Category: Animales Exóticos

Peces tropicales para tu acuario

¿Has comprado una pecera o estás pensando en comprar una y te estás preguntando cuáles son los mejores peces tropicales para ella? ¡Has llegado al artículo adecuado! Todos los peces que te nombramos a continuación han sido seleccionados por razones como su resistencia, precio, tamaño y hábitos alimenticios. ¿Estará el que te gustaría tener entre ellos? Echa un vistazo.

Mejores peces tropicales para acuario

  • Guppy

El pez Guppy (Poecilia reticulata), también conocido como pez millón o pez arcoiris, es conocido en todo el mundo. Naturalmente, se origina en el sudamérica, pero en la actualidad se cría principalmente en cautiverio. Ahora es un pez tropical doméstico común que casi todos los acuaristas desean tener en su casa, debido entre otras cosas a su costo asequible y facilidad de mantenimiento.

Están disponibles en una gran variedad de colores. Este pez es extremadamente fácil de cuidar, ya que requiere un mantenimiento bastante bajo y tiene un temperamento tranquilo que se adapta a la mayoría de los acuarios de principiantes. Son una raza resistente, ya que pueden adaptarse a una condición de agua variable que los hace perfectos para aquellos que se estén iniciando en el mundo de los acuarios. Estos omnívoros no son quisquillosos y su dieta puede incluir copos de pescado, camarones de salmuera vivos o congelados, dafnias y gusanos.

Son extremadamente armoniosos y se mezclan bien con otros peces pacíficos. Como se reproducen rápidamente, deberías mantener controlada la población de hembras y machos.

  • Molly

El pez Molly (Poecilia sphenops) es originalmente de Malasia y son populares por su temperamento pasivo y también por su alta capacidad de adaptación. Puedes encontrarlos fácilmente a un precio bajo, y en una gran combinación de colores para elegir. Además, son juguetones y enérgicos.

Dado que crecen hasta sólo 6-15 centímetros, no necesitará acuarios demasiado grandes. 

Al ser resistente y menos agresivo, este pez versátil es una elección particularmente adecuada para principiantes. 

También son excelentes para limpiar el propio acuario, ya que les encantan las algas y excavar en el sustrato y desincrustar la suciedad atrapada en la grava, facilitando que el filtro la recoja.

  • Pez cebra

Danio rerio o el pez cebra son nativos del Ganges y la región del Himalaya. Tienen un patrón de cebra en su fina piel que lo hace fácilmente reconocible. Debido a su resistencia es un pez óptimo para los cuidadores novatos que no saben cómo instalar un pecera.

Crecen hasta los 6-7 centímetros y  pueden sobrevivir en la mayoría de los entornos de agua, pero se desenvuelven mejor en acuarios grandes con 20-30 peces más. Dado que tiene tendencia a saltar, deberás asegurarse de que tu acuario tenga una tapa hermética. 

Estos omnívoros comerán casi cualquier cosa. Se puede alimentar con una dieta variada de copos de pescado, gusanos y alimentos congelados.

  • Pez luchador

El pez luchador de Siam (Betta splendens) de Tailandia es uno de los peces más populares en el comercio de acuarios de agua dulce. La razón se debe a un aspecto estéticamente atractivo. Son peces extremadamente resistentes cuando se mantienen en aguas adecuadas a ellos, aunque frecuentemente se les encuentra en tanques o acuarios demasiado pequeños para ellos.

Estas bellezas son muy fáciles de cuidar. Como peces omnívoros, requieren alimentos de origen animal y vegetal en forma de copos de pescado o gusanos.

Con un crecimiento de hasta 6-7 centímetros, pueden tener un carácter algo molesto y deberás tener cuidado con él y el resto de habitantes de tu acuario. No se les llama peces luchadores por nada. Lucharán hasta la muerte si conviven dos machos en el mismo lugar.

  • Corydoras

El pez Corydoras es original de Brasil, América del Sur y el Alto Río Guaporé. Se encuentran disponibles 140 tipos para elegir y a precios asequibles, es un ejemplar perfecto para tu acuario tropical. Poseen un temperamento frío y pueden tener una larga vida de hasta veinte años.

Son una especie muy sociable y prosperan en acuarios comunitarios que consisten en especies mixtas. Son admirables ​​cuando se trata de la limpieza meticulosa de acuarios: recogerán los restos de comida de la grava del fondo siempre que puedan. Aun así, su apetito omnívoro necesita saciarse aún más con una dieta bien balanceada que consista en alimentos secos, congelados vivos y en hojuelas.

  • Pez cola de espada

El pez cola de espada (Xiphophorus hellerii) se remonta a América del Norte y Central. Son sin duda las especies más dominantes hasta la fecha en la mayoría de acuarios tropicales.

Este pez tan buscado de agua dulce es un placer para los amantes de los acuarios debido a su rutina de cuidado sin esfuerzo. De carácter amigable, claramente pertenecen a un hábitat comunitario, pero pueden ser territoriales hacia otros machos de la misma especie.

Normalmente llaman la atención debido a su cola en forma de espada. Pueden crecer hasta alrededor de 10 centímetros. En cuanto a la alimentación, servirá manjares como hojuelas a base de vegetales, gusanos de sangre tubifex, camarones de salmuera o dietas a base de plantas, incluidas las algas.

  • Óscar

El pez Óscar (Astronotus ocellatus) también reconocido como pavón copaneca o acarahuazú es procedente de América del Sur.

Se clasifican como semi-agresivos, por lo tanto, se mantienen en un acuario propio (son especies no orientadas a la comunidad), pero viven mejor en parejas. Si se mantienen con otros peces, deberán ser de tamaño similar y naturaleza agresiva.

