Category: Animales Exóticos

Cuervos: Tipos, características y curiosidades

Aunque son animales que históricamente han gozado de mala fama, los cuervos en realidad son un tipo de ave bastante amigable, que con frecuencia podemos ver en los alrededores de casa sin que representen mayor peligro. 

Se trata de uno los pájaros más inteligentes que existen, con una excelente habilidad de adaptación en diferentes espacios y que pueden apañarse con lo que le proporcione el medio ambiente. Conozcamos, a continuación, un poco más acerca de los tipos, características y curiosidades de los cuervos.  

Tipos de cuervos

Los Corvus Corax, conocidos comúnmente como cuervos, son un tipo de ave de plumaje totalmente negro, en la mayoría de los casos, y considerados como los más inteligente de toda la familia plumífera.

Dentro de ellos, se agrupan un total de 40 tipos distintos que se han distribuido por todo el mundo, tanto en zonas urbanas como en la vida salvaje, aunque hay solo 5 tipos que se presentan con frecuencia.

Pese a que estamos acostumbrados a ver cuervos totalmente negros, existen algunos tipos que cuentan con plumaje y picos blancos y hasta algunos con toques grisáceos en el cuerpo. Los siguientes, son los tipos más comunes: 

Cuervo Común

Es el más popular de todos y está presente en casi todas partes del mundo. Mide unos 70cm y no llega a pesar más de 2kg. 

En las primeras etapas de vida siempre andan en grupos hasta que encuentran pareja, momento en que deciden permanecer juntos y en un solo lugar hasta morir. 

El cuervo común es totalmente negro e imita sonidos de forma bastante profesional; puede esconder objetos, por lo que se considera el tipo más inteligente de todos los cuervos.

Cuervo picudo

Este subtipo, propio de Asia, suele habitar bosques, parques, cultivos a cielo abierto y jardines, aunque en los últimos tiempos se ha extendido a las ciudades, hasta el punto de ser considerado una plaga por la rapidez con la que se extiende y reproduce. 

Para los asiáticos, son considerados ladrones con plumas, puesto que suelen acechar para llevarse objetos brillantes como pedazos de vidrio, papel aluminio o espejos, para hacer sus nidos. 

Miden apenas alrededor de 60cm, cuentan con un pico puntiagudo y ancho que los hace fácilmente identificables, además, su plumaje no es completamente negro puesto que en la cabeza y parte del cuerpo tienen plumas grises.

Cuervo Americano

Aunque se puede confundir con el tipo común, este resulta mucho más pequeño, de hecho, no sobrepasa los 50cm. 

Una de las mejores maneras de identificarlo es a través de su grito, que es fuerte, corto y bastante rápido, a menudo calificado como chillón. Tiene todo el cuerpo negro, la cola larga, el pico corto y resulta el tipo más común en el territorio americano.

Cuervo piquiblanco

Esta especie, propia de Oceanía, es un tipo pequeño de cuervo que se pasa el día revoloteando para comer y, cuando no, se mimetiza con las plantas y follaje. 

Mide apenas 40cm y su cabeza suele ser lo más grande del cuerpo, con un pico de color marfil que le da el nombre y mayor sello distintivo. 

Cuervo de Alaska

Este tipo, aunque convive con el tipo americano, tiene su propia área de acción en las playas y costas. Por ello, es el más frecuente en el Estado de Washington, Alaska o Columbia Británica. 

Como el cuervo común, tiene todo el plumaje negro, pero es 10cm más pequeño y se alimenta de frutos de mar. 

Características de los Cuervos

La primera imagen que tenemos de un cuervo es su plumaje negro, pero hay otros elementos que son distintivos de esta ave. 

Veamos: 

Respecto al tamaño, al contar como más de 40 tipos de cuervos, cada uno tiene sus propias medidas; sin embargo, no suelen pasar los 70cm ni los 2kg de peso. 

En cuanto a su alimentación, los cuervos se alimentan de insectos, frutas, verduras, roedores pequeños, semillas y, en algunos casos, carne de carroña. 

Mantienen una dieta equilibrada y cuando desean un alimento específico y no pueden obtenerlo, pueden llegar a atacar a otro animal para conseguirlo. 

El hábitat del cuervo puede ser en las montañas, pasando por huertos, costas, bosques, jardines y hasta en cautiverio, como mascotas. 

Los cuervos tienen un pronóstico de vida de entre 10 a 15 años. 

Cuentan con un amplio repertorio de sonidos disponibles, entre los que está su capacidad de imitar tonos humanos. 

Entre ellos suelen comunicarse con distintos sonidos, los cuales varían según la ocasión y el mensaje. Así, son marcadamente diferentes los sonidos de reproducción, de alimentación, las alarmas o la forma de llamar a cualquier compañero.

En relación a su comportamiento, los cuervos son considerados muy inteligentes; suelen andar en grupos pequeños durante el día para las actividades de exploración y búsqueda de alimento, pero llegan a ser grupos muy numerosos a la hora de dormir. 

Han dado evidencia de presentar comportamientos gregarios, apoyando a compañeros de la parvada que puedan estar heridos o incapacitados para moverse, aportandoles comida y cobijo. 

