Category: Curiosidades

Todo lo que necesitas saber sobre el gato persa

Si en los perros había una raza predilecta por la antigua realeza, que es el Pomerania, en los gatos también: se trata del gato persa. Y no es de extrañar: los gatos persas cuentan con abundantes y lujosos pelajes, además de una personalidad un tanto regia. Son gatos de aspecto elegante y muy mimosos. Por sus peculiaridades, requieren un poco de atención adicional. ¿Quieres saber más sobre los gatos persas? Sigue leyendo para conocer todo acerca de ellos.

Breve historia de los gatos persas

Quizás te pueda sorprender, pero el gato persa es una de las razas de gatos más antiguas, llegándose a ver en jeroglíficos desde 1684 a. C. Se les llama persas porque fueron traídos a Europa desde Persia (el Irán moderno) a principios del siglo XVII. Aún así, siguen existiendo dudas de dónde se originaron.

Estos gatos de pelo largo se convirtieron en los favoritos de la realeza, como la reina Victoria. El persa es aún hoy en día una de las razas de gato más populares. Son gentiles y dulces y tienen una personalidad un tanto principesca . Por lo general, pasan su tiempo tumbados ​​en una almohada, en el sofá o en el regazo de su dueño, como si estuvieran sentados en un trono.

Cuidar de un gato persa

Esta raza lleva algo de trabajo comparada con la mayoría de gatos. En especial, los cuidados deberán ir dirigidos a su pelaje, ya que suele ser largo y abundante. Es importante cepillarlos a diario y darles baños de forma regular para mantener su aspecto limpio. Por ello te aconsejamos introducirlos al baño la antes posible, para hacer de esta experiencia algo habitual para ellos. Tienden a ser animales de baja energía a los que les encanta el afecto y la tranquilidad y seguridad del hogar. 

En cuanto a problemas de salud, los persas sufren de dificultades heredadas que pueden ser una graves según el caso. Incluyen enfermedad renal poliquística, cálculos en la vejiga, cistitis (infecciones de la vejiga) y derivaciones hepáticas.

Variedades de gatos persas

Aunque el gato persa más típico es el de color blanco con ojos azules, existen muchas otras variedades. Por ejemplo, los persas azules (un gris azulado muy peculiar) es uno de los más deseados entre los amantes de los gatos. Otro de los más espectaculares por su color es el persa marrón. En cuanto al tamaño, los persas actuales tienen un tamaño mediano o grande. Son robustos, de patas cortas y anchas.

Si estás preparado para el desafío del aseo diario y el baño frecuente, el persa de pelo largo es la raza de gato que estabas buscando. Independientemente de los colores de pelaje que elijas estos gatos son adorables tanto por dentro como por fuera. ¡No es de extrañar que la gente se enamore de sus orejas pequeñas, pelo suave y su cara plana!

Ser dueño de un gato persa

Recuerda que un gato persa, por muy bonito que sea, no vive para participar en exhibiciones. Cuidar de él será todo lo que necesite para ser feliz.

Asegúrate de controlar los posibles problemas de salud que te contamos en este artículo, vigila su estado renal, y llévalo al veterinario con regularidad para poder prevenir cualquier tipo de enfermedad.

Si es tu primer persa y tienes dudas sobre la higiene diaria de tu gato, también puedes preguntar a los profesionales veterinarios, ya que te ayudarán y te ofrecerán consejos sobre lo que necesites.

¿Es cierto que los perros blancos son sordos?

¿Es cierto que los perros con pelaje predominantemente blanco pueden ser propensos a la sordera? Se conoce que aproximadamente 85 razas diferentes tienen la característica conocida por causar sordera congénita. Entonces, ¿es mito o realidad? Te lo contamos todo a continuación.

¿Qué es la sordera en los perros?

La sordera se define como una pérdida de audición causada por una interrupción en la entrega del sonido al cerebro. Cuando las ondas de sonido alcanzan el tímpano, este comienza a vibrar, haciendo que los huesos del oído medio (u “huesecillos”) vibren también. Estas vibraciones alcanzan la cóclea llena de líquido y en forma de espiral del oído interno, creando ondas.

Toda esto provoca un cambio de presión y obliga a las células ciliadas de la cóclea a moverse. Estas células ciliadas están conectadas a los nervios auditivos, lo que provoca un impulso nervioso por la vía auditiva que se conecta al cerebro. La sordera sucede cuando durante el transcurso de este proceso falla en algún punto.

Entonces… ¿Son todos los perros blancos sordos?

La capacidad de escuchar es posible gracias a una capa especial de células dentro del oído interno. Esta capa de células, y las células que determinan el color del pelo de un perro, provienen de la misma fuente de células madre. Sin esta célula madre, el cuerpo del perro no podrá producir esta capa especializada de células auditivas y probablemente tendrá una coloración blanca.

Los perros que portan el gen piebald (afecta la distribución y la cantidad del color blanco) a menudo se ven afectados por la sordera. El piebaldismo es el resultado de la ausencia de melanocitos, las células que crean el pigmento melanina. Estos melanocitos son la parte del ADN de un perro que determina la coloración, como el cabello marrón o negro, o los ojos azules o marrones (los ojos azules no son un color de ojos verdadero, sino que resultan de la falta de pigmento productor de color dentro del iris). Cuando un perro nace sin melanocitos, el resultado es un pelaje predominantemente blanco (y a menudo ojos azules). Las razas comúnmente afectadas por el gen piebald incluyen Bull Terriers, Huskies, Boxers, Setters Inglés y Dálmatas.