El mantenimiento eficiente del agua y el sistema de filtración serán útiles ya que producen muchos desechos. Deberá realizar cambios regulares de agua cada semana para eliminar el exceso de residuos y los restos de comida.

Puedes alimentarlos con plancton oceánico, peces pequeños, lombrices de sangre, copos, patatas fritas de tetracíclicos y lombrices de tierra. Tendrás que alojarlos en un acuario grande con buena filtración.

  • Pez ángel

El pez ángel (Pterophyllum) proviene de la cuenca del Amazonas, la región tropical de América del Sur y la cuenca del Orinoco. Estos elegantes peces crecen hasta 20 centímetros y se pueden apreciar en una variada gama de tonos. Son muy resistentes y fáciles de cuidar, pero pueden ser algo agresivos de vez en cuando. Teniendo en cuenta su temperamento, deben mantenerse solos o en una pecera grande que disminuya las posibles agresiones. Sus requerimientos nutricionales incluyen (2-3 veces al día) gusanos, pequeños crustáceos, pellets de camarones, algas marinas, alimentos vivos congelados, etc.

¿Qué causa el virus PBFD en los agapornis?

Muy a nuestro pesar, las aves tampoco están exentas de padecer dolencias y enfermedades, de hecho, son tan frágiles como cualquier ser humano u otra especie. Si tienes como mascota un ave como el agapornis ya debes saber que pueden padecer algunas enfermedades que afectan a sus alas y pico. ¿Conoces el virus PBFD? En este artículo tratamos la enfermedad, sus características, sus causas y la forma de tratarlo.

¿Qué es el virus PBFD en agapornis?

La enfermedad de pico y pluma de psitacina o PBFD (Psittacine Beak and Feather Disease por sus siglas en inglés) es una afección viral contagiosa y mortal que afecta al pico, las plumas y el sistema inmunológico de las aves pertenecientes a la familia Psittacidae, como son los guacamayos, las cotorras, loros o agapornis.

Fue una enfermedad reconocida por primera vez en 1975 por veterinarios australianos, donde afectó a muchas aves exóticas. Aunque todas las aves expuestas al virus por lo general acaban muriendo, se conoce que algunas solo desarrollan una infección leve y terminan recuperándose.

¿Cuáles son las aves con riesgo de padecer PBFD?

Se conoce que más de 40 especies de Psittacidae han padecido este virus, pero principalmente se encuentra en loros, cacatuas, tortolitos, periquitos, loros grises africanos y agapornis. Las aves más jóvenes suelen verse más afectadas, notándose síntomas de la enfermedad en miembros de algunas especies de menos de 2 años.

¿Cuál es la causa del PBFD?

El PBFD es causado por una afección del ADN que afecta directamente a las células del sistema inmunitario y las que se encuentran en el pico y las plumas del ave. Se trata de un circovirus, que son algunos de los microbios más pequeños que se conocen que causan enfermedades. De hecho, un virus muy similar también ataca a las palomas y otras aves.

¿Cómo se transmite el virus que causa el PBFD en los agapornis?

El virus PBFD es muy contagioso. Existen grandes cantidades de este virus, que pueden transmitirse por el aire, en excrementos, cultivos y polvo de plumas infectadas. En concreto, el polvo de las plumas se dispersa muy fácilmente y puede llegar a contaminar los alimentos, lo que hace muy fácil que un ave como el agapornis se infecte mediante el agua que bebe, su jaula, la ropa de las personas, etc. Hasta el momento, se piensa que la enfermedad se contrae mediante la inhalación o ingestión directa de el virus, incluso que es transmisible en el útero, desde el ave hasta los huevos.

Su periodo de incubación, donde el ave se expone y después se desarrollan los síntomas del virus, puede ser de 3 a 4 semanas, hasta años, dependiendo de la cantidad de carga vírica que se transmita, la edad del ave y la etapa en la que se encuentren sus plumas. así la salud de su sistema inmune.

Síntomas del PBFD en agapornis

El virus PBFD puede encontrarse en su forma aguda y en la forma cónica. La forma aguda se presenta con mayor frecuencia en aves jóvenes, y puede iniciarse con síntomas no relacionados con el pico o las plumas. Suele aparecer signos de tristeza y depresión, regurgitan más de lo normal, pueden desarrollar enteritis o neumonía, diarreas, incluso pueden llegar a morir sin mostrar síntomas en sus plumas o pico. Pero, en los casos que sí se manifiesta la enfermedad en picos y plumas, podemos encontrar lesiones, plumas sueltas, otras sangrando, y dolor general en la zona.

El PBFD en su forma crónica, a diferencia de su forma aguda, suele aparecer en aves más viejas. Las plumas se vuelven frágiles, se fracturan con mucha facilidad, sufren hemorragias, los colores de las plumas se decoloran, se deforman, se curvan… Como los folículos del ave se encuentran dañados, el ave no puede reemplazar las plumas, perdiendo las primarias, secundarias e incluso las de la cola y la cresta. El pico puede desarrollar áreas hundidas e irregulares, llegando a encontrar zonas necróticas en su interior o deformarse. En algunas ocasiones, las uñas también pueden infectarse, deformarse o desprenderse.

Es posible que aparezca moco en los excrementos o un tinte verde. Esto sucede porque en ocasiones el hígado se ve afectado. Si ocurre una insuficiencia hepática es posible que cause la muerte. Aún así, por lo general, las aves con PBFD de forma crónica pueden vivir durante años, aunque su calidad de vida queda muy perjudicada.