Algunas curiosidades de los Cuervos

  • Los cuervos buscan protegerse de garrapatas, hongos y bacterias, frotándose hormigas en el plumaje. 
  • Manifiestan afecto y empatía, cuidando y consolando a sus compañeros enfermos o que se encuentran heridos por alguna pelea. Incluso, pueden llegar a cobijarlos y alimentarlos durante la recuperación. 
  • En su grupo de aves, los cuervos son equiparables a los delfines y chimpancés en el grupo de los mamíferos. 
  • En algunos casos, estos animales pueden resultar violentos con los humanos; sin embargo, es posible tenerlos como mascotas si han sido criados desde pequeños. 
  • Los cuervos adolescentes van en bandas, con los conviven, comen, juegan y se divierten. Son capaces de presentar respetos a los miembros de la parvada que le son cercanos y fallecen. 
  • Son considerados como rencorosos; si alguna vez les ofreces comida de mentira, no se olvidarán de ti y probablemente se pongan violentos contigo en el futuro. 

Según los científicos, los cuervos pueden llegar a resolver problemas complejos, logran fabricar y utilizar sus propias herramientas, poseen una gran memoria y se comunican y aprenden entre sí; por ello, son considerados animales fascinantes y poseedores de una gran inteligencia.

Boa constrictor como mascota, ¿qué debo saber?

A pesar de lo intimidante que puede resultar la idea de tener una serpiente en casa, lo cierto es que no está fuera de lo común. Muchas personas adoptan diferentes tipos de serpientes como sus mascotas y, teniendo en cuenta algunas consideraciones, pueden hacerlo sin mayores dificultades. 

No obstante, el cuidado en el hogar de una boa constrictor difiere mucho del que se debe tener con cualquier otra mascota; este tipo de serpiente necesita contar con ciertas condiciones específicas que les permita desarrollarse con total normalidad. 

Si estás considerando adoptar una boa constrictor como parte de la familia, necesitas conocer algunas cuestiones básicas para realizar el proceso sin inconvenientes; por eso, vamos a compartir algunos consejos importantes que te ayudarán a cuidarla con total seguridad. 

Características generales de las boas constrictor

Nativas de América, las boas constrictor son uno de los tipos más frecuentes de boas, ampliamente conocidas e identificadas por su trabajo constrictor. 

Existe una amplia variedad de subespecies, por lo que es posible encontrar boas de 1.5mts de largo hasta algunas mucho más grandes, habiéndose registrado especímenes de hasta 4mts de largo. Por lo general, las más grandes son las hembras

Las constrictor son serpientes bastante longevas, llegando a vivir hasta 20 años en vida salvaje y unos 30 a 40 años en cautiverio, con un estricto control de salud y de la alimentación. 

Si hablamos del peso de estas serpientes, tenemos que advertirte que son bastante pesadas, aunque sin caer en el sobrepeso. Estas boas son de complexión robusta, por lo que alcanzan hasta los 40kg de peso, incluso con dietas estrictamente vigiladas. 

Las boas constrictor en cautiverio

En general, las serpientes no suelen ser animales muy amigables y las boas constrictor no son la excepción. Son más asiduas a la oscuridad, a la noche y a los espacios abiertos, por lo que puede no ser la mejor opción de serpiente para tener en cautiverio. 

Son cazadoras natas y anatómicamente están diseñadas para hacerlo sin mayor dificultad. Suelen pasar el día escondidas para atacar de noche, desde las alturas de un árbol o la profundidad de un pantano. 

Aunque no tienen muy buena visión, pueden detectar el calor de las presas cercanas gracias a unas aletas en los lados de su boca. 

Son identificadas como una de las serpientes más dóciles de todo el grupo, dado su sedentarismo y tendencia a merodear en lugares más bien oscuros. 

Alimentación de las boas constrictor

Desde conejos hasta murciélagos, las boas constrictor pueden comer una amplia variedad de animales, incluyendo pollos, ardillas, ratas y zarigüeyas. 

En el caso de las que viven en cautiverio, suelen ser alimentadas cada 7 a 10 días con conejos los cuales, a su vez, deben de ser alimentados de manera cuidadosa, recordando que la finalidad es que la alimentación de la serpiente sea la mejor para prolongar su esperanza de vida. 

Adoptar una boa constrictor como mascota

Para adoptar una boa constrictor como mascota, es indispensable buscar a un criador de serpientes con experiencia; por ello, busca un criadero certificado que te aporte total confianza de que su actividad es 100% legal.

Asegúrate de observar bien la serpiente, que sus ojos se muestren brillantes, sin mayor evidencia de cortes o golpes y que se enrosque en tu brazo. 

También, evalúa el movimiento de su lengua y el color de la cavidad bucal. Debe sacar la lengua constantemente para indicar salud y mostrar un tono rosado en la cavidad. 

Aprovecha en analizar el temperamento de la serpiente. Si se ha enroscado y permanecido apacible ante tu toque, podemos decir que es dócil, lo que sin duda la convierte en la mejor alternativa. 

Debes tener en cuenta el peso y largo de la serpiente y si ya alcanzó su crecimiento total o puede seguir estirándose. Con esto como base, puedes prepararte para recibir a la mascota.

El hábitat de la boa constrictor en casa

No es recomendable tener otras mascotas pequeñas en casa, como gatos o perros de razas medianas, ya que inevitablemente estarán en riesgo en cualquier escenario complicado. 

