Category: Razas de perros

¿Buscas una raza de perro sociable? Conoce al West Highland White Terrier

El perro West Highland White Terrier, más conocido como cariñosamente como “Westy”, es un perro de tamaño pequeño que por lo general tiene un carácter súper amigable, aunque a veces peca de “bruto” y atrevido. Criado como perro cazador, hoy en día es uno de los animales de compañía más elegidos.

Son perros muy cariñosos y sociables, por lo que son ideales para familias con niños, que puedan brindarles mucha atención y cariño. ¿Acaba de llegar a tu casa uno de estos? ¿Estás pensando en adoptar a un pequeño “westy”? ¿Quieres simplemente saber algunas cosas más sobre él? ¡Te lo contamos todo!

Origen del West Highland White Terrier

Esta raza se originó en las tierras altas del oeste de Escocia, de ahí parte del nombre (Highland). Inicialmente, la raza no se distinguía de otros terriers escoceses de patas cortas como el Cairn, Dandie Dinmont y el Scottish Terrier. Sin embargo, con el paso del tiempo cada variedad fue criada por separado, para constituir puras razas.

Los West Highland White Terrier fueron originalmente criados como perros para la caza de zorros y tejones, y tenían pelo de distintas tonalidades. La leyenda popular cuenta que el coronel Edward Donald Malcolm decidió criar perros blancos después de que uno de sus queridos perros color fuego muriera después de ser confundido con un zorro. Si la leyenda es cierta, esta sería la razón por la que todos los West Highland son hoy en día blancos.

Características físicas

El Westy es un perro pequeño, y una muy buena opción para los que viven en pisos, ya que miden unos 28 centímetros a la cruz y no suelen superar los 10 kg de peso. Por lo general, las hembras son algo más pequeñas que los machos. Es un perro pequeño, pero de una estructura fuerte. El lomo es recto y la espalda es ancha y fuerte, mientras que el pecho es profundo. Las piernas son cortas, musculosas y fuertes también.

¡La cabeza del West Highland White Terrier cuenta con mucho pelo! Su nariz es negra y algo alargada. Los dientes son grandes en relación con el tamaño del perro, una característica útil para la caza del zorro en su madriguera. Sus ojos son medianos y oscuros y tienen una expresión inteligente y alerta. 

La cara de los Westies es dulce, y parecen estar siempre alerta debido a sus pequeñas orejas puntiagudas. La cola es un elemento típico y muy apreciado de la apariencia física del West Highland, cubierta de abundante pelo, mide entre 12,5 y 15 centímetros de largo y nunca debe cortarse.

La característica más notable de West Highland es su hermosa melena blanca, que se divide en una capa interna de cabello suave y denso que contrasta con una capa externa de cabello grueso y algo áspero. La capa exterior suele crecer hasta 5-6 centímetros, por lo que es imprescindible acudir a la peluquería con cierta regularidad. 

El carácter del West Highland Terrier

Valiente, pícaro, muy seguro de sí mismo y dinámico, es quizás el más cariñoso y sociable de todos los perros terrier. Aun así, hay que tener en cuenta que es un perro rudo criado para cazar animales peligrosos, como el zorro. Aunque dependerá de cada uno, el Westy suele relacionarse perfectamente con otros perros gracias a su temperamento equilibrado y carácter amistoso. Es importante, al igual que con cualquier perro, que se socialice adecuadamente desde una edad temprana en parques y alrededores cercanos para conocer a otras mascotas y personas.

Este perro puede ser el compañero perfecto de niños, con los que disfrutarán de un ritmo de juego activo. Si nuestra intención es adoptar un perro y que nuestros hijos disfruten pasando tiempo con su compañero de vida, debemos tener clara la importancia de su tamaño. Un juego demasiado tosco podría terminar con una lesión. 

Debemos educarlos para que el juego entre mascota y niños sea el adecuado. Además, algunos tienden a ladrar y cavar, por lo que pueden causar problemas a quienes prefieren el silencio extremo y un jardín bien cuidado. Aun así, pensamos que son ideales para personas dinámicas que disfrutan de las actividades al aire libre.

Los cuidados del West Highland White Terrier

La piel de West Highland suele ser algo seca y bañarse con demasiada frecuencia puede hacerlos propensos a escamaciones. Intentaremos evitar este problema lavándolos con una regularidad de cada 3 semanas aproximadamente con un champú diseñado específicamente para la raza. Después del baño, seca bien sus orejas con una toalla, una parte de su cuerpo que necesita una limpieza regular.

El cepillado del cabello también debe ser regular para mantener su pelaje saludable y brillante. Además, el cepillado es agradable para la mayoría de los perros, por lo que estamos seguros de que esto fortalecerá su vínculo entre ellos. 

Aunque el mantenimiento del cabello no es tan complicado, los westy suelen ensuciarse con facilidad precisamente por ser completamente blancos. Por otro lado, no es un perro que necesite excesivo ejercicio: dos o tres caminatas diarias a un ritmo activo serán suficientes para tener nuestro West Highland feliz y saludable. 

Debido a su pequeño tamaño, este perro puede hacer jugar dentro de la casa, pero adoran hacerlo al aire libre, como todos los demás. Además, es importante brindarle la compañía y atención que necesita. Como son animales muy sociables, necesitan estar con su familia el mayor tiempo posible y no es recomendable dejarlos solos por períodos prolongados.

¿Cómo es la salud de los West Highland Terrier?

Los cachorros de Westy son especialmente vulnerables a la osteopatía craneomandibular (también conocida como mandíbula de león), una enfermedad que consiste en un crecimiento anormal de la propia mandíbula. Es una enfermedad genética, y debe tratarse adecuadamente con la ayuda de un veterinario. Suele aparecer alrededor de los 3-6 meses de edad y desaparece a los 12, una vez finalizada la aplicación de corticoides o el tratamiento elegido por el profesional veterinario que lo trate.

Otras enfermedades que puede sufrir el West Highland son: la leucodistrofia de células globo o la enfermedad de Legg-Calvé-Perthes. Los perros de la raza Westy también pueden ser susceptibles, pero con menor frecuencia, a cataratas, luxación rotuliana y toxicosis por cobre.

American Stafford Terrier: las curiosidades de la raza

El American Stafford Terrier, es un perro de origen inglés de la región de Staffordshire. Entre sus antepasados podemos encontrar al bulldog inglés, el terrier negro y fuego, el fox terrier o el terrier inglés blanco. Posteriormente, esta raza se empezó a hacer muy popular en Estados Unidos, donde se crió una variedad más musculosa que la inglesa.

En este nuevo artículo de Hospital Veterinari Glòries te contamos las curiosidades y características más destacadas de esta preciosa raza de perro, de modo que si estás pensando en adoptar a uno, estás en el lugar ideal. Sigue leyendo y descubre todo sobre el American Stafford Terrier.

¿Cuál es el origen del American Stafford?

