Category: Razas de perros

Conoce al galgo italiano

El galgo italiano es el más pequeño de todos los galgos y uno de los perros de compañía más antiguos de la actualidad. Aunque ocasionalmente se utiliza para la caza de animales pequeños, su uso principal siempre fue como perro de compañía. También ha sido empleado para carreras de perros, pero nunca tanto como su pariente mayor, el galgo. ¡Conozcamos un poco más al galgo italiano!

Galgo italiano: origen

El galgo italiano fue uno de los primeros perros de compañía que se conocen. Y es que, ya se encontraron registros de galgos italianos en el antiguo Egipto.

Se cree que fueron los fenicios quienes trasladaron a los antepasados ​​del galgo italiano de Egipto a Roma en el siglo V a. C. Por el camino, estos perros se hicieron populares entre los griegos.

El mayor desarrollo de esta raza canina tuvo lugar durante el período del Renacimiento, siglo XVI, en el país que hoy conocemos como Italia. Aquí es donde el galgo italiano se convirtió en una de las razas de perros preferidas entre los nobles. Muchos pintores famosos de esa época incluso registraron la importante presencia del galgo italiano en sus vidas.

Apariencia física del galgo italiano

El galgo italiano es un perro de cuerpo “cuadrado”, lo que significa que la altura a la cruz es igual (o ligeramente menor) a la longitud medida desde el hombro hasta su trasero. Su morfología es muy similar a la del galgo, pero en un perro de menor tamaño con una densidad ósea más fina.

La cabeza de un galgo italiano es larga y estrecha, con un hocico estrecho que apunta al frente. Sus ojos son grandes y expresivos y generalmente se aprecian de color más oscuro. Sus orejas son pequeñas y se extienden hacia atrás dobladas sobre sí mismas.

El cuerpo del galgo italiano tiene una espalda recta y musculosa pero algo arqueada. Su pecho es estrecho pero profundo y llega hasta la línea de los codos. Su cola es de inserción baja y es fina en toda su extensión.

El pequeño galgo italiano tiene el pelo corto y fino. Puede ser negro, gris, gris pizarra o con una ligera capa amarilla (isabelino).

La altura a la cruz, tanto para machos como para hembras, puede oscilar entre 32 y 38 centímetros. El peso no debe exceder los cinco kilogramos para ninguno de los dos sexos.

Galgo italiano: carácter

Los galgos italianos son conocidos por ser perros muy leales, cariñosos y dóciles. Suelen ser reservados con los extraños, e incluso pueden volverse muy tímidos, por lo que es muy importante socializar a estos perros desde que son cachorros.

Son muy vigilantes, por lo que alarmarán a tu familia cuando escuchen ruidos extraños o vean a personas desconocidas, lo que los convierte en buenos perros guardianes, a pesar de su pequeño tamaño.

Con relación al entrenamiento, los galgos italianos no responden bien al entrenamiento tradicional. Al entrenar galgos italianos siempre recomendamos usar refuerzo positivo.

Los galgos italianos son amigables con los niños, pero no toleran el juego brusco. Además, debido a su delicada estructura ósea y su pequeño tamaño, estos galgos no se recomiendan para familias con niños pequeños que no puedan supervisar la relación entre ambos.

Si han sido socializados adecuadamente, los galgos italianos se llevarán bien con otros perros. Sin embargo, su instinto de caza es fuerte y tienden a perseguir y atacar a animales pequeños como conejos y hámsteres.

Salud del galgo italiano

El galgo italiano tiene una esperanza de vida que oscila entre los 12 y los 15 años. Los problemas óseos son los problemas de salud más comunes de este tipo de galgo. Debido a su pequeño tamaño y huesos finos, los sabuesos italianos son susceptibles a fracturas, fisuras y dislocaciones, especialmente cuando tienen menos de 18 meses de edad. Por tanto, es aconsejable manipularlos con cuidado.

Otras dolencias que pueden afectar a esta raza de perro incluyen: epilepsia, trastornos autoinmunes, atrofia progresiva de retina e hipersensibilidad a químicos y medicamentos. Por su pequeño tamaño, los galgos italianos también son muy susceptibles al frío, por lo que puedes protegerlos con ropa para perros cuando sea necesario. También por esto, se aconseja que este perro viva dentro de casa, no fuera.

Los galgos italianos son aptos para apartamentos y pueden demandar mucho ejercicio o juego dentro de casa. Esto no significa que no necesiten ejercicio al aire libre. De hecho, el ejercicio al aire libre es increíblemente importante para que todos los perros socialicen y reciban suficiente estimulación mental.

El galgo italiano es una raza de perro hipoalergénica que no desprende mucho pelo. Su pelaje es muy fácil de mantener y requiere cepillado y limpieza ocasionales. Solo debes bañar a estos perros cuando sea estrictamente necesario y, en esos casos, asegúrate de secarle bien para que no se resfríe.

 

¿Tienes uno de estos galgos italianos en casa? Si quieres que Hospital Veterinario Glòries se convierta en su centro de confianza, nuestros veterinarios expertos en medicina interna estarán encantados de atenderle. Pide una cita ahora llamando al 932 460 805 o ponte en contacto con nosotros haciendo clic aquí.

El lobero irlandés: ¿el perro más grande del mundo?

El Lobero Irlandés es una de las razas irlandesas más queridas y apreciadas. Su historia es antigua, pero conocida como ya la mencionó Julio César en sus comentarios sobre la Guerra de las Galias. En ese momento eran valorados por sus dotes de combate, especialmente por la ferocidad con la que atacaban al enemigo.

Pero mucho ha cambiado la historia. Actualmente, el lobero irlandés destaca como uno de los perros más dóciles y cariñosos, pero también de los más grandes del mundo. En esta ficha de raza que hemos preparado para ti desde Hospital Veterinario Glòries vamos a explicarte todo lo que necesitas saber sobre esta gran raza de perro, incluidas sus características, entrenamiento, cuidado y salud. ¡Sigue leyendo si estás pensando en adoptar uno!

Origen del perro lobero irlandés

Se cree que estos perros son descendientes de los primeros lebreles egipcios, que llegaron a Irlanda a través de los celtas. Los celtas estaban interesados ​​en criar perros grandes y altos. La existencia de estos perros ya se conocía en el año 391 d.C. cuando el cónsul romano Aurelio expresó el asombro con el que toda Roma veía los siete animales que habían llegado allí como regalo. Antiguamente también se le conocía como “cu”, porque en la Antigua Roma se bautizaba como “ Cú Faoil” , que en gaélico significa “sabueso”.

En el siglo XIX, el declive de la raza fue tan pronunciado que se pensó que podría desaparecer. Esto sucedió al hecho de que el lobero irlandés se utilizó para cazar alces, y una vez que la población de estos animales disminuyó, el uso de esta raza como perro de caza también cayó. Afortunadamente, un capitán del ejército británico llamado George A. Graham pudo rescatar a esta raza cruzando loberos irlandeses con bulldogs y lebreles escoceses.

