Category: Razas de perros

Curiosidades sobre el perro de agua español

Lo primero que hay que saber sobre el perro de agua español es que no es realmente un perro de agua. A diferencia del Irish Water Spaniel o del American Water Spaniel, el perro de agua español está catalogado como perro de pastoreo, y no en el grupo deportivo. Sí, trabajará en el agua, pero esta raza tan antigua fue desarrollada para pastorear y proteger varios tipos de ganado de forma independiente y con poco entrenamiento. 

La raza tiene una habilidad natural para “gestionar” a la manada y reaccionar ante ella. Con su inteligencia, su gran capacidad para aprender y trabajo duro, el perro de agua español ha demostrado ser un perro invaluable. Pero, ¿qué necesitas saber si compartes tu vida con un perro de agua español? Aquí van algunas curiosidades sobre él.

7 curiosidades sobre el perro de agua español

Con el paso de los años los perros han pasado a tener otro papel en nuestra sociedad. Son un miembro más de la familia del que cuidamos y con el que compartimos la vida, y ya no tanto una herramienta o compañero de trabajo. Si tienes un perro de agua español, o estás pensando en tenerlo, ¡puede que estos datos te interesen y mucho! 

 

  1. Es un perro muy activo. ¿Esto lo convierte en una buena o mala mascota? Eso depende de si eres su humano adecuado. No hay buenas o malas mascotas. Pero es justo decir que se trata de un perro de alta energía que necesita mucho ejercicio físico y mental. También se siente muy cómodo con el contacto humano. Si eres del tipo activo, que disfruta de las actividades al aire libre y te encanta sentir la sangre bombeando en tu corazón, él estará contigo mejor que con nadie. Aún mejor, ofrécele trabajos para hacer o participa en deportes caninos como agilidad, flyball o juegos de rastreo.
  2. Él es el protector. E perro de agua español es profundamente leal y fiel a su gente, aunque puede tener un favorito entre los miembros de la familia, como muchas razas. Y debido a que es tan leal, con un instinto de protección, puede decidir que es el guardián de su familia y su territorio. Es protector y así se mostrará ante extraños que se acerquen a su familia.
  3. No, no es un caniche, un perro de agua portugués o un Lagotto Romagnolo. Aunque, a primera o incluso segunda mirada, se parece a otras razas, es claramente un perro de agua español. Su único abrigo es lanudo y rizado y cubre todo su cuerpo, incluidos los ojos. Dejado largo y natural, su pelaje forma tirabuzones, casi como rastas. Es un perro de aspecto único.
  4. Es, sobre todo, un pastor. Lo lleva en su ADN. De hecho, pastoreará todo lo que se mueva: a los niños, a otros animales, vehículos en movimiento, etc. Asegúrate de que los niños pequeños socialicen bien con tu perro de agua español. Aunque protectores por naturaleza, los perros de agua españoles no se muestran tímidos ni agresivos con las personas.
  5. El perro de agua español es fácil de entrenar. Tiene un fuerte deseo de complacer a su dueño y una inteligencia es rápida. Sin embargo, sin un líder de manada fuerte (es decir, tú), puede decidir que él es el jefe. Su fuerte voluntad y necesidad de estimulación mental y física requiere una rutina estructurada, por lo tanto es importante dedicarle tiempo para sacar lo mejor de él.
  6. Tiene tantos otros nombres que podría pensarse que es un espía internacional. El Perro de Agua Español también es conocido como Turco Andaluz, Perro Turco… Según preguntes en un país u otro seguro que te ofrecen un nombre distinto.
  7. ¡Definitivamente vale la pena cuidar de un perro de agua español! Con mucha estimulación física y mental, entrenamiento y un dueño experimentado, el perro de agua español es un amigo canino profundamente afectuoso, enérgico y fiel. Prosperará con los desafíos y las aventuras de un estilo de vida activo y será tu compañero más leal de por vida.

 

Los perros toy y sus cuidados

Los perros de razas toy o miniatura han aumentado muchísimo en los últimos años, y solo viendo la imagen de nuestro artículo es fácil adivinar por qué. No solo son absolutamente adorables, muchos los eligen porque su tamaño los hace ideales para apartamentos y casas pequeñas.

Pero aunque los perros toy tienen necesidades únicas por su tamaño, ¡su cuidado y mantenimiento es similar al de todos los perros!

El cuidado de perros toy

Ejercicio: los perros toy pueden ser pequeños, pero sus necesidades de ejercicio no lo son. Estos pequeños amigos necesitan ejercicio y juego diario para mantenerse saludables, felices y en un peso ideal. Habla con tu veterinario sobre cuánto ejercicio debe hacer tu pequeño perro cada día. Evita la tentación de llevar a tu perro en un bolso o en brazos todo el día: todos los perros necesitan la oportunidad de mover sus cuerpos y experimentar los olores del mundo que los rodea.

Entrenamiento y socialización: puede ser fácil dejar que el entrenamiento de obediencia y la socialización de tu perro toy caigan en el olvido; después de todo, ¿cuánto daño pueden hacer realmente esos pequeños dientes? Sin embargo, descuidar su entrenamiento y su educación es un gran error, ya que puedes crear un perro agresivo o caprichoso que use tu salón como su baño personal. Busca una forma de adiestramiento para perros más pequeños y recuerda que la paciencia y la constancia son la clave.

Peligros: debido a su pequeño tamaño, los perros toy tienen un mayor riesgo de lesiones. No solo tienen huesos más finos que los perros más grandes, su tamaño los hace más difíciles de ver. Enséñale a tu perro pequeño a ir a su jaula o cama mientras tú estás ocupado haciendo tareas en casa o cuando tienes muchos invitados.

Niños y perros toy: asegúrate de que los niños comprendan la vulnerabilidad de un perro de tamaño pequeño. Enséñales cómo manipular y jugar suavemente con él, y siempre supervisa las interacciones.

Perros toy: qué raza elegir

Tu estilo de vida debe jugar un papel importante en la selección de una raza de perro toy. Ciertas razas, como el Yorkshire Terrier, suelen gozar de salud, pero necesitan mucha atención. También es importante que sepas que algunas razas de perros toy necesitan tanto ejercicio como un perro más grande (¡e incluso más limpieza!), como los Pomerania que fueron criados para tirar de trineos y aún tienen niveles de energía similares a las razas notoriamente enérgicas, como los perros esquimales.

Antes de comprar un perro toy…

Lamentablemente, es muy común que las razas toy provengan de operaciones de cría ilegales o simplemente de criadores irresponsables. Estos existen con el único propósito de obtener dinero y tienen poco que saber sobre el bienestar de los perros o cachorros. Las madres crían continuamente, y tanto los adultos como los cachorros tienen poco o ningún espacio para moverse y, a menudo, viven en condiciones miserables.

Si vas a comprar un perro toy, sé responsable y elige siempre un criador profesional que siga todas las medidas de salud y legales para los perros, o mejor aún, investiga en las perreras de tu zona y puede que encuentres algún pequeño compañero al que adoptar.