El origen y la historia del American Stafford Terrier está estrechamente relacionado con la historia del American Pit Bull Terrier. El Stafford tiene su origen en aquellos perros que ayudaron a los carniceros británicos a controlar a los toros más peligrosos y salvajes. Posteriormente, los antepasados ​​de estos perros fueron empleados en diferentes actividades de mucha crueldad, como son peleas con toros u otros perros. Afortunadamente hoy en día estas actividades están prohibidas en la mayor parte del globo terraqueo.

Con el tiempo, el American Stafford Terrier pudo escapar del estigma de las peleas de perros y se separó oficialmente del pitbull, desarrollando su descendencia por separado.

Las características físicas de la raza American Stafford

El American Staffordshire Terrier, es un perro estéticamente musculoso y robusto, pero también muy ágil. Su cabeza es ancha, con un hocico mediano y redondeado en la parte superior. Sus mandíbulas también son muy robustas, lo que provoca sus características mejillas abultadas.

Sus ojos tienen una posición baja en el cráneo y están muy separados entre sí. Son redondos y oscuros. Las orejas tienen una inserción alta y deben ser rosadas o semi erectas, y nunca deben cortarse. Desde Hospital Veterinari Glòries condenamos esta práctica por completo. 

El cuello del American Stafford es grueso, de longitud media, algo arqueado y sin papada, además de muy robusto y musculoso. 

El lomo del American Stafford Terrier es corto y tiene una ligera inclinación de adelante hacia atrás. La cola, de inserción baja, es gruesa en su base y gradualmente se estrecha hacia su extremo. Además, por otro lado, es corto en proporción al tamaño del cuerpo.

El American Stafford Terrier tiene un pelaje corto, duro al tacto y de aspecto muy brillante. Los puedes encontrar en color blanco, negro e incluso marrón.

La altura a la cruz para los machos es de entre 46-48 centímetros. La altura a la cruz de las hembras oscila entre 43 y 46 centímetros. En cuanto a su peso, suelen pesar entre 25 y 30 kilos.

¿Cómo es el carácter el American Stafford? ¿Son agresivos?

No, no son agresivos, al contrario de lo que muchos suelen pensar. El American Stafford Terrier es un perro alegre, confiado, curioso y amistoso con la gente. A pesar de la mala prensa que reciben todas las razas del tipo “bull”, el Stafford suele ser un perro muy sociable y sobre todo extrovertido con los humanos. Como ocurre con todas las razas de perros, su carácter dependerá del entrenamiento que reciban, por lo que será fundamental informarte adecuadamente de cómo educarlos.

Generalmente son muy tranquilos dentro del hogar, cariñosos y muy apegados a todos los miembros de la familia. Cuidarán muy bien de los niños pequeños si los acostumbramos a ellos desde el principio y los educamos para que traten a los animales adecuadamente. 

Al aire libre, es más activo y dinámico, buscando la mayor parte del tiempo diferentes estímulos que fomenten el juego y la diversión. Son perros encantadores, muy tiernos, y capaces de transmitir todo lo que sienten con su profunda mirada. Quienes hayan disfrutado de un American Stafford Terrier a su lado, sabrán exactamente de qué estamos hablando.

Los cuidados a un American Staffordshire Terrier

Cuidar a un American Staffordshire terrier es muy sencillo. Como tienen el pelo corto, solo deberán cepillarse una o dos veces por semana con un cepillo de punta suave, ya que los metales pueden causar heridas en la piel. Podemos bañarlos cada mes y medio o cada dos meses (o solo cuando estén muy sucios). Con estas puntas su pelo lucirá brillante y saludable durante mucho tiempo.

Por otro lado, el American Stafford Terrier es un perro que se aburre con mucha facilidad cuando está solo y puede padecer ansiedad por separación si pasa demasiado tiempo sin compañía. Por eso te recomendamos que entrenes mucho esta situación y le dejes varios juguetes diversos cuando esté solo, además de practicar juegos de inteligencia, ya que estos satisfarán sus ganas de divertirse y estimularán su mente, agotándole por completo. 

Uno de los juguetes más famosos para tratar la ansiedad canina es el Kong, al cual se le introduce comida en su interior y el perro tratará de sacarla. ¡Es irrompible!.

El American Stafford Terrier necesita ejercicio de forma activa y regular, combinado con juegos y estimulación de todo tipo. Si los mantienes físicamente bien cuidados, pueden adaptarse a vivir en espacios reducidos como apartamentos. Lo ideal en esta raza de perro sería que pudiera disfrutar de entre 2 y 3 caminatas diarias de al menos 30 minutos cada una. En estas caminatas, déjale olfatear y relacionarse con su entorno, así como ofrecerles tiempo para hacer ejercicio.

La salud del American Stafford Terrier

En general, el American Stafford Terrier es un perro por lo general sano. Pero debemos ser constantes con su calendario de vacunación y visitar al veterinario tantas veces como sea necesario. Al menos cada 6 meses. En el caso de desarrollar enfermedades, las más comunes suelen ser:

  • Cataratas.
  • Problemas del corazón.
  • Displasia de cadera.
  • Demodicosis.
  • Trastornos del desarrollo sexual.
  • Atrofia progresiva de retina.

Para evitar posibles trastornos del desarrollo sexual, es muy recomendable esterilizar a nuestro perro, opción que también nos ayudará a evitar cachorros no deseados, actitudes sexuales excesivas y otros problemas de salud. 

Como hemos comentado, si visitas a un veterinario profesional con regularidad podremos detectar cualquiera de estos problemas de forma rápida. Así, el tratamiento se podrá realizar con más eficacia.

Además de esto, es importante cuidar sus dientes, oídos, glándulas anales y eliminar la secreción ocular con mucha regularidad para evitar problemas de salud.

Por último, no te olvides de desparasitar a tu American Stafford Terrier adecuadamente, tanto interna como externamente, para repeler los posibles parásitos que puedan afectarle.

Así es el Corgi Galés de Pembroke

El Corgi galés de Pembroke es una de las razas de perros más populares en todo el mundo. Su adorable apariencia, y el hecho de que se conoce que son los perros favoritos de la reina Isabel II, han convertido a estos perros pastores en realeza canina. Aunque su dulce aspecto puede hacerte creer que son perros familiares y tranquilos, de hecho, los corgis tienen un temperamento peculiar que los hace adecuados para dueños más bien experimentados.

Quédate con nosotros y aprende todo sobre el perro Corgi Galés de Pembroke: repasaremos sus principales características, sus cuidados, su salud y consejos de entrenamiento para que podáis disfrutar de toda una vida juntos.

Origen del Corgi Galés de Pembroke

Se cree que el Corgi es una de las razas de pastores más antiguas del mundo, ya que su linaje se remonta al siglo XII. Los historiadores creen que descienden de perros traídos por comerciantes y conquistadores de origen flamenco y vikingos, y que además están relacionados con razas de Spitz como el Samoyedo o el Pomerania.

Lo que sí se sabe que con certeza es que sus antepasados fueron empleados en el sur de Gales como guardias y pastores. Se distinguen dos tipos: el Cardigan y el Galés. Sin embargo, la raza Cardigan se originó en el condado de Cardiganshire, mientras que la línea Pembroke comenzó en el condado de Pembrokeshire; de ahí sus nombres.