Es necesario contar con un terrario acorde a sus necesidades. Lo mínimo será uno de 2mt2 que pueden aumentar dependiendo de las dimensiones del animal. 

El mismo deberá estar diseñado de forma tal que permita graduar la temperatura y humedad, tomando en cuenta que las boas son animales de sangre fría. 

El terrario deberá ser revisado y limpiado de manera profunda una vez al mes, fecha en la que debes estar preparado para movilizar a tu serpiente, teniendo en cuenta un espacio adecuado para que permanezca mientras haces la limpieza. 

Dado que son animales sedentarios y que suelen permanecer escondidos, el movimiento del lugar las pondrá nerviosas por lo que no es de extrañar que quiera huir. Hay que tener en cuenta esto para tomar todas las precauciones necesarias.

¿Es peligroso tener una boa constrictor en casa?

En principio, deberás saber que se necesita mucho consejo y asesoría de expertos. Por ello, es preciso conversar con un veterinario experto en boas para tener todos los detalles.

Como hemos mencionado, se trata de una serpiente dócil no solo por su temperamento, sino porque, además, no cuenta con veneno en la mordida. Sin embargo, no dejan de representar un riesgo. 

Como la mayoría de las serpientes, muerden al sentirse amenazadas o cuando están hambrientas. Lo hacen como una forma de herir a su presa, para así comenzar el proceso de constricción a su alrededor. 

Por tanto, siempre se puede estar en riesgo con ella, en especial, si se escapa de su espacio controlado y puede visualizarnos como una presa. Debemos tener en cuenta que, si esto pasa y la boa comienza a enrollársenos, el proceso no se detendrá a menos que estemos instruidos en realizar esta maniobra o tengamos ayuda de otra persona.

Los expertos no recomiendan tenerlas en casa como mascota. Sería preferible mantenerlas en su hábitat y disfrutar de ellas en espacios controlados como los zoológicos o criaderos, donde los especialistas vigilan su comportamiento, las alimentan correctamente y las mantienen lejos de las personas.

Señales y tratamiento del estreñimiento en los conejos

Aunque el estreñimiento en los conejos puede ser algo temporal y relativamente fácil de curar, en algunas ocasiones puede requerir un tratamiento mucho más específico y cuidadoso. En este post, vamos a ver cómo identificar las señales de estreñimiento en los conejos y cuál es el tratamiento más adecuado para ellos. 

¿Cuáles son las causas del estreñimiento en los conejos?

Son diversas las causas que puede desencadenar el estreñimiento en los conejos. Por su naturaleza, estos animales necesitan evacuar varias veces al día por lo que un problema de estasis gastrointestinal, como se le conoce al estreñimiento en los conejos, puede acarrearles serios problemas de salud. 

Algunos de los desencadenantes de estreñimiento en los conejos es la falta de actividad física del animal, altos niveles de estrés, situaciones de mucha tensión, una alimentación deficiente o algunas otras enfermedades o patologías relacionadas.  

Señales de la estasis intestinal

Por lo general, suele ser fácil detectar los síntomas de estreñimiento o estasis intestinal en los conejos. En principio, es posible que nuestra mascota deje de ingerir alimentos con la frecuencia habitual. 

Las deposiciones de los conejos son pequeñas y de aspecto redondo, con una longitud media de 1cm de diámetro. Cuando estas deposiciones no son vistas en su arenero, el conejo puede haber dejado de evacuar. 

También, es posible encontrar en su arenero deposiciones muy pequeñas y con una mucosidad amarillenta. 

El vientre de los conejos estreñidos suele estar inflamado y carecer del sonido característico de los movimientos peristálticos del intestino.

Además, es probable que el conejo se muestre aletargado, sin energías o recostado en su jaula. También es posible que rechine los dientes de dolor. 

Tratamiento del estreñimiento en los conejos

Una vez detectadas las señales de estreñimiento en el conejo, es conveniente llevar a nuestra mascota a una consulta con el veterinario, con el fin de determinar la gravedad de la patología. 

El especialista, a través de una radiografía, podrá analizar la condición del intestino y determinar la mejor alternativa de tratamiento posible.  

A partir del diagnóstico de estreñimiento o estasis intestinal, el veterinario puede recetarle medicamentos que disminuyen la producción de gases, con el fin de disminuir el dolor en el animal.

El veterinario también puede administrarle antibióticos destinados a reducir la cantidad de bacterias que se encuentran alojadas en el intestino del conejo y que impiden la normal evacuación del animal. 

En ocasiones, el tratamiento puede incluir la inyección de líquidos por vía intravenosa con el fin de suavizar la masa que se encuentra en los intestinos. 

La calidad del alimento es esencial en el tratamiento del estreñimiento en los conejos. El veterinario recomienda la ingesta de heno fresco y verduras verdes, que ayudan a normalizar los movimientos del intestino.  

Con una dieta equilibrada y constante actividad física, es posible evitar el riesgo de padecer estasis intestinal o estreñimiento en los conejos. Recuerda que el consumo de heno fresco es esencial para mantener operativo su sistema digestivo en óptimas condiciones. 

¿Cuánto tiempo puede vivir un hámster?

Diminuto, adorable y de fácil cuidado, el hámster es una de las mascotas favoritas de los más pequeños y cada vez más adoptado como compañía en los hogares españoles. Como tal, algunas especificaciones referidas a su crianza suelen ser motivo de consulta en la clínica veterinaria.