Cómo tratar el PBFD en agapornis

Por desgracia no existe un tratamiento específico para curar el PBFD. Pero sí se puede apoyar la recuperación con una buena nutrición, calor suplementario (como una incubadora), recortar el pico y tratamiento para las infecciones secundarias. La enfermedad del PBFD en agapornis es progresiva, y pocas veces es posible que las aves se recuperen al completo. 

¿Tienes un agaporni en casa? ¿Crees que pueda estar sufriendo esta enfermedad? No dudes más y pide una cita en nuestro hospital veterinario; realizaremos las pruebas pertinentes a tu mascota para descartar enfermedades y cuidar de su salud.

Tipos de tortugas domésticas que puedes tener en tu hogar

Ofreciéndoles el cuidado adecuado, una tortuga puede ser una mascota ideal. Existen muchos tipos distintos de tortugas, y cada especie necesita cuidados específicos para vivir. ¿Estás pensando en elegir a una tortuga doméstica? En este artículo te hablaremos sobre los cuatro tipos de tortugas domésticas más comunes para cuidar en casa, siempre que se puedan respetar sus necesidades.

¿Qué tipos de tortugas domésticas existen?

Es necesario poder diferenciar entre dos clases de tortugas: las tortugas de agua dulce y las tortugas de tierra. Las primeras necesitan vivir en sitios donde puedan encontrar agua, que podrían ser fuentes, peceras, estanques o acuarios. Las segundas, en cambio, precisan de un amplio terrario para dormir y cubrir todas sus necesidades. En ambos casos, será importante que reciban suficiente luz solar y contar con una temperatura ambiente adecuada; las tortugas son reptiles de sangre fría, por lo que necesitan pasar muchas horas cogiendo calor e hibernando en las épocas de frío.

A continuación te contamos cuáles son las tortugas que puedes cuidar en casa siempre que puedas cubrir sus necesidades y asegurarles una buena calidad de vida:

  1. La tortuga de bosque, o “Glyptemys insculpta”, proviene de América del Norte, y es reconocida por su caparazón de color gris y sus patas, vientre y cabeza anaranjados con manchas negras. Tiene unas patas fuertes, y por lo general, los machos suelen ser más grandes que las hembras. Su tamaño ronda los 23 centímetros, y su peso llega al kilo cuando llegan a la adultez. Las tortugas de bosque son omnívoras y por lo tanto se alimentan tanto de plantas, setas o frutos, como de carroña y otros animales invertebrados. Es un animal completamente terrestre en los meses calurosos, y algo más acuática en el invierno.
  2. La tortuga rusa es el tipo de tortuga doméstica más común en las casas. Tiene un caparazón de color oscuro y algunas manchas más claras y redondas. Sus patas y cabeza también son de color claro, y cuentan con unas uñas de las patas trasera bastante desarrolladas. Este tipo de tortuga puede medir hasta 22 centímetros aproximadamente. La tortuga rusa tiene una vida larga, pudiendo llegar a los 40 años de forma salvaje, y los cien en cautiverio. Es una tortuga con una muy buena vista, capaz de reconocer personas y olfatear para conseguir sus alimentos.
  3. En ríos con caudales reducidos, lagos o pozos, a veces es común encontrar a la tortuga pintada, otra excelente candidata para poder criar en casa. En España, ha sido incluso considerada como “especie invasora”. Su caparazón, con un llamativo diseño de rayas amarillas y rojas, puede llegar a medir 25 centímetros. Su piel normalmente es de color verde intenso u oscura, con algunas líneas de color naranja o amarillas. Son una especie longeva, capaz de llegar a vivir unos 25 años. En cuanto a las necesidades ambientales, necesitan un buen estanque y una temperatura agradable.
  4. La tortuga de orejas rojas es otra de las más conocidas en los hogares. Suelen vivir siempre en el agua y es famosa por las dos franjas rojas que tiene a cada lado de su cabeza, lo cual hace honor a su nombre. Puede llegar a medir unos 30 centímetros de largo, y las hembras, por lo general, son más grandes que los machos. Viven alrededor de 40 años y necesitan tanto humedad como contacto solar directo, para subir su temperatura corporal. Es, además, una tortuga reconocida por su buena capacidad de nadar y suelen hibernar durante el invierno en el fondo del agua.

Si piensas tener a la tortuga de orejas rojas en casa, deberás estar muy atento a ella, ya que tiene facilidad para contraer infecciones . En cuanto a su alimentación, también es omnívora, y come plantas, insectos, verduras o frutas.

Canario Malinois: aprende todo sobre esta ave doméstica

De todos los canarios cantores, pocos son como el Malinois. La popularidad del canario Malinois ha sido grande durante el transcurso de su historia, y aún hoy en día, es una de las aves domésticas más deseadas. Este pequeño pájaro melódico puede ser un compañero ideal si disfrutas oyendo los cantos de las aves. ¿Estás pensando en cuidar un pajarito en casa? Presta atención a la información que te brindamos: después de leer este artículo lo querrás a él.

El origen del canario Malinois

El canario Malinois es muy popular en toda Europa, donde en algunos sitios se le conoce como “canario Waterslager”. Su origen data alrededor del siglo XVII, cuando el canario silvestre llegó a Bélgica, momento en el que comenzó a mezclarse con la fauna del lugar. De hecho, son muchos los que dicen que podría ser descendiente del canario “Bossu”.

Es uno de los canarios más conocidos por sus canciones. De hecho, en algunos países, organizan concursos de canto del canario Malinois. El término “waterslager” con el que se le denomina en algunas ciudades de Europa como Bélgica, significa “sonido del agua”, por lo que ya nos da muchas pistas de cómo de característico es su canto. “Malinois”, también hace referencia a una ciudad de nombre francés ubicada en Bélgica, donde más se suele desarrollar esta raza.