Fueron considerados de la misma raza hasta 1934, cuando se decidió establecer un estándar diferente para Cardigans y Pembrokes. Después de eso, la popularidad del Corgi  Pembroke aumentó mientras que el Corgi Cardigan cayó en picado. Por si fuera poco, la raza Pembroke se hizo aún más famosa en el momento que la reina Isabel II se enamoró de estos perros cuando era niña y comenzó a criarlos.

Hoy en día, son una de las razas más conocidas en el mundo entero, y suelen mostrar sus habilidades en concursos de perros y como compañeros de miles de hogares en todo el mundo. Sin embargo, los Corgis de Pembroke se consideran en cierto “peligro” en su Gran Bretaña natal, ya que no se registran suficientes nacimientos de cachorros a medida que pasan los años.

Rasgos físicos del Corgi Galés de Pembroke

Esta raza tiene mucha fuerza concentrada en un cuerpo pequeño: los Corgis de Pembroke son largos y cortos, pero aún así fuertes y con cierta robustez. Sus patas, aunque no son precisamente largas, son gruesas y gruesas.

Su cabeza tiene forma de zorro y su expresión se mantiene en alerta. Tienen la nariz negra, ojos marrones redondos de tamaño mediano y orejas redondeadas y levantadas. Según el estándar de la raza, los Corgis tienen orejas de tamaño mediano, pero tienden a verse bastante grandes en proporción con su cuerpo.

Una de las principales diferencias entre el Corgi Cardigan y el Corgi Pembroke es su cola, ya que muchos de estos últimos nacen con colas muy cortas o sin cola, mientras que los primeros tienen colas largas, parecidas a las de un zorro.

El Corgi Galés de Pembroke tiene el pelo liso de longitud media con una capa interior gruesa. Pueden ser de color rojizo, dorados, negros o fuego, pudiendo presentar manchas blancas en patas, pecho y cuello.

El Corgi Galés de Pembroke suele ser más pequeño que el Cardigan, ya que mide alrededor de 25 a 30 cm hasta la cruz. El peso ideal para los machos es de 10 a 12 kg, mientras que las hembras suelen pesar entre 10 y 11 kg.

Temperamento y personalidad del Corgi Galés de Pembroke 

Los Corgis de Pembroke tienen un temperamento activo, muy guardianes, y además son muy inteligentes. Si bien son amables y leales con su familia, no se encuentran entre las razas de perros más sociables.

Se trata de perros que tienden a ser cautelosos con los extraños y agresivos con los perros desconocidos si el encuentro no resulta favorecedor. Por eso es extremadamente importante socializarlos bien como cachorros para evitar la agresión y el miedo en la edad adulta. Además de una socialización adecuada, los Corgis necesitan entrenamiento: enseñarles las órdenes de los perros no es una opción, estos perros requieren una estimulación mental constante. Para educarlos y motivarlos, recomendamos utilizar siempre el refuerzo positivo.

Entre los problemas de comportamiento habituales de esta raza se encuentran los ladridos excesivos y la tendencia a arrear a la gente intentando marcar con el morro en los tobillos. Ambos comportamientos pueden canalizarse hacia actividades adecuadas mediante el refuerzo positivo y el ejercicio regular. Si tienes en cuenta sus necesidades, el Corgi Galés de Pembroke puede ser un excelente animal de compañía.

Los cuidados de un Corgi Galés de Pembroke

Mantener un Corgi cuidado estéticamente es bastante fácil. Por lo general, es suficiente cepillarlos dos veces por semana y no es necesario bañarlos con demasiada frecuencia, a no ser que se ensucien de verdad. De hecho, los baños frecuentes pueden dañar las protecciones naturales de su pelaje y resultar contraproducentes en la salud de esta raza.

Al ser perros pastores, los Corgis necesitan mucho ejercicio y compañía. Como son pequeños, no requieren tanto ejercicio como los pastores alemanes o belgas, pero necesitan varias caminatas moderadas al día y tiempo para jugar. Los deportes caninos pueden ayudar a canalizar su energía y agudizar sus habilidades, pero la agilidad generalmente no se recomienda, ya que pueden dañar la columna vertebral de la pequeña raza corgi.

Si hacen suficiente ejercicio, los corgis pueden adaptarse muy bien a la vida en un apartamento o casa pequeña, pero hay que tener en cuenta que pueden ladrar mucho. Si tu casa tiene un jardín, pueden hacer ejercicio allí.

Problemas de salud comunes del Corgi Galés de Pembroke 

Entre las condiciones de salud más comunes de esta raza podemos encontrar la enfermedad de disco intervertebral (EDIV) y la displasia de cadera. Aunque estas condiciones son cada vez más raras, el Corgi Galés de Pembroke también tiende a sufrir las siguientes enfermedades:

  • Epilepsia.
  • Enfermedad de Van Willebrand.
  • Atrofia progresiva de retina.
  • Luxación del cristalino o ectopia lentis aislada.
  • Enfermedad de cálculos renales o urolitiasis.

Para prevenir estas enfermedades y detectarlas a tiempo, es importante acudir al veterinario y realizar controles de forma periódica. También debes seguir los calendarios de vacunación y desparasitación.

Shih Tzu: un perro de lo más sociable

El Shih Tzu es uno de los perros de compañía más sociables y juguetones que puedas encontrar. Eso, junto con su bonito pelaje y su dulce apariencia, explica por qué es una de las razas preferidas de la actualidad. Estos perros son cariñosos e inteligentes, y necesitan una atención constante por parte de sus dueños, por lo que en general no se recomienda que los dejes solos por mucho tiempo o que vivan fuera de sus hogares habituales por periodos largos, ya que puede afectarles a nivel emocional.

Si quieres saber más sobre este adorable perro, te contamos ten este artículo sobre: ​​características físicas, origen, carácter, cuidados, salud y educación de un perro Shih Tzu.

Origen del Shih Tzu

La historia del Shih Tzu es muy similar a la del perro pequinés. Al igual que esa raza, el Shih Tzu encuentra su origen en los monasterios budistas, donde se le consideraba un perro sagrado. También era un perro exclusivo de la nobleza china, donde también eran considerados sagrados y se les proporcionaba un cuidado especial.

Cuando llegaron los primeros Shih Tzu a Inglaterra, en los años 30, solían ser confundidos con el Lhasa Apso. Tanto es así, que en un momento ambos perros fueron considerados como una sola raza. Sin embargo, en la misma década se decidió separar las razas tal y como las conocemos hoy.

Características físicas del Shih Tzu

Según el estándar FCI (Federación Cinológica Internacional) de la raza, la altura a la cruz no supera los 26,7 centímetros, sea macho o hembra. El peso ideal de este perro oscila entre 4,5 y 7,3 kilogramos. Este es un perro de tamaño pequeño con un tronco más largo que su altura. Todo su cuerpo está densamente cubierto de pelo. Su espalda es recta y su pecho es ancho y profundo.