La sordera congénita también está relacionada con el gen merlé, que hace que un perro tenga un pelaje moteado y ojos azules. Las razas comúnmente afectadas por el gen merlé incluyen perros pastores, Teckels, Corgis y Border Collies.

Cómo evaluar la audición de tu perro

La única forma de evaluar eficazmente la audición de un perro es a través de una prueba de respuesta evocada auditiva del tronco encefálico (BAER), que evalúa los componentes del canal auditivo externo, las cavidades del oído medio/interno, el nervio craneal y las áreas seleccionadas del tronco encefálico. Los electrodos se colocan en la cabeza para medir la actividad eléctrica dentro del cerebro, después se realizan una serie de clics a través de auriculares colocados sobre las orejas del perro y se registran las respuestas. Si hay un déficit auditivo la respuesta al BAER será nula (línea plana) o de una amplitud reducida. 

Las pruebas BAER pueden determinar si un perro es sordo en una (sordera unilateral) o en ambas orejas (sordera bilateral). También hay que tener en cuenta que los test realizados en cachorros de menos de seis semanas de edad pueden producir resultados de falsos positivos.

Si sospechas que tu perro pueda tener problemas de audición independientemente del color de su pelaje, no dudes concertar una cita con nuestra clínica para que realicemos las pruebas oportunas y podamos aportar el tratamiento adecuado.

 

¿Por qué tiemblan los perros? Posibles causas

Cuando un perro tiembla, es normal que sus dueños se preocupen y piensen que algo no va bien. Pero, lo cierto que los temblores pueden deberse a muchas causas distintas, sin necesidad de tratarse algo grave. Algunas de estas causas son completamente naturales y pasajeras, otras, pueden necesitar revisión veterinaria. Por ello, lo primero de todo es averiguar por qué tu perro tiembla. A continuación te daremos algunas razones habituales por las que esto puede estar sucediendo.

¿Qué son los temblores en los perros?

Lo primero de todo es importante distinguir los temblores de las convulsiones. Cuando un perro sufre una convulsión, este pierde todo el control de su cuerpo, sacudiendo piernas y sufriendo espasmos de forma rígida.

Cuando hablamos de temblar, nos referimos a una respuesta física a causa de otro estímulo externo, se trata de movimientos sutiles, arrítmicos y continuos, pero el perro aún tiene el control sobre su cuerpo. Los perros de razas pequeñas son los más propensos a los temblores, como los chihuahuas, el bichón maltés o los caniches.

¿Por qué tiemblan los perros? 6 posibles causas

1) La razón más común por la que un perro tiembla es por tener frío. La temperatura normal de un perro oscila entre los 37,8 grados y los 39,2 grados. Dado que el cuerpo de un perro es más cálido que el de una persona, solo tocar a tu perro no te hará saber con precisión si tiene frío o no. Así que ten cuidado durante los meses de invierno con los perros en el exterior, especialmente los más pequeños de tamaño.

2) Los perros pueden temblar debido a la ansiedad o el miedo. Las tormentas eléctricas, los fuegos artificiales, los viajes o cualquier tipo de cambio ambiental pueden causar ansiedad o miedo a los perros. Si tu perro tiene fuertes escalofríos y ansiedad en estas situaciones, puede beneficiarse de un medicamento contra la ansiedad durante los períodos estresantes. Su veterinario puede ayudarlo a evaluar las mejores opciones.

3) Los perros también tiemblan de emoción. Por ejemplo, puede haber un ratón en el jardín que quiera perseguir. O antes de ser alimentados, ver la comida en el cuenco y comenzar a temblar con anticipación por la emoción de ir a por ella.

4) Los perros tiemblan porque es un comportamiento aprendido. Esto ocurre cuando un perro tiembla y da como resultado una respuesta deseada. Por ejemplo, cada vez que un perro tiembla, y su dueño le dice: “pobrecito” expresando lástima. Después, lo cogen y lo envuelven en una manta, llenándolo de atención. Este perro se dará cuenta rápidamente que solo con temblar obtiene la atención que desea.

5) Los temblores pueden ser el resultado de problemas médicos y fisiológicos. El dolor o la enfermedad pueden hacer que los perros tiemblen. Es importante encontrar el problema subyacente para poder abordarlo. Además de temblar por el dolor, este puede inducir ansiedad en el perro, lo que provoca más temblores.

6) También hay algunas toxinas que pueden causar una respuesta en forma de temblores en el animal, aunque con movimientos más rígidos, como las convulsiones. Este comportamiento podría interpretarse erróneamente como temblores, cuando en realidad puede ser un problema mucho más grave.

Si los temblores de tu perro parecen algo fuera de lo normal, o como resultado de un problema grave, debéis visitar al veterinario.

Todo lo que necesitas saber sobre el embarazo felino

¿Tu gata está embarazada? ¡Enhorabuena! Pronto disfrutaréis de la presencia de unos cuantos gatitos. Por norma general, las gatas saben gestionar esta etapa de forma instintiva, sin embargo, siempre puedes ayudar a la futura mamá a sentirse más cómoda conociendo más sobre su embarazo. ¿Cómo se sabe que una gata está embarazada?¿Cuál es la duración del embarazo en las gatas? ¿Debe cambiar su alimentación? Muchas serán las preguntas que te vengan a la cabeza si es la primera vez que experimentas esta situación, por eso hemos recopilado toda la información que necesitas saber sobre los embarazos felinos. ¡Sigue leyendo!

Signos de embarazo en los felinos

Existen ciertos signos que directamente te dicen que un animal podría estar embarazado. Muchos son ligeramente parecidos a los que ya conocemos en los seres humanos. Los antojos de alimentos particulares, las náuseas matutinas y un vientre en constante crecimiento son los principales. Cabe destacar que estos síntomas por separado no tienen por qué significar un embarazo necesariamente, pero juntos, es más que probable.

