo más real que podía ofrecerse a un emperador”. Hoy en día sigue siendo una raza muy popular, incluso en Rusia, donde no llegaron hasta el siglo XVIII.

Mirando un poco en el arte, tampoco faltan representaciones pictóricas del perro boloñés, en obras como las de Brueguel, Tiziano, Goya, Watteau, Bosse… Incluso Paul Scarron, el brillante autor francés de obras burlescas, escribió una novela dedicada al perro de su hermana: un pequeño bichón boloñés.

Apariencia de un bichón boloñés

El lomo de un bichón boloñés es: ancho, musculoso y algo arqueado. Su pecho está bien desarrollado y tiene los flancos recogidos en el vientre. Su cabeza es aplanada en su parte superior y su cráneo es más largo que su hocico. Tiene una nariz negra y redonda. Sus ojos oscuros y redondeados tienen una expresión entre alegre y alerta. Sus orejas cuelgan a los lados de su cabeza y están cubiertas de un pelaje largo, fino y algo rizado.

La cola del bichón boloñés es de inserción algo baja, naciendo un poco por debajo de la línea de su espalda. El bichón boloñés suele llevar la cola levantada y elegantemente doblada, pero sin enroscarse ni tocarse la espalda.

El bichón boloñés tiene un manto de pelo único, que es fino, brillante y sedoso. Su pelaje puede ser largo, alcanzando entre 7 y 10 centímetros según las diferentes partes del cuerpo. El color del bichón boloñés es oficialmente el blanco.

Carácter de un bichón boloñés

Bichon boloñés tiende a ser: alegre, dinámico y juguetón pero al mismo tiempo sensible, cariñoso y gentil. Debido a su dinamismo, suele necesitar más ejercicio que otros perros de su mismo tamaño. También necesitan mucha compañía.

El precioso Bichón boloñés tiende a socializar fácilmente con personas, perros y otros animales. Son especialmente sociables con los niños, lo cual es raro en una raza tan pequeña. Aun así, es importante socializar a esta raza desde que son cachorros para reducir los riesgos de timidez o agresividad en su vida adulta.

Los bichones boloñeses son perros muy inteligentes y por ello reaccionan muy bien al adiestramiento canino. Sin embargo, tienen dificultades cuando se trata de aprender a ir al baño y, por lo general, a esta raza le lleva un poco más de tiempo aprender que a otras. 

Estos perros se usaron también como perros de circo, por lo tanto, responden muy bien al entrenamiento de estilo libre. Es importante fomentar el adiestramiento positivo con el uso de refuerzo positivo, ya que son muy sensibles y no responden muy bien a los métodos de adiestramiento rígido y estricto.

Estos perros generalmente no presentan muchos problemas de comportamiento. Pero en algunos casos pueden ladrar en exceso. Además, si se los deja solos durante mucho tiempo, pueden volverse algo destructivos.

Esta raza es un gran perro de compañía tanto para personas solteras como para familias. Aunque suelen llevarse bien con los niños, son animales muy pequeños y frágiles. Si tienes un niño pequeño, debes asegurarte de que sepa tratar al perro para que no le tiren de las orejas, la cola, etc.

Salud y cuidados del bichón boloñés

El bichón boloñés es un perro generalmente sano que no es muy susceptible a muchas enfermedades. Sin embargo, se debe evitar el ejercicio intenso con esta raza, ya que en ocasiones han sido propensos a sufrir dislocaciones rotulianas. Otras enfermedades relativamente comunes, pero no tan frecuentes en esta raza, son la pérdida de dientes y las cataratas.

Al igual que con otros perros de compañía de pelo largo, cuidar el pelaje del bichón boloñés requiere tiempo y esfuerzo. El pelo de esta raza tiende a enredarse con facilidad, por lo que hay que cepillarlo y peinarlo al menos cada dos días. Recomendamos llevar al perro a la peluquería canina cada dos meses, y bañarlo solo cuando sea necesario. ¡Por cierto! Estos bichones son perros hipoalergénicos, de modo que pueden ser perfecto para alérgicos.

Aunque sean perros pequeños, no ignores su necesidad de ejercicio, ya que como dijimos anteriormente, son dinámicos para su tamaño. Recomendamos que practiquen ejercicio moderado todos los días, a través de una o dos caminatas diarias y tiempo de juego.