Características físicas del lobero irlandés

El lobero irlandés se encuentra entre las razas de perros más altas del mundo y compite con el gran danés. La altura mínima a la cruz para un perro lobero irlandés macho es de 79 centímetros y al menos 71 centímetros para las hembras. El perro lobero irlandés macho pesa 54 kg y las hembras pesan 47 kg. Desafortunadamente, la esperanza de vida de un lobero irlandés es de 6 a 8 años.

Este perro tan grande tiene un cuerpo largo y de pecho ancho, con un lomo ligeramente arqueado y una cola larga, ligeramente curvada y cubierta por un buen pelaje. Su cabeza es alargada y mide el mismo ancho del cráneo que la longitud del hocico, que tiene forma puntiaguda. Las orejas son pequeñas y su forma es como la de una rosa, como las de un galgo. Sus ojos son oscuros y de tamaño mediano.

El pelaje de un lobero irlandés está formado de pelo duro, largo y fuerte, especialmente en zonas como la parte inferior de la mandíbula o alrededor de los ojos. Este pelaje puede ser gris, atigrado, rojo negro, blanco puro o leonado.

Carácter del perro lobero irlandés

A pesar de su historia como perro de caza, los perros loberos irlandeses son en realidad muy hostiles, cariñosos y amigables.

Estos perros se adaptan a casi cualquier tipo de convivencia, ya sea con niños, ancianos o mascotas. Son tan pacientes y nobles que difícilmente habrá enfrentamientos con alguien que sea parte de su familia. Sin embargo, también son perros muy leales y no dudarán en defender a sus seres queridos en situaciones peligrosas.

Cuidando del Lobero Irlandés

Al cuidar de un Lobero Irlandés, lo primero que debemos tener en cuenta es el cuidado de su pelo. Deberás cepillar su cabello al menos dos veces por semana para evitar enredos y mantener limpio su pelaje. Los baños deben ser limitados y solo deben realizarse cuando sea necesario.

Como raza de perro grande, es comprensible que estos perros necesiten mucho ejercicio. De hecho, necesita al menos una hora de ejercicio diario de alta intensidad. Esto puede incluir correr, trotar o dar largos paseos. También necesitarán tiempo para jugar con el fin de ser desafiados cognitivamente y estimulados mentalmente. Como perros grandes, también necesitarán una casa espaciosa. Estos perros no se recomiendan para apartamentos. Una casa con un gran patio trasero o incluso una granja es un hogar ideal para estos perros tan grandes.

En lo que respecta a la dieta, necesitarán una dieta canina nutritiva de alta calidad para impulsar sus actividades y mantenerlos en buena salud.

El entrenamiento del Lobero Irlandés

Como cualquier otro perro, los perros loberos irlandeses deberán estar entrenados adecuadamente desde una edad temprana. Edúcales para aprender a hacer sus necesidades como a todos los cachorros: primero sobre empapadores en casa. Una vez que tengan todas las vacunas adecuadas y estén listos para salir a dar sus primeros paseos, es hora de socializarlos adecuadamente y dejar que hagan sus necesidades fuera. Esto les ayudará a tener un temperamento equilibrado cuando sean adultos.

A continuación, puedes comenzar a entrenar a tu perro lobero irlandés enseñándole comandos básicos que lo mantendrán tranquilo en el futuro en ciertas situaciones. También te recomendamos que lo hagas mediante un refuerzo positivo. Esto asegurará que sus sesiones de entrenamiento te ayuden a vincularse con tu perro y asegurarte de que no desarrolla ningún problema de comportamiento cuando sea adulto.

La salud del Lobero Irlandés

Desafortunadamente, el perro lobero irlandés es una de las razas con ciertos problemas de salud. Al igual que con otras razas gigantes, son propensas a la displasia de cadera, cáncer de huesos, hipersensibilidad a la anestesia o medicamentos, problemas cardíacos y problemas hepáticos. Por eso tienen una esperanza de vida corta.

Sin embargo, uno de los peligros más relevantes cuando se habla del Lobero Irlandés, es la temida torsión de estómago. Para evitar esta enfermedad, no permitas que tu perro haga actividad física inmediatamente después de comer. Asegúrate de que descansa y digiere la comida primero. También debes reconocer los síntomas lo antes posible, estos incluyen letargo, abdomen distendido, vómitos e inquietud. Si ves que tu perro experimenta estos síntomas o cualquier otro comportamiento anormal, debes llevarlo al veterinario lo antes posible para que sea diagnosticado y tratado adecuadamente.

Por último, asegúrate de mantener al día a tu perro con su calendario de vacunación, desparasitación, chip electrónico y revisiones regulares con su veterinario. ¡Si sigues estos consejos, tu perro tendrá una vida más feliz y saludable!

El perro samoyedo: la raza ideal para familias activas

El samoyedo es una de las razas de perros rusos más populares del mundo. Su pelaje blanco, esponjoso y grueso es muy popular y apreciado por todos los amantes de los perros. Sin embargo, este perro también muestra un carácter muy especial y sociable, perfecto para familias activas y niños o adolescentes.

Ya sea que estés considerando adoptar un Samoyedo o si ya tienes uno, descubrirás mucho más sobre la raza en este artículo.

Origen del perro Samoyedo

Las tribus samoyedas habitaban el territorio entre el noroeste de Siberia y Asia Central. Estos pueblos nómadas dependían de sus perros para pastorear renos y protegerse de los depredadores, así como para cazar. También dormían junto a sus preciosos perros para mantenerse en calor.

Los perros de las regiones de más al sur eran negros, blancos y marrones, y tenían un temperamento más independiente. Sin embargo, los perros de las regiones del norte tenían un pelaje blanco puro y eran más dóciles.

Estos perros cautivaron al explorador británico Ernest Kilburn-Scott durante su investigación en el Ártico en 1889. A su regreso a Inglaterra, Kilburn-Scott trajo consigo un cachorro samoyedo marrón como regalo para su esposa.

A partir de entonces, otros exploradores, así como la familia Kilburn-Scott, recibieron el encargo de llevar estos perros a Europa. Los perros Kilburn-Scott fueron la base de los actuales samoyedos europeos.

La raza también se utilizó para explorar el otro hemisferio. Se dice que la perra que dirigió la expedición de Roald Amundsen al Polo Sur era una samoyeda llamada Etah.

Posteriormente la raza se extendió por todo el mundo gracias a su belleza y buen carácter. Hoy en día, el perro Samoyedo es muy conocido y apreciado en todas partes, y se utiliza principalmente como un perro familiar.

Características del Samoyedo

El Samoyedo es un perro de tamaño mediano de apariencia elegante, fuerte, resistente y animado. ¡Tienen una expresión característica que los hace parecer como si estuvieran sonriendo todo el tiempo! Su cabeza tiene forma de cuña y tiene una muy buena proporción con el resto del cuerpo.

