Category: Curiosidades

5 cosas que no sabías sobre las serpientes

Las serpientes representan un grupo único de reptiles. Como animales sin extremidades, las serpientes han inspirado tanto fascinación como miedo, ya que muchas de ellas pueden ser mortalmente venenosas. Sin embargo, no muerden por malicia y no van en busca de enemigos. Hay mucho de ellas que todavía no se conoce a nivel popular…

En este artículo, conocerás 5 datos que no conocías sobre las serpientes:

1. Los tamaños de las serpientes varían mucho

Las serpientes son un grupo muy diverso en términos de tamaño. Por ejemplo, existen algunos ejemplares diminutos, como la culebra hilo de Barbados (Tetracheilostoma carlae) con una longitud de unos 10 cm. También hay especies enormes, por ejemplo, la anaconda verde (Eunectes murinus), originaria de América del Sur. Hay registros que indican que esta especie puede crecer más de 6 metros de largo y pesar alrededor de 35-80 kilos.

2. Sus sentidos son asombrosos

Es interesante ver cómo los sentidos de las serpientes difieren de una especie a otra. Por ejemplo, algunas especies tienen una visión muy limitada, mientras que algunas especies arborícolas de los bosques tropicales tienen una visión bien desarrollada, como la culebra loro (Leptophis ahaetulla), que vive en América Central y del Sur.

Las serpientes pueden no tener un oído externo o medio, pero no son sordas porque tienen un oído interno que les permite sentir las vibraciones en el suelo para cazar y mantenerse alerta. Estos reptiles perciben muy bien las vibraciones en el suelo, lo cual es necesario para el estado de alerta y la caza.

Una de las mayores curiosidades de las serpientes es que hacen un gran uso de sus lenguas bífidas, que se mueven constantemente fuera de la boca, para percibir olores. Usan sus lenguas para atrapar partículas a medida que viajan a través de sus bocas. Esto les permite atrapar rastros químicos en estructuras llamadas órganos de Jacobson. Estos se ubican en el techo de la boca y están recubiertos de tejido olfativo para que puedan oler a sus presas oa sus depredadores.

Las serpientes, pitones y boas se distinguen por su capacidad de sentir el calor, ya que tienen estructuras y órganos que pueden medir la temperatura. Los agujeros en la cara entre las fosas nasales y los ojos tienen membranas especiales que detectan la radiación infrarroja de posibles presas o depredadores. Gracias a estas estructuras, son capaces de detectar a sus presas incluso en ausencia de luz, puesto que perciben el calor generado por el otro individuo.

3. Tienen diferentes formas de moverse

Aunque no tienen patas, las serpientes pueden moverse libremente porque han desarrollado ciertas estrategias de locomoción. De hecho, algunas especies son realmente rápidas y se mueven de una manera muy efectiva y sin duda curiosa.

Las serpientes suelen moverse por ondulaciones laterales, caracterizadas por un movimiento en forma de S. El movimiento es posible gracias a la propulsión del animal contra las irregularidades de la superficie. Sus numerosas vértebras cortas y anchas les permiten realizar estos movimientos rápidos.

Las serpientes también pueden moverse con un modo de locomoción conocido como “sidewinding”. Este tipo de movimiento se logra mediante ondulaciones verticales y laterales, con la cabeza en un plano vertical casi perpendicular a la dirección del movimiento y todos los segmentos con una inclinación distinta de cero.

También es posible que las serpientes se muevan en línea recta, y esto es especialmente común en las especies más pesadas. Esta locomoción se llama rectilínea. 

4. Tienen diferentes estrategias de caza y formas de alimentación

Cuando cazan, las serpientes son criaturas muy ágiles y consumen una variedad de animales según el hábitat y el tamaño de la serpiente. Las especies de serpientes venenosas usan su mordedura venenosa para matar a sus presas antes de comérselas. 

Las que no tienen veneno, por otro lado, capturan y matan a sus presas por constricción, aunque algunos aún pueden comer a sus presas vivas.

5. Tienen formas muy diferentes de reproducirse

Las serpientes tienen una forma extraña de reproducirse. Aunque todas las serpientes tienen fertilización interna, difieren en sus métodos de reproducción. Hay especies que ponen huevos, como las pitones, que cuidan su nido hasta que nacen las crías. Otras especies, como las serpientes de cascabel, son ovovivíparas, lo que significa que los embriones se desarrollan en huevos que permanecen en el cuerpo de la madre hasta que eclosionan. Las boas, por otro lado, son vivíparas, lo que significa que el embrión se desarrolla en el cuerpo de la madre sin caparazón. En otras palabras, dan a luz a bebés serpientes vivos. Muchas hembras que dan a luz después se comen a sus crías.

 

La mayoría de las serpientes nacen a través de la reproducción sexual. Esto significa que dos ejemplares (uno hembra y otro macho) se aparean entre sí. Curiosamente, algunas serpientes se reproducen asexualmente. Las hembras pueden almacenar esperma y decidir cuándo fertilizar los óvulos, que pueden poner en diferentes intervalos después de la cópula.

¿Conocías estas curiosidades sobre las serpientes? ¡Resultan ser seres con muchas características peculiares!

Estos son los 4 animales más solitarios del mundo

¿Alguna vez te has preguntado cuáles son los animales más solitarios del mundo?

Bueno, probablemente sean los humanos. Ningún animal tiene tanto talento para la soledad como el humano. Pueden estar solos en ciudades de millones de personas, lo cual es realmente asombroso, si lo piensas.