Estos perros pueden adaptarse muy bien a vivir en un apartamento porque se adaptan bien a espacios pequeños y podrán jugar en el interior sin problemas. Sin embargo, no son perros que puedan pasar mucho tiempo solos. Por tanto, no son aptos para personas que no están todo el día en casa, o que no disponen del tiempo suficiente para dedicarlo a sus animales. Tampoco pueden vivir aislados en un patio o jardín, ya que necesitan mucha compañía.

 

¿Tienes un bichón boloñés? ¿Cómo es? ¿Qué peculiaridades encuentras? ¡Cuéntanos más sobre tu bichón y no dudes en traerlo a consulta si estás buscando un veterinario en Barcelona!

Razas de perros que no ladran: ¿cuáles son?

Al igual que los humanos, todos los perros tienen su propia personalidad, y algunos son simplemente más tranquilos que otros. Pero la raza de un perro también puede decirte mucho sobre los problemas a los que podrías enfrentarte antes de asumir la feliz etapa de llevarlo a casa, como los excesivos ladridos.

 

Si bien los ladridos se pueden controlar con un entrenamiento adecuado, si vives en un apartamento y te preocupa recibir quejas de los vecinos, podría valer la pena considerar una raza de perro que no sienta la necesidad primordial de ladrar constantemente. Así que sigue leyendo para conocer las razas de perros que son conocidas por mantener los ladridos bajo mínimos.

Boyero de Berna

Originalmente, una raza de trabajo que se encontraba en las granjas suizas. Estos gentiles perros ahora funcionan bien con familias y niños gracias a su personalidad equilibrada. Sin embargo, tendrán favoritos y, a menudo, se apegarán a una persona en particular del núcleo familiar.

 

Cavalier King Charles Spaniel

Hay una razón por la que Charlotte tuvo uno en la serie Sex and the City. Los atributos de esta raza se adaptan perfectamente a la vida de la ciudad a la perfección: tranquilo, amigable y (por supuesto) es probable que no lo escuches ladrar jamás.

Bulldog francés

Otro feliz compañero de apartamento, los “Frenchies” no necesitan mucho ejercicio más que algunas caminatas rápidas. Por su naturaleza, tampoco manifiesta ladridos

Bulldog

Lo mismo ocurre con la versión inglesa del bulldog. Son de carácter muy tranquilo, amigable con otros animales y personas, les encanta estar tumbados y pocas veces los oirás ladrar.

Basenji

El  basenji  se conoce realmente  como el “perro sin ladridos“, pero la raza no es completamente muda. Cuando deciden ladrar, estos perros hacen ruidos extraños que suenan similares a un canto tirolés. ¡Sin duda un sonido muy peculiar!

Borzoi

Esta preciosa raza de origen ruso se definen como “tranquilos y elegantes“. Son perros parecidos a los galgos, ¡que pueden alcanzar velocidades de hasta 64 km por hora cuando comienzan a correr! Por supuesto, no son nada ladradores.

Lebrel Escocés

El lebrel escocés es un perro galgo de tamaño gigante, parecido al galgo inglés. No cabrá en tu regazo, pero este sabueso tiene una personalidad de lo más gentil y simpática con todo el mundo. Sus niveles de energía intermedios hacen que puedan apreciar un buen galope al aire libre, seguido de una larga siesta.

Soft Coated Wheaten Terrier

Los Wheatens no es que no ladren, pero solo ladrarán cuando sea necesario, generalmente para hacer notar su presencia. Es de personalidad amigable y disfruta muchísimo de los largos paseos.

Shiba Inu

A los Shiba Inu es probable que no los escuches jamás ladrar. Son perros bastante callados, juguetones y muy inteligentes.

Pastor ovejero australiano

Activos y brillantes, los ovejeros australianos como raza se desarrollaron principalmente en los EE. UU, pero cada vez más los podemos ver por Europa. Como buenos perros pastores, alertarán a sus dueños si es necesario, pero es poco probable que comiencen a ladrar de manera descontrolada ante cualquier alerta.

Shih-tzu

Los Shih tzus vieron históricamente con la realeza china, pero hoy en día están más que felices de vivir en hogares más humildes. Estos alegres perros tienen más de mil años de experiencia sirviendo como compañeros de los humanos, por lo que son grandes compañeros de hogar y además, no ladran en exceso

Imaal Terrier

Si te encanta la valentía de los terriers, pero te vendría bien un poco menos de efusividad, esta raza (mucho más suave) es perfecta para ti. Los Imaal Terrier  todavía guardan ese espíritu aventurero de sus familiares terrier, pero juegan un poco más tranquilos y se expresna con menos excitación ante cualquier situación.