¿Cómo es el Canario Malinois?

El canario Malinois o Waterslager es un ave que puede alcanzar los 16 cm. Cuenta con algunos rasgos distintivos en la parte superior de su cuerpo como un pico grande en forma de cono y una mordida más aguda que la de otros canarios, sus ojos son negros brillantes, su cabeza pequeña y cuando se alteran o excitan sus plumas de la parte superior de la misma se elevan en forma de cresta. Sus plumas son muy suaves y sus colores se mueven en tonalidades entre el amarillo y el blanco, desde más pálido a un amarillo muy intenso.

La maravillosa melodía del canario Malinois es diferente a la que puedas escuchar comúnmente en los pajaritos de su estilo. Canta con el pico cerrado, pero lo abre siempre que quiere emitir sonidos más pronunciados. Muchas veces, su canto es comparable al del ruiseñor. Los famosos “sonidos de agua” que emite, son una imitación del agua que fluye por los ríos. Y al igual que todos los canarios que cantan, también puede hacer melodías graves y agudas.

Desde su nacimiento, el canario Malinois puede empezar a cantar a partir de las cuatro semanas de una forma débil: los machos inician antes su canto, en cambio, las hembras tardan hasta seis meses en tener una melodía contundente y duradera.

Cuidado y alimentación

A todos los canarios les gusta los espacios abiertos, por lo que tener una jaula lo suficientemente espaciosa para su tamaño será un punto a tener en cuenta si quieres criarlo como ave doméstica. Además, la jaula debe tener como mínimo una barra para que este pueda descansar sobre ella adecuadamente. Son aves que prefieren estar en lo alto, por lo que se recomienda colocar la jaula un poco más alto que nuestra cabeza.

En cuanto a su alimentación, los canarios malinois comen principalmente semillas de canario comunes y semillas de colza. Puedes, además, reforzar la salud de tu canario utilizando mezclas de semillas recubiertas de vitaminas, que podrás encontrar en tu veterinario o tiendas de animales.

A estos canarios también les gusta bañarse, por lo que se les debe ofrecer algún recipiente que les permita el baño. A parte de todo esto, es importante que mantengas siempre la limpieza de la jaula, así como el saneamiento de sus uñas.

Comportamiento social de los Canarios Malinois

Los canarios son por lo general aves sociales, de buen carácter y que funcionan bien en jaulas. Sin embargo, el caso de los canarios Malinois no es del todo así: no siempre son tan sociables, de hecho, se sienten muy incómodos siendo manipulados y en muchas ocasiones no toleran la compañía de otros canarios, ni tan siquiera en la misma habitación. Son tímidos, y nunca debes alojarlos con periquitos o tortolitos, que tienden a ser más agresivos por naturaleza.

No necesitan ningún tipo de juguete para entretenerse, pero sí les gusta balancearse, por lo que quizás puedas conseguir una barra o posadera de este tipo para su jaula. Con un correcto entrenamiento, es posible dejarlos salir de la jaula para que se posen en tus manos, pero tendréis que practicar con precaución para que no escape al exterior.

Si no estás buscando la reproducción, los canarios Malinois machos es mejor mantenerlos solos en una jaula, ya que esto les garantiza un buen cante, pero también evita momentos de tensión, ya que son muy territoriales.

Ambos sexos pueden ser entrenados para cantar, ya que se conoce que son aves con muy buen aprendizaje, eso sí, nunca se deben exceder de los 5-10 minutos, ya que de lo contrario podrías estresar al canario y causarle graves problemas. 

En cuanto a su reproducción, son grandes criadores y pueden reproducirse con facilidad. Solo tendrás que colocar al macho y la hembra en la misma jaula con un nido, darles la comida necesaria y en poco tiempo podrán tener crías.

Todo lo que debes saber sobre el loro gris africano o Yaco

El loro gris africano (Psittacus erithacus), conocido como loro gris o “Yaco”, es una especie exótica de loro caracterizado por un plumaje gris que lo distingue de los de su especie. Como su nombre indica, es nativo de África, y para muchos, es una de las aves más bellas del mundo

Si quieres conocer más características sobre este tipo de loro tan peculiar, o tienes uno en casa, sigue leyendo y conoce todo tipo de detalles sobre su especie.

Aspectos físicos del loro gris africano

El la especie del psittacus erithacus, es de color gris plateado. Por norma general, sus tonalidades grises se vuelven más oscuras en la cabeza y las alas, mientras que su vientre es más claro. Las plumas de su cabeza y tronco se encuentran ribeteadas en color blanco, dando a este ave una apariencia escamosa por su cuerpo.

Una de las razones por las que más llama la atención el loro gris africano, es por sus plumas de color rojo intenso en la parte trasera de su cuerpo, haciéndolo un ejemplar de lo más especial. Su cara está cubierta de blanco, y destacan sus llamativos ojos con un iris de color gris azulado.

Su pico no es completamente negro: su aspecto es más bien semejante a un gris oscuro metalizado. En cuanto a su tamaño, difiere según el sexo: por lo general los machos suelen ser más grandes, llegando a medir entre 30 y 40 centímetros de largo, y pesando entre 400 y 650 gramos, según el ejemplar.

¿Cuál es el hábitat natural del loro gris africano?