Ya seas un orgulloso propietario de un chihuahua, un pequeño galgo italiano o cualquier otra raza toy,  querrás saber que el cuidado adecuado hacia tu perro aumentará el vínculo que compartes y le dará a tu mascota la mejor oportunidad de tener una vida larga y feliz. Como siempre, no dudes en ponerte en contacto con el personal de Hospital Veterinario Glòries con tus preguntas o inquietudes sobre tu mascota y estaremos encantados de atenderos.

Diferencias entre el mastín español, inglés y francés

Todos los mastines son molosos, pero no todos los molosos son mastines. En la actualidad, hay muchas razas de mastines diferentes, incluido el gran danés o mastín alemán, el mastín italiano y el mastín francés, y los científicos creen que todos descienden del mismo perro, que por supuesto, era un moloso.

Si bien por ejemplo el mastín inglés es un perro enorme, las razas de mastín continental varían considerablemente en tamaño. Quédate con nosotros para conocer las diferencias entre los mastines españoles, ingleses y franceses.

El Mastín Español

El Mastín Español es una raza de perro muy popular. Alcanzan los 77 cm de altura promedio y pesan alrededor de 40 kg, aunque pueden superarlo fácilmente si no tienen una vida muy activa. Esta raza se crió por primera vez en el noroeste de España, en las regiones de Asturias, Cantabria, León y Zamora. El estándar de la raza para el Mastín Español se estableció por primera vez en 1946.

A diferencia del mastín francés, que es principalmente un perro pastor, y el mastín inglés, que era concebido como un perro de guerra, el mastín español fue criado para defender la propiedad y el ganado de posibles depredadores peligrosos. De hecho, existen registros históricos de mastines que se unieron a las expediciones al Nuevo Mundo para defender a los conquistadores allá por el siglo XVI.

Estos grandes perros molosos pueden caminar unos 30 km o más al día sin problema. Necesitan de bastante espacio para vivir, por lo que les cuesta adaptarse a lugares pequeños, por eso, son perfectos para la vida en el campo. Por otro lado, los mastines españoles son amables y tranquilos, y si les dejas, se convertirán fácilmente en una de las razas de perros más perezosas.

El mastín español tiene un pelaje denso y de longitud media, que varía desde el amarillo, leonado y atigrado hasta el negro o el color del lobo. Tiene una cabeza grande y está estrechamente relacionado con el mastín tibetano y el mastín napolitano. Una diferencia notable entre el mastín inglés, francés y español es que este último no es tan arrugado como los dos primeros.

El Mastín Inglés

El mastín inglés, a veces llamado simplemente “mastín”, es un perro de gran tamaño. Mientras que los mastines machos superan los 75 cm de altura y pesan alrededor de 90 kg, las hembras son un poco más pequeñas con 70 cm de altura y 70 kg de peso.

Los mastines ingleses tienen una enorme cabeza cuadricular con una mandíbula bien marcada. Sus hocicos miden la mitad de la longitud del cráneo. Los colores del pelaje incluyen leonado, leonado claro, atigrado, tigre, plateado y albaricoque. Su pelaje es bastante corto y es fácil de peinar. Los mastines ingleses tienen una esperanza de vida de 10 a 12 años.

Esta raza de perro es grande y musculosa, pero cabe mencionar que los mastines ingleses tienen una naturaleza muy gentil. Un perro guardián nato, el mastín inglés no ladra demasiado, pero se levantará en defensa de su familia si es necesario. Confiado, independiente y de voluntad fuerte, el mastín inglés responde bien al entrenamiento. Es un perro sociable y un líder natural.

El mastín inglés es una de las razas nativas más vulnerables en este momento del Reino Unido, donde las asociaciones están promoviendo la adopción para aumentar su número de ejemplares. A nivel de historia, se cree que los antepasados ​​del mastín inglés lucharon con los británicos contra los romanos en el siglo I a.C.

Se dice que esta noble raza es perfecta no solo para el trabajo policial, sino también para la búsqueda y rescate, como perro guardián, y para proteger y llevar peso.

El Mastín Francés

El Mastín Francés y el Dogo de Burdeos son en realidad la misma raza de perro, y fueron reconocidos como tales en 2008. Al igual que el Mastín Inglés, el Dogo de Burdeos es un perro enorme, con un promedio de 66 cm de alto y un peso de más de 62 kg. Una diferencia entre los mastines ingleses y franceses es que en el caso de estos últimos no existen grandes diferencias entre machos y hembras.

Los mastines franceses son los perros ideales para pastorear, cazar o incluso vigilar. Tranquilo y atento, el Dogo de Burdeos es cariñoso y leal con sus dueños y su entorno. Los historiadores han descubierto que esta raza apareció algún tiempo antes del siglo XIV.

El mastín francés es diferente de los mastines ingleses y españoles porque tiene una cabeza grande, pero con hocico corto, más corto que la mayoría de las razas de mastín. Varía en la tonalidad del pelaje de oscuro a claro, con posibles reflejos rojizos.

Si bien existen diferencias entre los mastines españoles, ingleses y franceses, y se pueden distinguir fácilmente, las tres razas tienen en común un tamaño enorme, orígenes de trabajo y un temperamento estable y en el que se puede confiar. Si tienes el espacio y el tiempo necesario para que se mantengan activos y felices, ¡descubrirás cómo cualquiera de estas tres razas de mastines puede ser un gran amigo de por vida!

Conoce al gran Alano español

El Alano español, también conocido como Bulldog español, es una raza de perro moloso de gran tamaño, antiguamente utilizada en las corridas de toros de toda la península. Originarios de España, estos perros de buen tamaño tienen una cabeza grande, hocico corto, nariz ancha y negra, orejas altas, cara parcialmente arrugada y una cola gruesa y baja. Su cara enmascarada en tonalidades oscuras siempre le ha dado a este perro un aspecto rígido y severo. ¿Te gustaría conocer más sobre él? ¡Continúa leyendo!

Historia del perro Alano español

El Alano español obtuvo su nombre de los nómadas iraníes “Alani”, quienes emigraron a España a principios del siglo V junto con sus perros, que usaban para cuidar el ganado y cazar.

Estos perros fueron mencionados formalmente en un libro de caza del siglo XIV llamado “Libro de la montería de Alfonso XI”, donde se describía como una raza de hermosos colores. Sirvieron principalmente como perros de trabajo, ayudando a sus amos en la guerra, encarcelando a los esclavos y más tarde incluso se utilizaron en las plazas de toros para embravecerlos, así como para cazar jabalíes junto con otras actividades.

Al comienzo de la primera veintena de siglo, comenzaron a disminuir debido a los escenarios cambiantes del momento. De hecho, se redujo la caza mayor, las corridas de toros se volvieron ilegales y se improvisaron técnicas modernizadas para la custodia del ganado. Hacia 1963, la cantidad de perros Alano disminuyó drásticamente y los llevó al borde de la extinción. Sin embargo, en la década de 1970 algunos entusiastas de los perros, así como estudiantes de veterinaria, evidenciaron la aún existencia de esta raza en la región vasca de España, utilizada para la cría de ganado y la caza de jabalíes. Por lo tanto, comenzaron los esfuerzos para restaurar esta raza, con un programa de cría iniciado y los estándares de la raza documentados. El Kennel Club español le otorgó el reconocimiento oficial en 2004. Incluso fue reconocida como una raza autóctona de España por el Ministerio de Agricultura de España.