Pero algunos otros animales también tienen buenas razones para sentirse solos. Aquí hay 4 de los animales más solitarios del planeta:

  • La ballena de 52 hercios

Esta ballena ha fascinado a los científicos durante años. Por sus patrones de migración sabemos que es una ballena azul o un rorcual común, pero canta en un tono mucho más alto que cualquiera de los dos. No sabemos por qué, pero esta ballena tiene un canto totalmente único. Esto lleva a que sea ignorada por todas las demás ballenas de su especie, y así canta su canción solitaria en el abismo indiferente. Se detectó por primera vez en 1989 y se ha escuchado todos los años desde entonces. Una teoría que circula sobre ella es que esta ballena es sorda.

  • Albert: el albatros de ceja negra

Hay más de un millón de albatros de ceja negra que anidan en islas del Océano Antártico. Albert, sin embargo, fue visto por primera vez en Escocia en 1967, después de haber sido desviado miles de millas de su curso. Desde entonces ha sido visto cientos de veces. No está totalmente solo, ya que le gusta pasar el rato con otras aves marinas, pero no ha visto a ningún otro miembro de su especie en más de 50 años.

  • Tortuga gigante de Hanoi

Una tortuga mágica gigante es la protagonista en una de las leyendas más importantes de Vietnam, donde vivía en el lago Hoan Kiem en Hanoi y le ofreció una espada mágica a Lê Lợi, quien luego lideró una rebelión contra los chinos y liberó a Vietnam, convirtiéndose en emperador. Alguna vez se pensó que la tortuga gigante no era más que un mito, hasta que se descubrió una tortuga muerta, de 2 metros de largo, en el mismo lago. Otras tortugas fueron vistas muchas veces a lo largo de los años, hasta que la última murió en 2015. Sin embargo, recientemente se descubrió otra en otro lago, Xuan Khanh, en las afueras de Hanoi, lo que significa que esta especie todavía está viva en la ciudad. Solo quedan 4 de estas increíbles tortugas en el mundo, todas en diferentes lagos en Vietnam y China.

  • El guacamayo de Spix

Este loro alguna vez fue nativo de los bosques de Brasil. Habiéndose asumido que estaba extinto en la naturaleza durante más de una década, un solo guacamayo de Spix fue captado por las cámaras en 2016. Si todavía está vivo, es posible que sea el último de su tipo que queda en la naturaleza. 

 

Si alguna vez te sientes solo, recuerda que podría ser peor. Podrías ser el único de tu especie en todo un hemisferio, o incluso el último de tu especie en la naturaleza. Podrías cantar una canción tan extraña que repele a todos los miembros de tu especie, o podrías ser el final de un legendario linaje de tortugas mágicas.

Las peculiaridades del gato Bobtail Japonés

El Bobtail Japonés es una raza de gato peculiar y muy conocida. ¿Estás buscando adoptar un Bobtail Japonés? Si es así, ¡has venido al lugar correcto para saber más de él!

Sigue leyendo para enterarte de todo lo que debes conocer: su personalidad, sus cuidados, etc.

Origen del gato Bobtail Japonés

El Bobtail Japonés es un gato muy especial con un trasfondo aún más interesante. Rodeado de varias teorías y mitos, muchos consideran que su origen se remonta a las Islas Kuri, donde eran recogidos por los marineros para la buena suerte. También hay mitos sobre el Maneki-neko, un gato de cola corta que solía señalar a los viajeros a dónde tenían que ir. Es posible que reconozcas al Maneki-nekos como los populares gatos de la fortuna de hoy en día, la pequeña figura de gato que a menudo se encuentra cerca de los cajeros automáticos en los restaurantes japoneses.

Una de las muchas teorías sobre este gato de cola corta es que data de hace 1000 años y en 1602 era uno de los gatos callejeros predominantes en Japón. En 1968, el Vobtail Japonés fue traído de Japón al mundo occidental.

Si aún no lo sabes, el gato bobtail es conocido por su cola cortísima, parecida a la de un conejo. Pero, ¿de dónde viene esta cola corta? ¡Sigue leyendo para descubrirlo!

Características físicas

Antes de comenzar, debemos aclarar que el Bobtail Americano, otra raza de gato, aparte de su cola corta, no tiene nada en común con el Bobtail Japonés.

El gato Bobtail Japonés tiene una cara en forma de triángulo equilátero con pómulos altos. Su cuerpo es ágil y esbelto con patas traseras más largas. Tiene ojos ovalados que suelen ser de color azul o dorado/miel. Son de tamaño mediano, siendo los machos un poco más grandes que las hembras. El color del pelaje de un Bobtail Japonés varía y puede aparecer en blanco y negro, o similar al calicó o tricolor. Puedes encontrar bobtails japoneses de pelo corto o gatos bobtail japoneses de pelo largo.

La cola del Bobtail Japonés se forma a partir de una mutación genética y genes dominantes y generalmente mide solo 3 cm de largo. Esta cola debe ser visible y puede mostrar torceduras y curvas. Ningún Bobtail Japonés es igual a otro.

Carácter bobtail japonés

Los gatos son conocidos por su carácter afable: aman a las personas, sin importar si son o no extraños. Estos gatos son gatos increíblemente curiosos, dulces y cariñosos a los que les encanta jugar. Además, ¡les gusta cantar! Sí, has leído bien. Tienen una voz melancólica característica de su raza.

Estos gatos pueden adaptarse a todo tipo de situaciones de vida siempre que reciban los cuidados adecuados, cariño, tiempo de juego y una alimentación de alta calidad.