La nariz es negra, pero puede perder parcialmente el pigmento en determinadas épocas del año, en lo que se conoce como “nariz de invierno” o “nariz de nieve”. Los ojos son almendrados, de disposición oblicua y de color marrón oscuro. Las orejas son erectas, pequeñas, triangulares, gruesas y redondeadas en las puntas.

El cuerpo es un poco más largo que alto, pero compacto y flexible. El pecho es ancho, profundo y largo, mientras que el vientre está moderadamente retraído. La cola es de inserción alta y llega hasta el corvejón. En reposo puede estar colgando, pero cuando el perro está activo se dobla sobre la espalda o hacia un lado.

Su pelaje está compuesto por dos capas. La capa exterior es recta, densa, rugosa y gruesa. La capa interna es corta, suave y densa. Aunque los perros de las antiguas tribus nómadas eran de diferentes colores, el samoyedo moderno es solo blanco puro, crema o blanco y de color galleta.

Carácter del perro samoyedo

La FCI (Federación Cinológica Internacional) define al Samoyedo como un perro amistoso, alegre y avispado. Aunque su origen puede hacernos pensar que están predispuestos a la caza, lo cierto es que no tienen un fuerte instinto cazador. Son perros muy amigables, que suelen llevarse bien con los niños y otros animales, siempre que hayan recibido una adecuada socialización.

Los cuidados de la raza Samoyedo

El pelaje de un samoyedo debe cepillarse al menos tres veces por semana para evitar enredos y eliminar la suciedad. Es fundamental si queremos que se mantengan limpios y sanos. Durante los períodos de muda, necesitarán un cepillado diario. Por otro lado, podemos bañarlos cada 1 o 2 meses cuando pensemos que están muy sucios o sea necesario.

Se requiere ejercicio moderado y se recomienda proporcionarles de 2 a 3 caminatas diarias. También prepárate para pasar de 2 a 3 días a la semana realizando alguna actividad física. 

Los deportes caninos como el pastoreo, el estilo libre canino y la agilidad también son buenas opciones para un samoyedo. La raza está bien adaptada a la vida en el campo, pero si se les da suficiente ejercicio y paseos, pueden adaptarse muy bien a la vida en cualquier lugar.

Aparte del ejercicio, es fundamental ofrecer a nuestro samoyedo diferentes ejercicios que ayudarán a estimular su mente. Puedes comprar juguetes para rellenar de golosinas, en la tienda de nuestro Hospital Veterinario Glòries.

La comida siempre debe coincidir con el estilo de vida del perro. Si les proporcionamos ejercicio con regularidad, es importante que consideres adaptar su dieta y aportar calorías adicionales cuando sea necesario. Recomendamos buscar comida de calidad, acorde a sus necesidades.

Entrenando a un samoyedo

El Samoyedo posee una inteligencia, por lo que esta no es una raza que tenga dificultades en el aprendizaje, siempre que su desarrollo como cachorro haya sido positivo y adecuado, teniendo en cuenta siempre el bienestar animal.

Para lograr un perro equilibrado y sociable, debemos considerar que será fundamental socializarlo desde cachorro para aprender hábitos y relaciones sociales. Puedes utilizar el refuerzo positivo para lograr mejores resultados y desarrollar una relación sólida con tu perro.

Paulatinamente, puedes comenzar a enseñarle los comandos básicos, que son esenciales para una buena comunicación y seguridad del propio animal. Finalmente, ten en cuenta que cuando estos perros se aíslan en un jardín o se les deja solos por mucho tiempo, pueden desarrollar problemas de comportamiento y convertirse en perros destructivos.

Salud de Samoyedo

Como ocurre con prácticamente todas las razas de perros, el samoyedo está predispuesto a ciertas patologías, la mayoría de las cuales se cree que son de origen genético. Aquí hay una lista ordenada donde mencionamos las enfermedades del samoyedo más comunes, ordenadas de mayor a menor frecuencia:

  • Displasia de cadera
  • Estenosis subaórtica
  • Defectos del tabique auricular (CIA)
  • Cataratas
  • Ataxia
  • Distrofia corneal
  • Sordera
  • Enfermedad renal familiar
  • Glaucoma
  • Dermatosis de hormonas sexuales suprarrenales
  • Hemofilia
  • Hipomielogénesis
  • Leucodistrofias
  • Osteocondrodisplasia
  • Atrofia progresiva de retina
  • Estenosis pulmonar
  • Displasia de retina
  • Adenitis sebácea
  • Distrofia muscular
  • Dermatosis sensibles al zinc
  • Microftalmia
  • Miastenia gravis
  • Síndrome de Shaker
  • Espina bífida

 

Para prevenir y detectar cualquier problema de salud temprano, es vital visitar al veterinario cada 6 a 12 meses como mínimo para realizar una revisión integral y seguir el calendario de vacunación del perro. Recuerda también llevar al día la desparasitación interna y externa. Si se cuida adecuadamente, la esperanza de vida de un samoyedo es de entre 12 y 14 años aproximadamente.

Los problemas de salud más comunes en un bulldog

Esas caras tan peculiares son sinónimo de desafíos únicos para esta raza. En Hospital Veterinari Glòries, te traemos una su lista de consejos sobre cómo hacer que este tu perro bulldog y tú seáis felices, ¡manteniendo a raya los problemas más comunes de los bulldogs!

Los rasgos faciales del bulldog y los problemas de salud

Veamos entonces, ¿qué tipo de problemas enfrentan los bulldogs normalmente a consecuencia de sus características? (y en concreto, de las de su cara). El hecho es que, al ser una raza braquicefálica, no tienen un hocico alargado como sus ancestros los lobos. Sus narices están empujadas hacia adentro debido a la cría selectiva. La genética creada a partir de la mezcla de estos perros, es la principalmente responsable de lo siguiente:

  • Dificultad para respirar: para que te hagas una idea, es como respirar a través de pajitas. Una cara hundida como la del bulldog significa vías respiratorias aplastadas. Los bulldogs suelen tener fosas nasales más pequeñas que el promedio de perros de otras razas. Además, a menudo hay tejido adicional en la parte posterior de la garganta, lo que las hace más pequeñas. Existe un procedimiento llamado estafilectomía que puede ensanchar sus vías respiratorias y despejar ese bloqueo en la garganta.
  • Hiperqueratosis: se presenta como una piel excesivamente gruesa en las patas o en la nariz.
  • Displasia de cadera: donde la articulación esférica de la cadera no encaja correctamente, lo que provoca dolor.
  • Problemas con los párpados: a veces se caen tanto que pueden introducirse residuos entre el párpado y el ojo, lo que causa irritación o infección. 
  • Ojo de cereza: con esto, tu mascota puede desarrollar un ojo rojo y abultado como resultado de un tercer párpado prolapsado.
  • Eccema: conocida como dermatitis atópica, esta piel seca puede tener una apariencia exterior costrosa y puede hacer que su bulldog se rasque de más.  
  • Alergias cutáneas: pueden hacer que tu bulldog se rasque mucho y se lama para aliviar la picazón. Si se pica durante todo el año, es posible que haya que investigar alergias alimentarias.
  • Infecciones de pliegues: a menudo se encuentran en las arrugas de la cara o en la cola. Los bulldogs pueden desarrollar infecciones, dermatitis (aspecto hinchado con enrojecimiento) o pioderma (caracterizada por secreción). Los pliegues de la piel de estos perros son el caldo de cultivo perfecto para las bacterias y retienen mucha humedad, lo que contribuye a estas condiciones. 