Hoy en día sigue presente en España, pero no es reconocido internacionalmente. Existen ciertas razas que se consideran similares a esta, como los molosos de las Islas Canarias, el mastín español y el dogo canario, así como el cimarrón uruguayo (una raza sudamericana). Sin embargo, estudios realizados en la Universidad de Córdoba, identificaron al Alano Español como distinto de otros grupos en lo que a su inclinación genética se refiere.

¿Cómo es la personalidad del Alano español?

Los Alanos son tranquilos, de apariencia seria y pensativa, que no requieren atención continuada. Debido a su instinto de lucha y caza, poseen una naturaleza dominante que, sin embargo, puede rebajarse bajo la guía de un educador canino, el entrenamiento y la perseverancia. Estos perros tan grandes y fuertes pueden ser dóciles, obedientes y muy protectores y leales a su familia humana. Incluso se llevan bien con los niños, siendo en muchos casos los perfectos compañeros de juegos.

Aunque no son agresivos, son cautelosos y nerviosos al ver a un extraño, y pueden llegar a atacar sin previo aviso al sentir una amenaza o peligro. Conocidos por su alta resistencia y su intensa capacidad para soportar el dolor, luchan con todas sus fuerzas cuando surge la situación y toleran cualquier lesión, por eso durante mucho tiempo han sido utilizados como perros guardianes.

Con una correcta socialización de pequeños, pueden compartir una relación sana con otros perros, especialmente con aquellos con los que se criaron, a menos que sean confrontados o desafiados por estos. Sin embargo, dado que fueron grandes cazadores en el pasado, es recomendable mantenerlos alejados de las mascotas más pequeñas.

A estos perros de trabajo les encanta estar al aire libre, y son aptos para hogares con un gran patio o jardín en lugar de apartamentos.

El Alano español es un perro de mandíbula grande y fuerte que tiene una gran mordida. Aunque no se informan casos alarmantes de mordidas a personas, siempre se requiere precaución, ya que su mordida puede resultar peligrosa.

Cuidados del Alano español

Estos son los grandes pilares de los cuidados del Alano español:

  • Ejercicio

Por su tamaño corpulento y los antecedentes de la raza, estos perros necesitan buenas dosis de ejercicio todos los días, incluyendo largas caminatas al menos dos veces al día, además de un amplio espacio para jugar y correr.

  • Aseo

Con unas necesidades mínimas de aseo, a estos perros de pelo corto les bastaría con un cepillado semanal, mediante un cepillo de goma que ayudaría a eliminar el pelo áspero o caído. A diferencia de la mayoría de los perros molosos, esta raza no babea. Puedes bañarlos solo cuando se ensucien, ya que el lavado excesivo puede producir piel seca provocando picazón y heridas.

  • Problemas de salud

No se conoce que sufran problemas de salud relacionados con la raza. Sin embargo, al ser una raza de perro grande, a veces es probable que desarrollen a displasia de cadera.

  • Educación

Por lo general, no son perros recomendados para dueños primerizos. El Alano necesita un ejercicio y un entrenamiento constantes, siempre con cuidado, respeto y tacto. En cuanto a la socialización, dado que tiene un carácter dominante, es fundamental dar a los cachorros de Alano Español una adecuada en socialización para descartar cualquier incidente desagradable con extraños en el futuro. También puedes contar con la ayuda de un entrenador profesional que sea experto en el manejo de perros grandes.

Enseñarles algunas órdenes como “ven”, “siéntate” y “quieto” podrían ayudarle a mantener su actitud dominante bajo control.

¿Conocías al Alano español? ¿Acaso tienes uno? Si vives en Barcelona y buscas un lugar profesional al que llevar a tu gran compañero de vida para cuidar de su salud, no dudes en contar con nosotros. Contacta con nosotros y te daremos una cita para conocernos.

Podenco ibicenco: descubre todas sus peculiaridades

El podenco ibicenco es un perro de talla mediana y alta, delgado y procedente de las Islas Baleares, concretamente, de Ibiza. En la antigüedad, estos perros eran usados para cazar conejos así como otras pequeñas presas, por lo que en la actualidad todavía perduran sus instintos naturales de cazadores. Son de carácter independiente y muy activos, lo cual hacen de este perro un animal muy curioso al que le beneficia enormemente la actividad física para mantenerse sano.

¿Te gustaría saber más sobre él? ¿Estás pensando en adoptar a uno de estos perros? No te pierdas todas las características del podenco ibicenco que te contamos en este artículo. 

¿Cuál es el origen del podenco ibicenco?

El podenco ibicenco es originario de las Islas Baleares, teniendo presencia en Mallorca, Ibiza, Menorca y Formentera. En ellas, así como en otros lugares de España, es muy utilizado en actividades de caza.

Sobre su procedencia, se cree que los podencos ibicencos son descendientes directos de perros egipcios que fueron llevados a las islas, por sus similitudes físicas. Sin embargo, existen estudios sobre el genoma canino del podenco ibicenco que demostrarían que se trata de una raza mucho más actual.

Sin importar su antigüedad, el podenco ibicenco es un perro muy querido en España, además de ser muy conocido fuera por su instinto cazador.

¿Cuáles son las características físicas del podenco ibicenco?

El podenco ibicenco es un perro de complexión delgada y pesa entre 20 y 25 kg. Tiene una altura a la cruz de 60 a 67 cm en el caso de las hembras y de 66 a 72 cm en el caso de los machos.

Su cabeza es alargada, con forma de cono truncado, enjuta y pequeña en comparación al resto del cuerpo. La nariz del podenco ibicenco es de color carne (rosada). Sus ojos son pequeños, oblicuos y por lo general de color ámbar claro. Las orejas de esta raza son rígidas, alargadas, con cierta forma de rombo y grandes. Es un perro que las lleva erguidas siempre que está alerta.

Como hemos dicho anteriormente, su complexión es delgada y su cuerpo es ligeramente más largo que alto. La espalda es recta, alargada y flexible. Su lomo es arqueado, su pecho profundo, estrecho y largo. El abdomen del podenco ibicenco es recogido, pero no agalgado. 

 

La cola es larga y de inserción baja. En reposo, el perro podenco ibicenco la lleva colgando, pero en plena acción se coloca en forma de hoz y más o menos cerrada.

 

El pelaje del podenco ibicenco puede presentarse en tres formas:

 

  • Pelo liso, fuerte y brillante, pero algo áspero.
  • Pelo duro, áspero y denso.
  • Pelo largo, de unos cinco centímetros de longitud, y muy suave.