Saluki

Son perros muy independientes, pero nada ruidosos. Estos sabuesos de patas rápidas corren a toda velocidad, y su lealtad a sus dueños se ubica como una de sus principales cualidades. Como buen galgo, es tranquilo y relajado en su día a día, y solo le escucharás ladrar en determinadas situaciones de aviso.

Perro crestado rodesiano

Los perros crestados rodesianos, o Rhodesian, son una maravilla. Probablemente, tengan la mejor nota por su temperamento equilibrado, su naturaleza atlética y afectuosa. El pelo que crece en la dirección opuesta es lo que forma la cresta característica a lo largo de la columna vertebral. El Rhodesian no ladra nunca, pueden pasar días o semanas sin que le escuches hacer un solo ladrido. Goza de una gran confianza en sí mismo y desprende una tranquilidad abrumadora con su presencia.

 

Sabemos que muchos de vosotros, por vuestras circunstancias personales, preferís determinados tipos de perros. A nosotros nos encantan todos. ¿Estás buscando un nuevo veterinario para tu peludo? Conoce más sobre Hospital Veterinari Glòries y trae con nosotros a tu perro para cuidar de su salud. 

 

¿Te ha gustado este listado de perros no ladradores? ¿Conoces alguno más que podamos añadir? ¡Déjanos tus comentarios!

El perro vizsla o Braco Húngaro ¿cómo es?

El vizsla, o braco húngaro, es un perro que ha destacado en la caza durante muchos años. Afortunadamente, hoy en día, es un perro que destaca por todo tipo de actividades y ejercicios. Su fino olfato y su gran afición por el agua hacen de este perro un excelente compañero para personas más dinámicas y activas.

¿Quieres adoptar un braco húngaro? ¡Echa un vistazo a este artículo de raza para descubrir todo lo que necesitas saber sobre la raza vizsla! Hablaremos sobre sus principales características: su historia, su carácter, el tipo de atención que se les debe brindar y su salud. Esta es una raza de perro muy activa, por lo tanto, necesitará una familia con cualidades similares.

Historia de los perros de raza Vizsla

Los antepasados ​​del braco húngaro fueron perros que acompañaron a las tribus nómadas de los magiares, que ocuparon Europa central. Existen documentos del siglo XIV que hacen referencia a perros que presentan grandes similitudes con el vizsla. Sin embargo, esta raza solo se volvió importante y popular en el siglo XVIII como perro de caza.

La raza se mantuvo en Hungría durante mucho tiempo, hasta que se vio afectada por la Segunda Guerra Mundial. Después de la guerra, la población de bracos húngaros casi desapareció. Un grupo de criadores húngaros recuperó la raza más tarde y en 1936, esta raza fue finalmente reconocida por la Federación Cinológica Internacional como braco húngaro o vizsla.

El nombre húngaro de esta raza es rövidszöru magyar vizsla. Fuera del país, esta raza se conoce simplemente como Vizsla.

Características de los Vizsla

El braco húngaro de pelo corto es un perro de tamaño mediano, elegante y, de acuerdo con el estándar aceptado por la Federación Cinológica Internacional (FCI), tiene el pelo corto y de color amarillento. Es un perro ligero y delgado, pero al mismo tiempo increíblemente musculoso y fuerte.

Su cuerpo es un poco más largo que su altura, lo que le da al perro un perfil ligeramente rectangular. Su espalda es firme, recta y musculosa. Tiene un pecho ancho y profundo

Su cráneo es ancho y ligeramente abovedado. Presenta un delicado surco que va desde el occipucio hasta la depresión naso-frontal. Su nariz es ancha y bien desarrollada. Su hocico es romo con una caña nasal recta. Sus ojos son ovalados, medianos y vivaces. Son normalmente, aunque también se encuentran en color ámbar o amarillos. Sus orejas son delgadas y cuelgan a los lados de sus mejillas. Su cola es baja con una gruesa inserción en la base.

El pelaje del braco húngaro es corto, denso y duro. Su altura a la cruz, según el estándar de la FCI , debe estar entre 58 y 64 centímetros para los machos y entre 54 y 60 centímetros para las hembras. Este estándar no indica un peso ideal, pero los machos suelen pesar entre 20 y 27 kilogramos, mientras que las hembras suelen pesar entre 18 y 25 kilogramos.