Una de las consultas más usuales es respecto al tiempo que puede vivir este pequeño animalito; en este artículo intentaremos responder a esta interrogante.      

El periodo de vida de un hámster

Muchas familias desconocen el tiempo promedio que suele vivir un hámster criado en condiciones adecuadas. A lo largo de los años, los niños se suelen sorprender en el momento en que encuentran sin vida a su mascota favorita, culpandose por una supuesta dejadez o negligencia en su cuidado.  

Lo cierto es que estos animales tienen un periodo de vida muy corto, de los más breves entre los animales domésticos. 

En condiciones adecuadas y dependiendo de la raza del animal, su esperanza de vida no supera los tres años. Más aun, en promedio, los hamsters no suelen vivir más allá de los 30 meses.  

Es por ello que su desarrollo se completa en muy poco tiempo, teniendo la capacidad de reproducirse desde los dos meses y medio de edad y de alcanzar la vejez al cumplir el año. 

La esperanza de vida varía de acuerdo a la raza

Existen alrededor de diecinueve especies actuales distintas de hamsters, agrupadas en siete géneros. De acuerdo a su especie, estos animales pueden vivir más o menos años. De hecho, existen algunos registros de especies que pueden vivir hasta cuatros años.   

El hámster chino, por ejemplo, conocido por ser el único que posee una cola prensil y que suele medir alrededor de 4cm, vive, en promedio, dos años y medio. 

Por su parte, los hámsters enanos de Campbell, al igual que los hamsters rusos enanos, viven entre 18 y 24 meses, mientras que el hámster Roborovski puede llegar a vivir hasta los 42 meses. 

Cuidados del hámster para una vida plena

Tener en cuenta la esperanza de vida del hámster es muy importante para evitar sorpresas entre los niños. Siendo conscientes del tiempo de vida de un hámster promedio, los dueños deben ofrecerle calidad de vida a sus mascotas y el cuidado en su alimentación es fundamental para conseguirlo.  

Una dieta balanceada basada en la ingesta de vegetales frescos como la acelga, los berros, pimientos y hojas de zanahoria, es esencial en su dieta.  

Además, es necesario cuidar su espacio, manteniéndolo en adecuadas condiciones de higiene. 

Como hemos mencionado, debido a que la esperanza de vida de un hámster es muy corta, empiezan su periodo de vejez a los 12 meses de edad. Es a partir de ese momento en que se incrementa el riesgo a sufrir diversas enfermedades o patologías; por ello, es recomendable realizar una visita al veterinario con el fin de revisar su estado de salud y descartar cualquier enfermedad o patología.

Lo que debes saber al tener una rata como mascota

Pese a ser un roedor que causa aversión a muchas personas, lo cierto es que cada vez son más quienes se animan a tener una rata como mascota. Y es que estos pequeños animalitos, con muy mala fama a lo largo de la historia, son en realidad muy limpios, cariñosos, divertidos y muy inteligentes. 

Si estás buscando criar a una rata como mascota, es preciso que tengas en cuenta algunos aspectos muy importantes para su cuidado; por ello, desde este espacio dedicado a los animales, te contamos todo lo que debes saber para cuidar a este indefenso animal.

La crianza de las ratas

Sociables y muy activas, las ratas suelen vivir en comunidad cuando están en su estado salvaje. Diversos estudios coinciden en que no les va bien la vida en soledad, tanto, que pueden sentirse muy solas y deprimidas si ello ocurre. 

Debido a su naturaleza gregaria, la primera recomendación para su cuidado es que estén relacionadas con otras de su misma especie.  Así, es ideal que, al menos, sean criadas en pareja del mismo sexo, asegurándose que nunca sea un macho con una hembra.   

Con la adecuada compañía, las ratas se mostrarán muy alegres y juguetonas. Son animalitos a los que les gusta mucho vivir en madrigueras. Suelen escalar, correr y saltar. Es por ello que lo ideal para ellas es alojarlas en una jaula vertical.

Es aconsejable que la jaula sea de barrotes y no de cristal y que esté decorada con juguetes, túneles y hamacas. La ubicación ideal para la jaula es un ambiente tranquilo de la casa, alejado del frío y de las corrientes de aire. 

Es usual que los primeros días notes cierta desconfianza en su comportamiento; poco a poco se irán soltando e identificando a su dueño. Para acortar este periodo, es conveniente facilitarles el proceso de adaptación de forma paulatina.   

Higiene y alimentación de las ratas en el hogar

Al igual que los gatos, las ratas pasan gran parte del día acicalándose. Por eso, no es necesario bañarlas muy frecuentemente, bastará con hacerlo en momentos determinados, cuando se les note muy sucias. En el momento de bañarlas, podrás utilizar un pequeño recipiente con agua tibia y jabón neutro.

Para hacer sus necesidades, las ratas tienden a elegir zonas alejadas del lugar en donde juegan, comen y duermen. Es aconsejable utilizar una esquinera con sustrato especial a fin de facilitar la higiene.  

Resulta necesario mantener en buenas condiciones de higiene el área que habitan. Por ello, retira los restos de heces y de comida todos los días y realiza una limpieza profunda de su jaula al menos una vez por semana.