Su cabeza es ancha y redondeada. Está cubierta de pelo largo que cae sobre los ojos y que incluso forma barba y bigotes en el hocico. Una característica de Shih Tzu es que el pelo de su nariz crece hacia arriba, dando a la cara una forma de crisantemo. Su hocico es corto, cuadrado y ancho. Sus ojos, de expresión cariñosa, están bien separados entre sí, grandes, redondos y oscuros. Sus orejas son grandes, colgantes y cubiertas de un pelo muy denso.  La cola de este perro es de inserción alta y está completamente cubierta de pelo.

Como puedes ver, el pelo es una de las características más notorias de esta raza. Es largo, denso y también tiene una buena capa de pelaje interno. No es nada rizado, más bien suele ser liso, aunque sí es habitual una ligera ondulación. En cuanto al color del pelaje, es posible encontrarlo en multitud de variedades.

¿Cómo es el carácter de un perro Shih Tzu?

Se trata de perros muy inteligentes, sociables, alegres y les encanta estar con la gente. También son juguetones y activos cuando se mantienen en forma. Es más fácil socializar al un Shih Tzu que a otras razas de perros, ya que estos pequeños peludos suelen ser muy amables y sociables por naturaleza. Cuando han recibido una socialización adecuada, saben llevarse muy bien con las personas, perros y otros animales. Sin embargo, es importante llevar a cabo la socialización a una edad temprana para lograr ese carácter amigable cuando sean adultos.

Estos perros son excelentes mascotas para personas que vivan en solitario, parejas y familias con niños de diferentes edades. Suelen llevarse muy bien con los niños siempre que el niño sepa respetar a los perros y no abuse de ellos.

Sin embargo, es importante recalcar que no son las mascotas más adecuadas para familias y personas que pasan la mayor parte del día fuera de casa, a menos que puedan llevar a sus perros al trabajo, ya que no suelen gestionar demasiado bien la soledad.

El cuidado de un Shih Tzu

El pelo de Shih Tzu tiende a enredarse con facilidad y es necesario cepillarlo a diario. Aunque no requieren peluquero canino, muchos dueños de estos perros prefieren mantenerlos con el pelo más corto para facilitar su cuidado.

Los Shih Tzu necesitan una buena dosis de ejercicio físico, y debido a su pequeño tamaño pueden ejercitarse en interiores. Aun así, es importante darles al menos una caminata diaria y tiempo de juego para hacer ejercicio y socializar. Estos perros tienden a ganar peso con facilidad, por lo que es bueno darles suficiente ejercicio para mantenerlos en forma. Eso sí, hay que tener en cuenta su tamaño y no abusar de ellos con ejercicio excesivo. Además, será importante no forzarlos a realizar actividad física en climas demasiado cálidos y húmedos, ya que sus hocicos cortos dificultan la respiración en estos ambientes.

Las necesidades de compañía de Shih Tzu son muy altas. Estos perros no son adecuados para vivir solos en un jardín o en un patio. Necesitan pasar la mayor parte del tiempo acompañados y deben vivir dentro de casa, junto a su familia humana. Eso sí, se adaptan muy bien a la vida en ciudades pobladas y también la vida en pequeños apartamentos.

La educación y el entrenamiento de la raza Shih Tzu

En lo que respecta al entrenamiento canino, los Shih Tzu son toda una alegría para sus entrenadores. Estos perros aprenden fácil y de forma rápida, por lo que es sencillo enseñarles muchas cosas. Sin embargo, esto solo es cierto cuando se lleva a cabo un entrenamiento positivo, ya que los Shih Tzu no responden bien al entrenamiento tradicional, basado en el dominio. Además hay que tener en cuenta que estos perros se distraen con facilidad, por lo que es mejor entrenarlos en sesiones cortas pero divertidas.

En general, los Shih Tzu no presentan mayores problemas de comportamiento cuando han sido socializados adecuadamente en su juventud, han recibido suficiente ejercicio y la atención y compañía necesaria. Sin embargo, cuando se los deja solos por períodos prolongados o no hacen suficiente ejercicio, pueden volverse perros destructivos y ladradores. Incluso pueden desarrollar ansiedad por separación si permanecen solos durante mucho tiempo todos los días.

Salud de un Shih Tzu

Esta raza no tiene incidencias alarmantes de enfermedades caninas, pero pueden ser propensas a:

Es una raza propensa a las infecciones de oídos y ojos, por lo que vale la pena realizar revisiones veterinarias de forma periódica. ¿Tienes un Shih Tzu en casa? Tráelo a Hospital Veterinario Glòries, nos encantará conocerlo.

Razas de perros hipoalergénicos para familias con alergias

Cuando alguien es alérgico a los perros, no significa exactamente que su cuerpo produzca una respuesta inmune al animal en sí, sino a los alérgenos particulares que produce. Los alérgenos más comunes son las proteínas que se encuentran en la saliva, la caspa y las glándulas sebáceas de la dermis y, en consecuencia, en el pelo.

Si tú o alguien de tu familia es alérgico a las proteínas de la caspa y la piel de tu perro, te alegrará saber que existen razas de perros hipoalergénicas. Esto significa que el riesgo de sufrir una reacción alérgica a estos perros es mucho menor porque producen menos caspa y apenas pierden pelo.

¿Eres alérgico y no quieres renunciar a la maravillosa experiencia de tener perro? Conoce algunos de los perros hipoalergénicos en este listado.

Yorkshire terrier

El popular Yorkshire Terrier o Yorkie es la raza perfecta para familias con miembros alérgicos que viven en pisos. Este perro apenas se le cae el pelo, por lo que no dejarán alérgenos por toda la casa. Sin embargo, tendrás que controlar de cerca su higiene y cepillarlo todos los días para evitar que su pelaje se enrede y se ensucie.

Bichón

El Bichón hace referencia a un grupo de razas hipoalergénicas pequeñas y de pelo rizado relacionadas con el caniche que incluyen al Bichon Frise, el boloñés, el Coton de Tulear y los malteses.

Los perros Bichón se encuentran entre las mejores razas para familias alérgicas porque no pierden pelo a pesar de lo que su pelaje esponjoso te haga pensar. Eso sí, requieren cuidados específicos, como cepillarlos a diario, limpiar sus ojos y controlar los conductos lagrimales. Son perros inteligentes y muy juguetones, perfectos para familias con niños. El Bichon Frise y el maltés se encuentran entre las razas de perros más pequeñas del mundo.

Perros de agua

Al igual que los Bichón, los perros de agua no son en sí una raza, sino un tipo de perro reconocible por su pelaje lanudo rizado que a penas se le cae. Estos perros obtuvieron su nombre porque originalmente fueron criados para ayudar a los cazadores a recuperar presas en el agua, por lo que generalmente les encanta nadar.

Las mejores razas de perros de agua para familias con alérgias incluyen el Barbet, el Lagotto Romagnolo, el Poodle, el perro de agua portugués y el perro de agua español.

Los perros de agua deben cepillarse regularmente con un cepillo específico para su tipo de pelo. Recomendamos acudir a un peluquero canino profesional que pueda recortar su pelo correctamente y recomendarte un buen champú.