Consejos para las épocas con mayor contraste de temperaturas

Casi todos estos problemas comunes de bulldog son genéticos y algunos de ellos pueden resolverse con cirugía. El resto no tiene cura, pero hay remedios para ayudar a mejorar los síntomas:

  • Camina, no corras: camina al ritmo de la respiración de tu peludo. Recuerda, a menos que hayan tenido una estafilectomía, tienen dificultad para respirar durante la actividad regular. Se vuelve mucho más difícil respirar cuando la respiración se vuelve jadeo. 
  • Mantenlo fresco en verano, caliente en invierno: los ventiladores o aires acondicionados son esenciales para ayudarlos a evitar el jadeo en verano. Puedes intentar enfriar un pareo o toalla en el congelador y luego ofrecérselo a su bulldog para que se tumbe sobre él en los días más calurosos. Con el frío también es importante ofrecerles abrigo para proteger su piel y que esta no se reseque en exceso.
  • No saltar: saltar puede tener un impacto severo en las articulaciones con el tiempo. Por eso, subir y bajar de la cama o el sofá no es lo que mejor les va… puedes utilizar una rampa o escaleras para ayudarle. 
  • Agua siempre accesible: mantén los cuencos de agua de toda la casa accesibles (sí, varios), específicamente en las habitaciones que frecuentan. Estos cachorros grandullones tienen más dificultades para levantarse y moverse, por lo que es posible que no se sientan motivados a levantarse de la cama y caminar hasta la cocina o terraza solo para beber. ¡Pónselo fácil!
  • Revisiones veterinarias regulares: juntos podemos diseñar un plan integral para tu bulldog para mantenerlo con buena salud, evitando así problemas comunes de bulldog relacionados con su respiración y su piel.

Llámanos al 932 460 805 con cualquier duda que puedas tener o para programar tu próxima cita con Hospital Veterinari Glòries.

Así es el Yorkshire Terrier: descubre su personalidad y características

El Yorkshire Terrier es un perro conocido por todos. Si estás pensando en adoptar uno, es muy importante que primero consideres sus características y necesidades. Saber qué alimento necesita, el tamaño que alcanzará de adulto o cómo llevar a cabo su educación, son algunas de las cosas básicas que debes tener claro. Recuerda que un perro puede acompañarte durante muchos años y que tú eres el responsable de su bienestar.

Ya sea que estés pensando en adoptar un Yorkshire adulto o un cachorro, aquí te presentamos la información que te ayudará a decidir más sobre el futuro con tu perro Yorkshire Terrier.

El origen del Yorkshire Terrier

El Yorkshire Terrier apareció por primera vez en el siglo XIX. Fue entonces cuando los criadores comenzaron a desarrollar una pequeña raza de terrier, apta para la caza de ratas. No fue hasta 1860 cuando el Yorkshire Terrier que ahora conocemos se presentó oficialmente en concursos. Se cree que descienden del toy terrier inglés, el Skye Terrier o el Dandie Dinmont tierrer. Sin embargo, su origen no está del todo claro.

Eran una raza fácil de cuidar y educar, con unas características físicas muy bellas y apreciadas estéticamente, y además nada agresivos con las personas. Eran perfectos para cualquier tipo de familia, ya que además en ese momento eran una de las razas más “económicas” que existían.

Como hemos ido explicando, el Yorkshire Terrier se utilizó para la eliminación de ratas. A pesar de su diminuto tamaño, era bien sabido que el Yorkshire de los mineros cazaba a estos roedores sin miedo. Fueron tan populares que comenzaron a participar en diversos “deportes” relacionados con la exterminación de las ratas.

Más tarde fue la burguesía británica quien encontró en el Yorkshire Terrier, un perro de compañía dulce y hermoso. Entonces, comenzaron a dejar de usarlos en la caza de roedores. Sin embargo, la historia de Yorkshire como cazador de ratas todavía los acompaña, ya que son excelentes para identificar plagas.

Características físicas del Yorkshire Terrier

El Yorkshire Terrier es considerado un perro toy o miniatura. Su peso promedio es de 3,1 kg cuando llegan a la edad adulta. Pesan poco, pero se han registrado Yorkshire Terriers de hasta 7 kg. El tamaño que alcancen dependerá directamente de sus padres. Las características físicas del Yorkshire terrier están determinadas por el estándar oficial. Tienen las siguientes peculiaridades:

 

El Yorkshire tiene un cuerpo compacto, con abundante pelo medio-largo. Su pelo es liso, brillante, sedoso y combina las diferentes tonalidades: negro, fuego y gris plateado. También son populares por ser hipoalergénicos, por lo que son adecuados para personas con alergias. Su cabello es fácil de peinar y cuidar en general.

¿Cómo es la personalidad del Yorkshire Terrier?

El Yorkshire Terrier destaca por ser un perro alerta, inteligente y muy vivaz. Es una raza excelente para convivir con todo tipo de familias, ya que se adapta maravillosamente a cualquier entorno. Uno de sus rasgos que debes conocer es que pueden adoptar el hábito de ladrar mucho. Esto se debe a que son perros vigilantes y alertas por naturaleza. Si eso no encaja con tus circunstancias, deberías pensar en otras razas que quizás  ladren menos.

Otras características de esta raza es su actitud sobreprotectora y desafiante. Esto puede resultar sorprendente en una tan raza pequeña. Debes tener muy claro que el adiestramiento y la educación de un Yorkshire Terrier debe comenzar desde la etapa de cachorro con el proceso de socialización. De esta manera, podrás disfrutar de un perro adulto sociable y mentalmente sano. Habitualmente hablamos de un perro muy afable y apegado a sus familiares, fácil de manejar y realmente muy cariñoso. Son perfectos para cualquier familia.

Los cuidados de un Yorkshire Terrier

El Yorkshire es un perro que no necesitará muchos cuidados específicos. Sin embargo, te contaremos algunos detalles que te ayudarán a mantenerlos felices, limpios y hermosos por más tiempo.

El primero de sus cuidados habituales será su cepillado. Cepíllale al menos cada dos días porque su pelaje largo es propenso a enredarse y acumular suciedad. Además, si no intentamos evitar la aparición de nudos, después será mucho más complicado eliminarlos.

Los temblores que acompañan al pequeño cuerpo de un Yorkshire Terrier son muy comunes, ya sea por el frío o por situaciones estresantes. Será importante evitar que pasen frío utilizando ropa para perros pequeños y protegiéndolos de la lluvia.