Debes saber que la digestión de las ratas es muy corta, es por ello que comen pocas cantidades de comida muchas veces al día. En ese sentido, es aconsejable que tengan pequeñas dosis de comida a su disposición en todo momento. 

Su alimentación está basada en verduras y frutas. Puedes preparar porciones caseras de acelga, alcachofa cocida, arroz crudo, calabaza, coco, espárrago, espinaca, fresa, judía verde, zanahoria, manzana, melón, papaya, pepino y pera. 

Otras frutas como piña, plátano, sandía, tomate y uva también son bien asimiladas. Ocasionalmente, pueden consumir nueces, remolacha, cilantro, apio o avellana.   

Deberás tener en cuenta que las ratas no toleran ciertos alimentos como la alcachofa cruda, el azúcar, la batata, berenjena, el café, la cebolla, las ciruelas, el perejil, los rábanos, la col, los higos, el mango, el kiwi, la yuca y las frutas cítricas. 

En el mercado existen algunos piensos para roedores que bien podrían ser utilizados para la alimentación de las ratas. No obstante, es necesario consultar con el veterinario sobre cuál de ellos es el más aconsejado para ellas. 

A pesar de que las ratas aman el queso, es recomendable limitarles su consumo debido a que les puede provocar obesidad. Deberás cuidar también que no consuman restos de basura ya que pueden afectar su salud.   

Deberán tener siempre agua limpia y fresca disponible.

Problemas de salud habituales en las ratas

Existen algunos síntomas que pueden alertar sobre problemas de salud en las ratas, por lo que te recomendamos que prestes atención a su comportamiento. Algunos de los síntomas más comunes son: 

  • Bultos u otras protuberancias en la piel.
  • Irritación, inflamación, enrojecimiento o descamación.
  • Picor constante, no dejan de rascarse.

En caso que notes algunos de estos síntomas en las ratas, deberás llevarlas a la clínica veterinaria para una revisión exhaustiva. Algunas especies de estos animales son más propensas que otras a contraer enfermedades letales, siendo el cáncer una de las patologías más comunes que padecen. 

Cuestiones a tener en cuenta al criar ratas

Existen algunos aspectos a considerar para conseguir darles calidad de vida a estos roedores en el hogar:

  • Asegúrate que cuenten con una jaula lo suficientemente amplia como para que puedan circular libremente; unos 50cm de largo como mínimo, aunque esto depende de la cantidad de ratas a criar.
  • Es recomendable colocar juguetes especiales para roedores en su jaula, con el fin de mantenerlas activas y entretenidas.
  • La viruta de madera es ideal para colocarla al fondo de la jaula, sin embargo, existen algunos tipos de madera como el pino o el cedro que, al entrar en contacto con la orina del animal, desprenden sustancias tóxicas para las ratas.  

Tomando en cuenta estas consideraciones, podrás criar sin problemas a una rata como mascota, garantizando su buena salud y felicidad. 

No dudes en llevarla al veterinario especializado en el momento en que sospeches de la presencia de alguna enfermedad o patología, recuerda que estos pequeños animalitos son muy sensibles y pueden desarrollar problemas de salud en cualquier momento.

5 animales exóticos que se pueden criar en casa

Carpinchos, ajolotes, boas; existen algunas especies de animales que se adaptan perfectamente a la vida en el hogar. Muchas personas deciden adoptar como mascotas a animales poco convencionales, que llaman la atención y que marcan la diferencia, es por ello que vamos a presentarte estos 5 animales exóticos que se pueden criar en casa, para que puedas conocerlo y, por qué no, animarte a tenerlos a tu cuidado.

Cobaya: el conejillo de indias de origen andino

La cobaya doméstica tiene sus raíces en los Andes peruanos, en donde es conocida como cuy y su carne es muy apreciada dentro de la gastronomía de ese país. Sin embargo, en Norteamérica y en Europa es común adoptarlas como mascotas, debido a la facilidad con la que se adapta a la vida con los seres humanos. 

La especie más común es la americana, cuyos ejemplares pueden llegar a medir hasta 30 cm y pesar alrededor de 1kg. Presentan distintos colores que van desde el blanco hasta el negro, pasando por el rojo, marrón y crema.     

Su esperanza de vida es hasta los 8 años. Son herbívoros y su alimentación está basada en el consumo de semillas, vegetales y hortalizas. Necesitan aportes de vitamina C que lo pueden encontrar en la mandarina, naranja y en los trozos de pimiento rojo.  

Su crianza es relativamente sencilla ya que no necesita grandes espacios para vivir. Se reproducen cualquier mes del año y sus camadas suelen ser de dos a cuatro crías que nacen después de una gestación de alrededor de dos meses. 

Carpa koi: el pez de la buena suerte

Originario del territorio asiático, la carpa koi es un pez ornamental muy popular en China y Japón. De carácter pacífico y sociable, es un pez omnívoro conocido por su longevidad, ya que puede llegar a vivir hasta los 20 años, aunque hay registros de ejemplares que han llegado a sobrevivir varias décadas más. 

Por lo general, miden entre 60cm y 90cm y pueden llegar a pesar 9 kg. Presentan una espina dorsal cerrada y sus escamas son largas y finas. Los machos tienen la aleta ventral mucho más larga que las hembras. 