Los loros grises africanos o Yacos, prefieren la selva tropical, incluyendo la sabana, los manglares y tierras agrícolas circundantes para poder alimentarse más fácilmente. Por lo general son en gran parte frugívoros: comen semillas, nueces y frutas de múltiples géneros, teniendo una preferencia especial por el fruto de la palma  (Elaies guineensis). Además, complementan su dieta con flores, algunos tipos de cortezas e invertebrados (insectos y caracoles).

En muchas ocasiones pueden verse descender hasta el suelo para ingerir arcilla o tierra, donde además encuentran nutrientes y compuestos antiparasitarios para su organismo.

El loro gris africano es capaz de reunirse en bandadas de hasta 1.000 aves para descansar por las noches: siempre que las circunstancias lo permiten, optan por islas costeras, cerca de claros, para evitar depredadores.

Se trata de un ave muy sociable, que se comunica a través de una variedad de vocalizaciones un tanto estridentes que sirven para organizar la congregación, advertir sobre peligros o expresar enfado ante sus rivales.

Su especie, suele ser presa de varios tipos de aves rapaces, como los buitres. Pero los monos también resultan un peligro en su hábitat natural: suelen robar las crías de las aves o los huevos que encuentren en los nidos.

Se conoce que este tipo de ave exótica puede llegar a vivir hasta 20 años en su hábitat, y hasta 50 en cautividad.

El loro gris africano en su cultura y como mascota

Este loro se encuentra muy unido a su cultura y lugar de origen. Son sumamente importantes para el pueblo yoruba nigeriano, ya que sus plumas se utilizan en la creación de máscaras que utilizan durante sus fiestas o eventos religiosos. Incluso los sonidos que emite el loro gris africano fueron adoptados por el folklore yoruba para avisar de peligros para el pueblo.

Se trata de un animal muy popular entre los amantes de los loros, por lo que existen muchos programas de cría en cautividad para aquellos que están interesados en tenerlos y cuidarlos como mascotas en casa.

La especie es inteligente, y debido a su naturaleza social, pueden ser educados y tener una convivencia buena dentro del hogar. En sus cuidados, deberás incluir también una dieta equilibrada de semillas y alimentos frescos.

El estrés en estas aves puede conducir a episodios de desplume, un tipos de neurosis muy perjudicial que debe ser tratada por un veterinario especializado en aves exóticas.

En cuanto a la jaula, debe ser lo suficientemente grande para garantizar el movimiento que estas aves necesitan. Deberás situarla en un lugar tranquilo, donde no haya corrientes de aire y con luz solar directa moderada, y por supuesto, alejado de otros animales. Puedes colocar en su interior algunos juguetes con los que aprenderá a entretenerse, y ramas sobre las que pueda posarse o solo utilizar para morder.

Los loros grises africanos adiestrados, pueden llegar a salir de la jaula para volar por el exterior: esta práctica los mantendrá en buena salud física y mental.

Además, se trata de una especie capaz de imitar palabras y voces humanas, por lo que puedes entretenerle y estimularle enseñándole infinidad de expresiones.

Enfermedades frecuentes del loro gris africano

El loro gris africano puede padecer ciertas patologías de forma frecuente, entre las que destacan las siguientes:

  • Aspergilosis: se trata de un hongo que suele aparecer por la falta de higiene en el entorno del ave. Es muy importante que mantengas la jaula de tu loro gris africano siempre limpia para evitar problemas de este tipo.
  • Trastornos de conducta: este tipo de enfermedades incluye distintas actitudes autolesivas, como picotearse a sí mismo, o arrancarse las plumas. Normalmente este tipo de situaciones vienen derivadas de estrés, que puede aparecer por falta de atención o aburrimiento.
  • Catarro: el loro gris africano está habituado a temperaturas altas, por eso es una especie sensible al frío y la alta humedad. Para evitar esta patología puedes asegurarte de proporcionarle un entorno cálido y seco.
  • Ornitosis: se trata de una infección de tipo bacteriana que afecta directamente a la respiración, trayendo consigo conjuntivitis y sinusitis. Este tipo de infecciones son transmisibles a los humanos, por lo que lo mejor será que lo lleves a un veterinario para que pueda diagnosticarlo y tratarlo adecuadamente.

Como puedes ver, los loros grises africanos necesitan atención y cuidados para que puedan vivir sanos y felices, por lo que como dueño, deberás ser responsable y poner los recursos y medios suficientes para evitar estas y otras patologías, así como mantener feliz al ave.

Gramma loreto: por qué es ideal tener este ejemplar en tu acuario

Cuando nos referimos a la Gramma Loreto, estamos hablando de uno de los peces más recomendados para acuarios e instalaciones marinas comunitarias. Si se tratase de un vecino en nuestra comunidad, todo el mundo lo querría y lo vería como un buen chico que respeta y cuida el espacio común. ¿Te gustaría conocer más acerca de las características de esta especie y por qué no debe faltar en tu acuario? Presta atención a la información que te ofrecemos.

¿Cómo es la Gramma loreto?

Gramma loreto es una de las especies más tranquilas de carácter que pueda haber. Se trata de un pez más bien tímido y pacífico, que no le gusta ocupar espacio de más y prefiere pasar la mayor parte del tiempo retirado en su refugio. Su resistencia y su facilidad de cuidados, hacen de él un ejemplar perfecto para cualquier acuario. Ya seas aficionado o experto, es un acierto contar con él.

Forma parte de la familia de los Grammatidae (gramátidos), y puede llegar a crecer hasta 8 centímetros de largo, teniendo aproximadamente unos 5 años de vida. En la misma familia se pueden distinguir dos géneros: los Gramma y los Lipogramma. Se conoce que los primeros pueden llegar a medir hasta 10 centímetros y que son originales de la costa oeste del Océano Atlántico. En cuanto a sus colores, son impresionantes: combinan un intenso color púrpura con un amarillo chillón, logrando ser una de las especies más llamativas que existen a nivel visual.