Galgo

Los galgos tienen el pelo muy corto y no suelen provocar reacciones alérgicas. Si estás buscando un perro pequeño, tranquilo y fácil de entrenar, el galgo italiano es la raza perfecta para ti. Si prefieres perros más grandes, estarás feliz con un galgo inglés.

Los galgos son conocidos por su carácter noble, leal y fiel. Requieren mucho ejercicio, pero nunca causar problemas en casa.

Pinscher miniatura: una raza con gran personalidad

El Pinscher miniatura , también conocido como “Min Pinscher”, es una pequeña raza de perro del tipo pinscher de origen alemán. Se trata de una raza que, aunque pequeña, tiene un carácter predominante y fuerte. Aún así, son muy cariñosos y sociables con sus cuidadores y su familia. Eso sí, no son tan amigables cuando se encuentran con un extraño.

En este artículo de Hospital Veterinario Glòries te explicaremos todo lo que necesitas saber sobre esta raza. De modo que, si estás interesado en adoptar un Pinscher miniatura en un futuro cercano, continúa leyendo para aprender todo lo que necesitas saber sobre él.

Origen del perro Pinscher Miniatura

Esta raza se originó en Alemania, a partir de cruces entre el Pinscher alemán, el Greyhound italiano y el Dachshund (Teckel, o perro salchicha). También se les conoce como Min Pinscher o “Zwergpinscher”. Mucha gente cree que esta raza es un Doberman miniatura, pero no es para nada el caso. Aunque ambas razas comparten algunos ancestros, el Pinscher miniatura es mucho más antiguo que el Doberman.

Hoy en día, este Pinscher es una de las razas de perros pequeños más populares y queridas entre los amantes de los perros. Aunque cuidarlos puede requerir más esfuerzo que a otras razas de canes pequeños, debido sobre todo a su carácter.

Apariencia física

El Pinscher Miniatura es la versión más pequeña del Pinscher alemán. Son pequeños y de perfil cuadrado, ya que la longitud de su cuerpo es igual a su altura a la cruz. Sus líneas son finas y elegantes. La altura a la cruz es de 24,8 a 30 centímetros y pesan de 4 a 6 kilos aproximadamente.

La cabeza del Pinscher miniatura es alargada con una depresión naso-frontal suave pero claramente definida. Su nariz suele ser negra pero también puede encontrarse de color marrón según la tonalidad de su pelaje. Sus ojos son de color marrón oscuro y ovalados. 

Sus orejas pueden ser erguidas o dobladas y tienen forma de “V” invertida. En el pasado, era costumbre cortarlas para asegurar que estuvieran erectas, pero afortunadamente esa práctica ha desaparecido.

Su cuerpo es corto, pequeño y compacto. Al igual que la costumbre de cortar las orejas, su cola también solía acortarse, cosa que hoy en día ya no sucede, por fortuna. Su pelo es corto y grueso. Los colores más populares son atigrado, negro, marrón, rojizo, crema, leonado y grisáceo.

¿Cómo es la personalidad del Pinscher Miniatura?

Los pinschers miniatura están llenos de vida, son dinámicos, curiosos y valientes. A pesar de su pequeño tamaño, son de carácter fuerte. Por eso es muy importante socializar a estos perros desde pequeños. Si no se socializa adecuadamente, tendrá problemas de comportamiento como perro adulto.

Otro dato que te interesará conocer es que, los pinscher miniatura, aburridos, pueden ser algo destructivos. Por eso es importante no dejarlos solos durante largos períodos de tiempo. Cuando se trata de ruido, estos perros no son tan ruidosos como otros perros pequeños.

Cuidados del Pinscher Miniatura

Cuidar a estos perros es bastante fácil y no debería llevarte mucho tiempo. Para su pelaje, el cepillado semanal es suficiente, y solo tienes que bañarlos cuando se ensucien. Estos perros son muy activos, por lo que necesitarán una buena dosis de ejercicio diario, pero debido a su pequeño tamaño también puedes satisfacer sus necesidades de ejercicio en interiores.

Esto no significa que puedas sustituir las caminatas al aire libre por el ejercicio en el interior. Solo significa que pueden pasar uno o dos días sin él, pero las caminatas al aire libre les permitirán socializar con otras personas, animales y elementos del exterior , descubrir nuevos lugares, oler, etc.

Los pinschers miniatura se adaptan perfectamente a vivir en pequeños pisos o casas. Aunque disfrutan de un jardín donde pueden jugar, no se pueden mantener al aire libre y solo por mucho tiempo. Este tipo de perros, por su tamaño, necesitan dormir en interiores.

Educación y adiestramiento del Pinscher Miniatura

Cuando se trata de entrenar a estos perros, es mejor hacerlo mediante el refuerzo positivo. El método tradicional puede causar problemas, especialmente debido al temperamento de estos perros. Cuando usas el refuerzo positivo para entrenarlos y adiestrarlos, los estás estimulando mentalmente mientras, a la vez, creas un vínculo más fuerte con ellos.

Recuerda llevar a cabo sesiones de entrenamiento cortas de 5 a 15 min si de verdad quieres ver buenos resultados a corto y largo plazo.

La salud del Pinscher Miniatura

El Pinscher Miniatura tiende a ser un perro sano y la raza no es particularmente propensa a ninguna enfermedad canina en particular. Puede ocurrir atrofia progresiva ocasional de retina o dislocación patelar, pero no es muy común. La obesidad también puede ser un problema, porque estos perros suelen ser muy glotones.

Cuida de su alimentación, entrénalo a menudo, deja que socialice de forma adecuada y tendrás un perro feliz a tu lado.

Razas de perros españoles

Según los datos que ofrece la Real Sociedad Canina de España existen oficialmente hasta 23 razas de perros españoles. Sin embargo, según otras federaciones caninas, existen más de 40 razas de perros reconocidas que son autóctonas de España. En este artículo conocerás algunas de las más famosas razas de perros españoles. ¿Cuántas de ellas conocerás? ¡Echa un vistazo a sus características!

  • Galgo español

El galgo español se conoce entre todas las razas de galgos por su aspecto estilizado y, lamentablemente, por los graves abusos que sufre aún hoy en día en algunos lugares y sectores de España. Cientos de galgos son abandonados y sacrificados cada año y esto suele ocurrir a finales de la temporada de caza, o bien cuando ya no son útiles para las carreras de galgos. Pero si hay algo que verdaderamente hace destacar al galgo español es que se considera una de las razas de perros más rápidas del mundo.

Los orígenes del galgo español se remontan al siglo II a. C. Este galgo destaca por su cuerpo estilizado, delgado y fuerte. Además, tiene un pelaje corto y liso que puede encontrarse en diferentes tonalidades, como marrón oscuro o claro, negro, blanco incluso rojizo.

En cuanto al cuidado del galgo español debe centrarse en paseos, ejercicio suficiente, descanso y cuidado de su temperatura corporal, especialmente en climas fríos. El galgo español está reconocido por la FCI (Federación Cinológica Internacional).