Estos animales son considerados todo un símbolo del amor y la virilidad en el sudeste asiático. Los podemos encontrar en diversos colores, siendo el rojo, negro, blanco y amarillo los más característicos de esta especie.  

Para su cuidado, estos peces deben ser criados en estanques, piscinas o jardines exteriores, no siendo recomendable los acuarios pequeños debido a que cada ejemplar necesita, al menos, 1mt3 de agua para vivir. 

Boa arcoíris: una de las serpientes más bellas del mundo

Endémica de América Central, la boa arcoíris recibe su nombre debido a su resplandor multicolor que puede observarse cuando su cuerpo es expuesto a la luz de sol, mostrando una vibrante coloración roja y naranja. 

La boa arcoíris mide de 8 a 12 pulgadas al nacer. Conforme va alcanzando su edad adulta, alcanza una longitud media de entre 1.5 mts a 1.8 mts.; las hembras tienden a ser un poco más grandes que los machos, tanto en circunferencia como en longitud.

En cautiverio, esta serpiente puede llegar a vivir hasta los 20 años, debiendo ser criada a una temperatura de entre los 21°C y 26°C. Es preciso acondicionarle una cama resistente a la humedad y proporcionarle en su espacio algún tipo de refugio. 

Su alimentación está compuesta por roedores, aves, murciélagos, lagartijas y pequeños mamíferos, además de reptiles vivos. 

Carpincho: el roedor más grande del mundo

De gran tamaño y peso, el carpincho es un roedor que puede llegar a pesar más de 65kg. Inteligente y amigable, este animal tiene muy buen carácter y suele llevarse muy bien con otro tipo de animales domésticos, como los perros y gatos. 

También llamados capibaras, ronsocos o chigüiros, los carpinchos son fáciles de domesticar debido a su temperamento dócil y suelen acostumbrarse rápidamente a la vida familiar.       

En su hábitat natural, suelen vivir cerca de lagos y ríos y se acomodan en suelo firme para dormir, generalmente entre vegetación espesa para protegerse. Por ello, es ideal que en casa tengan una piscina y un espacio climatizado que los proteja del frío. Nunca debe tenerse en un piso ya que es un animal de unas dimensiones bastante considerables.

Aunque tienen un pelaje largo, su pelo es fino en algunas partes del cuerpo, por lo que es común que sufran de insolaciones. Este punto es muy importante ya que al criarlos en cautiverio es preciso acondicionarles un espacio que los proteja de los rayos directos del sol.  

Ajolote mexicano: un animal fantástico

Endémico del valle de México, el ajolote aparenta un renacuajo gigante con patas, mide alrededor de 15 cm de longitud y cuenta con ojos pequeños, piel liza y tres pares de branquias que salen de su cabeza. 

Por lo general son de color café oscuro con el dorso negro, aunque también los hay de otros colores como el gris, verde pardo, albino dorado o anaranjado.  

Su hábitat natural son los lagos o aguas poco profundas y con mucha vegetación acuática. En libertad se alimenta de peces pequeños, mientras que en cautiverio puede alimentarse de gusanos tubifex, lombrices de tierra y pequeños trozos de carne. 

Pese a ser muy popular como mascota, el ajolote se encuentra en peligro de extinción en su hábitat natural, por lo que se necesita un alto grado de responsabilidad para su crianza en el hogar. Se recomienda mantenerlo en un tanque de agua de no menos de 50lts de agua por cada ejemplar, a temperatura cálida. 

Consideraciones para la crianza de estos animales exóticos

Tener como mascota a estos animales implica una gran responsabilidad por parte de sus propietarios. Hay que tener en cuenta que están acostumbrados a su hábitat natural, por ello, es importante replicar en el hogar la ambientación idónea para su crianza y consultar un experto en animales exóticos sobre su cuidado.

Corresponde a los dueños garantizarles una vida placentera y digna, estar al tanto de sus cuidados especiales y garantizar que su estancia en cautividad va a ser plena y duradera. 

Tipos, características y cuidados de las cacatúas

Cariñosas y atractivas, las cacatúas son aves exóticas muy populares a nivel mundial. Originarias de la región de Australasia, que comprende Australia, Melanesia y Nueva Zelanda, estas aves son muy queridas como mascotas, pese a ser notoriamente ruidosas y de difícil cuidado. 

Es por eso que en este artículo hemos creído conveniente brindarte algunos consejos importantes sobre las características de las cacatúas y los cuidados que se deben tener al criarlas.  

Tipos de cacatúas  

En el mundo existen 21 especies de cacatúas, siendo alrededor de 15 las especies más conocidas y adoptadas como animales domésticos. Son aves de larga vida, algunas de las cuales llegan a vivir más de 50 años

La cacatúa ninfa, una de las especies más conocidas, suele vivir entre 10 y 14 años, mientras que la cacatúa alba puede llegar a pasar los 10 lustros de vida. En general, el promedio de vida de estos animales exóticos es de 20 a 25 años. 

La ninfa, también conocida como cacatúa quarrión, es una de las especies más pequeñas que existe, llegando a medir alrededor de 30 cm. Estos animales se reconocen por su color gris en los ojos, pico y patas, amarillo en la cara y naranja en sus mejillas.  