Cuidando a un Bobtail Japonés

Si tienes un Bobtail Japonés de pelo largo, tendrás que cepillarlo con más frecuencia que un bobtail de pelo corto, para mantener su pelaje bonito, brillante y libre de pelo muerto. Como con todos los gatos, asegúrate de que tu Bobtail Japonés reciba las vacunas y desparasitaciones adecuadas, así como visitas a tu veterinario para revisiones cuando sea necesario. A estos gatos les encanta jugar, por lo que debes asegurarte de ofrecerles suficientes juguetes y tiempo de juego para que puedan gastar energía de forma saludable. 

Salud de un Bobtail Japonés

La raza de gato Bobtail Japonés no es conocida por sufrir enfermedades o dolencias concretas por su raza, de hecho puede presumir de ser bastante saludable. Sin embargo, si notas algo fuera de lo común, asegúrate de consultar a un veterinario lo antes posible para cuidar de la salud de tu peludo al máximo.

¿Por qué los perros se obsesionan tanto con las pelotas?

Perseguir una pelota es una de las actividades favoritas de los perros. Normalmente, es un juego inofensivo que les permite divertirse mientras ejercitan su cuerpo y sus sentidos ¿verdad?. Pero lo cierto es que muchos dueños de perros pueden empezar a notar que sus mejores amigos se están volviendo cada vez más obsesionados con este juego. Les cuesta parar y parecen casi adictos a jugar a buscar la pelota.

¿Sientes que es el caso de tu perro? Veamos a qué puede deberse.

Cómo saber si tu perro está obsesionado con su pelota

Los perros sanos suelen estar motivados para hacer ejercicio, salir a caminar, interactuar con otros perros o personas, jugar con sus juguetes, estar cerca de sus seres queridos, entre muchas otras cosas. Sin embargo, cuando los perros se obsesionan con su pelota, parece que es lo único que les puede traer alegría.

Así es como debería ser una relación normal entre un perro y su pelota:

  • Les muestras una pelota y parecen emocionados y ansiosos por jugar.
  • Lanzas la pelota, te la devuelven. Si otro perro entra a jugar, tu perro puede sentirse un poco celoso, pero no se vuelve agresivo.
  • Tras un rato, tu perro comienza a mostrar signos de cansancio.
  • Si decides detener el juego y guardar la pelota, tu perro no muestra signos de ansiedad. Al contrario, se ve relajado y listo para descansar.

Sin embargo, un perro obsesionado te exigirá permanentemente que le sigas tirando la pelota. No mostrarán signos de cansancio incluso si han hecho ejercicio durante mucho tiempo. También puedes notar otros comportamientos extraños que nunca antes habías visto en tu perro. Estos incluyen: hiperactividad, taquicardia, ladridos y lloros excesivos.

¿Por qué mi perro está obsesionado con su pelota?

Para entender por qué algunos perros son adictos a la pelota, necesitamos entender qué causa en sus cerebros esta actividad aparentemente trivial. Perseguir la pelota despierta el instinto cazador de nuestras mascotas.

Si bien tu perro no necesita buscar su alimento para sobrevivir, debemos tener en cuenta que la caza es un comportamiento instintivo en ellos. Los comportamientos instintivos son habilidades innatas que se producen como resultado de un estímulo específico y que no se aprenden. Cuando les lanzamos la pelota, estamos recreando artificialmente el contexto de una cacería. El juego permite que el perro ejercite sus sentidos, instintos y fuerza corporal. Una vez que han alcanzado a su presa, pueden disfrutar del ansiado premio, que en este caso es una pelota.

Sin embargo, a diferencia de sus antepasados ​​en la naturaleza, tu mascota no ha pasado hambre durante días ni ha cazado durante horas en condiciones climáticas adversas. Naturalmente, se ha esforzado bastante menos para conseguir su objetivo y la pelota no les produce grandes satisfacciones. Esto podría explicar por qué se sienten motivados a repetir este patrón una y otra vez, buscando la satisfacción que no encuentran.

Como ocurre con casi todos los problemas de comportamiento, la obsesión por la pelota suele estar relacionada con la educación, la rutina y el estilo de vida del perro. Si tu perro comienza a mostrar signos de sobreexcitación, seguirás tirándole la pelota porque crees que se lo está pasando bien. Sin embargo, al hacerlo, estarás reforzando el comportamiento obsesivo sin saberlo. En cierto modo, le estás enviando a tu perro el mensaje de que está bien estar sobreexcitado y comportarse de manera hiperactiva al recompensarlo con lanzarle la pelota nuevamente.

¿Qué hacer si mi perro está obsesionado con la pelota?

La obsesión por la pelota no debe subestimarse ni ignorarse, ya que representa un riesgo para la salud física y mental del perro. Por lo tanto, debes actuar tan pronto como notes alguno de los síntomas que se mencionan anteriormente.

Lo primero que debes hacer es dejar de jugar con la pelota. Al continuar, solo estarás reforzando su comportamiento obsesivo. Sabemos que puede parecer cruel privar a tu mejor amigo de algo que tanto disfruta. Pero recuerda que si el juego se convierte en una obsesión, sus efectos dejan de ser positivos.

Lo mejor que podemos hacer por ellos es dejar de alimentar su obsesión y consultar a un profesional capacitado para que nos ayude en su tratamiento. Lo ideal es que consultes con un veterinario o un educador canino que pueda ayudarte y orientarte sobre cómo tratar este problema de conducta.