  • Podenco ibicenco

El podenco ibicenco, es originario de la isla de Ibiza, pero también se encuentra en el resto de islas de las Baleares. Es una raza de perro primitiva sospechosa de haber sido introducida por los fenicios, los cartagineses y los romanos. Esta raza de perro fue desarrollada originalmente para la caza de conejos. Conocido por su prodigiosa nariz, mide entre 67 y 72 centímetros a la cruz.

 

El podenco ibicenco tiene un pelaje suave, corto o largo, que varía en color desde los tonos fuego mezclados con el blanco y es reconocido por la FCI.

  • Perro de agua español

El perro de agua español, originario de Cantabria, aunque también se puede encontrar en Andalucía. Se dice que el perro de agua español es descendiente del antiguo “Barbet”, y es conocido como una popular raza de perro pastor en el territorio español.

Esta raza de perro español de tamaño mediano mide entre 40 y 50 cm a la cruz y tiene un manto de pelo abundante, rizado y lanudo. El estándar de la raza es reconocido por la FCI.

  •  Pachón Navarro

El Pachón Navarro es un gran perro de caza español que suele alcanzar los 60 cm a la cruz, con un peso aproximado de 30 kilogramos. Es una raza de perro activa, con orejas caídas y un pelaje corto y liso. Esta raza de perro de gran tamaño está reconocida por la Real Sociedad Canina de España.

  • Ratonero bodeguero andaluz

El Ratonero bodeguero andaluz, a veces también conocido como el Jack Russel español, se originó en Andalucía para perseguir ratones en establos y almacenes. Esta raza de perro español mediano también se utilizó para cazar conejos y liebres. Es una raza de perro atlética y compacta, y cuenta con un pelaje blanco corto en casi todo su cuerpo, excepto en la cabeza, cuyo color es negro. La raza está reconocida por la Real Sociedad Canina de España.

  • Mastín del Pirineo

El mastín del Pirineo es un perro de alta montaña de origen español. Ha sido ampliamente utilizado para la guarda y defensa, antiguamente para proteger a los rebaños de la presencia de lobos y osos. Hablamos de un perro cariñoso, noble, valiente y muy activo. Puede llegar a alcanzar una altura considerable, superando los 72 cm en hembras y los 77 cm en machos. Están reconocidos por la FCI.

  • Pastor Vasco

El perro pastor vasco, también conocido como “Euskal Artzain Txakurra” es una raza de perro vasca, originalmente utilizada para pastorear ovejas y vacas. Es una raza canina española atenta, vigilante e inteligente. El perro pastor vasco se caracteriza por su tamaño mediano y orejas caídas. Lleva un pelaje semi largo y liso, comúnmente de color marrón claro. Está reconocido por la RSCE.

  • Maneto

El Maneto es otra raza de perro de caza español que se utilizó originalmente para la actividad de caza de conejos. Estos perros se caracterizan por su pequeño tamaño, patas cortas y cuerpo ágil. Sin embargo, se desempeñan mejor como perros de caza en áreas con vegetación escasa y baja (debido a sus pequeñas patas). Esta raza de perro, nativa de Andalucía, es muy amigable y activa. La raza está reconocida por la Real Sociedad Canina de España.

  • Sabueso español

El sabueso español es una raza de perro cuyos orígenes se remontan al siglo XIV, cuando fue utilizado para la caza, tanto mayor como menor, en concreto, ciervos, lobos, jabalíes o conejos. Esta raza de perro de tamaño mediano tiene un pelaje corto y una expresión facial algo triste. Mide entre 48 y 57 cm de altura y su manto es blanco y naranja. Está reconocido por la FCI.

  • Perdiguero de Burgos

El perdiguero de Burgos, se desarrolló en Castilla y León. Destaca por ser una raza de perro fuerte, obediente y especialmente tranquila. Forma parte de la gran lista de razas de perros españoles, alcanzando entre 59 y 67 cm a la cruz. Es también una raza reconocida por la FCI.

  • Alano Español

El alano español es una de las razas de perros españoles de tamaño grande más populares. Esta raza se utilizaba antiguamente para la caza mayor y para custodiar y proteger hogares y amplias fincas. Esta gran raza de perro español, que puede alcanzar los 60 centímetros a la cruz y los 40 kilogramos de peso, tiene normalmente un pelaje corto de color castaño o fuego.

A pesar de su popularidad en el país, no está reconocido por la FCI, pero sí está catalogado por la Real Sociedad Canina de España.

Chow Chow: el perro de la lengua azulada

El Chow Chow es un perro que se estima que se originó en China hace alrededor de 2.000 años. Su lengua distintiva azul, azul grisáceo, azul marino o negra es un rasgo característico que se encuentra más comúnmente en los lagartos que en los perros. El Chow Chow no es la única raza de perro que tiene esta lengua de color distintivo, Shar Peis y algunos otros perros de raza pura también tienen esta coloración. Sin embargo, está lejos de ser lo único interesante de este querido perro.

En este artículo echamos un vistazo a las características del perro de lengua azul: el Chow Chow. Hablaremos no solo de sus características, sino también de su temperamento y algunas de las leyendas que rodean a esta antigua raza de perro.

Características del perro de lengua azul

Es posible que la lengua azul del Chow Chow no sea lo primero que reconozcas sobre este perro. Quizás te atraiga primero la hermosa melena que rodea su rostro. Este perro tiene un pelaje doble que se hincha, lo que los hace parecer regordetes a pesar de su buen físico. 

Por lo general, puedes encontrarlos en pocas variedades de colores que van desde el rojo y el dorado, pero tampoco es raro ver un Chow Chow de color marrón oscuro o crema. Sus ojos están profundamente hundidos y tienen una cola rizada de longitud media que generalmente se coloca hacia arriba.

A pesar de su complexión robusta, los Chow Chows son bastante ágiles. Eran conocidos como “perros de guerra”, y hasta Marco Polo los admiró por su capacidad para luchar junto a sus dueños. Esto puede parecer incongruente con su apariencia de osito de peluche, pero tampoco significa que sean perros violentos de ninguna manera. Pueden ser perros muy tranquilos y apacibles. Quizás debido a su crianza ancestral, también son muy leales. Esto significa que pueden ser cautelosos con los extraños y, a veces, sobreproteger a su dueño si perciben una amenaza. También es la razón por la que fueron utilizados como perros guardianes de templos en algunos lugares de Asia, como China y el Tíbet, donde se originaron.

También pueden ser difíciles de entrenar debido a su naturaleza un tanto obstinada, lo que significa que necesitan socializar temprano. Cuanto más se acostumbren a estar con otros animales y personas, es más probable que se conviertan en adultos más nivelados. Son un maravilloso animal de compañía, especialmente para los más mayores. Como todos los perros, necesitan un ejercicio moderado, pero tienen una energía relativamente baja. Esto los convierte en una buena opción de mascota para casi cualquier hogar.