Personalidad del braco húngaro

Los vizslas o bracos húngaros son perros que forman un vínculo muy estrecho con sus familias humanas. También son muy inteligentes, curiosos y dinámicos. De forma natural, son grandes cazadores y siempre están dispuestos a buscar y cazar animales pequeños, especialmente pájaros. Una de sus cualidades de comportamiento más notorias es la fascinación que tienen por el agua. Estos perros disfrutan mucho lanzándose al agua y nadando. Además, no se conoce que esta raza ladre mucho.

Los bracos húngaros no son la mejor opción para personas sedentarias y familias que prefieren pasar los sábados por la tarde en casa. Y es que los perros de esta raza tienen mucha energía. Son, sin embargo, excelentes compañeros para familias o personas que disfrutan practicando deportes y actividades al aire libre con sus perros.

Cuidado del perro Vizsla

Su pelaje, debido a su corta longitud, es muy fácil de cuidar. El cepillado ocasional es suficiente para mantener este pelaje limpio. Estos perros mudan pelo regularmente, pero no tienen un olor fuerte, incluso cuando se mojan. Bañar a esta raza muchas veces no es necesario, de hecho, es mejor que solo los bañes cuando estén evidentemente sucios.

Esta raza necesita mucho ejercicio y compañía. Para tener un vizsla es necesario proporcionarle suficiente ejercicio físico y mental. A este perro, por ejemplo, le encantan los juegos de inteligencia.

Debido a su temperamento dinámico, estos perros no se adaptan muy bien a la vida en un apartamento. Te recomendamos que, si quieres adoptar esta raza, mejor tener un gran espacio donde puedan moverse libremente. Eso sí, este espacio nunca debe eliminar o reducir su necesidad de paseos.

Educación y adiestramiento del Vizsla

Su temperamento es muy amigable con su propia familia, sin embargo, tienden a ser muy protectores con sus territorios y sus familias. Por ello, es muy importante socializar a estos perros desde que son cachorros. Los vizslas bien socializados pueden llevarse bien con adultos, niños, perros y otras mascotas. Es muy importante trabajar en la socialización de este perro desde pequeño para conseguir un adulto sociable, que no sea miedoso ni agresivo.

A pesar de ser muy valientes para cazar y proteger a sus familias, los vizslas son perros muy sensibles que no toleran los castigos. El problema de comportamiento más común en esta raza es que pueden ser bastante destructivos. Estos perros son muy dinámicos y necesitan mucho ejercicio y compañía. Si se quedan solos durante mucho tiempo y no tienen nada que hacer, se frustran y destruyen todo lo que pueden encontrar. Por esta razón, recomendamos usar el kong para ayudarlos a tranquilizarse y lidiar con la ansiedad por separación.

Las largas caminatas diarias y el juego son necesarios para evitar que los vizslas se vuelvan destructivos. La práctica de deportes de agilidad canina también les puede ayudar a canalizar su energía.

La salud del Braco Húngaro

Esta raza no es especialmente susceptible a enfermedades, pero en ciertas variaciones de raza pueden presentarse algunas enfermedades hereditarias, como: distrofia progresiva de retina, osteopatía craneomandibular, hemofilia A, displasia de cadera, alergias cutáneas y epilepsia.

Visitando a tu veterinario regularmente (mínimo cada 6 meses) y siguiendo estrictamente el calendario de vacunación y desparasitación de tu perro, estas enfermedades se pueden evitar.

​​¿Quieres un perro tranquilo? Conoce a los Shar Pei

El perro shar pei es una raza de perro muy peculiar, conocida mundialmente por sus arrugas. De origen chino, este perro es popular y apreciado en muchas regiones y en algunos lugares es considerado como un símbolo de estatus social.

En este artículo te contamos todo sobre el shar pei: su origen, características físicas, carácter, educación y algunas de sus enfermedades más comunes.

Orígenes de la raza shar pei

El shar pei es un perro de origen asiático. Se cree que nació en el sur de China durante la Dinastía Hang y que sus vínculos ancestrales son con el Mastín Tibetano y el Chow Chow. Se considera que es una de las razas de perros chinas más antiguas que existen y algunos especulan que data del 200 a. El shar pei se ha utilizado como perro guardián, perro de pelea, perro de caza y como perro pastor.

Durante el siglo XX, el shar pei comenzó a perder popularidad debido a las guerras y la hambruna que azotaba a su país. En 1940 el estado decretó que los perros eran considerados un lujo y debían usarse como alimento para sobrevivir a la población hambrienta. Y ese fue el comienzo del Yulin, un polémico mercado de carne de perro que se popularizó en los años 90. Sin embargo, esta raza específica se salvó afortunadamente gracias a un pequeño grupo de personas que decidió exportar el shar pei a otros países, durante los años 60.