Diferencias entre un gato persa y un gato angora

Aunque existen marcadas diferencias entre un gato angora y un gato persa, a menudo se confunden entre sí. La razón se debe a que ambos son razas de gatos de pelo largo. Sin embargo, si miramos más de cerca, podemos ver que es bastante fácil detectar sus diferencias, especialmente cuando las vemos en persona. Al comparar las dos razas, no solo podemos distinguir su apariencia, también podemos determinar qué raza de gato podría ser mejor animal de compañía para cada caso particular. ¡Veamos sus principales diferencias!

Diferencias físicas entre gatos persas y angora

Comenzamos nuestra diferenciación de razas por lo más obvio: su aspecto físico. Estas serían algunas de las diferencias físicas entre un gato persa y un gato angora:

  • Nariz: quizás, la diferencia más obvia en algunos gatos persas es la nariz. Esto se debe a que existen diferentes tipos de gatos persas. Algunos tienen braquicefalia, una condición en la que la nariz está aplastada y tienen una mandíbula suavemente alargada. Los gatos de Angora no tienen braquicefalia, por lo que una nariz aplastada significará que son persas.
  • Conductos lagrimales: debido al aplanamiento del hocico de los gatos braquicéfalos, sus conductos lagrimales a menudo secretan líquido de manera persistente (una condición conocida como epífora). Si el gato tiene manchas de lágrimas alrededor de los ojos, es más probable que sea persa. Sin embargo, es más probable que un Angora sufra de lagrimeo si tiene una infección ocular.
  • Cabeza: el cráneo de un gato persa es más redondeado, en comparación con la apariencia más almendrada que poseen los gatos angora.
  • Orejas: los gatos persas son conocidos por sus orejas pequeñas y redondeadas, mientras que los gatos angora turcos tienen orejas más largas y puntiagudas.
  • Pelaje: aunque tanto los gatos angora persas como los turcos pueden tener una variedad de colores y patrones de pelaje, los gatos angora turcos suelen ser blancos. También son más propensos a la heterocromía, una condición por la cual sus ojos son de dos colores diferentes.
  • Tamaño: aunque ambas razas pueden tener ejemplares relativamente pequeños, los gatos persas son generalmente más grandes que los gatos angora. Es más raro que el angora alcance los 6 kg. También son más cortos en longitud.
  • Forma del cuerpo: Los gatos persas son más robustos que el angora con un cuerpo más alargado y esbelto, aunque sí suele ser más musculoso.

 

Debido a estas diferencias, especialmente las relacionadas con el cuidado de la zona periocular, podríamos concluir que los gatos persas requieren algo más de mantenimiento que los gatos angora. Dado que los gatos angora como los persas son gatos de pelo largo, sus pelajes deberán cepillarse con regularidad.

Diferencias de carácter entre los gatos persas y angora

Más allá de las diferencias físicas, están sus diferencias de comportamiento y carácter. Si bien cada gato es un individuo con sus propios comportamientos y rasgos, hay algunos rasgos que son más comunes en ciertas razas. Para los gatos Angora y Persa, se destacan los siguientes:

  • Sociabilidad: el gato persa generalmente se considera más independiente, mientras que el gato turco Angora aceptará mejor la convivencia humana. Sin embargo, esto no implica que estén entusiasmados con las muestras de afecto. De hecho, es común que el angora no acepte demasiada interacción física. El gato Angora está más predispuesto a saludar cuando llegamos a casa y a interactuar más. Por supuesto, un persa también querrá interactuar una vez que establezca un vínculo con su cuidador. Aunque a veces sea hosco, el persa puede ser muy cariñoso cuando quiere. Es mejor dejar que un gato persa busque afecto en lugar de intentar forzar e interactuar.
  • Actividad: los gatos persas tienden a ser tranquilos y poco activos, prefiriendo la tranquilidad de un sofá suave al ajetreo y el bullicio de una sesión de juego. El angora suele ser mucho más juguetón. Como resultado de estos bajos niveles de actividad en los persas, es necesario controlar cuidadosamente el peso de nuestro gato.
  • Comportamiento con los niños: debido a las características que hemos mencionado, los gatos persas son menos propensos a tolerar la presencia de niños, sobre todo si no respetan su espacio y su necesidad de tranquilidad. Los gatos Angora pueden aceptar mejor vivir con niños. Independientemente de la raza, siempre tenemos que educar a los niños para que muestren respeto por todos los seres vivos y no debemos dejarlos solos sin la supervisión de un adulto.
  • Convivencia con otros animales: estas relaciones serán más fáciles para un gato Angora, ya que es menos probable que los persas toleren cambios o alteraciones en sus hábitos.

Si tienes un gato persa o angora en casa, nos encantaría atenderlo en consulta para cuidar de su salud. ¡Ponte en contacto con nosotros y pide una cita para conocernos!

¿Está bien bañar a las perras embarazadas?

Siempre debemos tener cuidado al cuidar a una perra embarazada. Por ejemplo, incluso si se los han recetado antes, hay ciertos medicamentos que no deben tomar debido a los posibles efectos sobre su embarazo. Incluso las actividades más cotidianas pueden necesitar ser modificadas para ayudar a la perra durante su embarazo.

En Hospital Veterinario, respondemos una pregunta común que a muchos de vosotros os puede surgir durante el embarazo de vuestra perra: ¿puedo bañar con normalidad a mi perra embarazada? Antes de responder a esta pregunta, nos gustaría recordar a los lectores que cualquier inquietud que podamos tener con nuestra perra durante el embarazo debe consultarse con su veterinario. Puedes llamarnos cuando quieras y resolveremos tus cuestiones.