 

Todas las variedades de pelaje se pueden encontrar combinadas con colores blancos y rojizos, o bien combinados.

El carácter del podenco de Ibiza

El podenco ibicenco es un perro muy independiente, curioso y enérgico, prácticamente capaz de animar a cualquiera. Tienen un gran instinto cazador que comienzan a mostrar a una muy temprana edad, pero es cierto que aunque la actividad física les encanta, también saben disfrutar de la tranquilidad del hogar junto a sus familiares humanos.

La socialización es algo muy importante en el podenco ibicenco, ya que son perros que tienden a ser desconfiados y algo reactivos con perros del mismo sexo. Un podenco ibicenco bien socializado puede un gran perro para cuidar en familia, aunque por su gran instinto cazador, conviene vigilarlo en caso de ya tener animales de menor tamaño en el hogar.

Los cuidados del podenco ibicenco

El cuidado del podenco ibicenco en cuanto a su pelaje depende mucho del tipo de pelo del animal. Los perros que tienen el pelo liso no requieren más que un cepillado ocasional. Para los de pelo más grueso y duro suele ser suficiente el cepillado semanal, mientras que los de pelo largo sí necesitarán varios cepillados por semana.

A estas alturas casi no es necesario decir que el podenco ibicenco necesita mucha actividad física. Los paseos diarios son una necesidad para este animal, pero además hay que asegurarse de no soltar al perro en lugares peligrosos (cerca de avenidas, etc.) porque por sus instintos pueden salir corriendo detrás de cualquier cosa que llame su atención (motos, bicicletas, personas en monopatín, etc.). Por eso, es útil criar a estos perros teniendo un jardín grande donde pueda correr libremente, o tener acceso a algún espacio público cercado. Es decir, no es el perro más adecuado para tenerlo en un piso pequeño.

Son perros que admiten bien los climas cálidos o templados, siempre y cuando tengan un buen refugio con sombra donde cobijarse. Aun así, nosotros siempre recomendamos que los perros vivan dentro de casa; los podencos ibicencos en concreto, por su baja cantidad de tejido adiposo, soportan muy mal las bajas temperaturas.

¿Cómo debería ser la educación del podenco ibicenco?

Los podencos de Ibiza son buenos para el adiestramiento basado en el refuerzo positivo. Educando a un perro como este de malas maneras solo conseguirías causarle daños mentales, e incluso físicos, completamente graves e innecesarios. Por lo que desde Hospital Veterinario Glòries queremos recalcar la educación de este, pero también de cualquier tipo de perro, basado en el refuerzo positivo.

Puedes comenzar enseñándole las órdenes más básicas para perros e ir aumentando la dificultad a medida que este las vaya aprendiendo.

Por otro lado, otro dato importante sobre ellos es que no son especialmente ladradores, aunque sí es cierto que pueden desarrollar este hábito si sufren muchas inseguridades o pasan mucho tiempo solos, llegando a volverse incluso destructores con determinados objetos del hogar.

La salud del podenco ibicenco

La raza del podenco ibicenco no suele mostrar problemas de salud particulares, pero se conoce que en algunos casos pueden desarrollar dolencias en las orejas o incluso sordera (unilateral o bilateral). 

Es más, los cachorros del podenco ibicenco cuando nacen son sordos y ciegos porque sus canales auditivos y visuales están cerrados y no se abren hasta los 12 o 16 días de vida. Aun así, cuando son recién nacidos, cuentan con determinadas células nerviosas que sí detectan los sonidos y sus vibraciones. Es importante acudir a un buen profesional veterinario para asegurarnos de que no suceden anomalías con la salud de nuestro podenco ibicenco, y como con cualquier raza, tener al día su calendario de vacunación.

Basenji: ¿el perro que no ladra?

Cada raza de perro, e incluso cada perro independientemente de su raza, es un mundo y tiene sus propias características y hábitos únicos. Sin embargo, es cierto que ciertos perros tienen características comunes a su raza. La razón es su herencia genética. Dado que los perros han sido criados para fomentar características físicas o de comportamiento particulares, no debería sorprender que, por ejemplo, algunos perros no ladren tanto como otros. Este parece ser el caso del perro de raza Basenji.

Si estás pensando en adoptar un perro, el tema de los ladridos podría ser algo que te guste considerar si el ruido de los mismos es un problema para ti. Por eso, hoy hablaremos sobre el Basenji, posiblemente una de las razas que menos ladra.

Origen de la raza Basenji

El Basenji, es una raza de perro cuyo origen se remonta al centro y norte de África. Un dato increíble sobre ellos es que as pinturas rupestres que datan del año 6000 a. C. en Egipto muestran perros de caza muy parecidos a Basenji, con la cola enroscada y las orejas erguidas. Aparecen luciendo las típicas campanas de caza que todavía se utilizan en África.

Más tarde, ya en el siglo XIX, los exploradores europeos encontraron Basenjis en el continente, concretamente al llegar a los pigmeos, una de las tribus más antiguas de África, en lo que ahora es la República Democrática del Congo. Los exploradores europeos y los historiadores posteriores determinaron que los Basenjis eran una raza muy antigua. Esta raza había sobrevivido en África durante esos milenios debido a sus habilidades para la caza. No cazaban con correa y, a menudo, cazaban lejos de sus compañeros, esto les ayudó a desarrollar su inteligencia y capacidad para pensar por sí mismos.

El primer perro parecido a Basenji que llegó a Europa fue en el año 1880. Desafortunadamente, las primeras importaciones a Inglaterra se perdieron debido a la enfermedad del moquillo, para la que no había vacunas en ese momento. No fue hasta la década de 1930 que esta raza se importó con éxito a Inglaterra y en 1941 se llegaron a Estados Unidos. Aunque en el resto del mundo la raza Basenji es tratada como un perro de compañía, en África todavía se utilizan para cazar animales pequeños.

Apariencia física del Basenji

Los perros Basenji son elegantes, atléticos y de tamaño pequeño. Su frente tiene arrugas finas muy características y bien marcadas que se pueden apreciar cuando el perro levanta las orejas. El cráneo, de ancho moderado, se estrecha gradualmente hacia la nariz. La bóveda craneal es plana y sus ojos son oscuros y de forma almendrada. Las orejas del Basenji son pequeñas y terminan en punta.

Los perros basenji tienen una cola alta que está fuertemente enrollada sobre la espalda y puede formar uno o dos bucles.

Su espalda es corta y nivelada, y su pecho es profundo. El pelaje del Basenji es corto y muy denso, fino y brillante. Los colores de esta raza son:

  • Negro.
  • Blanco.
  • Rojo y blanco.
  • Negro y fuego.
  • Blanco con marcas de fuego en hocico y mejillas.
  • Negro, fuego y blanco
  • Atigrado (sobre fondo rojo).

Sin embargo, los pies, el pecho y la punta de la cola suelen ser blancos.

La altura estándar de los machos es de alrededor de 43 cm a la cruz, mientras que la altura ideal de las hembras es de alrededor de 38 cm a la cruz. Por otro lado, el peso de los machos es de alrededor de 10 kg y el peso de las hembras es de 8 kg.