Característica de un shar pei

Es un perro mediano y robusto. Mide unos 44 – 51 centímetros hasta la cruz, el tamaño puede variar según el sexo: los machos suelen ser más grandes que las hembras. Por otro lado, su peso ronda los 18 -30 kilogramos.

Su característica física más reconocible es la textura de su piel, que es increíblemente arrugada y, a veces, incluso grasosa. Otras características del shar pei incluyen sus orejas pequeñas, ojos oscuros y cola redonda. Existen shar peis de todos los colores: azul, gris, blanco, azul y crema.

El carácter del perro shar pei

El shar pei tiene un temperamento peculiar: por un lado, nos encontramos con un perro tranquilo y muy leal. Este perro también se considera muy cariñoso con su familia, a la que cuida, respeta y protege. También suele ser conocido por ser un perro relajado y obediente.

 

Por otro lado, el shar pei es un perro algo independiente y no necesita una atención constante. Este es un factor importante a considerar. Sin embargo, debes saber que cada perro, sin importar la raza, puede desarrollar su propia personalidad individual independientemente de los rasgos comunes de la raza.

Cómo cuidar de un shar pei

Este perro necesita alimentarse con alimentos ricos en calidad, como pescado y arroz. Esto se debe a que tiene un estómago muy sensible y es propenso a las alergias. En este sentido, se sabe que los alimentos a base de pescado y arroz proporcionan una mayor digestibilidad.

También debemos saber que no es nada bueno bañar a nuestro shar pei en exceso: como mucho debes bañar tu shar pei cada mes y medio. La razón de esto es porque el agua y el jabón eliminan la capa de grasa corporal que tiene, que en realidad lo aísla y lo protege. 

Procura secar exhaustivamente al perro después del baño para evitar la aparición de hongos. Debes prestar atención al espacio oculto entre las arrugas, donde los hongos tienden a asentarse.

Aunque los perros shar pei aprecian mucho el calor que les proporciona el sol, debemos tomar precauciones para evitar que nuestro perro se queme. Además, también se debería proteger adecuadamente del frío mediante el uso de abrigos y ropa de invierno para perros.

Enfermedades más comunes del shar pei

El shar pei tiene un pelaje muy peculiar, ya que es corto y está muy pegado al cuerpo. También tiene una capa de grasa más gruesa en comparación con otras razas. Estos detalles añadidos a sus surcos pueden provocar que sus pliegues arrugados favorezcan la aparición de hongos y otros problemas relacionados con la piel. La sequedad, la dermatitis o el escozor son otras enfermedades relacionadas con sus arrugas.

Además, otra enfermedad muy conocida que puede padecer esta raza es la conocida fiebre shar pei. Revisar periódicamente su estado de salud y acudir al veterinario mínimo cada 6 meses es una buena forma de prevenir este tipo de problemas. También es fundamental llevar al día sus calendarios de vacunación, así como la desparasitación interna y externa.

Educación de un shar pei

El shar pei es un perro inteligente, pero a veces puede ser un poco terco. Tenemos que trabajar desde pequeños para educar a este perro para sea sociable y amable. Durante su etapa de cachorro debemos practicar la socialización, etapa en la que debemos presentar a nuestro shar pei a diferentes tipos de personas, animales y objetos. La finalidad de esta etapa es enriquecer el conocimiento del entorno del perro con el fin de fomentar una actitud sociable, cariñosa y respetuosa. Esta educación también ayudará a prevenir la acumulación de miedo o las tendencias agresivas.

Afortunadamente, la inteligencia de un shar pei nos ayudará mucho en su etapa de entrenamiento. Recomendamos enseñar órdenes básicas de entrenamiento como: siéntate, acuéstate, quédate quieto, ven, etc. Estos son elementos esenciales para su seguridad y obediencia y también construyen un vínculo entre el dueño y el perro.

Nunca debemos usar el castigo físico con los perros, por lo que sugerimos basar toda la educación en el refuerzo positivo.

Dedicar tiempo, paciencia y cariño a la educación y entrenamiento de un shar pei es fundamental para su vida y bienestar. Esta educación también ayudará a mantener una regularidad en sus rutinas, asegurando que nuestro perro siempre sienta una sensación de confianza y seguridad.

Older posts