Por su parte, la cacatúa Galah o pecho rosa, llega a medir alrededor de 35 cm, pesa entre 250 gr. y 340 gr. y es una especie muy común en toda Oceanía. Se le reconoce por tener la espalda gris y pecho y cara rosada, siendo de plumaje único dentro de su familia. 

Otra ave muy apreciada entre los criadores es la cacatúa de moño amarillo, también conocida como galerita. Tiene su hábitat en los bosques tropicales y subtropicales de Australia, Papúa, Nueva Guinea e Indonesia, mide alrededor de 50 cm y pesa 900 gr. Sus plumas son blancas y tiene una cresta amarilla muy característica. 

Además de las mencionadas, otras especies muy valoradas son la cacatúa alba, la Calyptorhynchus banksii o cacatúa coliroja, la Calyptorhynchus latirostris o cacatúa fúnebre piquicorta, la cacatúa abanderada y la cacatúa cresta de salmón. 

Características más resaltantes de las cacatúas

En cuanto a características, algunos tipos de cacatúas difieren notablemente del resto de su especie, sin embargo, podemos encontrar algunas particularidades comunes en todas ellas. 

El tamaño de las especies más populares se encuentra entre los 30cm y 60cm y su peso puede llegar a los 300gr en las especies más pequeñas y 1200gr en las más grandes. 

Otra característica destacable de las cacatúas es el penacho que tienen en la cabeza, que lo levantan en momentos de excitación o cuando tocan tierra después de un vuelo. Además, tienen el pico curvo.  

Las cacatúas tienen patas cortas y utilizan sus garras para desplazarse y trepar ramas. El pico de los machos es un poco más grande y encorvado que el de las hembras. Otra cuestión que diferencia a los machos de las hembras es la tonalidad apagada de color del plumaje de estas últimas. Estos animales suelen usar su pico para ayudarse a trepar.  

El ruido que genera una cacatúa también es su sello característico. Pese a que es una condición que comparte con los loros, el ruido de una cacatúa suele ser notablemente más excesivo, tanto, que puede ser escuchada a más de un kilómetro de distancia. Es importante tomar en cuenta esta condición ya que no las convierte en mascotas ideales para espacios pequeños.   

Su relación con los seres humanos suele ser buena gracias a su carácter cariñoso. No obstante, el proceso para domesticarlas y ganarse su confianza puede ser largo y un tanto complicado. Además, aunque la mayoría de las cacatúas son dóciles, algunas pueden ser agresivas y frenéticas. 

Cuidados de las cacatúas

Al igual que la mayoría de los animales domésticos, el cuidado de las cacatúas requiere tiempo y paciencia. Al principio, notarás que estás aves se mantienen encerradas en su jaula, mostrándose asustadas y/o agresivas. Esto es absolutamente normal y es recomendable darles tiempo a que se adecuen al ambiente. 

Es aconsejable que, poco a poco, el ave se vaya acostumbrando a la voz de su dueño. Eso hará que la cacatúa entre en confianza y establezca vínculos con su amo. Podremos reconocer que la cacatúa ha tomado confianza cuando se acerca al llamado. De darse el caso, lo conveniente es acariciar su lomo con suavidad sin sacarla de la jaula.    

Algunas personas deciden tener a la cacatúa fuera de su jaula, en total libertad dentro de la casa. Aunque esto no representa un problema, lo aconsejable es que se acostumbre a usar su jaula para dormir y comer y que a ciertas horas pueda andar por la casa, libre. De esa manera, será más fácil trasladarla al veterinario en caso sea necesario.    

La jaula de la cacatúa deberá ser rectangular, más alta que ancha, fabricada en acero inoxidable y ser lo suficientemente espaciosa como para que pueda jugar sin problemas. Es importante que las barras no tengan más de 2cm de separación, de esa manera evitamos que pueda atorar su cabeza entre los barrotes. 

Su alimentación deberá estar compuesta de semillas, alimentos de origen vegetal y pienso. Las cacatúas adoran comer frutas, en especial los melocotones, plátanos y manzanas. Su dieta puede incluir pulpa de mangos y papayas, aunque esto puede producirles problemas estomacales por su alto contenido en fibra, por lo que se deben controlar las cantidades. 

Las verduras verdes como las lechugas y acelgas también son bien recibidas por las cacatúas. Asimismo, puede incluirse boniatos, zanahorias y calabazas. Es preciso evitar a toda costa la berenjena, la leche y las patatas, así como los dulces y la cafeína.  

Entre las enfermedades más comunes de las cacatúas, encontramos el resfriado común, el ataque de ácaros y la diarrea. Algunas mucho más graves son la psitacosis y la oclusión ovárica. En todos los casos, es recomendable la visita al veterinario para iniciar el tratamiento adecuado.   

¿Te animaste a tener una cacatúa como mascota en casa? Como puedes ver, estas aves exóticas son muy inteligentes y cariñosas, pero requieren de cuidados especiales y ciertas condiciones que deberás tener en cuenta antes de tomar la decisión final.

Erizos: pautas para tenerlos como mascotas

Cada vez son más los hogares que se deciden a tener un erizo como mascota en distintas partes del mundo debido, principalmente, a la facilidad en su cuidado. No obstante, es preciso tener en cuenta algunos otros aspectos que son muy importantes para su bienestar. 