Bañar a un Yorkshire Terrier también es muy importante para mantener su cabello libre de caspa; otro factor preocupante para las personas alérgicas. La regularidad con la que debemos bañar a nuestro Yorkshire Terrier suele ser de unas dos semanas. Pero eso dependerá del perro en particular, la longitud del pelo o lo sucio que se ensucie en el parque.

Su educación y/o adiestramiento

El adiestramiento del Yorkshire Terrier arrancará desde su socialización. Es muy importante que les dejes conocer a otras personas, perros, vehículos y objetos de todo tipo. Esto será útil para que no desarrollen miedos, fobias o peleas con otros perros en la edad adulta. Aunque es algo genial que tu perro conozca a muchas personas y animales, debes asegurarte de que este proceso sea positivo. Evita los sustos, las agresiones o las molestias a toda costa.

Tras su etapa de socialización, el Yorkshire debe iniciarse en la formación, ya sea en grupo o individualmente en casa. Es muy importante que aprendan los comandos básicos que te sean útiles en vuestro día a día. Además, practicar la obediencia con tu perro te ayudará a forjar una buena relación con él. Aunque suene extraño también será fundamental añadir diferentes tipos de juegos en tu rutina habitual. Esto les permite aliviar la tensión y quemar la energía acumulada.

Salud de un Yorkshire Terrier

Un Yorkshire Terrier puede acompañarnos durante mucho tiempo, viviendo entre 15 y 18 años, siempre que sean bien cuidados para prevenir enfermedades típicas de la raza. Como por ejemplo: la luxación rotuliana, problemas de columna o hidrocefalia congénita.

Además de las enfermedades degenerativas o hereditarias, los Yorkshire pueden sufrir problemas de dislocación ósea. Esto suele suceder si juegan con niños u otros perros grandes que pueden ejercer demasiada fuerza sobre ellos. Explícale bien a tus hijos cómo deben comportarse con los perros, porque es un animal pequeño y delicado.

¿Te gustaría que nos encargásemos del cuidado veterinario de tu peludo? ¡A nosotros nos encantaría! Puedes escribirnos un email a info@hospitalveterinariglories.com, ponerte en contacto con nosotros mediante este formulario web o llamarnos al 932 460 805.

Conoce al pastor alemán

Cuando hoy en día vemos a un perro pastor alemán, pocos se paran a pensar que fue criado para guiar y proteger rebaños: la mayoría de la gente ve un perro policía, un amigo de los niños, perros capaces de dar la vida por su familia, perros de asistencia para personas ciegas, rescatadores que arriesgan su vida por personas que no conocen y en definitiva, el héroe canino por excelencia.

Aunque los orígenes del pastor alemán están asociados al pastoreo, esta raza ha demostrado tanta versatilidad e inteligencia que hoy en día no se pueden clasificar solo como perros pastores. Aunque continúan siendo perros pastores en ciertos lugares, sería más apropiado decir que el pastor alemán es un perro “4×4”.

Además, este perro de morfología de lobo es uno de los representantes más bellos de la especie canina. ¿Te gustaría conocerlo un poco más? Presta atención a la información que te ofrecemos.

El origen del pastor alemán

La historia del pastor alemán se remonta al año 1890, cuando el capitán de caballería Max Emil Frederick von Stephanitz comenzó a perseguir su sueño de desarrollar una raza de trabajo pero de aspecto más noble que las del momento. En 1899, este capitán de caballería encontró a Héctor en una exposición canina, el perro que se convertiría en el fundador de la raza.

Posteriormente, y con la ayuda de Artur Meyer, von Stephanitz fundó el primer club de perros pastores alemanes. Héctor fue el primer perro registrado, aunque con el nuevo nombre de Horand von Grafrath. El pastor alemán ganó gran notoriedad por su actuación en las dos guerras mundiales. La impresión que causaron fue tan grande que incluso los ejércitos enemigos los admiraron.

Quizás el pastor alemán más famoso de todos los tiempos fue Rin Tin Tin, un cachorro rescatado por un cabo estadounidense después de un bombardeo. ¿Te suena? Rin Tin Tin protagonizó varias películas y catapultó al pastor alemán a la fama mundial.

Hoy en día el pastor alemán se utiliza para muchas actividades, desde la búsqueda y rescate de personas perdidas hasta las tareas más habituales de los perros policía. Sus cualidades como compañero no han sido ignoradas y, por tanto, es uno de los perros más populares a nivel mundial.

Aspectos físicos del pastor alemán

Su majestuosa apariencia, carácter incomparable y gran inteligencia, han llevado al pastor alemán a ser posiblemente el perro más popular de todos los tiempos.

Destacan por tener una cabeza ancha y en forma de cuña, su rasgo más distintivo y el que más llama la atención. En la parte superior de la cabeza, están sus orejas de tamaño mediano, erectas y puntiagudas, que le dan al pastor alemán esa apariencia de lobo tan famosa. Los ojos, dispuestos oblicuamente sobre el cráneo, expresan seguridad y confianza, y son siempre oscuros.

Sus dientes fuertes, sanos (42 piezas), permiten al pastor alemán tener una fuerte mordida en tijera.

El cuerpo del Pastor Alemán es más largo que alto y la línea superior es inclinada, descendiendo ligeramente desde una cruz elevada hasta la grupa inferior. La espalda es ancha y musculosa, y la grupa es larga y ligeramente inclinada.

Según el estándar oficial del pastor alemán, el pelaje corresponde a una doble capa con pelaje interno. La longitud del pelo varía ligeramente en diferentes partes del cuerpo, pero el pastor alemán no es un perro de pelo largo.

El estándar del pastor alemán acepta varios colores para la raza. Entre los colores del pastor alemán encontramos el negro oscuro, marrón y fuego, el amarillento e incluso el gris en varias tonalidades. La nariz debe ser negra.

Su altura a la cruz es de 60 a 65 centímetros para los machos y de 55 a 60 centímetros en las hembras; los machos pesan entre 30 y 40 kilogramos. Las hembras pesan entre 22 y 32 kilogramos.

¿Cómo es el carácter de pastor alemán?

El carácter del pastor alemán es equilibrado y seguro. El coraje de estos perros es legendario, al igual que su instinto de defensa. Es por esto que el pastor alemán es uno de los perros más buscados con fines de guarda y protección, ya que tiene una predisposición natural para estas tareas.

Pero el coraje y la defensa no son lo mismo que agresividad y peligro. Aunque el pastor alemán tiende a sospechar un poco de los extraños, no es un perro agresivo por naturaleza. Por el contrario, suelen estar alerta, pero no atacan sin motivo. Eso sí, la socialización del cachorro es fundamental para evitar problemas en el futuro, ya que ningún perro tiene el carácter asegurado solo a través de los genes. El pastor alemán es un perro fácil de adiestrar y que se adapta muy bien a cualquier técnica de adiestramiento. Sin embargo, alcanzan su máximo potencial cuando los entrenas con refuerzo positivo.

Debido a su versatilidad y adaptabilidad, esta raza ha sabido desenvolverse con éxito en diferentes actividades. El pastor alemán se destaca como: perro deportivo, perro de búsqueda y rescate, perro guía, perro policía y perro de servicio o terapia. También son excelentes compañeros para cualquier familia que les brinde un buen cuidado.