El carácter de un perro basenji

El Basenji es un perro atento a su entorno, independiente, curioso y cariñoso. Pueden ser reservados con extraños y pueden responder de forma reactiva a determinadas provocaciones, por lo que puede no ser la mejor opción para familias con niños pequeños. Aun así, son perros inteligentes, por lo que invirtiendo tiempo y constancia en su adiestramiento, así como enseñando a los niños a tratar con él, es posible lograr una convivencia saludable para todos.

Debido a su predisposición a la caza, no se recomienda que convivan con mascotas de otras especies. Sin embargo, se llevan bien con otros perros. La socialización desde una edad temprana es una necesidad para esta raza, y para cualquier otra raza de perro.

Esta raza canina es muy activa y puede ser destructiva si no se le da el ejercicio necesario. Sus impulsos de cazador hacen del Basenji un perro independiente, pero no deben quedarse solos durante mucho tiempo. De hecho, como cualquier otra raza, los Basenji también necesitan que sus compañeros humanos les presten atención, jueguen con ellos y les ofrezcan cariño. Aunque no les gusta sentirse abrumados con abrazos efusivos, tampoco toleran la indiferencia.

El Basenji es un perro tranquilo y tremendamente limpio. También tienen una personalidad traviesa, juguetona y muy testaruda.

¿Por qué los basenji no ladran?

Se conoce que muchos perros que vienen de razas primitivas no tenían la capacidad de ladrar que sí tienen sus ejemplares actuales. Por lo general, en ellos las cuerdas vocales son más estrechas y poco profundas, además de mucho más planas, por lo que les es muy difícil emitir el ladrido. Y precisamente esto es lo que le ocurre a esta raza en particular.

Claro que esto no significa que el perro Basenji no emita sonidos. De hecho, ellos tienen una vocalización muy característica, que podría definirse como una especie de sonido gutural hacia adentro. Es más, hay quienes la comparan al canto tirolés.

¿Tienes un basenji en casa? ¿Estás pensando en adoptar uno? Los perros son una de nuestras especialidades, junto con los felinos o los animales exóticos. Si buscas un centro veterinario profesional, con las mejores herramientas y el personal más cualificado de Barcelona, ¡ven a vernos!. Haz clic aquí y contacta con nosotros completando el formulario o llamándonos al 932 460 805.

¿Buscas una raza de perro sociable? Conoce al West Highland White Terrier

El perro West Highland White Terrier, más conocido como cariñosamente como “Westy”, es un perro de tamaño pequeño que por lo general tiene un carácter súper amigable, aunque a veces peca de “bruto” y atrevido. Criado como perro cazador, hoy en día es uno de los animales de compañía más elegidos.

Son perros muy cariñosos y sociables, por lo que son ideales para familias con niños, que puedan brindarles mucha atención y cariño. ¿Acaba de llegar a tu casa uno de estos? ¿Estás pensando en adoptar a un pequeño “westy”? ¿Quieres simplemente saber algunas cosas más sobre él? ¡Te lo contamos todo!

Origen del West Highland White Terrier

Esta raza se originó en las tierras altas del oeste de Escocia, de ahí parte del nombre (Highland). Inicialmente, la raza no se distinguía de otros terriers escoceses de patas cortas como el Cairn, Dandie Dinmont y el Scottish Terrier. Sin embargo, con el paso del tiempo cada variedad fue criada por separado, para constituir puras razas.

Los West Highland White Terrier fueron originalmente criados como perros para la caza de zorros y tejones, y tenían pelo de distintas tonalidades. La leyenda popular cuenta que el coronel Edward Donald Malcolm decidió criar perros blancos después de que uno de sus queridos perros color fuego muriera después de ser confundido con un zorro. Si la leyenda es cierta, esta sería la razón por la que todos los West Highland son hoy en día blancos.

Características físicas

El Westy es un perro pequeño, y una muy buena opción para los que viven en pisos, ya que miden unos 28 centímetros a la cruz y no suelen superar los 10 kg de peso. Por lo general, las hembras son algo más pequeñas que los machos. Es un perro pequeño, pero de una estructura fuerte. El lomo es recto y la espalda es ancha y fuerte, mientras que el pecho es profundo. Las piernas son cortas, musculosas y fuertes también.

¡La cabeza del West Highland White Terrier cuenta con mucho pelo! Su nariz es negra y algo alargada. Los dientes son grandes en relación con el tamaño del perro, una característica útil para la caza del zorro en su madriguera. Sus ojos son medianos y oscuros y tienen una expresión inteligente y alerta. 

La cara de los Westies es dulce, y parecen estar siempre alerta debido a sus pequeñas orejas puntiagudas. La cola es un elemento típico y muy apreciado de la apariencia física del West Highland, cubierta de abundante pelo, mide entre 12,5 y 15 centímetros de largo y nunca debe cortarse.

La característica más notable de West Highland es su hermosa melena blanca, que se divide en una capa interna de cabello suave y denso que contrasta con una capa externa de cabello grueso y algo áspero. La capa exterior suele crecer hasta 5-6 centímetros, por lo que es imprescindible acudir a la peluquería con cierta regularidad. 

El carácter del West Highland Terrier

Valiente, pícaro, muy seguro de sí mismo y dinámico, es quizás el más cariñoso y sociable de todos los perros terrier. Aun así, hay que tener en cuenta que es un perro rudo criado para cazar animales peligrosos, como el zorro. Aunque dependerá de cada uno, el Westy suele relacionarse perfectamente con otros perros gracias a su temperamento equilibrado y carácter amistoso. Es importante, al igual que con cualquier perro, que se socialice adecuadamente desde una edad temprana en parques y alrededores cercanos para conocer a otras mascotas y personas.

Este perro puede ser el compañero perfecto de niños, con los que disfrutarán de un ritmo de juego activo. Si nuestra intención es adoptar un perro y que nuestros hijos disfruten pasando tiempo con su compañero de vida, debemos tener clara la importancia de su tamaño. Un juego demasiado tosco podría terminar con una lesión. 

Debemos educarlos para que el juego entre mascota y niños sea el adecuado. Además, algunos tienden a ladrar y cavar, por lo que pueden causar problemas a quienes prefieren el silencio extremo y un jardín bien cuidado. Aun así, pensamos que son ideales para personas dinámicas que disfrutan de las actividades al aire libre.

Los cuidados del West Highland White Terrier

La piel de West Highland suele ser algo seca y bañarse con demasiada frecuencia puede hacerlos propensos a escamaciones. Intentaremos evitar este problema lavándolos con una regularidad de cada 3 semanas aproximadamente con un champú diseñado específicamente para la raza. Después del baño, seca bien sus orejas con una toalla, una parte de su cuerpo que necesita una limpieza regular.

El cepillado del cabello también debe ser regular para mantener su pelaje saludable y brillante. Además, el cepillado es agradable para la mayoría de los perros, por lo que estamos seguros de que esto fortalecerá su vínculo entre ellos. 