Además, observarás como tu gata está mucho más cariñosa y sus pezones se notan hinchados.

¿Cuándo puede quedarse embarazada una gata?

Los felinos son animales extremadamente fértiles. Una gato que no ha sido castrada puede dar a la luz nada más y nada menos que hasta tres veces al año. Las temporadas de celo son el momento más sensible para que esto suceda.

¿A qué edad son sexualmente maduros los gatos?

Los gatos pueden, dependiendo de su raza, ser receptivos a partir del cuarto o quinto mes de vida: las gatas de raza abisinia, sagrados de Birmania y Siam, pueden quedar embarazadas a esta edad, mientras que por ejemplo los persas pueden alcanzar los siete u ocho meses antes de convertirse en madres. Además de la raza, el peso también influirá en la facilidad de gestación.

El comportamiento de los gatos en celo

La fase de preparación para el apareamiento se llama “celo”. En esta etapa las hormonas desempeñan un papel muy importante: los niveles de estrógeno aumentan, la ovulación se acerca y la hembra comienza a buscar a un gato. En los gatos que viven en el exterior, es posible acepten varios compañeros de apareamiento, por lo que los gatitos podrían verse distintos entre sí.

Los fuertes maullidos y una cola en posición alta, serán otros síntomas que acompañarán el momento del celo. Algunos gatos incluso pierden el apetito durante este período. Por lo general, el celo dura unas semanas, hasta que se encuentra un compañero de apareamiento adecuado.

¿Cuánto tiempo está embarazada una gata?

Pasarán alrededor de dos meses hasta que las crías estén lo suficientemente desarrolladas para salir al mundo. Dependiendo de la raza, los gatitos nacerán entre 58 y 67 días de gestación. Las razas más pequeñas pueden tardar algo menos. 

Si llegado el día 70 aún no ha sucedido nada, deberías consultar con un veterinario para que examine a tu gata y te aconseje sobre cómo continuar.

Duración y etapas del período de gestación en gatos

A continuación te aportamos algunas fechas orientativas para que conozcas las distintas etapas de gestación de tu felino:

  • Día 6: transferencia de óvulos fertilizados al útero.
  • Día 12: asentamiento en la pared uterina.
  • Día 15: conexión de los embriones con el sistema circulatorio de la gata madre.
  • Día 21: los embriones ya se pueden ver a través de una ecografía.
  • Día 28: los embriones miden entre 3-4 centímetros.
  • Día 38: se desarrollan nervios, órganos sensoriales y músculos.
  • Día 50: los bebés en formación son ya de 7 centímetros y su pelaje ha empezado a crecer.
  • Día 60: las crías están listas para nacer. Ya están completos, y miden aproximadamente 13 centímetros.

¿Cuántos gatitos nacen en una primera camada?

La cantidad de gatitos que nazcan por camada puede ser variable. Desde uno a seis, todo dependerá de la raza y del apareamiento (si fue con una pareja o varias). Si la gata decidiera aparearse de nuevo durante las primeras tres semanas del periodo de gestación, es muy posible que continúe la fertilización. Por esa razón, los gatitos de la misma camada a menudo varían mucho, desde distinto pelaje y ojos, hasta individualidades de desarrollo al nacer.

¿Cómo es la alimentación durante el embarazo del felino?

La nutrición será un factor importante durante el embarazo de tu gata, ya que su cuerpo cambiará y necesitará mucha más energía de lo habitual. Por ejemplo, se recomienda un aumento de la ingesta diaria de calorías de un 50%

Asegúrate de que la futura mamá tenga acceso suficiente a alimentos y líquidos durante todo el embarazo, aportando los minerales y vitaminas necesarios. Los alimentos para las gatas en gestión pueden obtenerse en cualquier centro veterinario, pero si por el contrario prefieres prepararlo tú mismo, asegúrate de incluir los elementos necesarios para una nutrición equilibrada, como proteínas y vitaminas que tu gata pueda requerir.

Durante el período de lactancia también deberá cuidar de la misma manera su alimentación.

Evita los medicamentos

Es importante que, si se trata de un embarazo controlado, las vacunas se administren antes del período de gestación, de modo que los anticuerpos ya estén presenten y puedan transmitirse a los gatitos a través de la leche materna. Lo mismo sucede con la desparasitación: debe realizarse antes de apareamiento, para que los pequeños no se infecten mediante la leche.

Nunca debes medicar o tratar a tu gata sin consultar antes con un veterinario, ya que será él quien te aconseje sobre la medicación adecuada para animales gestantes.

Consulta con el veterinario

El embarazo felino puede no ser fácil de detectar al principio. Si buscas confirmación oficial temprana, lo mejor es que lleves a tu gata a la consulta de un veterinario. Allí examinarán al animal a través de la palpación durante los primeros días, y tras el día 21 después del apareamiento se podrá realizar una ecografía para poder confirmarlo visualmente. El número de gatitos finales se puede estimar con exactitud a partir del día 40.

5 cosas que necesitas saber sobre los perros Pomerania

Los perros Pomerania son unos de los más elegantes y deseados por los amantes de las razas más pequeñas. Por su tamaño y pelaje, es inevitable comparar su aspecto con peluches, o querer ofrecerles todo el amor y cariño del mundo en nuestros brazos. ¿Estás pensando adquirir un perro de raza Pomerania? Será conveniente que te informes primero de algunos aspectos, por eso, no solo te daremos información general sobre esta raza, sino que también te ofrecemos 5 curiosidades sobre ellos que te encantará conocer.