Precisamente por este colorido, es comúnmente confundido con otra especie: el Pseudochromis paccagnellae. Físicamente son muy similares, pero de carácter completamente opuestos: agresivo y algo más difícil de mantener y cuidar. Para diferenciarlos mejor, a parte de la actitud del pez dentro del acuario, podrás observar cómo el Gramma loreto tiene un ocelo en la parte superior de su aleta dorsal, sus aletas también tienen color, y tras las branquias muestran unos pequeños puntos amarillos que se difuminan sobre el color púrpura de la parte delantera.

Necesidades y cuidados de la Gramma loreto dentro de un acuario

Es verdaderamente fácil cuidar y cubrir las necesidades de esta especie. Para el correcto mantenimiento de la Gramma loreto, deberíamos conservarles en acuarios de más de 100 litros de agua, y siempre que sea posible, adaptar el entorno para que sea lo más parecido a su hábitat natural. Como ya te hemos contado al inicio, se trata de un pez al que le gusta resguardarse y sentirse refugiado, así que procura que tenga suficientes lugares donde hacerlo. Por ese mismo motivo, también deberás evitar las luces intensas directamente sobre el acuario.

Otro de los motivos por los que te animamos a contar con una Gramma loreto es por ser grandes limpiadores con los residuos de otros peces: eliminarán gran parte del tejido muerto y los parásitos que se formen en tu acuario, y eso facilitará mucho su limpieza.

Por último, a la hora de alimentarlos, se recomienda hacerlo entre una y dos veces al día, siempre con pequeñas cantidades de comida. Como la mayoría de peces de arrecife, la especie Gramma loreto no mostrará ningún problema con la comida siempre que esta sea lo suficientemente pequeña como para que quepa en su boca. Se alimentan de daphnia, artemia, larvas rojas, comida escamada, etc., pero de vez en cuando es recomendable utilizar krill para que su color se mantenga a buen tono, así como otros alimentos vivos para que esté saludable.

 

Pautas para criar una cobaya en el hogar

Criar a una cobaya suele ser una labor sencilla, aunque existen algunas consideraciones que no podemos pasar por alto. En este artículo, vamos a brindarte algunas pautas esenciales para cuidarla como mascota. 

Libertad para reconocer su espacio

Las cobayas, denominadas cuyes en algunas partes de Sudamérica de donde es originaria, han acrecentado su popularidad como animales de compañía en nuestro país. Y no es para menos pues este pequeño roedor destaca por su nivel de sensibilidad y capacidad de socialización.

Este mamífero gregario se caracteriza por su necesidad de compañía y socialización con otros de su misma especie, por lo que resulta conveniente tener al menos dos ejemplares en casa, con el fin de asegurar su bienestar.   

En el transcurso de las primeras semanas de adaptación en su nuevo hábitat, se aconseja darle la libertad de reconocer su espacio, lejos del estrés y la ansiedad. Poco a poco, el animal irá tomando confianza de su entorno.   

Condiciones para su crianza

Es esencial que el lugar en el que instalemos su jaula sea cálido, con una temperatura que ronde los 22° de promedio. Las cobayas son muy sensibles a los climas fríos por lo que es preferible colocar su jaula en los espacios interiores del hogar.     

El tamaño adecuado de la jaula para la crianza de las cobayas se calcula a razón de 120x60x45cm por cada ejemplar. Es conveniente acondicionarla con un pequeño espacio cubierto para dormir, un bebedero, vasija para los alimentos y virutas de madera en el suelo. 

Algunas especies, como la cobaya sheltie, pueden requerir de cuidados especiales para su pelaje. En esos casos, será necesario establecer una rutina de cepillado a fin de eliminar el pelo muerto y garantizar el brillo.

Con otros ejemplares que carecen de pelo, como la cobaya skinny, es preciso tener cuidado para evitar los cambios bruscos de temperatura en su organismo. Así, bastará con pasarle un paño húmedo templado al momento de limpiarla. 

Salud y alimentación de las cobayas

Este tipo de roedores tiene que luchar contra los problemas de la obesidad, por lo que necesita realizar ejercicios con frecuencia. Es por ello que se aconseja instalar una rueda dentro de la jaula que la ayude a ejercitarse. Los juguetes de desafíos son muy útiles para estos fines.  

Al ser un animal herbívoro, su dieta deberá estar compuesta, en su totalidad, por frutas y verduras ricas en vitamina C. Además, es importante la ingesta de fibra a través de forraje. Existen en el mercado piensos para cobayas con todos los aportes nutricionales requeridos para su desarrollo. El consumo de agua limpia y fresca también es esencial para su bienestar. 

La cistitis, el escorbuto, la pododermatitis, el estreñimiento, la maloclusión, el resfriado, la presencia de parásitos, son algunas de las enfermedades más comunes en estas mascotas. Se aconseja llevar a la cobaya al veterinario al menos una vez al año, a fin de realizarle exámenes de rutina que garanticen su bienestar.

Gatos toyger: características y curiosidades de este pequeño tigre

Desarrollada en EEUU a partir de la década de los 80’s, la raza de gatos toyger es relativamente nueva, teniendo apenas poco más de 30 criadores registrados en todo el mundo. Esta raza de gatos nace por el interés en desarrollar felinos atigrados domésticos de pelo corto, con el fin de asemejarlos a un cachorro de tigre.   