¿Cómo cuidar del pastor alemán?

El pastor alemán puede adaptarse perfectamente a vivir en un apartamento, pero necesita mucho ejercicio y largas caminatas. Son ágiles y activos y necesitan ejercitar sus músculos al aire libre. Un pequeño jardín puede ayudar, pero nunca debes reemplazar las caminatas y las sesiones de juego que debería tener. 

La práctica de cualquier tipo de deporte canino, como el agility, puede ayudar a mantener la salud del perro (tanto física como mental).

No es muy difícil mantener en buen estado del pelo del pastor alemán, ya que no requiere cortes especiales. Sin embargo, esta raza muda constantemente, por lo que el cepillado diario será importante. El baño no debe ser muy frecuente porque daña la protección natural de su pelaje. Cada mes y medio o cada dos meses será suficiente.

La educación de un pastor alemán

Los pastores alemanes son un perro excelente con el que trabajar el adiestramiento y la obediencia. Su predisposición natural y su gran inteligencia hacen que sea inevitable que deseemos descubrir y explorar todas sus habilidades.

Como ocurre con todas las razas de perros existentes, la educación del cachorro tendrá un gran impacto en el futuro pastor alemán adulto. Por eso será fundamental trabajar rápidamente en el desarrollo del perro: socialización, estimulación de los sentidos y juegos de inteligencia. Una buena educación nos ayudará a evitar la aparición de problemas de conducta.

En la etapa adulta será básico trabajar la obediencia y los trucos de forma muy regular para mantener al perro mentalmente sano. Es muy importante considerar este punto antes de adoptar un pastor alemán. Estamos ante un perro muy inteligente que debería poder disfrutar de una vida saludable. El ejercicio físico del pastor alemán aquí también juega un papel importante en la prevención del estrés. En su educación y adiestramiento debemos incluir muchas sesiones de enriquecimiento ambiental, todas ellas basadas en el refuerzo positivo.

La salud del pastor alemán

Lamentablemente, la gran popularidad de la raza ha propiciado la cría indiscriminada de pastores alemanes, con fines puramente comerciales. Esta cría indiscriminada ha tenido un impacto negativo en la salud de la raza. Por tanto, el pastor alemán es propenso a algunas enfermedades hereditarias como la displasia de cadera, displasia de codo, problemas digestivos, epilepsia, eccema crónico, queratitis (inflamación de la córnea) y enanismo.

A pesar de ofrecer un buen cuidado a este gran perro, visitar al veterinario cada 6 meses, desparasitarlo y seguir su calendario de vacunación nos asegurará que podremos disfrutarlo durante mucho tiempo. Su esperanza de vida actual ronda los 13 años.

Curiosidades sobre el perro de agua español

Lo primero que hay que saber sobre el perro de agua español es que no es realmente un perro de agua. A diferencia del Irish Water Spaniel o del American Water Spaniel, el perro de agua español está catalogado como perro de pastoreo, y no en el grupo deportivo. Sí, trabajará en el agua, pero esta raza tan antigua fue desarrollada para pastorear y proteger varios tipos de ganado de forma independiente y con poco entrenamiento. 

La raza tiene una habilidad natural para “gestionar” a la manada y reaccionar ante ella. Con su inteligencia, su gran capacidad para aprender y trabajo duro, el perro de agua español ha demostrado ser un perro invaluable. Pero, ¿qué necesitas saber si compartes tu vida con un perro de agua español? Aquí van algunas curiosidades sobre él.

7 curiosidades sobre el perro de agua español

Con el paso de los años los perros han pasado a tener otro papel en nuestra sociedad. Son un miembro más de la familia del que cuidamos y con el que compartimos la vida, y ya no tanto una herramienta o compañero de trabajo. Si tienes un perro de agua español, o estás pensando en tenerlo, ¡puede que estos datos te interesen y mucho! 

 

  1. Es un perro muy activo. ¿Esto lo convierte en una buena o mala mascota? Eso depende de si eres su humano adecuado. No hay buenas o malas mascotas. Pero es justo decir que se trata de un perro de alta energía que necesita mucho ejercicio físico y mental. También se siente muy cómodo con el contacto humano. Si eres del tipo activo, que disfruta de las actividades al aire libre y te encanta sentir la sangre bombeando en tu corazón, él estará contigo mejor que con nadie. Aún mejor, ofrécele trabajos para hacer o participa en deportes caninos como agilidad, flyball o juegos de rastreo.
  2. Él es el protector. E perro de agua español es profundamente leal y fiel a su gente, aunque puede tener un favorito entre los miembros de la familia, como muchas razas. Y debido a que es tan leal, con un instinto de protección, puede decidir que es el guardián de su familia y su territorio. Es protector y así se mostrará ante extraños que se acerquen a su familia.
  3. No, no es un caniche, un perro de agua portugués o un Lagotto Romagnolo. Aunque, a primera o incluso segunda mirada, se parece a otras razas, es claramente un perro de agua español. Su único abrigo es lanudo y rizado y cubre todo su cuerpo, incluidos los ojos. Dejado largo y natural, su pelaje forma tirabuzones, casi como rastas. Es un perro de aspecto único.
  4. Es, sobre todo, un pastor. Lo lleva en su ADN. De hecho, pastoreará todo lo que se mueva: a los niños, a otros animales, vehículos en movimiento, etc. Asegúrate de que los niños pequeños socialicen bien con tu perro de agua español. Aunque protectores por naturaleza, los perros de agua españoles no se muestran tímidos ni agresivos con las personas.
  5. El perro de agua español es fácil de entrenar. Tiene un fuerte deseo de complacer a su dueño y una inteligencia es rápida. Sin embargo, sin un líder de manada fuerte (es decir, tú), puede decidir que él es el jefe. Su fuerte voluntad y necesidad de estimulación mental y física requiere una rutina estructurada, por lo tanto es importante dedicarle tiempo para sacar lo mejor de él.
  6. Tiene tantos otros nombres que podría pensarse que es un espía internacional. El Perro de Agua Español también es conocido como Turco Andaluz, Perro Turco… Según preguntes en un país u otro seguro que te ofrecen un nombre distinto.
  7. ¡Definitivamente vale la pena cuidar de un perro de agua español! Con mucha estimulación física y mental, entrenamiento y un dueño experimentado, el perro de agua español es un amigo canino profundamente afectuoso, enérgico y fiel. Prosperará con los desafíos y las aventuras de un estilo de vida activo y será tu compañero más leal de por vida.

 

Los perros toy y sus cuidados

Los perros de razas toy o miniatura han aumentado muchísimo en los últimos años, y solo viendo la imagen de nuestro artículo es fácil adivinar por qué. No solo son absolutamente adorables, muchos los eligen porque su tamaño los hace ideales para apartamentos y casas pequeñas.

Pero aunque los perros toy tienen necesidades únicas por su tamaño, ¡su cuidado y mantenimiento es similar al de todos los perros!