5 curiosidades sobre los perros Pomerania

Los Pomerania son una raza popular por su personalidad, inquisitivos y con temperamento, pero muy divertidos y juguetones. Todo el mundo los ve como una raza adorable, ideal para llevar a todas partes. Pero son mucho más que eso. A continuación te contaremos 5 cosas que seguramente no conocías de ellos:

 

  • El origen de los Pomerania

 

Aunque es llamado así por la región de Pomerania en Europa Central, esta raza de perro es en realidad un descendiente de un gran perro de trabajo del Ártico, el Spitz Alemán (de ahí su gran pelaje). El grupo de los perros Spitz incluye además a Huskies, Malamutes y Samoyeds, y generalmente todos tienen un pelaje grueso y denso, orejas puntiagudas, y colas que se enroscan en la parte inferior de la espina dorsal.

El Pomerania que conocemos hoy en día nació gracias al cruce de los Pomerania originales, que solían pesar de 13 a 20 kilos.

  • Influencia real

 

La popularidad del Pomerania no es actual. Ya durante los siglos XVIII y XIX se convirtió en una raza deseada por todos gracias a la Reina Charlotte (1744-1818) y la Reina Victoria (1819-1901). La reina Victoria, muy fanática de esta raza, llegó a pedir que Turri, su Pomerania favorita, fuese colocada en su lecho de muerte junto a ella.

La familia real británica influyó mucho en la evolución de la raza, ya que contaban con una perrera donde criaban y mezclaban la raza. Curiosamente, el tamaño del Pomerania disminuyó hasta un 50% durante el reinado de la Reina Victoria.

 

  • Supervivientes en el Titanic

 

¿Sabías que en 1912 sobrevivieron tres perros a bordo del Titanic, y dos de ellos eran perros Pomerania? Una de ellas se llamaba “Dama” y pudo escapar con su dueño en uno de los botes salvavidas, el otro, pudo vivir gracias a que su dueña lo escondió en su chaleco salvavidas.

 

  • Cuenta con una amplia variedad de colores

 

El Pomerania tiene más colores de pelaje que cualquier otra raza de perro. Su amplia variedad incluyen el blanco, negro, marrón, sable, rojizo, anaranjado, colores crema, tostado, marrón, atigrado… además de combinaciones entre esos mismos colores. Aún así, los colores más comunes hoy en día son los anaranjados, el negro, o una combinación de cremas y blanco.

 

  • Problemas de salud más comunes en los Pomerania

 

Los problemas de salud más comunes entre estos perros son: el hipotiroidismo, enfermedad cardíaca valvular, infecciones de oído, luxación rotuliana, infecciones dentales, cavidades o abscesos. Por eso es importante llevar el control de su salud al día con su veterinario habitual.

Algunos datos más sobre los Pomerania

A rasgos generales, los perros de la raza Pomerania de talla pequeña suelen pesar entre 1,5 kilos y 3 kilos, midiendo entre 15 cm y 20 cm. Su pelaje suele ser de doble capa: una capa interna más corta y otra externa más larga. El hecho de que existan tantos colores para su pelaje, hace que prácticamente cada perro sea único, convirtiéndolo en un perro todavía más especial.

Los perros Pomerania son muy inteligentes y atentos a lo que sucede en su entorno, y debido a su tamaño, son felices en el interior de las casas, disfrutando siempre de la compañía de sus humanos.

Cuando son cachorros, no necesitan muchos cuidados en su higiene, pero a medida que vaya creciendo deberás prestar más atención a su pelaje. Además de cepillarlo de forma regular, deberás atender el corte de sus uñas, limpiar bien sus orejas y recortar su pelo.

En cuanto a las revisiones con el veterinario, será importante llevar a cabo revisiones oftalmológicas, exámenes cardíacos periódicos y evaluaciones de rótula.

Al igual que pasa con el resto de razas, si quieres entrenarlo lo mejor será empezar desde pequeño. Cuanto antes aprendan a pasear con correa y atender a tu llamada, muchísimo mejor. También será importante que cuides las articulaciones de tu perro Pomerania, ya que tienden a querer saltar mucho cuando solicitan atención o quieren llegar a algún sitio, y esto puede dañarlos a largo plazo.

Son perros “falderos”, que disfrutan estando con sus dueños, pero también son perros activos y juguetones. Asegúrate de darle buenas sesiones de juego a diario y a socializar desde pequeño con perros de su tamaño en primer lugar, y después deja que conozca a otros más grandes, para que no desarrolle miedos. En cuanto a su esperanza de vida, ronda los 12 y 16 años según su estado de salud.

¿Qué tipo de humano es mejor para un Pomerania?

Los perros de esta raza son ideales para la vida en familia, siempre que los niños sean lo suficientemente mayores para no ser demasiado bruscos con ellos. Cuando son cachorros, son perros muy pequeños y frágiles, por lo que los niños pueden lastimarlos de forma involuntaria casi sin darse cuenta.

Debido a su tamaño, son también adecuados para la vida urbana, pero no muy aptos para realizar caminatas largas o demasiado ejercicio exterior. De modo que si no eres una persona muy activa, eres el humano perfecto para esta raza.

¿Es aconsejable tener una mascota con un recién nacido?

A todos los que tenemos peludos en casa y estamos pensando en ampliar la familia nos preocupan las mismas cuestiones: ¿cómo se comportará mi mascota cuando llegue el recién nacido a casa? ¿Es saludable que estén cerca? ¿Puede ser peligroso para el bebé? En este artículo nos enfocaremos en cómo afrontar la convivencia de animales domésticos y bebés, y trataremos de contestar a las dudas más usuales en cuanto a este tema.