Aunque el mantenimiento del cabello no es tan complicado, los westy suelen ensuciarse con facilidad precisamente por ser completamente blancos. Por otro lado, no es un perro que necesite excesivo ejercicio: dos o tres caminatas diarias a un ritmo activo serán suficientes para tener nuestro West Highland feliz y saludable. 

Debido a su pequeño tamaño, este perro puede hacer jugar dentro de la casa, pero adoran hacerlo al aire libre, como todos los demás. Además, es importante brindarle la compañía y atención que necesita. Como son animales muy sociables, necesitan estar con su familia el mayor tiempo posible y no es recomendable dejarlos solos por períodos prolongados.

¿Cómo es la salud de los West Highland Terrier?

Los cachorros de Westy son especialmente vulnerables a la osteopatía craneomandibular (también conocida como mandíbula de león), una enfermedad que consiste en un crecimiento anormal de la propia mandíbula. Es una enfermedad genética, y debe tratarse adecuadamente con la ayuda de un veterinario. Suele aparecer alrededor de los 3-6 meses de edad y desaparece a los 12, una vez finalizada la aplicación de corticoides o el tratamiento elegido por el profesional veterinario que lo trate.

Otras enfermedades que puede sufrir el West Highland son: la leucodistrofia de células globo o la enfermedad de Legg-Calvé-Perthes. Los perros de la raza Westy también pueden ser susceptibles, pero con menor frecuencia, a cataratas, luxación rotuliana y toxicosis por cobre.

American Stafford Terrier: las curiosidades de la raza

El American Stafford Terrier, es un perro de origen inglés de la región de Staffordshire. Entre sus antepasados podemos encontrar al bulldog inglés, el terrier negro y fuego, el fox terrier o el terrier inglés blanco. Posteriormente, esta raza se empezó a hacer muy popular en Estados Unidos, donde se crió una variedad más musculosa que la inglesa.

En este nuevo artículo de Hospital Veterinari Glòries te contamos las curiosidades y características más destacadas de esta preciosa raza de perro, de modo que si estás pensando en adoptar a uno, estás en el lugar ideal. Sigue leyendo y descubre todo sobre el American Stafford Terrier.

¿Cuál es el origen del American Stafford?

El origen y la historia del American Stafford Terrier está estrechamente relacionado con la historia del American Pit Bull Terrier. El Stafford tiene su origen en aquellos perros que ayudaron a los carniceros británicos a controlar a los toros más peligrosos y salvajes. Posteriormente, los antepasados ​​de estos perros fueron empleados en diferentes actividades de mucha crueldad, como son peleas con toros u otros perros. Afortunadamente hoy en día estas actividades están prohibidas en la mayor parte del globo terraqueo.

Con el tiempo, el American Stafford Terrier pudo escapar del estigma de las peleas de perros y se separó oficialmente del pitbull, desarrollando su descendencia por separado.

Las características físicas de la raza American Stafford

El American Staffordshire Terrier, es un perro estéticamente musculoso y robusto, pero también muy ágil. Su cabeza es ancha, con un hocico mediano y redondeado en la parte superior. Sus mandíbulas también son muy robustas, lo que provoca sus características mejillas abultadas.

Sus ojos tienen una posición baja en el cráneo y están muy separados entre sí. Son redondos y oscuros. Las orejas tienen una inserción alta y deben ser rosadas o semi erectas, y nunca deben cortarse. Desde Hospital Veterinari Glòries condenamos esta práctica por completo. 

El cuello del American Stafford es grueso, de longitud media, algo arqueado y sin papada, además de muy robusto y musculoso. 

El lomo del American Stafford Terrier es corto y tiene una ligera inclinación de adelante hacia atrás. La cola, de inserción baja, es gruesa en su base y gradualmente se estrecha hacia su extremo. Además, por otro lado, es corto en proporción al tamaño del cuerpo.

El American Stafford Terrier tiene un pelaje corto, duro al tacto y de aspecto muy brillante. Los puedes encontrar en color blanco, negro e incluso marrón.

La altura a la cruz para los machos es de entre 46-48 centímetros. La altura a la cruz de las hembras oscila entre 43 y 46 centímetros. En cuanto a su peso, suelen pesar entre 25 y 30 kilos.

¿Cómo es el carácter el American Stafford? ¿Son agresivos?

No, no son agresivos, al contrario de lo que muchos suelen pensar. El American Stafford Terrier es un perro alegre, confiado, curioso y amistoso con la gente. A pesar de la mala prensa que reciben todas las razas del tipo “bull”, el Stafford suele ser un perro muy sociable y sobre todo extrovertido con los humanos. Como ocurre con todas las razas de perros, su carácter dependerá del entrenamiento que reciban, por lo que será fundamental informarte adecuadamente de cómo educarlos.

Generalmente son muy tranquilos dentro del hogar, cariñosos y muy apegados a todos los miembros de la familia. Cuidarán muy bien de los niños pequeños si los acostumbramos a ellos desde el principio y los educamos para que traten a los animales adecuadamente. 

Al aire libre, es más activo y dinámico, buscando la mayor parte del tiempo diferentes estímulos que fomenten el juego y la diversión. Son perros encantadores, muy tiernos, y capaces de transmitir todo lo que sienten con su profunda mirada. Quienes hayan disfrutado de un American Stafford Terrier a su lado, sabrán exactamente de qué estamos hablando.

Los cuidados a un American Staffordshire Terrier

Cuidar a un American Staffordshire terrier es muy sencillo. Como tienen el pelo corto, solo deberán cepillarse una o dos veces por semana con un cepillo de punta suave, ya que los metales pueden causar heridas en la piel. Podemos bañarlos cada mes y medio o cada dos meses (o solo cuando estén muy sucios). Con estas puntas su pelo lucirá brillante y saludable durante mucho tiempo.

Por otro lado, el American Stafford Terrier es un perro que se aburre con mucha facilidad cuando está solo y puede padecer ansiedad por separación si pasa demasiado tiempo sin compañía. Por eso te recomendamos que entrenes mucho esta situación y le dejes varios juguetes diversos cuando esté solo, además de practicar juegos de inteligencia, ya que estos satisfarán sus ganas de divertirse y estimularán su mente, agotándole por completo. 

Uno de los juguetes más famosos para tratar la ansiedad canina es el Kong, al cual se le introduce comida en su interior y el perro tratará de sacarla. ¡Es irrompible!.

El American Stafford Terrier necesita ejercicio de forma activa y regular, combinado con juegos y estimulación de todo tipo. Si los mantienes físicamente bien cuidados, pueden adaptarse a vivir en espacios reducidos como apartamentos. Lo ideal en esta raza de perro sería que pudiera disfrutar de entre 2 y 3 caminatas diarias de al menos 30 minutos cada una. En estas caminatas, déjale olfatear y relacionarse con su entorno, así como ofrecerles tiempo para hacer ejercicio.