Los cuidados básicos de una perra embarazada

El embarazo de una perra dura aproximadamente 63 días, con un rango saludable de entre 56 y 66 días. Una gestación normal permite que la perra mantenga su rutina, por lo que está mal ser demasiado restrictivo a la hora de cuidar a una perra preñada. Sin embargo, hay ciertas consideraciones básicas que debemos tener en cuenta durante el embarazo de nuestra compañera:

  • Chequeos veterinarios: en cuanto sospechemos que nuestra perra está preñada, lo primero que debemos hacer es llevarla a una clínica veterinaria. Si bien existen pautas estándar que debemos seguir, nuestro veterinario podrá decirnos si hay alguna consideración específica que debamos hacer con nuestro perro. Por lo general, confirmarán el embarazo con una palpitación abdominal o una ecografía. También tendrán una visita final antes de la fecha de vencimiento para confirmar que todo está bien.

  • Alimentación: una vez confirmada la gestación, puedes alimentar a la perra con un pienso especial. Esto se debe a que es el mejor para cubrir sus necesidades nutricionales durante este período y el que seguirá beneficiándola durante la lactancia.

  • Desparasitación: desparasitación es una medida preventiva tomada para detener la infestación parasitaria. Como los cachorros son particularmente vulnerables a los parásitos, es importante que se desparasite a la madre embarazada. Es probable que el veterinario recomiende la desparasitación nuevamente alrededor de los 45 días de embarazo. Luego necesitarán desparasitarse nuevamente durante la lactancia junto con sus cachorros. Durante este período, no todos los agentes antiparasitarios son seguros, por lo que es importante que sigamos cuidadosamente las instrucciones veterinarias.

  • Ejercicio: nuestra perrita podrá llevar una vida normal, realizando sus salidas y paseos habituales. Solo debemos evitar que haga grandes saltos o juegue juegos bruscos con otros perros para evitar lesiones a ella o a sus cachorros. Si se hace bien, es seguro ejercitar a una perra preñada. Nuestra perra dejará de hacer ejercicio una vez que esté cerca del parto.

  • Precauciones: antes de aplicar o administrar cualquier producto a nuestra perra preñada, debemos consultar con el veterinario. Durante el embarazo, productos como collares antiparasitarios, pipetas o champús pueden contener ingredientes que pueden ser dañinos si llegan a los cachorros.

Este último punto de precauciones se relaciona con nuestra pregunta inicial sobre si podemos bañar a una perra preñada. A continuación proporcionamos las consideraciones que debemos tener en cuenta si nuestra perra embarazada está sucia.

Bañar a las perras embarazadas

Una perra que está esperando perritos seguirá una rutina similar a la de antes de quedar embarazada siempre que se tomen las precauciones necesarias. Si te preguntas si se puede bañar a una perra embarazada, la respuesta es sí. Puedes bañar a tu perra embarazada si es necesario, pero hay algunas cosas que debes tener en cuenta:

  • Asegúrate de que la bañera o lugar donde los bañamos tenga una superficie antideslizante para evitar caídas y golpes. Podemos utilizar alfombrillas de bañera especiales antideslizantes o incluso una simple toalla doblada.
  • Usa siempre un champú aprobado por nuestro veterinario. Como hemos dicho, algunos productos pueden contener componentes que podrían resultar tóxicos para las perras gestantes, especialmente en el caso de los champús con insecticidas utilizados para desparasitar. Si te preguntas qué producto debes utilizar para bañar a tu perra preñada, no dudes en consultar con el especialista veterinario que cuida de la salud de tu perra.
  • Manipula al perro con cuidado, no ejerzas presión ni realices movimientos bruscos, especialmente en la zona abdominal.
  • Si la respiración del animal es agitada, se siente incómoda, se pone ansiosa o continuamente intenta salir de la bañera, no debemos continuar con el baño. El estrés es muy perjudicial para una perra preñada.

Aunque el baño es adecuado para la mayoría de las perras preñadas, hay circunstancias en las que no se recomienda. Estos incluyen los siguientes:

  • Al final de la gestación: es un momento en el que la perra necesita tranquilidad y estará en busca de un lugar de anidación para el parto. A menos que bañarse sea una actividad relajante para ella, es mejor no estresarla o distraerla de su objetivo principal.
  • Perros que no toleran el baño: para los perros que se ponen muy nerviosos, inquietos, asustados o que intentan insistentemente escapar del baño no deben bañarse durante la gestación para evitar una situación estresante. Dado que los perros no necesitan bañarse regularmente sin una causa específica, debería estar bien esperar hasta después del embarazo o incluso hasta que los cachorros sean destetados.

¿Qué hacer si una perra preñada se ensucia?

Debería estar bien bañar a una perra preñada a menos que estén sujetos a las restricciones anteriores. Debemos hacer un esfuerzo para asegurarnos de que no estén en una posición en la que se ensucien mucho, especialmente en los días previos a su parto.

Sin embargo, puede haber ocasiones en las que el perro se ensucie, como tras lluvia imprevista en un paseo. Esta situación puede agravarse en perros de pelo largo. Si se estresan durante el baño, debemos buscar otras formas de limpiarlos. Puede ser suficiente usar toallitas aptas para perras preñadas o incluso limpiarlas con una toalla húmeda limpia.

El embarazo no es motivo para dejar de cuidar a nuestra perra. Aún debemos seguir cepillándola regularmente y asegurarnos de que su pelaje esté bien mantenido. Si se estresan demasiado yendo a un peluquero, deberíamos hacerlo en casa o esperar hasta después del embarazo para prácticas de aseo más complicadas.