¿Es buena idea tener mascotas en casa con recién nacidos?

Tener animales domésticos en casa y bebés es completamente compatible, pero es importante que prepares la llegada del recién nacido para que el cambio que sucederá en el hogar sea lo menos estresante posible para el animal.

Cuanto antes empieces a preparar a tu mascota para la llegada del bebé, mucho mejor. Por ejemplo, si se trata de un perro, deberás invertir tiempo en entrenarlo para ayudarlo con los cambios. A medida que tu hijo vaya creciendo, tendrás que enseñarle a él a respetar a los animales, ya que podrá desplazarse por sí mismo hasta vuestra mascota, y por muy educado que sea un perro, nadie garantiza su reacción si le están tirando del pelo o de las orejas.

En cuanto a los peligros para la salud del bebé, si tu mascota está sana, no debes de preocuparte de nada, y además, mientras el bebé no se valga por sí mismo, podréis controlar los acercamientos y el contacto entre ambos. De todas formas, será buena idea que hables tanto con la matrona como con tu veterinario de confianza: seguro que ellos pueden aconsejarte para que la presencia del animal no suponga ningún riesgo a la salud del bebé, así como para preparar la convivencia.

Cosas que puedes hacer en los meses previos a la llegada del bebé

Durante los meses previos a la llegada del recién nacido, podéis hacer lo siguiente:

  • Asegúrate de un buen y básico comportamiento por parte de tu animal doméstico para facilitar la vida de todos los miembros de la familia. En el caso de los perros, podéis repasar órdenes como “siéntate”, venir cuando se le llame o “túmbate”.
  • Si existen problemas de agresividad o estrés por separación, es muy recomendable buscar ayuda externa. Pide a tu veterinario que te remita a un buen especialista para mejorar el comportamiento.
  • Asegúrate de que tu mascota está sana y tiene las vacunas completamente actualizadas.
  • Con la llegada del recién nacido, tu mascota dejará de tener toda la atención: ve acostumbrándolo a no estar pendiente de ti y a sentirse relajado sin tu atención, por ejemplo, llevándolo a su cama y dejándolo entretenido con un snack masticable.
  • Si tu mascota es un perro, entrena el salir a caminar suavemente al lado del cochecito, sin dar tirones.
  • Comienza a acomodar los utensilios y muebles que utilizará el bebé, como cunas y tronas, para que el animal vaya acostumbrándose a ellos.
  • Puedes buscar sonidos de bebé y reproducirlos de vez en cuando en casa, de esta forma tu mascota se irá habituando a los sonidos que pueda hacer el recién nacido.
  • Permite a tu mascota que huela la ropa y utensilios que van a ser usados por el bebé. Si mantiene la calma, recompénsale.

¿Qué hacer una vez que el bebé esté en casa con tu mascota?

Cuando el recién nacido llegue a casa, será importante no hacer del momento un problema y mantener la calma y la “normalidad”. Habéis estado preparando a vuestra mascota durante los meses anteriores, así que confiad: todo irá bien.

Lo primero será practicar los acercamientos: habrá que enseñar al animal a cómo acercarse de forma adecuada y suave. Es importante ayudar al animal a ver al recién nacido como algo agradable para estar cerca, por eso puedes premiarlo mucho cada vez que se porte bien con el bebé próximo. Aquí van algunos consejos más que puedes llevar a cabo:

  • Si tu mascota es un perro, hay detalles importantes que ayudarán al animal a familiarizarse con el bebé: los paseos. Los paseos en familia son para él la forma de reafirmar y reconocer su manada. Realizando paseos juntos le ayudaréis a reconocer a los miembros de su familia.
  • Aunque tengas a la mascota más tranquila del mundo en tu hogar, no dejes nunca al bebé a solas con él.
  • Sigue reforzando la educación en positivo y nunca le castigues ni grites cerca del bebé. Ya que puede realizar asociaciones contrarias a lo que buscas.
  • No dejes que tu mascota se aburra: si tienes un perro o gato en casa, intenta turnarte con tu pareja para que diariamente realice algo de ejercicio. El cansancio, en la medida correcta, relaja a los animales.

La verdad sobre el por qué los perros se persiguen la cola

Ya sea por diversión, aburrimiento o solo para llamar la atención, es común que los perros tiendan a perseguir su cola repetidas veces al día. Esta suele ser una actitud natural en estos animales, en especial cuando aún son cachorros. No obstante, en ciertas ocasiones este comportamiento puede indicar algún problema que precisa de una atención más especializada e inmediata.

¿Por qué los perros se persiguen la cola?

Es preciso tener en cuenta que esta conducta es frecuente en los cachorros cuando han sido separados de su manada. Al nacer y durante sus primeros meses de vida, los cachorros se acostumbran a vivir y jugar con los otros miembros de su manada, por lo que, al separarlos de ella, encuentran una nueva manera de divertirse al perseguirse su propia cola. 

Esta acción se intensifica cuando los cachorros no interactúan con frecuencia con los miembros de la familia o cuando no hay otras mascotas en casa con quienes jugar. El perseguir su propia cola, en estos casos, puede considerarse como una actividad natural de por sí y no debería significar preocupación alguna.

¿Cuándo perseguirse la cola puede considerarse una actitud compulsiva?

Ahora bien, cuando esta actitud está presente en el perro adulto y se realiza de forma muy habitual, podría tratarse de un trastorno obsesivo compulsivo, que en el caso de los perros se denomina desorden canino compulsivo y que habría desarrollado el animal durante su etapa temprana. En estas circunstancias, se necesita de un diagnóstico veterinario a fin de confirmar o descartar esta condición. 