La salud del American Stafford Terrier

En general, el American Stafford Terrier es un perro por lo general sano. Pero debemos ser constantes con su calendario de vacunación y visitar al veterinario tantas veces como sea necesario. Al menos cada 6 meses. En el caso de desarrollar enfermedades, las más comunes suelen ser:

  • Cataratas.
  • Problemas del corazón.
  • Displasia de cadera.
  • Demodicosis.
  • Trastornos del desarrollo sexual.
  • Atrofia progresiva de retina.

Para evitar posibles trastornos del desarrollo sexual, es muy recomendable esterilizar a nuestro perro, opción que también nos ayudará a evitar cachorros no deseados, actitudes sexuales excesivas y otros problemas de salud. 

Como hemos comentado, si visitas a un veterinario profesional con regularidad podremos detectar cualquiera de estos problemas de forma rápida. Así, el tratamiento se podrá realizar con más eficacia.

Además de esto, es importante cuidar sus dientes, oídos, glándulas anales y eliminar la secreción ocular con mucha regularidad para evitar problemas de salud.

Por último, no te olvides de desparasitar a tu American Stafford Terrier adecuadamente, tanto interna como externamente, para repeler los posibles parásitos que puedan afectarle.

Así es el Corgi Galés de Pembroke

El Corgi galés de Pembroke es una de las razas de perros más populares en todo el mundo. Su adorable apariencia, y el hecho de que se conoce que son los perros favoritos de la reina Isabel II, han convertido a estos perros pastores en realeza canina. Aunque su dulce aspecto puede hacerte creer que son perros familiares y tranquilos, de hecho, los corgis tienen un temperamento peculiar que los hace adecuados para dueños más bien experimentados.

Quédate con nosotros y aprende todo sobre el perro Corgi Galés de Pembroke: repasaremos sus principales características, sus cuidados, su salud y consejos de entrenamiento para que podáis disfrutar de toda una vida juntos.

Origen del Corgi Galés de Pembroke

Se cree que el Corgi es una de las razas de pastores más antiguas del mundo, ya que su linaje se remonta al siglo XII. Los historiadores creen que descienden de perros traídos por comerciantes y conquistadores de origen flamenco y vikingos, y que además están relacionados con razas de Spitz como el Samoyedo o el Pomerania.

Lo que sí se sabe que con certeza es que sus antepasados fueron empleados en el sur de Gales como guardias y pastores. Se distinguen dos tipos: el Cardigan y el Galés. Sin embargo, la raza Cardigan se originó en el condado de Cardiganshire, mientras que la línea Pembroke comenzó en el condado de Pembrokeshire; de ahí sus nombres.

Fueron considerados de la misma raza hasta 1934, cuando se decidió establecer un estándar diferente para Cardigans y Pembrokes. Después de eso, la popularidad del Corgi  Pembroke aumentó mientras que el Corgi Cardigan cayó en picado. Por si fuera poco, la raza Pembroke se hizo aún más famosa en el momento que la reina Isabel II se enamoró de estos perros cuando era niña y comenzó a criarlos.

Hoy en día, son una de las razas más conocidas en el mundo entero, y suelen mostrar sus habilidades en concursos de perros y como compañeros de miles de hogares en todo el mundo. Sin embargo, los Corgis de Pembroke se consideran en cierto “peligro” en su Gran Bretaña natal, ya que no se registran suficientes nacimientos de cachorros a medida que pasan los años.

Rasgos físicos del Corgi Galés de Pembroke

Esta raza tiene mucha fuerza concentrada en un cuerpo pequeño: los Corgis de Pembroke son largos y cortos, pero aún así fuertes y con cierta robustez. Sus patas, aunque no son precisamente largas, son gruesas y gruesas.

Su cabeza tiene forma de zorro y su expresión se mantiene en alerta. Tienen la nariz negra, ojos marrones redondos de tamaño mediano y orejas redondeadas y levantadas. Según el estándar de la raza, los Corgis tienen orejas de tamaño mediano, pero tienden a verse bastante grandes en proporción con su cuerpo.

Una de las principales diferencias entre el Corgi Cardigan y el Corgi Pembroke es su cola, ya que muchos de estos últimos nacen con colas muy cortas o sin cola, mientras que los primeros tienen colas largas, parecidas a las de un zorro.

El Corgi Galés de Pembroke tiene el pelo liso de longitud media con una capa interior gruesa. Pueden ser de color rojizo, dorados, negros o fuego, pudiendo presentar manchas blancas en patas, pecho y cuello.

El Corgi Galés de Pembroke suele ser más pequeño que el Cardigan, ya que mide alrededor de 25 a 30 cm hasta la cruz. El peso ideal para los machos es de 10 a 12 kg, mientras que las hembras suelen pesar entre 10 y 11 kg.

Temperamento y personalidad del Corgi Galés de Pembroke 

Los Corgis de Pembroke tienen un temperamento activo, muy guardianes, y además son muy inteligentes. Si bien son amables y leales con su familia, no se encuentran entre las razas de perros más sociables.

Se trata de perros que tienden a ser cautelosos con los extraños y agresivos con los perros desconocidos si el encuentro no resulta favorecedor. Por eso es extremadamente importante socializarlos bien como cachorros para evitar la agresión y el miedo en la edad adulta. Además de una socialización adecuada, los Corgis necesitan entrenamiento: enseñarles las órdenes de los perros no es una opción, estos perros requieren una estimulación mental constante. Para educarlos y motivarlos, recomendamos utilizar siempre el refuerzo positivo.

Entre los problemas de comportamiento habituales de esta raza se encuentran los ladridos excesivos y la tendencia a arrear a la gente intentando marcar con el morro en los tobillos. Ambos comportamientos pueden canalizarse hacia actividades adecuadas mediante el refuerzo positivo y el ejercicio regular. Si tienes en cuenta sus necesidades, el Corgi Galés de Pembroke puede ser un excelente animal de compañía.

Los cuidados de un Corgi Galés de Pembroke

Mantener un Corgi cuidado estéticamente es bastante fácil. Por lo general, es suficiente cepillarlos dos veces por semana y no es necesario bañarlos con demasiada frecuencia, a no ser que se ensucien de verdad. De hecho, los baños frecuentes pueden dañar las protecciones naturales de su pelaje y resultar contraproducentes en la salud de esta raza.

Al ser perros pastores, los Corgis necesitan mucho ejercicio y compañía. Como son pequeños, no requieren tanto ejercicio como los pastores alemanes o belgas, pero necesitan varias caminatas moderadas al día y tiempo para jugar. Los deportes caninos pueden ayudar a canalizar su energía y agudizar sus habilidades, pero la agilidad generalmente no se recomienda, ya que pueden dañar la columna vertebral de la pequeña raza corgi.

Si hacen suficiente ejercicio, los corgis pueden adaptarse muy bien a la vida en un apartamento o casa pequeña, pero hay que tener en cuenta que pueden ladrar mucho. Si tu casa tiene un jardín, pueden hacer ejercicio allí.