El insecticida con amitraz y el embarazo en perras

Como venimos diciendo, existen determinadas sustancias que son dañinas durante la gestación de una perra. Amitraz está entre ellos. Es un antiparasitario de uso tópico utilizado contra pulgas, garrapatas y piojos. Se usa en pequeñas dosis y se absorbe a través de la piel. Por este motivo, puede afectar a los cachorros en el útero y durante la lactancia.

Amitraz puede causar efectos teratogénicos (malformaciones) o incluso abortos espontáneos. Si bien es posible bañar a una perra preñada, nunca podremos aplicarle un producto que nuestro veterinario no haya recomendado con la certeza de que su uso es seguro durante la gestación de nuestra perra. Durante la lactancia se deben mantener las precauciones, ya que estas y otras sustancias también se pueden encontrar en su leche. No se recomienda pulverizar a una perra preñada con amitraz, a menos que así lo indique el veterinario.

¿Tu perrita está embarazada? Estaremos encantados de atenderla. Ponte en contacto con nosotros y concertaremos una cita lo antes posible.

Motivos para adoptar un gato senior

Imagina un animal que sabe exactamente quiénes son en su especie y de lo que son capaces. Se sienten cómodos con su propio pelaje, se siente seguro de sí mismo y no exige demasiado tiempo o atención. Y además… son profesionales en aparecer de la nada para darte mucho amor. ¿Suena como algo imposible? ¡No para gatos senior! Se encuentran entre las mascotas más cariñosas y adorables que existen, y todas merecen un hogar. Si te has preguntado si ahora es el momento adecuado para adoptar un gato mayor, tenemos algunos datos para lograr en ti un punto de inflexión.

La edad es solo un número

Cuando se trata de la personalidad de un gato senior, lo que ves es lo que obtienes. Su aspecto no está tan desgastado como en otras razas. En cambio, ya han pasado por las numerosas etapas de crecimiento y evolución y ya han llegado a su madurez.

Si bien sus patrones de comportamiento pueden estar ya muy establecidos, eso no significa que no puedas enseñarle nuevas habilidades a un gato mayor. Una de las mejores cosas de vivir con un gato mayor es que saben lo que les gusta (y, lo que es más importante, cuándo les gusta), pero aún están abiertos a probar cosas nuevas. ¡Esto los hace adaptables y adoptables!

Sin travesuras

Los gatitos jóvenes son incuestionablemente encantadores, pero pueden volverse un poco locos de vez en cuando. Es más probable que los gatos más jóvenes arañen los muebles, y no es raro que marquen su territorio dentro de la casa. En muchas ocasiones también son propensos a escapar de casa y hacer travesuras nocturnas.

Los gatos mayores, por otro lado, disfrutan de una larga noche de sueño. Todavía pueden beneficiarse de un rascador bien colocado, pero es poco probable que se sometan a comportamientos destructivos. Los gatos senior no suelen orinar donde no deben. Si lo hacen, podría ser un síntoma de un problema de salud relacionado con la edad que se puede tratar.

Además, cuando adoptas un gato senior, es probable que ya tenga un microchip, esté completamente vacunado y esté al día con su prevención frente a los parásitos. 

Hablemos de su arenero

Los gatos mayores vienen entrenados para saber hacer sus necesidades dentro de su arenero. Por supuesto, pueden ser muy exigentes en lo que respecta a la forma y el tamaño de su caja, y es posible que también enfrente cierta resistencia hasta que obtengas el tipo exacto de arena que prefieren. Si tienes suerte, tu gato senior puede llegar a ti con las buenas conductas aprendidas de su dueño anterior.

Hablemos de la salud de un gato senior

Cuando adoptas un gato senior, puede haber consecuencias para la salud relacionadas con su edad. Sin embargo, es probable que ya se conozcan las posibles enfermedades en el momento de la adopción. En otras palabras, entra en el acuerdo de adopción con toda la información disponible y toma las decisiones médicas correctas para el futuro de tu gato. 

Los gatos senior saben cuándo están siendo rescatados de un refugio. Su respuesta siempre terminará siendo devolverte el favor con interminables cabezazos, ronroneos y abrazos. 

Adopta un gato mayor

¡Con un cuidado excelente, los gatos mayores pueden vivir hasta los veinte años o más! Cuando adoptas un gato mayor, te espera el viaje más gratificante de todos. ¿Qué podría ser mejor que abrir tu hogar a una monada entrenada para hacerte feliz? Desde Hospital Veterinario Glòries te aseguramos que no te arrepentirás.

¿Qué son los gatos carey? Conoce todo sobre su aspecto tan peculiar

Puedes reconocer a un gato carey por su distintivo patrón de pelaje y combinación de colores. Similar a un gato calicó, su pelaje incorpora colores claros combinados con negro y naranja. A diferencia de un gato calicó, los colores están plasmados sobre su cuerpo como en la paleta de un pintor. Es decir, mientras los gatos calicó tienen distintas manchas de color sobre todo su cuerpo, generalmente con predominio del blanco, el carey tiene un patrón más disperso, con predominio del negro. Seguro que alguna vez has visto alguno de ellos. ¿Cómo es esta raza de gato? Te lo contamos todo en las siguientes líneas.

¿Qué es un gato carey?

El pelaje de un gato está determinado por sus genes, incluido su color, longitud y textura. Un gato carey tiene un pelaje con la combinación de los colores negro, blanco y naranja. Es un patrón tricolor determinado por los datos genéticos de los cromosomas sexuales.

La razón por la que se les llama carey es porque su pelaje se asemeja al patrón distintivo y la coloración de la tortuga carey.