En el aspecto visual, tiene muchas características propias de un tigre pequeño, pero es dócil y doméstico, de temperamento tranquilo, ideal para su cuidado en casa. Además, esta exótica raza de gatos se lleva muy bien con otras mascotas y con los miembros del hogar. 

A continuación, os mostramos algunas características y curiosidades de este pequeño tigre casero.

Una novel raza de gatos

Los gatos toygers son una raza de gatos domésticos, criados y desarrollados para asemejarse a un tigre pequeño, pero con la docilidad propia del gato casero. Son considerados una raza felina leal y amigable, muy requerida en los hogares, aunque un tanto difíciles de conseguir por la poca cantidad de criaderos existentes, especialmente en Europa. 

Su creadora, Judy Sugden, afirmó que su interés por desarrollar esta novedosa raza, de cuerpo musculoso, alargado y con rayas parecidas a las de un tigre, estuvo inspirado en la necesidad de transmitir a las personas su preocupación por el cuidado y preservación de los tigres en su hábitat natural.

Primos hermanos de los gatos bengala, los gatos toygers fueron reconocidos por el Governing Council of the Cat Fancy – GCCF en el mes de junio del año 2016 y son actualmente una raza reconocida y aceptada por The International Cat Association – TICA y los clubes internacionales.  

Características físicas del gato Toyger

El porte elegante es característico en esta raza de gatos. Son de tamaño mediano y su cuerpo es atlético y ligero. El físico de las hembras se distingue al de los machos por su complexión más menuda y por la forma un poco más ovalada de la cabeza.

La cabeza es de tamaño mediano y presenta un hocico cilíndrico profundo, largo y bien definido. Sus orejas son redondeadas y pequeñas; sus ojos, pequeños y de colores profundos. La nariz es larga, ancha y de forma redonda. Los ejemplares presentan una cola larga y fina, con punta tipo roma. 

Esta raza, además, luce unas típicas marcas circulares en la cabeza; su pelaje es corto, suave y brillante, de color rojizo con rayas verticales ramificadas, propias de los tigres salvajes. Por lo general, estas rayas son de color marrón, aunque pueden ser negras o tostadas. Sus hombros altos y estructura atlética les dan una apariencia ágil y fornida.

Personalidad de esta raza de gatos

De temperamento tranquilo, los gatos toyger son ideales para criar en casa. Son muy juguetones y amistosos, y se adaptan muy bien a la presencia de personas y de otros animales domésticos en el hogar.  

Su personalidad hace que se adapte muy bien a las familias numerosas, en especial aquellas en las que siempre hay un miembro en casa. Y es que a estos gatos no les gusta para nada quedarse solos en el hogar, siendo una raza que forma fuertes lazos con los integrantes de la familia y con las otras mascotas de casa.  

Pese a ser una raza de gatos extrovertidos y sociales, suelen acostumbrarse a la rutina, por lo que se muestran huraños cuando deben cambiar sus hábitos sin motivo aparente. A los gatos toyger les gusta mucho el juego al aire libre, sobre todo si las actividades son realizadas en el agua.

Gracias a su inteligencia, son capaces de aprender con suma rapidez y resulta conveniente mantenerlos ocupados con juguetes que estimulen su habilidad mental. De esa forma, se mantendrán lo suficientemente distraídos y en constante actividad. 

Un aspecto a destacar: es usual ver a los gatos toyger rondar por las partes altas de la casa, pasando horas viendo lo que sucede de arriba hacia abajo. 

Cuidados y curiosidades de los toyger

Por lo general, el gato toyger goza de buena salud, aunque puede estar predispuesto genéticamente a las enfermedades propias de los gatos. No obstante, en algunos ejemplares se identificaron algunos signos clínicos de miocardiopatía hipertrófica que puede ser propio de su raza.  

Además, los gatos tienden a sufrir de la presencia de ácaros en los oídos y los toyger no son la excepción, por lo que es recomendable realizarles una limpieza en las orejas con cierta frecuencia. De esa manera, podremos evitar cualquier infección auditiva. 

Estas mascotas son muy fáciles de criar ya que su cuidado no representa mayores complicaciones. Basta con cepillar su corto pelaje una vez por semana para mantenerlo en buen estado y sin motas. 

Es preciso tener en cuenta que, como todos los gatos, tienden a desprender pelos tanto en primavera como en otoño, por lo que es conveniente cepillarlos con mayor frecuencia durante esos meses. Después del cepillado, es posible mantener su pelaje brillante con la ayuda de un paño suave y seco.

Debido a que los gatos toyger son una especie poco común, es conveniente llevarlo periódicamente a una visita veterinaria con el fin de llevar un registro detallado de su estado de salud, a fin de mantenerlo sano. 

Por último, quienes poseen un ejemplar toyger en casa dan cuenta que, en referencia a su carácter, son mascotas muy parecidas a los perros, ya que son expresivos, dinámicos y muy juguetones. 

Mascotas perfectas para el hogar

En Europa, la raza de gatos toyger estadounidenses se están ganando paulatinamente un sitio en las casas familiares, gracias a su gran parecido a los tigres y a su temperamento dócil y cariñoso. 

Inteligentes, muy atentos y de buen carácter, estos gatos de raza exótica se llevan muy bien con otras mascotas y muy especialmente con los niños, por lo que pueden ser una gran compañía en el hogar.

¿Cómo es el temperamento de los perros terranova?

De gran fuerza, resistencia y tamaño, los perros terranova son una raza muy popular y apreciada a nivel mundial, quienes, a pesar de su aspecto gigante e intimidante, han adquirido la fama de ser muy cariñosos, gentiles y bondadosos.