Las mascotas que padecen de desorden canino compulsivo pueden perseguir su cola de forma constante, seguir las luces o las sombras, pararse de forma errática o caminar de manera reiterativa. Los especialistas consideran al maltrato, la ansiedad, el encierro o al alejamiento temprano de sus madres, como algunos de los motivos que pueden estar detrás de este tipo de comportamientos. 

¿Influyen los factores genéticos en este tipo de comportamientos?

Existen diversos estudios que dan cuenta de que la persecución de la cola puede estar determinada por las razas, lo que confirmaría una predisposición genética. Así, el bull terrier o el pastor alemán serían las razas más propensas a realizar este comportamiento. 

Los análisis dan cuenta que estas razas tienden a perseguir su cola de forma repetida ya que les proporciona una recompensa psicológica que les genera una sensación de bienestar y relax, en especial cuando se sienten frustrados y estresados. 

Existen otras razones relacionadas a este acto compulsivo, como la falta de relación con otros perros o el aburrimiento por la falta de actividad. También, se dan casos de perros que persiguen su cola por alguna causa física, como la presencia de heridas, la picadura de pulgas o por la inflamación de las glándulas anales.   

En todos los casos, lo mejor es llevar al perro a una consulta veterinaria; el especialista determinará la causa exacta de este comportamiento y establecerá las pautas para corregir esta actitud reiterativa.

Schnauzer gigante: todo lo que debes saber sobre esta raza

Desarrollados en la Alemania del siglo XVII, representan una raza muy resistente, criada para el trabajo y las labores múltiples, y aunque el origen de su raza no está del todo claro, algunas referencias dan cuenta de su origen de una combinación de otras varias razas, como el pastor alemán, bóxer, rottweiler y gran danés; nos estamos refiriendo al schnauzer gigante, la variedad más grande de su tipo y que es conocido como un robusto y bello perro aristocrático. 

Es uno de los perros más elegantes que existen y son ideales para tareas de vigilancia y pastoreo, además, son acompañantes perfectos para el momento de hacer ejercicio y para los largos paseos, gracias a su gran tamaño y a sus excelentes habilidades físicas. También, son considerados perros muy inteligentes y de entrenamiento fácil. 

Con todo ello, lo cierto es que los schnauzer gigantes requieren de atención y cuidados constantes, por lo que resulta necesario conocer un poco más acerca esta particular raza.

El origen de los schnauzer gigantes

Esta raza surgió con la inquietud de los ganaderos alemanes, quienes, en esencia, querían conseguir el mismo encanto, elegancia y belleza del schnauzer convencional, pero con un mayor tamaño y, por ende, una mayor agilidad. 

La idea era lograr un perro robusto, diestro y de buen carácter como el schnauzer, pero capaz de pastorear exitosamente el ganado y ayudar con las labores de cuidado de las reses.

Por ende, se hicieron diversos cruces entre la raza pequeña, el pastor alemán, gran danés y el boyero de Flandes, con, quizás, algunas otras razas; sin embargo, no quedaron registros formales de los intentos de cruce. 

Durante la etapa de la Segunda Guerra Mundial, la población de esta raza gigante disminuyó considerablemente, para recomponerse luego, una vez finalizada la guerra. 

Hoy en día, la mayoría de los dueños los utilizan como mascotas y, aunque tienen mucho potencial como perros policías, no han sido muy empleados en la fuerza por lo llamativos que pueden resultar ser. 

Características del schnauzer gigante

Esta elegante raza suele medir entre los 60cm y 70cm de altura y pesar unos 35kg a 45kg si están sanos. Se considera un animal robusto, bastante fuerte y muy parecido al schnauzer tradicional, solo que mucho más grande. 

Tienen el pecho ancho y las patas largas, con una cabeza grande llena de pelo y con cejas bien pobladas. Las orejas, que son uno de sus puntos característicos, las tienen en forma de “V” y levantadas. En el pasado sus orejas eran recortadas por temas estéticos, sin embargo, esta práctica se extinguió. 

En cuanto al pelaje, suele ser una combinación entre una capa tupida más cercana al cuerpo y un pelaje externo bastante corto con textura alambrada, que da la particular forma a la barba y cejas, populares en todos los schnauzers. 

Personalidad y rasgos específicos

La inteligencia es un rasgo particular de esta raza. Son considerados animales sociables, muy leales, bastante intrépidos y, sobre todo, de un temperamento estable. 

En algunos casos pueden ser considerados agresivos si no son criados de la manera correcta; esto es porque suelen ser bastante recelosos con su territorio y cuidar mucho de sus espacios. Si no se les enseña a compartir, pueden ser algo conflictivos. 

Los schnauzer gigantes tienen un temperamento muy dinámico. Disfrutan de la actividad física con regularidad, son bastante animados y se adaptan con gusto a las rutinas. Por ello, con una crianza adecuada y contacto constante, son la mascota ideal para personas muy enérgicas. 

Son considerados la mascota ideal en familias con adolescentes, adultos dinámicos y niños no muy pequeños. Es importante tener en cuenta que a los schnauzer gigantes les gusta jugar con el cuerpo y pueden resultar pesados para un niño. 

 Cuidados de esta particular raza

Los schnauzer gigantes son perros que requieren atención y cuidados específicos. Por ejemplo, en cuanto al pelaje, si bien no requieren una rutina demasiado excesiva, precisan de un cepillado frecuente, de, al menos, dos veces a la semana. 