Con los gatos carey, no verá dos con el mismo patrón. Como un copo de nieve o una huella digital, cada gato tiene un patrón de pelaje distinto.

Características del gato carey

El pelaje de los gatos carey tiene un color de fondo negro predominando con mezclas de naranja y blanco distribuidas por todo el pelaje. Están entremezclados y pueden lograr diferentes patrones de pelaje. Muchos de estos gatos tienen una mancha anaranjada o una especie de “llama” en la cabeza. El pelaje de los gatos carey debe presentar negro, blanco y naranja, pero es posible que incluya ciertas otras tonalidades como azul, gris, canela, etc.

Incluso si un gato tiene diferentes tonos de negro o naranja en el mismo pelaje, no se puede considerar carey. Estas son solo variaciones de dos colores, no de tres. Los ojos de los gatos carey son de color cobre o naranja oscuro. Las almohadillas de las patas y la nariz pueden ser de color rosa, moteado o negro, según la distribución y el predominio de cada color en el pelaje individual del gato.

¿De qué raza es el gato carey?

Al igual que los gatos calicó, muchos humanos se refieren a los gatos carey como una raza distinta. Sin embargo, este no es el caso. Carey es simplemente la palabra que se usa para describir el color del pelaje del gato. Sería similar a determinar un gato negro como una raza individual. Las características de los gatos negros están determinadas por la genética y la experiencia del individuo, no por el color de su pelaje. Lo mismo ocurre con los gatos carey.

A pesar del hecho de que muchas, aunque no todas, las razas de gatos pueden tener un patrón de pelaje de carey, muchos las distinguen como distintas. El comportamiento y el aspecto del gato estarán determinados por otros factores. Sin embargo, hay algo en común entre los gatos con su tipo de pelaje, que se analiza en la siguiente sección.

¿Es cierto que los gatos carey son hembras?

Si bien no es cierto decir que todos los gatos carey sean hembras, sí en su gran mayoría. La razón que explica esto se deriva del síndrome de Klinefelter. Esta es una condición genética que resulta de la transmisión de cromosomas sexuales.

Los colores del pelaje de gato negro y naranja están relacionados con el cromosoma X. Dado que las hembras tienen cromosomas XX, pueden ser tricolores porque pueden tener negro en una X y naranja en la otra X. Dado que los cromosomas masculinos son genéticamente XY, esto significa que es casi imposible que presenten negro y naranja con blanco.

Esta es una explicación similar de por qué la mayoría de los gatos atigrados anaranjados son machos. Aunque es posible que los gatos atigrados anaranjados sean hembras, en su gran mayoría serán machos.

En los gatos carey, pueden ser machos debido a algo conocido como síndrome de Klinefelter. Esto hace que los gatos presenten los cromosomas XXY, el cromosoma doble X que les permite tener un patrón de pelaje tricolor. Sin embargo, esta es una anomalía genética que tiene ciertos efectos en el gato, incluida la infertilidad.

Razas de gatos carey

Es posible encontrar gatos carey en prácticamente todas las razas felinas que conocemos. Dado que no son una raza en sí mismos, pueden presentarse en razas como el Persa, Mancoon, Británico de pelo corto, Cornish Rex y muchas más. Sin embargo, también son comunes en gatos de razas mixtas, ya que estos gatos pueden presentarse en casi cualquier combinación de colores de pelaje. También hay gatos carey con pelo corto, semi-largo o largo.

¿Tienes un gato carey en casa? ¿Conocías estas peculiaridades sobre el pelaje de los gatos carey? ¡Déjanos tus comentarios!

¿Qué es el estornudo inverso en perros?

Los dueños de perros, por lo general, estamos acostumbrados a ruidos bastante variados provenientes de nuestras mascotas. Los bufidos, estornudos, gruñidos y gorjeos pueden ser la norma. Sin embargo, cuando tu mascota hace un sonido nuevo fuera de su repertorio habitual, puede ser preocupante.

Hospital Veterinari Glòries no es ajeno a las llamadas de clientes preocupados por los ruidos que hacen sus mascotas. Uno de los sonidos sospechosos más comunes es el estornudo inverso o invertido en los perros. Este ruido, que puede asustarte, pero generalmente es inofensivo, debe ser reconocido por todo dueño de mascota para saber diferenciarlo de cualquier problema serio de salud.

¿Cómo reconocer el estornudo inverso en perros?

Una vez que sepas lo que está pasando, el fenómeno del estornudo inverso o invertido es bastante inconfundible.

Un estornudo inverso, médicamente llamado inspiración paroxística, es tal y como su nombre lo indica: lo opuesto a un estornudo normal.

Durante un episodio de estornudo inverso, el perro extraerá aire hacia adentro a través de la nariz repetidamente durante varios segundos. Este movimiento de aire da como resultado un sonido similar a una náusea muy dramática (incluso con posible sonido de mucosa, o ronquido) que se produce cuando el perro extiende el cuello repetidamente. En este momento, muchos dueños de mascotas entran en pánico, pensando que su perro se está ahogando.

Un estornudo inverso tiende a desencadenarse por irritación en la parte posterior de los conductos nasales o la garganta, mientras que un estornudo regular suele eliminar la irritación de la parte frontal de la nariz.

Hay muchas causas potenciales de un estornudo inverso en perros. Estas incluyen:

  • Drenaje nasal.
  • Alérgenos como el polen.
  • Ácaros nasales.
  • Objetos extraños como material vegetal.
  • Irritantes como humo o perfumes.
  • Crecimientos.
  • Alargamiento del paladar blando.