¿Qué tan cierto es esto? A continuación, vamos a conocer cómo es el temperamento de los perros terranova y por qué puede ser una buena mascota para quienes estén en búsqueda de un perfecto aliado en la familia. 

La relación de los perros terranova con los niños

Muchas personas suelen tener una idea preconcebida sobre los perros grandes y su nivel de agresividad, especialmente con los niños más pequeños, pero el gran tamaño de un perro terranova no representa ningún problema en su relación con las personas. 

De hecho y pese a su imponente tamaño, es un perro bastante cariñoso y protector, por lo que no hay nada que temer si se tienen niños pequeños en casa. Cuando son criados en un ambiente familiar, los perros terranova son muy pacientes y afectuosos con los niños. 

Alegres, gentiles y bondadosos

Los perros terranova suelen estar muy unidos y ser muy protectores con sus dueños, por lo que pueden llegar detectar y advertir sobre ciertos peligros. Sin embargo, de la misma forma como son cariñosos con los miembros de la familia, pueden llegar a ser muy dóciles con extraños, por lo que no se destacan como perros guardianes. 

Por lo general, los perros de esta raza son muy cariñosos y sociables casi con cualquier persona. Destacan por ser muy alegres, gentiles y bondadosos, así es que, si lo que se busca es un perro guardián, un terranova no es la opción más recomendable. 

Una raza de perros inteligentes

La inteligencia es una de las principales características de esta raza; de hecho, todo lo que se les enseña lo suelen aprender muy rápido. Su nivel de inteligencia los convierte en mascotas muy fáciles de educar, a quienes incluso se les puede enseñar algunos trucos. 

Esta condición también les permite captar los correctivos muy rápido, por lo que no son muy traviesos. El no tener que corregir al perro constantemente puede llegar a ser una ventaja muy grande, sobre todo para quienes no disponen de tantas horas dedicadas al entrenamiento. 

Con sus más de 60kg de peso en promedio y su aspecto macizo y poderoso, los perros terranova son dueños de una maravillosa personalidad, que destaca por su amabilidad y sensibilidad. Es por ello que son denominados perros gentiles, siendo ideal para las familias que desean un perro cariñoso y leal.

Un detalle adicional: son estupendos nadadores y aman pasar horas en el agua; de hecho, su versatilidad dentro del agua los hace destacar en labores de búsqueda y rescate acuático.   

Para los amantes de los perros grandes y juguetones, un terranova puede ser una buena opción como mascota; gracias a su naturaleza cariñosa, noble y leal, educarlo será muy fácil. 

Consejos y recomendaciones para cuidar a un pez payaso

De características excepcionales, el pez payaso destaca en cualquier acuario gracias a sus colores intensos y a su gran belleza. Esta especie, que habita en los arrecifes de coral del Indo-Pacífico, es muy fácil de mantener en casa, aunque existen algunos aspectos importantes en su cuidado que no debemos pasar por alto.

En las siguientes líneas, encontrarás algunos consejos y recomendaciones que te ayudarán a cuidar a un pez payaso con éxito. 

Condiciones del acuario

Agua limpia y cristalina dentro de un acuario que cuente con las medidas adecuadas, son dos condiciones esenciales para el cuidado correcto del Amphiprion ocellaris, nombre científico del pez payaso. 

Para ello, es necesario contar con un acuario con capacidad mínima de 75 litros, aunque esto va a depender de la cantidad de otras especies con las que vaya a convivir. Además, el acuario deberá contar con un buen filtro que permita mantener el agua en óptimas condiciones. 

La temperatura del agua deberá ser cálida, siendo lo adecuado que se encuentre dentro del rango de los 24°C y 26°C, por lo que conviene contar con un regulador de temperatura en el acuario. Además, al ser un pez de agua salada, el nivel de salinidad deberá situarse entre los 1,020 y 1,023, medidos con un hidrómetro. 

También es importante contar con otros elementos propios de cualquier otro acuario, como grava y vegetación; además, se recomienda contar con un coral y una anémona por cada ejemplar de pez payaso.

Alimentación de esta especie

El pez payaso es omnívoro generalista, cuya alimentación está compuesta por plantas, invertebrados bentónicos y zooplancton, todo en partes iguales. La presencia de la anémona en su hábitat es vital ya que existe una simbiosis que favorece la existencia de ambas especies. 

Así, además de proteger al pez payaso de otras especies mayores que puedan habitar el acuario, la anémona también le proporciona alimento a través de sus residuos alimenticios y parásitos.  

Es preciso que la alimentación del pez payaso esté compuesta de pescado blanco, mejillones cocidos, calamar, pulpo, pequeños crustáceos y gambas peladas. La dieta puede incluir pienso seco de calidad.

Especies compatibles con el pez payaso

Además de las anémonas, existen algunas especies afines con el pez payaso que es preciso conocer para evitar incompatibilidades en el acuario. Así, podemos considerar a la Damisela azul y Damisela de cola amarilla como ejemplares de peces tropicales que son compatibles con esta especie.

Los camarones del género Periclimines, propio de aguas templadas y arrecifes tropicales, son una especie perfectamente compatible tanto con el pez payaso como con las anémonas, debido a que su alimentación está basada en los residuos de ambas especies. 

Otras especies afines con el pez payaso son el pez abuela real o Gramma Loreto, el pez cirujano azul, el gobio arcoíris y el blennie. 

Por último, es preciso tener en cuenta que esta especie está propensa a sufrir enfermedades bacterianas como la tuberculosis, la enfermedad de los peces de coral o la enfermedad del punto blanco. Es por ello que es necesario mantener el acuario limpio y con la temperatura adecuada.

Older posts