El cuidado de perros toy

Ejercicio: los perros toy pueden ser pequeños, pero sus necesidades de ejercicio no lo son. Estos pequeños amigos necesitan ejercicio y juego diario para mantenerse saludables, felices y en un peso ideal. Habla con tu veterinario sobre cuánto ejercicio debe hacer tu pequeño perro cada día. Evita la tentación de llevar a tu perro en un bolso o en brazos todo el día: todos los perros necesitan la oportunidad de mover sus cuerpos y experimentar los olores del mundo que los rodea.

Entrenamiento y socialización: puede ser fácil dejar que el entrenamiento de obediencia y la socialización de tu perro toy caigan en el olvido; después de todo, ¿cuánto daño pueden hacer realmente esos pequeños dientes? Sin embargo, descuidar su entrenamiento y su educación es un gran error, ya que puedes crear un perro agresivo o caprichoso que use tu salón como su baño personal. Busca una forma de adiestramiento para perros más pequeños y recuerda que la paciencia y la constancia son la clave.

Peligros: debido a su pequeño tamaño, los perros toy tienen un mayor riesgo de lesiones. No solo tienen huesos más finos que los perros más grandes, su tamaño los hace más difíciles de ver. Enséñale a tu perro pequeño a ir a su jaula o cama mientras tú estás ocupado haciendo tareas en casa o cuando tienes muchos invitados.

Niños y perros toy: asegúrate de que los niños comprendan la vulnerabilidad de un perro de tamaño pequeño. Enséñales cómo manipular y jugar suavemente con él, y siempre supervisa las interacciones.

Perros toy: qué raza elegir

Tu estilo de vida debe jugar un papel importante en la selección de una raza de perro toy. Ciertas razas, como el Yorkshire Terrier, suelen gozar de salud, pero necesitan mucha atención. También es importante que sepas que algunas razas de perros toy necesitan tanto ejercicio como un perro más grande (¡e incluso más limpieza!), como los Pomerania que fueron criados para tirar de trineos y aún tienen niveles de energía similares a las razas notoriamente enérgicas, como los perros esquimales.

Antes de comprar un perro toy…

Lamentablemente, es muy común que las razas toy provengan de operaciones de cría ilegales o simplemente de criadores irresponsables. Estos existen con el único propósito de obtener dinero y tienen poco que saber sobre el bienestar de los perros o cachorros. Las madres crían continuamente, y tanto los adultos como los cachorros tienen poco o ningún espacio para moverse y, a menudo, viven en condiciones miserables.

Si vas a comprar un perro toy, sé responsable y elige siempre un criador profesional que siga todas las medidas de salud y legales para los perros, o mejor aún, investiga en las perreras de tu zona y puede que encuentres algún pequeño compañero al que adoptar.

Ya seas un orgulloso propietario de un chihuahua, un pequeño galgo italiano o cualquier otra raza toy,  querrás saber que el cuidado adecuado hacia tu perro aumentará el vínculo que compartes y le dará a tu mascota la mejor oportunidad de tener una vida larga y feliz. Como siempre, no dudes en ponerte en contacto con el personal de Hospital Veterinario Glòries con tus preguntas o inquietudes sobre tu mascota y estaremos encantados de atenderos.

Diferencias entre el mastín español, inglés y francés

Todos los mastines son molosos, pero no todos los molosos son mastines. En la actualidad, hay muchas razas de mastines diferentes, incluido el gran danés o mastín alemán, el mastín italiano y el mastín francés, y los científicos creen que todos descienden del mismo perro, que por supuesto, era un moloso.

Si bien por ejemplo el mastín inglés es un perro enorme, las razas de mastín continental varían considerablemente en tamaño. Quédate con nosotros para conocer las diferencias entre los mastines españoles, ingleses y franceses.

El Mastín Español

El Mastín Español es una raza de perro muy popular. Alcanzan los 77 cm de altura promedio y pesan alrededor de 40 kg, aunque pueden superarlo fácilmente si no tienen una vida muy activa. Esta raza se crió por primera vez en el noroeste de España, en las regiones de Asturias, Cantabria, León y Zamora. El estándar de la raza para el Mastín Español se estableció por primera vez en 1946.

A diferencia del mastín francés, que es principalmente un perro pastor, y el mastín inglés, que era concebido como un perro de guerra, el mastín español fue criado para defender la propiedad y el ganado de posibles depredadores peligrosos. De hecho, existen registros históricos de mastines que se unieron a las expediciones al Nuevo Mundo para defender a los conquistadores allá por el siglo XVI.

Estos grandes perros molosos pueden caminar unos 30 km o más al día sin problema. Necesitan de bastante espacio para vivir, por lo que les cuesta adaptarse a lugares pequeños, por eso, son perfectos para la vida en el campo. Por otro lado, los mastines españoles son amables y tranquilos, y si les dejas, se convertirán fácilmente en una de las razas de perros más perezosas.

El mastín español tiene un pelaje denso y de longitud media, que varía desde el amarillo, leonado y atigrado hasta el negro o el color del lobo. Tiene una cabeza grande y está estrechamente relacionado con el mastín tibetano y el mastín napolitano. Una diferencia notable entre el mastín inglés, francés y español es que este último no es tan arrugado como los dos primeros.

El Mastín Inglés

El mastín inglés, a veces llamado simplemente “mastín”, es un perro de gran tamaño. Mientras que los mastines machos superan los 75 cm de altura y pesan alrededor de 90 kg, las hembras son un poco más pequeñas con 70 cm de altura y 70 kg de peso.

Los mastines ingleses tienen una enorme cabeza cuadricular con una mandíbula bien marcada. Sus hocicos miden la mitad de la longitud del cráneo. Los colores del pelaje incluyen leonado, leonado claro, atigrado, tigre, plateado y albaricoque. Su pelaje es bastante corto y es fácil de peinar. Los mastines ingleses tienen una esperanza de vida de 10 a 12 años.

Esta raza de perro es grande y musculosa, pero cabe mencionar que los mastines ingleses tienen una naturaleza muy gentil. Un perro guardián nato, el mastín inglés no ladra demasiado, pero se levantará en defensa de su familia si es necesario. Confiado, independiente y de voluntad fuerte, el mastín inglés responde bien al entrenamiento. Es un perro sociable y un líder natural.

El mastín inglés es una de las razas nativas más vulnerables en este momento del Reino Unido, donde las asociaciones están promoviendo la adopción para aumentar su número de ejemplares. A nivel de historia, se cree que los antepasados ​​del mastín inglés lucharon con los británicos contra los romanos en el siglo I a.C.

Se dice que esta noble raza es perfecta no solo para el trabajo policial, sino también para la búsqueda y rescate, como perro guardián, y para proteger y llevar peso.