Dos de los puntos más delicados y a la vez característicos en esta raza son la barba y las cejas. Es importante estar atentos a limpiar su barba de cualquier resto de comida o agua, para evitar olores. También, en el caso de las cejas, hay que estar atentos a recortar el pelo para evitar que le obstaculice la vista. Es fundamental acostumbrar al canino a las visitas periódicas a la peluquería al menos unas tres veces al año. 

En cuanto a su actividad física, dadas sus características y a su conexión con el pastor alemán, es crucial que se ejerciten al menos unas tres veces al día. Sin embargo, sacarlos a pasear no es suficiente; esta raza demanda deportes caninos, actividades físicas más extenuantes y contacto con otros animales, para favorecer el desarrollo de habilidades sociales. 

Son considerados animales bastante independientes, pero no se llevan muy bien con la soledad, por lo que la compañía constante es crucial. 

Salud de los schnauzer gigantes

En general, esta raza goza de una buena condición física, quizás por el nivel de dinamismo que suelen tener; no obstante, como todas las razas, tienen predisposición a algunas enfermedades, entre ellas a sufrir de epilepsias, problemas gástricos, displasia de cadera, torceduras por juegos bruscos y cáncer.  

Finalmente, el peso es otro de los inconvenientes de estos animales. Por lo general, no deben pasar de los 45kg; aun así, algunos ejemplares pueden excederse, especialmente si no son ejercitados con el nivel de frecuencia e intensidad que la raza demanda. 

Grande e imponente, el schnauzer gigante puede resultar agresivo si no es criado de forma correcta; por ello, es crucial que desde cachorro interactúe con otras razas, especies y niños. 

Durante este proceso, es necesario incluir técnicas de adiestramiento, aunque estas deben ser siempre positivas. Dado su carácter, son bastante reactivos a los castigos y eventualmente pueden tornarse rebeldes ante las instrucciones si son penalizados muy seguido.

El cuidado de los gatos en la edad adulta

De la misma forma que en los humanos, el proceso de envejecimiento en los gatos representa una experiencia individual, por lo que los primeros signos de vejez los mostrará en diferentes etapas de su vida adulta. 

Aunque la perspectiva es que nuestra mascota vea su salud afectada durante este proceso, lo cierto es que la vejez del gato no tiene por qué representar la necesidad de afrontar patologías que mermen su calidad de vida. 

La esperanza de vida de un gato puede ser incluso mayor que la de un perro. Así, una adecuada combinación entre cuidado oportuno, vida activa y buenos genes, puede representar una vida más allá de los 20 años. 

Precisamente, para ofrecerle calidad de vida al gato en su edad adulta, es preciso conocer los cuidados elementales que se le deben brindar. 

Continuar los cuidados médicos apropiados

Cuando el gato llegue a la edad adulta, necesitará mayor consistencia y visitas periódicas al veterinario. Además de los controles normales y la revisión de las vacunas, es importante tomar en cuenta el análisis de marcadores relacionados con la edad.

Hay que estar pendiente de los valores en sangre, con el fin de examinar cómo están los sistemas internos. El veterinario le hará seguimiento al funcionamiento de los riñones, la tiroides, al sistema circulatorio, glucosa en sangre y funcionamiento cardiaco. 

Aunado a esto, es preciso estar pendiente del peso y de la actividad del animal, a medida que gane edad. 

Evitar el sedentarismo

Uno de los problemas más críticos de los gatos en edad adulta es que pueden volverse perezosos. Si bien los gatos suelen dormir bastante, también tienen períodos intensos de actividad. 

Al alcanzar cierta edad, este dinamismo no puede perderse o el felino se encontrará en riesgo de padecer de obesidad y artritis. Por ello, es necesario que prevalezca la rutina

Los gatos son animales de costumbre. El tener y mantener una rutina diaria es vital para la salud física y emocional del felino; de esta manera, el animal se sentirá mucho más cómodo y evitaremos el riesgo de depresión. 

Cuidado del pelo, la piel, las encías y los dientes

Tanto el pelaje, como la piel, las encías y los dientes, deben estar bajo supervisión constante. Es necesario brindarle una rutina de cepillado que estimule el pelaje, así como una revisión constante de encías y piezas dentales para evitar su caída. 

Es probable que sea necesario incluir masajes u otros estímulos corporales que ayuden a favorecer las articulaciones, a fin de evitar que la rigidez articular afecte la piel y le cause irritación o laceraciones. 

Atención a la dieta

Uno de los males más frecuentes en un gato adulto es la obesidad; la disminución en el ritmo de actividad, los padecimientos anexos y el descuido, pueden llevar al gato a ganar peso muy rápidamente. 

Por ello, es crucial revisar y reestructurar la dieta; dado el sedentarismo, hay que despedirse un poco de lo calórico. 

Sin embargo, debido al avance de la edad, una buena carga de proteínas, nutrientes y fibra son clave para la salud del felino, por lo que es recomendable consultar con el veterinario respecto a la mejor alimentación para el animal.

Ventajas de la resonancia magnética en la atención veterinaria

Uno de los puntos más complejos del diagnóstico animal es la dificultad para poder saber, con exactitud, qué problema de salud está padeciendo. Aunque, como dueños, siempre conocemos e interpretamos el comportamiento de nuestros animales, un buen análisis necesita de muchas más certezas. Para esto, como veterinarios, debemos apoyarnos en pruebas especializadas y el uso de la tecnología

En ese sentido, la resonancia magnética es una poderosa herramienta de diagnóstico, puesto que se ajusta a todo tipo de animal y nos ofrece una aproximación bastante certera del estado de salud de la mascota; por ello, hoy vamos a conocer las principales ventajas de este examen. 