Leyendas sobre el Chow Chow

Hay varias leyendas sobre cómo el Chow Chow obtuvo su lengua de color azul. La primera está relacionada con los estrechos vínculos del perro con la comunidad budista en Asia. En un día muy frío, hace mucho tiempo, un monje budista se puso muy enfermo. Estaba tan enfermo que quedó incapacitado y no podía salir a buscar leña para calentarse. Los Chow Chows salieron al frío en busca de leña para el monje, pero desafortunadamente todo lo que pudieron encontrar fueron troncos carbonizados. Cuando los volvieron a llevar a la boca, la carbonización hizo que sus lenguas se volvieran de este color negro azulado.

La segunda leyenda sobre la lengua azul del Chow Chow se refiere al propio Buda, Siddhartha Gautama. Mientras Buda estaba pintando el cielo con su distintivo color azul, dejó sus pinceles en el suelo. El curioso Chow Chow se acercó a los pinceles y les dio un lametazo. De esta manera se convirtió en el color permanente de la lengua del perro.

Otra de las historias que rondan por el mundo sobre el Chow Chow tiene que ver con la propia reina Victoria de Inglaterra. La reina cuando era niña tenía un Chow Chow como mascota. Hizo que la acompañara a todas partes, pero algunos de sus cuidadores pensaron que no era prudente que una niña contase con un perro de ese tamaño. En su lugar, crearon una versión de juguete suave que ella podría llevar consigo a cualquier lugar (lo que hoy conocemos como Pomerania).

Existen más historias sobre Chow Chows que generalmente están vinculadas a sus famosos dueños. Los nombres históricos que eran conocidos por ser propietarios de Chow Chow incluyen al futbolista Mario Balotelli, la cantante Janet Jackson, el ícono cultural Elvis Presley y el ex presidente de Estados Unidos Calvin Coolidge. Incluso el mismo Sigmund Freud tuvo uno, al que se dice que empleó como perro de terapia . No simplemente como una forma de ayudar a que el paciente se relaje, sino que algunos también afirman que lo usó para conseguir diagnósticos.

La verdad sobre la lengua azul del Chow Chow

La lengua del Chow Chow puede verse de color azul, morada, grisácea o negra, según el perro. El motivo de su color se debe simplemente a la presencia de células pigmentadas, similares a los mismos tipos de células que determinan el color de la piel humana. El color oscuro de la lengua es un rasgo curioso ya que también se encuentra en algunos animales salvajes como una jirafa o incluso en algunos osos, como el oso polar. Hay algunas investigaciones que sugieren que los Chow Chows derivaron de un Hemicyon, una especie de cruce entre un perro y un oso (el nombre significa literalmente ‘perro-oso’) que vivieron en la edad del Mioceno. Se trata de una hipótesis y es difícil de respaldar científicamente como un hecho, pero tampoco resulta improbable. Un hecho que podría apoyar esta teoría es que el Hemicyon tiene fósiles que lo muestran con 44 dientes, y esto es un detalle que comparte con el Chow Chow.

Si bien los Chow Chows pueden no ser el único perro que tiene una lengua azul, son la única raza de perros que tiene labios y un paladar caracterizados por el mismo color. Hay muchas razas que tienen manchas de este color, pero ninguna presenta membranas mucosas completamente oscuras. Un hecho extraño es que la raza Chow Chow no nace con lengua azul. En cambio, se desarrolla alrededor de los 2 a 3 meses de edad. Si la lengua no cambia de color y permanece rosada, se dice que no es de pura raza.

Akita Americano: ¿es una raza peligrosa?

¿Conoces esta raza de perro? La raza Akita Americano, de origen japonés, tiene algunas características admirables, con su lealtad destacando por encima del resto. Esto hace que sea especialmente sorprendente ver la inclusión habitual de esta raza en las llamadas listas de perros potencialmente peligrosos.

Pero, ¿son los perros Akita peligrosos? A continuación trataremos de conocer más acerca de este tema y del carácter del Akita Americano.

¿Por qué los perros Akita Americano se consideran peligrosos?

Al igual que los perros Pit Bull, el Akita Americano tiene una mandíbula en forma de tijera. Esto significa que su mordida es muy poderosa y su mandíbula no se puede abrir hasta que el perro decida soltarlo.

Otra razón por la que el Akita Americano se encuentra en las listas de perros potencialmente peligrosos es su físico. Un Akita Americano macho puede pesar hasta 65 kg y medir hasta 67 centímetros de altura. El Akita es un cazador innato, y esto puede conducir a situaciones peligrosas cuando no se ha socializado adecuadamente con otros animales.

¿El Akita Americano es un perro agresivo?

Con la poca información dada hasta el momento, no cabe dudas de que cualquier ataque realizado por un Akita Americano es peligroso, principalmente a causa del gran tamaño de este perro. La siguiente pregunta que habría que resolver es: ¿los perros Akita Americanos son propensos a atacar a los humanos?

No, no lo hacen. Los perros Akita Americanos son propensos a defender con valentía la vida de su familia humana, a veces arriesgando su propia vida al hacerlo. Lejos de ser peligroso, este perro es extraordinariamente leal y valiente.

Con respecto a su instinto de cazador y personalidad territorial, estos factores pueden controlarse adecuadamente mediante un entrenamiento adecuado del perro y una buena socialización. Aun así, es recomendable la castración para los machos.

En cuanto a su peso corporal, es completamente absurdo pensar que cuanto más grande sea el perro, mayor riesgo inherente representa la raza; este no es el caso en absoluto. Hay labradores y perros perdigueros realmente pesados ​​y nadie los considera peligrosos. 

Obviamente, tienen una personalidad que es muy diferente a la del Akita Americano, pero esto no significa que el Akita tenga un carácter peligroso o inapropiado. De hecho, como se comenta a continuación, cualquier amante de los perros seguramente se enamorará de la personalidad de esta raza.

¿Cómo es el temperamento de Akita Americano?

Entonces, ¿cómo es el carácter y el temperamento de este majestuoso perro japonés? Los Akita se consideran perros guardianes excepcionales en su región de origen. Esta raza también se ve como un símbolo de prestigio, fuerza y ​​lealtad, y también como símbolo de buena suerte.

En la antigüedad, se decía que un guerrero samurai se reencarnaría en un perro Akita en su próxima vida si moría sin honor. Al hacerlo, podría redimirse muriendo con honor y lealtad por su dueño.

El Akita Americano es un perro muy seguro que protege instintivamente su territorio, comida y familia humana. Además, este perro es muy amigable con las personas siempre que no se sienta amenazado, y sea juguetón, cariñoso y leal con sus dueños.

Es una raza tranquila, pacífica y paciente, lo que significa que permanece indiferente ante diversos estímulos externos cuando no representan un peligro real. Cuando tienen un hogar, el Akita Americano es un perro muy feliz que disfruta involucrarse en la rutina diaria de su familia humana.

No conviertas a tu Akita Americano en un perro peligroso

Recapitulemos ¿Es el Akita Inu un perro peligroso? No.

¿Puede el Akita Americano ser un perro peligroso? Sí, puede ser muy peligroso, pero esto no depende del perro. Depende de ti, de las herramientas de socialización que le enseñes y de su adiestramiento.