El Mastín Francés

El Mastín Francés y el Dogo de Burdeos son en realidad la misma raza de perro, y fueron reconocidos como tales en 2008. Al igual que el Mastín Inglés, el Dogo de Burdeos es un perro enorme, con un promedio de 66 cm de alto y un peso de más de 62 kg. Una diferencia entre los mastines ingleses y franceses es que en el caso de estos últimos no existen grandes diferencias entre machos y hembras.

Los mastines franceses son los perros ideales para pastorear, cazar o incluso vigilar. Tranquilo y atento, el Dogo de Burdeos es cariñoso y leal con sus dueños y su entorno. Los historiadores han descubierto que esta raza apareció algún tiempo antes del siglo XIV.

El mastín francés es diferente de los mastines ingleses y españoles porque tiene una cabeza grande, pero con hocico corto, más corto que la mayoría de las razas de mastín. Varía en la tonalidad del pelaje de oscuro a claro, con posibles reflejos rojizos.

Si bien existen diferencias entre los mastines españoles, ingleses y franceses, y se pueden distinguir fácilmente, las tres razas tienen en común un tamaño enorme, orígenes de trabajo y un temperamento estable y en el que se puede confiar. Si tienes el espacio y el tiempo necesario para que se mantengan activos y felices, ¡descubrirás cómo cualquiera de estas tres razas de mastines puede ser un gran amigo de por vida!

Conoce al gran Alano español

El Alano español, también conocido como Bulldog español, es una raza de perro moloso de gran tamaño, antiguamente utilizada en las corridas de toros de toda la península. Originarios de España, estos perros de buen tamaño tienen una cabeza grande, hocico corto, nariz ancha y negra, orejas altas, cara parcialmente arrugada y una cola gruesa y baja. Su cara enmascarada en tonalidades oscuras siempre le ha dado a este perro un aspecto rígido y severo. ¿Te gustaría conocer más sobre él? ¡Continúa leyendo!

Historia del perro Alano español

El Alano español obtuvo su nombre de los nómadas iraníes “Alani”, quienes emigraron a España a principios del siglo V junto con sus perros, que usaban para cuidar el ganado y cazar.

Estos perros fueron mencionados formalmente en un libro de caza del siglo XIV llamado “Libro de la montería de Alfonso XI”, donde se describía como una raza de hermosos colores. Sirvieron principalmente como perros de trabajo, ayudando a sus amos en la guerra, encarcelando a los esclavos y más tarde incluso se utilizaron en las plazas de toros para embravecerlos, así como para cazar jabalíes junto con otras actividades.

Al comienzo de la primera veintena de siglo, comenzaron a disminuir debido a los escenarios cambiantes del momento. De hecho, se redujo la caza mayor, las corridas de toros se volvieron ilegales y se improvisaron técnicas modernizadas para la custodia del ganado. Hacia 1963, la cantidad de perros Alano disminuyó drásticamente y los llevó al borde de la extinción. Sin embargo, en la década de 1970 algunos entusiastas de los perros, así como estudiantes de veterinaria, evidenciaron la aún existencia de esta raza en la región vasca de España, utilizada para la cría de ganado y la caza de jabalíes. Por lo tanto, comenzaron los esfuerzos para restaurar esta raza, con un programa de cría iniciado y los estándares de la raza documentados. El Kennel Club español le otorgó el reconocimiento oficial en 2004. Incluso fue reconocida como una raza autóctona de España por el Ministerio de Agricultura de España.

Hoy en día sigue presente en España, pero no es reconocido internacionalmente. Existen ciertas razas que se consideran similares a esta, como los molosos de las Islas Canarias, el mastín español y el dogo canario, así como el cimarrón uruguayo (una raza sudamericana). Sin embargo, estudios realizados en la Universidad de Córdoba, identificaron al Alano Español como distinto de otros grupos en lo que a su inclinación genética se refiere.

¿Cómo es la personalidad del Alano español?

Los Alanos son tranquilos, de apariencia seria y pensativa, que no requieren atención continuada. Debido a su instinto de lucha y caza, poseen una naturaleza dominante que, sin embargo, puede rebajarse bajo la guía de un educador canino, el entrenamiento y la perseverancia. Estos perros tan grandes y fuertes pueden ser dóciles, obedientes y muy protectores y leales a su familia humana. Incluso se llevan bien con los niños, siendo en muchos casos los perfectos compañeros de juegos.

Aunque no son agresivos, son cautelosos y nerviosos al ver a un extraño, y pueden llegar a atacar sin previo aviso al sentir una amenaza o peligro. Conocidos por su alta resistencia y su intensa capacidad para soportar el dolor, luchan con todas sus fuerzas cuando surge la situación y toleran cualquier lesión, por eso durante mucho tiempo han sido utilizados como perros guardianes.

Con una correcta socialización de pequeños, pueden compartir una relación sana con otros perros, especialmente con aquellos con los que se criaron, a menos que sean confrontados o desafiados por estos. Sin embargo, dado que fueron grandes cazadores en el pasado, es recomendable mantenerlos alejados de las mascotas más pequeñas.

A estos perros de trabajo les encanta estar al aire libre, y son aptos para hogares con un gran patio o jardín en lugar de apartamentos.

El Alano español es un perro de mandíbula grande y fuerte que tiene una gran mordida. Aunque no se informan casos alarmantes de mordidas a personas, siempre se requiere precaución, ya que su mordida puede resultar peligrosa.

Cuidados del Alano español

Estos son los grandes pilares de los cuidados del Alano español:

  • Ejercicio

Por su tamaño corpulento y los antecedentes de la raza, estos perros necesitan buenas dosis de ejercicio todos los días, incluyendo largas caminatas al menos dos veces al día, además de un amplio espacio para jugar y correr.

  • Aseo

Con unas necesidades mínimas de aseo, a estos perros de pelo corto les bastaría con un cepillado semanal, mediante un cepillo de goma que ayudaría a eliminar el pelo áspero o caído. A diferencia de la mayoría de los perros molosos, esta raza no babea. Puedes bañarlos solo cuando se ensucien, ya que el lavado excesivo puede producir piel seca provocando picazón y heridas.

  • Problemas de salud

No se conoce que sufran problemas de salud relacionados con la raza. Sin embargo, al ser una raza de perro grande, a veces es probable que desarrollen a displasia de cadera.

  • Educación

Por lo general, no son perros recomendados para dueños primerizos. El Alano necesita un ejercicio y un entrenamiento constantes, siempre con cuidado, respeto y tacto. En cuanto a la socialización, dado que tiene un carácter dominante, es fundamental dar a los cachorros de Alano Español una adecuada en socialización para descartar cualquier incidente desagradable con extraños en el futuro. También puedes contar con la ayuda de un entrenador profesional que sea experto en el manejo de perros grandes.

Enseñarles algunas órdenes como “ven”, “siéntate” y “quieto” podrían ayudarle a mantener su actitud dominante bajo control.

¿Conocías al Alano español? ¿Acaso tienes uno? Si vives en Barcelona y buscas un lugar profesional al que llevar a tu gran compañero de vida para cuidar de su salud, no dudes en contar con nosotros. Contacta con nosotros y te daremos una cita para conocernos.

Older posts