Un examen de diagnóstico preciso y seguro

La resonancia magnética es una herramienta de diagnóstico que se basa en la utilidad de los campos magnéticos, sin necesidad de recurrir a procedimientos invasivos. Ofrece imágenes computerizadas de todo el campo, sin alterar el organismo y, sobre todo, sin efectos adversos. 

A diferencia de los Rayos X, la resonancia magnética no requiere del posicionamiento del animal de determinada manera. De hecho, ofrece una visión completa desde cualquiera de los planos gracias a una perspectiva espacial

Esto último, hace que la técnica resulte una de las más usadas en el contraste entre tejidos, la visualización de la cavidad y también aporta una increíble sensibilidad para la detección de cualquier elemento patógeno o anómalo del animal. 

El procedimiento se realiza a través de la introducción del animal dentro de un campo magnético generado por un potente imán, estimulado a través de radiofrecuencia, que hace resonancia con los átomos de hidrógeno del elemento estudiado. 

A partir de allí, la onda energética generada es recogida y se retroalimenta para generar una imagen tomográfica

En algunos casos, la toma de imágenes es acompañada de la administración de una sustancia contrastante que permite alterar momentáneamente las imágenes, como una forma de diferenciar mejor determinadas estructuras, en especial cuando se está en búsqueda de puntos anómalos. 

Beneficios de la resonancia magnética en animales

Uno de los principales beneficios de esta técnica, por encima de cualquier otra, es que no se trata de un estudio invasivo. La resonancia no requiere de la intervención ni manipulación del cuerpo del animal para arrojar imágenes acerca de los comportamientos internos del mismo. 

Por otro lado, se trata de un procedimiento inocuo. Es decir, no repercute directamente en la salud del paciente, puesto que no involucra el uso de ninguna sustancia, elemento o energía que pueda poner en peligro la vida del animal. 

Además, la resonancia es una de las maneras más precisas de obtener información en un periodo de tiempo muy corto. Ofrece una amplia variedad de tomas, incluso cortes distintos de las secciones estudiadas, sin la necesidad de mover al paciente y con la comodidad de hacer el estudio en un tiempo muy rápido. 

La resonancia magnética es la mejor alternativa para alcanzar un diagnóstico oportuno en los casos más críticos, permitiendo a los veterinarios determinar con rapidez el origen o las causas de determinados síntomas y diseñar rápidamente un plan de acción, incluso visualizar la pertinencia de alguna intervención quirúrgica. 

A este respecto, la resonancia es el mapa de muchos procedimientos quirúrgicos, indicándole al veterinario cuáles son las áreas para intervenir e, incluso, los riesgos a los que pueden enfrentarse antes de llegar al campo quirúrgico. 

Este estudio es el que mayor precisión diagnóstica brinda a los médicos veterinarios. Permite hacer cortes tan certeros como de un milímetro de espesor, por lo que es fácil detectar cualquier anomalía o enfermedad por muy mínima que pueda resultar. 

Por si esto fuera poco, a través de la resonancia es posible visualizar los vasos sanguíneos, sin necesidad de contraste ni intervención. 

Riesgos de la resonancia magnética para el animal

La resonancia magnética no representa mayor riesgo para la salud de los animales. Ahora bien, en el caso de este tipo de pacientes se hace necesario, además, que estén anestesiados puesto que un punto clave de la resonancia es que el paciente permanezca totalmente inmóvil. 

Si bien el uso de la anestesia en los animales no supone un riesgo muy alto, no deja de representar cierto nivel de riesgo, quizás el único que está vinculado con los estudios de resonancia en animales. Las complicaciones con la anestesia en los animales son siempre una probabilidad, aunque suele ser remota y el animal siempre está bajo atenta vigilancia médica. 

El estudio tiene una duración de entre 40 y 90 minutos y antes de comenzar es analizada la raza, peso, talla y edad del animal, puesto que en función de esto se determinará el proceso de anestesia adecuado para cada caso. 

Por otro lado, es importante que, si el animal es portador de algún tatuaje de localización, chips de rastreo o implantes, sea notificado al veterinario antes del examen. En algunos casos, como por ejemplo ante el uso de chip en las razas pequeñas, podría ser necesario retirarlo antes del estudio. 

En los otros casos, se debe tomar en cuenta la posible incidencia en la veracidad de las imágenes, por cualquier caso de interferencia del material con el imán. 

Situaciones clínicas en las que se utiliza la resonancia magnética

Los profesionales veterinarios indican la utilización de la resonancia magnética ante la sospecha de ciertos padecimientos, entre ellos: 

Lesiones del cerebro, cerebelo y tronco encefálico, si al animal comienza a experimentar crisis convulsivas, síndrome vestibular, mareos, ceguera repentina, cambios de comportamiento y personalidad, alteraciones mentales, problemas de postura, desórdenes alimenticios, problemas con la termorregulación, alteraciones del sueño, temblores, taquicardias, entre otras. 

Problemas en la médula espinal, en animales que presenten algún déficit de la percepción, dolor espinal, lesiones en la zona espinal, problemas con la respuesta refleja, descontrol en los esfínteres, recaídas postoperatorias, y una amplia variedad de síndromes. 

Masas a nivel abdominal, tumores, sospecha de líquido o hemorragia y planificación de intervenciones quirúrgicas de algunos órganos como riñones, hígado, bazo y vejiga.

Además, la resonancia magnética es utilizada en casos de problemas de coagulación en cualquier área de todo el sistema circulatorio, enfermedades del oído y padecimientos del nervio óptico, así como en enfermedades de garganta y boca.

Older posts