Estornudo inverso ¿Es peligroso?

Un estornudo inverso en perros no suele ser motivo de preocupación. Por lo general, el mismo reflejo del perro borra lo que lo desencadenó y, después de una escena dramática, tu mascota vuelve a la normalidad.

A veces, sin embargo, si la irritación es persistente, los episodios de estornudos inversos pueden prolongarse o repetirse. Entonces, ¿cuándo deberías preocuparte?

Pide una cita con nosotros si:

  • Tu mascota está angustiada por los episodios.
  • Otros signos respiratorios como tos o secreción nasal están presentes.
  • Tu mascota parece tener serios problemas para respirar.
  • Las encías o la lengua están de color gris/azul.
  • Tu mascota pierde el conocimiento.
  • Tu mascota se comporta de manera extraña.

En caso de duda, es mejor dejar que uno de nuestros veterinarios examinen a tu mascota. Las pruebas de diagnóstico pueden ayudarnos a determinar si hay otra razón para los problemas de respiración de tu mascota, como una afección cardíaca subyacente o un pólipo en el conducto nasal. 

Estamos de acuerdo que el estornudo inverso puede causar alarma: tu perro se pone tenso y crees que no puede respirar, pero no entres en pánico la próxima vez que encuentres a tu mascota experimentándolo. Recuerda: normalmente no se trata de nada grave, pero cuando lo sea, aquí estaremos para ayudaros.

El maravilloso mundo de la terapia y los animales de servicio

Los seres humanos han confiado durante mucho tiempo en la ayuda de los animales para realizar los trabajos que se requerían para sobrevivir y prosperar como civilización.

Hoy en día, sus funciones son muy diferentes en nuestra sociedad, pero no menos importantes. Los animales de servicio, los animales de terapia y otros tipos de animales que acompañan a humanos en determinados sectores (policías, agricultura, ganadería, etc.) desempeñan funciones fundamentales en la vida humana y la sociedad en general. ¡En Hospital Veterinari Glòries no podemos imaginar la vida sin estos increíbles animales!

Tipos de perros de servicio

Técnicamente, los animales de terapia o de servicio no son considerados mascotas como tal. Sin embargo, la devoción y el amor que sienten por sus cuidadores es evidente, y estos perros y sus humanos tienden a tener un vínculo igualmente inquebrantable. Los tipos de animales de servicio o terapia incluyen:

  • Perro guía: los perros guía ayudan a las personas ciegas o con discapacidad visual a superar los obstáculos y transitar por calles y aceras concurridas. Se conoce que los perros han estado ayudando a los humanos de esta manera durante siglos, posiblemente desde la antigua Roma y China.
  • Perro que escucha o hace señales: estos perros están entrenados para alertar a alguien con una pérdida auditiva significativa de ruidos, como un golpe en la puerta.
  • Perro de servicio terapéutico: estos perros han sido entrenados para ayudar a un guía con TEPT (Trastorno de estrés postraumático) u otro trastorno psiquiátrico de diversas formas, incluida la advertencia de un episodio psiquiátrico inminente, recordarles que tomen los medicamentos recetados y realizar controles de seguridad o registros de habitaciones.
  • Perro de asistencia para la movilidad: para las personas con movilidad limitada, un perro de servicio puede proporcionar tareas que aumentan la independencia, como llevarles objetos, encender y apagar las luces, abrir puertas y presionar los botones del ascensor.
  • Perro de alerta diabética: los perros de alerta diabética usan sus hocicos para predecir una caída peligrosa en el azúcar en sangre en una persona con diabetes.
  • Perro de alerta de convulsiones: estos perros están entrenados para responder a las convulsiones ladrando pidiendo ayuda, llevando a su guía a un lugar seguro o llevándole medicamentos frente a posibles ataques epilépticos.

Animales para el apoyo emocional y la terapia

Aunque ni los animales de apoyo emocional ni de terapia tienen el mismo acceso a las áreas públicas que los animales de servicio, pueden ser partes importantes de un plan general de atención médica.

Se ha demostrado que disfrutar del tiempo con un animal reduce la presión arterial, reduce el estrés y aumenta los sentimientos de felicidad, por eso los perros de terapia a menudo se pueden encontrar en hospitales y centros de atención a largo plazo que brindan estos beneficios a los pacientes. Los animales de apoyo emocional también brindan una presencia tranquilizadora y reconfortante a una persona con una discapacidad emocional o psicológica. Existen terapias con caballos e incluso con delfines, capaces de contribuir positivamente al desarrollo cognitivo, físico, emocional, social de las personas.

Perros de trabajo

A través de la cría y el entrenamiento, los perros de trabajo disfrutan de realizar funciones específicas como pastorear, cazar, vigilar, buscar y rescatar. Los militares y policiales son un tipo específico de perro de trabajo que puede ser entrenado para diversos trabajos, como por ejemplo:

  • Trabajo policial: las unidades policiales están capacitadas para atacar e inmovilizar a posibles delincuentes y ayudar al oficial a investigar la escena de un crimen.
  • Detección: gracias a su olfato superior, los perros se utilizan para detectar drogas, explosivos, cadáveres y artículos importados ilegalmente, como dinero, armas y productos agrícolas.
  • Servicio militar: los perros de trabajo militares  realizan una variedad de tareas militares junto con sus adiestradores de soldados.

En nuestro hospital, apoyamos la existencia y el correcto trato y formación de los animales de servicio, animales de terapia y apoyo emocional, así como perros de trabajo que hacen la vida más fácil, más segura y más placentera a quienes lo necesitan.

Older posts