El Akita Americano es una raza muy querida por todo amante de los perros, ya que suelen hacer sentir mucha protección a sus dueños. Sin embargo, independientemente de cómo te haga sentir este perro espectacular, no significa que debas eludir la responsabilidad que significa cuidar de él. Antes de tener un Akita Americano, hazte estas preguntas con sinceridad:

  • ¿Puedo controlar físicamente a un perro que puede pesar más de 60 kg?
  • ¿Puedo darle a mi perro ejercicio físico diario?
  • ¿Estoy dispuesto a realizar una capacitación y socialización adecuadas y tengo tiempo para supervisar este proceso?
  • ¿Tengo el carácter suficiente para ser considerado el líder de la manada y poder disciplinar a mi perro
  • ¿Tengo tiempo suficiente para darle a mi perro todo el amor y el cariño que necesitará para mantener el equilibrio adecuado?

Si tiene dudas, este no es el perro para ti y la adopción no será beneficiosa para ninguna de las partes.

Pug o carlino: un gran perro en un cuerpo pequeño

El pug o perro carlino es un perro muy especial. El lema oficial de la raza podría ser el famoso “multum in parvo” (en latín, “mucho en poco”) y es que se trata de un gran perro encerrado en un cuerpo muy pequeño.

Es una raza a la que le encanta vivir en compañía constantemente, ya que son muy juguetones. De hecho, muchos de ellos si pasan tiempo solos, tienden a desarrollar ansiedad por separación. Por eso no es recomendable adoptarlos si sois una familia con niños muy pequeños o que no pasa tiempo en casa, ya que es posible que no se les preste la atención que necesitan.

Sigue leyendo porque en este artículo hablaremos sobre todo lo que necesitas saber sobre la raza pug.

Origen del pug

Como muchas otras razas de perros, el origen del pug es incierto y controvertido. Se sabe que provienen de China, pero aún se debate si sus parientes son más cercanos a los grandes perros molosoides o al pequinés, y similares. Lo que sí se sabe con certeza es que hace siglos estos perros eran, junto con al pequinés, los animales favoritos en los monasterios tibetanos.

Desde su llegada a Europa y más tarde a América, el pug ha sido considerado un encantador perro de compañía y un digno perro de exhibición. La fascinación occidental por esta raza ha llegado al punto en que muchos pugs han sido protagonistas de películas y series de televisión.

Características físicas

El pug es un perro bajo, de constitución ancha pero compacto. A pesar de ser un perro pequeño, el pug es un animal musculoso. La línea superior de su cuerpo está nivelada y su pecho es amplio. Su cabeza es grande, redonda y sin fisuras en el cráneo. No tienen forma de manzana, como en los chihuahuas, y su piel es arrugada. Su hocico es corto y cuadrado. Los ojos del pug son oscuros, grandes y globulares. Su expresión es dulce y con cierto aire preocupado. 

Las orejas son delgadas y pequeñas, de textura aterciopelada. Se pueden presentar en dos variedades, por un lado con las orejas rosadas, pequeñas, colgantes y dobladas hacia atrás, y por el otro, orejas de botón, que son orejas dobladas hacia adelante, apuntando hacia los ojos.

La cola es de inserción alta y se presenta enrollada sobre la cadera. En cuanto a su tamaño, estos perros son pequeños y su altura a la cruz suele ser de entre 25 y 28 centímetros. El peso oscila entre 6 y 8 kilogramos, según su tamaño y sexo.

El pelo de este perro es fino, liso, suave, corto y brillante. Sus colores varían entre plata, albaricoque, leonado claro y negro.

Personalidad del pug

El pug tiene el temperamento típico de un perro de compañía. Son cariñosos, alegres y juguetones. Tienen una personalidad fuerte y les gusta llamar la atención, pero también gozan de un carácter estable.

Estos perros son fáciles de socializar y, adecuadamente socializados, tienden a llevarse bien con adultos, niños, otros perros y otros animales. Sin embargo, aunque son divertidos, no aguantan demasiado el juego intenso. Por supuesto, para llevarse bien con extraños y otras mascotas, es importante socializarlos desde cachorros.

En general, estos perros no presentan problemas de comportamiento, pero pueden desarrollar ansiedad por separación con cierta facilidad. Los pugs necesitan compañía constante y pueden convertirse en perros destructivos cuando se los deja solos durante mucho tiempo. También necesitan hacer ejercicio y recibir estimulación mental para no aburrirse.

Los cuidados del pug o carlino

El cuidado del pelaje de un pug no requiere mucho tiempo ni esfuerzo, pero es necesario cepillarlo una o dos veces por semana para eliminar el pelo muerto y el polvo. Estos perros pueden perder mucho pelo, por lo que puede ser una buena idea cepillarlos con más frecuencia para mantener los muebles y la ropa libres de pelo de perro. El baño solo debe realizarse cuando el perro esté sucio, pero las arrugas de la cara y el hocico deben limpiarse con un paño húmedo y secarse con frecuencia para evitar infecciones de la piel.

Los pugs son perros muy juguetones y necesitan ejercicio moderado, pero no intenso, con caminatas diarias y tiempo de juego moderado. Hay que tener cuidado de no imponerles ejercicios muy intensos, ya que su hocico achatado y su estructura robusta no les proporcionan mucha resistencia y los hacen susceptibles a los choques térmicos, especialmente en climas cálidos y húmedos.

Por otro lado, estos perros necesitan mucha compañía y no son aptos para personas que pasan la mayor parte del tiempo fuera de casa. El pug exige compañía y atención constantes y puede desarrollar hábitos destructivos cuando se les deja solos durante mucho tiempo. Son perros para vivir en casa con la familia y adaptarse muy bien a la vida en apartamentos dentro de las grandes ciudades.

Adiestramiento y educación

Esta raza de perros es fácil de entrenar cuando se utilizan estilos de entrenamiento positivos. Es común escuchar a los entrenadores tradicionales decir que los perros pug son perros obstinados y difíciles de entrenar, pero eso a menudo es el resultado de una mala elección del método de entrenamiento del perro, más que una característica de la raza. 

Cuando se utilizan con éxito métodos de adiestramiento positivo como el entrenamiento con clicker, se pueden lograr excelentes resultados con estos perros.

¿Cómo es la salud del pug o carlino?

A pesar de ser un perro pequeño, el pug tiende a estar sano, excluyendo los posibles problemas causados ​​por su hocico corto. La raza no presenta enfermedades caninas con incidencias exageradas, pero con frecuencia presenta el síndrome braquicefálico, fosas nasales estenóticas, dislocación patelar, enfermedad de necrosis avascular y entropión. Ocasionalmente también pueden ocurrir casos de epilepsia.

Debido a sus ojos prominentes y su rostro aplanado, son propensos a sufrir lesiones oculares. Además, debido a su estructura robusta, tienden a desarrollar obesidad, por lo que hay que cuidar bien su dieta y la cantidad de ejercicio que realiza diariamente.

Older posts