Problemas de salud comunes del Corgi Galés de Pembroke 

Entre las condiciones de salud más comunes de esta raza podemos encontrar la enfermedad de disco intervertebral (EDIV) y la displasia de cadera. Aunque estas condiciones son cada vez más raras, el Corgi Galés de Pembroke también tiende a sufrir las siguientes enfermedades:

  • Epilepsia.
  • Enfermedad de Van Willebrand.
  • Atrofia progresiva de retina.
  • Luxación del cristalino o ectopia lentis aislada.
  • Enfermedad de cálculos renales o urolitiasis.

Para prevenir estas enfermedades y detectarlas a tiempo, es importante acudir al veterinario y realizar controles de forma periódica. También debes seguir los calendarios de vacunación y desparasitación.

Shih Tzu: un perro de lo más sociable

El Shih Tzu es uno de los perros de compañía más sociables y juguetones que puedas encontrar. Eso, junto con su bonito pelaje y su dulce apariencia, explica por qué es una de las razas preferidas de la actualidad. Estos perros son cariñosos e inteligentes, y necesitan una atención constante por parte de sus dueños, por lo que en general no se recomienda que los dejes solos por mucho tiempo o que vivan fuera de sus hogares habituales por periodos largos, ya que puede afectarles a nivel emocional.

Si quieres saber más sobre este adorable perro, te contamos ten este artículo sobre: ​​características físicas, origen, carácter, cuidados, salud y educación de un perro Shih Tzu.

Origen del Shih Tzu

La historia del Shih Tzu es muy similar a la del perro pequinés. Al igual que esa raza, el Shih Tzu encuentra su origen en los monasterios budistas, donde se le consideraba un perro sagrado. También era un perro exclusivo de la nobleza china, donde también eran considerados sagrados y se les proporcionaba un cuidado especial.

Cuando llegaron los primeros Shih Tzu a Inglaterra, en los años 30, solían ser confundidos con el Lhasa Apso. Tanto es así, que en un momento ambos perros fueron considerados como una sola raza. Sin embargo, en la misma década se decidió separar las razas tal y como las conocemos hoy.

Características físicas del Shih Tzu

Según el estándar FCI (Federación Cinológica Internacional) de la raza, la altura a la cruz no supera los 26,7 centímetros, sea macho o hembra. El peso ideal de este perro oscila entre 4,5 y 7,3 kilogramos. Este es un perro de tamaño pequeño con un tronco más largo que su altura. Todo su cuerpo está densamente cubierto de pelo. Su espalda es recta y su pecho es ancho y profundo.

Su cabeza es ancha y redondeada. Está cubierta de pelo largo que cae sobre los ojos y que incluso forma barba y bigotes en el hocico. Una característica de Shih Tzu es que el pelo de su nariz crece hacia arriba, dando a la cara una forma de crisantemo. Su hocico es corto, cuadrado y ancho. Sus ojos, de expresión cariñosa, están bien separados entre sí, grandes, redondos y oscuros. Sus orejas son grandes, colgantes y cubiertas de un pelo muy denso.  La cola de este perro es de inserción alta y está completamente cubierta de pelo.

Como puedes ver, el pelo es una de las características más notorias de esta raza. Es largo, denso y también tiene una buena capa de pelaje interno. No es nada rizado, más bien suele ser liso, aunque sí es habitual una ligera ondulación. En cuanto al color del pelaje, es posible encontrarlo en multitud de variedades.

¿Cómo es el carácter de un perro Shih Tzu?

Se trata de perros muy inteligentes, sociables, alegres y les encanta estar con la gente. También son juguetones y activos cuando se mantienen en forma. Es más fácil socializar al un Shih Tzu que a otras razas de perros, ya que estos pequeños peludos suelen ser muy amables y sociables por naturaleza. Cuando han recibido una socialización adecuada, saben llevarse muy bien con las personas, perros y otros animales. Sin embargo, es importante llevar a cabo la socialización a una edad temprana para lograr ese carácter amigable cuando sean adultos.

Estos perros son excelentes mascotas para personas que vivan en solitario, parejas y familias con niños de diferentes edades. Suelen llevarse muy bien con los niños siempre que el niño sepa respetar a los perros y no abuse de ellos.

Sin embargo, es importante recalcar que no son las mascotas más adecuadas para familias y personas que pasan la mayor parte del día fuera de casa, a menos que puedan llevar a sus perros al trabajo, ya que no suelen gestionar demasiado bien la soledad.

El cuidado de un Shih Tzu

El pelo de Shih Tzu tiende a enredarse con facilidad y es necesario cepillarlo a diario. Aunque no requieren peluquero canino, muchos dueños de estos perros prefieren mantenerlos con el pelo más corto para facilitar su cuidado.

Los Shih Tzu necesitan una buena dosis de ejercicio físico, y debido a su pequeño tamaño pueden ejercitarse en interiores. Aun así, es importante darles al menos una caminata diaria y tiempo de juego para hacer ejercicio y socializar. Estos perros tienden a ganar peso con facilidad, por lo que es bueno darles suficiente ejercicio para mantenerlos en forma. Eso sí, hay que tener en cuenta su tamaño y no abusar de ellos con ejercicio excesivo. Además, será importante no forzarlos a realizar actividad física en climas demasiado cálidos y húmedos, ya que sus hocicos cortos dificultan la respiración en estos ambientes.

Las necesidades de compañía de Shih Tzu son muy altas. Estos perros no son adecuados para vivir solos en un jardín o en un patio. Necesitan pasar la mayor parte del tiempo acompañados y deben vivir dentro de casa, junto a su familia humana. Eso sí, se adaptan muy bien a la vida en ciudades pobladas y también la vida en pequeños apartamentos.

La educación y el entrenamiento de la raza Shih Tzu

En lo que respecta al entrenamiento canino, los Shih Tzu son toda una alegría para sus entrenadores. Estos perros aprenden fácil y de forma rápida, por lo que es sencillo enseñarles muchas cosas. Sin embargo, esto solo es cierto cuando se lleva a cabo un entrenamiento positivo, ya que los Shih Tzu no responden bien al entrenamiento tradicional, basado en el dominio. Además hay que tener en cuenta que estos perros se distraen con facilidad, por lo que es mejor entrenarlos en sesiones cortas pero divertidas.

En general, los Shih Tzu no presentan mayores problemas de comportamiento cuando han sido socializados adecuadamente en su juventud, han recibido suficiente ejercicio y la atención y compañía necesaria. Sin embargo, cuando se los deja solos por períodos prolongados o no hacen suficiente ejercicio, pueden volverse perros destructivos y ladradores. Incluso pueden desarrollar ansiedad por separación si permanecen solos durante mucho tiempo todos los días.

Salud de un Shih Tzu

Esta raza no tiene incidencias alarmantes de enfermedades caninas, pero pueden ser propensas a:

Es una raza propensa a las infecciones de oídos y ojos, por lo que vale la pena realizar revisiones veterinarias de forma periódica. ¿Tienes un Shih Tzu en casa? Tráelo a Hospital Veterinario Glòries, nos encantará conocerlo.

Older posts