¿Es legal tener un erizo como mascota en España? ¿cuántas especies de erizos existen? ¿qué alimentos darle? ¿con qué frecuencia? Estas y otras preguntas más respecto a la crianza de erizos son respondidas en el presente artículo.

Situación legal de la crianza de erizos en España

Lo primero que hay que tener en cuenta es la situación legal de la crianza de erizos en nuestro país. De acuerdo con la normativa vigente, se encuentra prohibida la distribución de erizos enanos africanos Atelerix Albiventris y sus híbridos, aplicándose también la prohibición genérica de su posesión, transporte, tráfico y comercio.

Así pues, la tenencia de estos animales hoy en día no está permitida. Sin embargo, la misma normativa establece que aquellos erizos adquiridos con anterioridad a la norma, que data del año 2013, pueden ser mantenidos por sus dueños, quienes tienen la prohibición de comercializar, reproducir o ceder sus ejemplares.  

Ahora bien, es preciso indicar que existe una especie más doméstica denominada Erizo pigmeo africano, que es un híbrido entre el erizo africano y el moruno. Esta especie es la más común en los hogares españoles, pese a que, en buenos términos, también está alcanzada por la prohibición. 

Por ello, lo más recomendable es consultar con las autoridades competentes sobre la posibilidad de mantener un erizo como mascota en la comunidad en la que resides.  

Características principales de los erizos     

Pese a ser un pequeño animalito tranquilo, independiente y solitario, el erizo puede ser criado como una mascota más junto a otras especies como perros y gatos, basta con delimitar muy bien los espacios que habitan para conseguir una adecuada convivencia y evitar peleas y confrontaciones.   

En el mundo existen un total de 16 especies de erizos, siendo el pigmeo africano el que habitualmente es adoptado como mascota. Posee unas púas rígidas que funcionan como método de protección, por lo que es preciso tener cuidado al tocarlo.    

Estos animales pueden medir entre 10cm y 15cm como máximo y su peso puede llegar a los 400gr. Por su naturaleza, el erizo es un animal solitario y nocturno; durante el día suele estar durmiendo en su madriguera y durante la noche sale para realizar ejercicio y buscar su alimento.   

Resulta habitual observar que el erizo mantiene una respiración agitada y mueve la nariz constantemente, olfateando todo a su alrededor. Sus uñas afiladas le sirven para excavar la tierra en busca de comida, alimentándose de insectos y gusanos.  

El cuidado de estos animales exóticos

A pesar de ser muy solitarios, los erizos se adaptan muy bien a la convivencia con los seres humanos. No obstante, para su cuidado es necesario prepararle una jaula de acuerdo a ciertas consideraciones importantes. 

La jaula debe tener el suficiente espacio como para que esté cómodo; entre 1.5mts y 2mts es el largo ideal. Además, la base deberá estar protegida con un material adecuado para absorber sus desechos. Lo recomendable es utilizar papel ya que otro material puede perjudicar sus púas.    

En la parte interior de la jaula se deberá instalar una madriguera lo suficientemente oscura como para que tenga un buen descanso. La jaula deberá tener también un espacio con tierra para que la mascota pueda escarbar.

Esta jaula deberá estar ubicada en un lugar protegido del sol directo y de las corrientes de aire; los climas cálidos son perfectos para ellos por lo que debemos garantizar que no pasen frío en los meses de otoño e invierno.  

Es importante mantener la jaula limpia y desinfectada. Del mismo modo, es recomendable limpiar la mascota cada cierto tiempo con agua limpia, frotando sus púas con un cepillo de cerdas suaves.  

Patologías habituales que presentan los erizos

En su hábitat natural, los erizos suelen recorrer muchos kilómetros por día, es por ello que se recomienda un espacio amplio para su cuidado, de lo contrario, pueden estresarse y modificar su conducta volviéndose huraños. También, la falta de actividad física les hace ganar peso y los vuelve propensos a ciertas enfermedades o patologías. 

Además de la obesidad, el resfriado es uno de los problemas más comunes en los erizos, por ello, se recomienda mantener controlada la temperatura ambiente. De ser posible, se deberá colocar un calefactor cerca para mantener cálido el espacio en épocas especialmente frías. 

Otro de los problemas habituales en los erizos es el ataque de pulgas, garrapatas y ácaros. Estos parásitos pueden transmitir muchas enfermedades al animal por lo que es imprescindible mantener su jaula limpia y desinfectada. Existen algunos productos comerciales desinfectantes que pueden ser adquiridos en las clínicas veterinarias especializadas.  

Los cambios o las alteraciones en la alimentación pueden producir también diarreas o dificultades estomacales. Aunque suele ser un problema transitorio, de ser persistente será necesario llevar al animal a una revisión con el veterinario.   

Ante cualquier sospecha de tener algún problema de salud, es indispensable acudir con el especialista para que descarte cualquier enfermedad que pueda poner en peligro la vida del animal. 

La alimentación de los erizos

La alimentación de estos animales deberá estar basada en insectos, frutas y verduras. Lo ideal es darle la comida solo una vez al día por las tardes, a fin de evitar cualquier problema de sobrepeso.  

Mantener un adecuado equilibrio en la alimentación del erizo es esencial para el buen estado de su salud; por eso, el veterinario podrá recomendar otro tipo de alimento o suplemento vitamínico para su correcto cuidado y mantenimiento.

Ten en cuenta que los erizos son animales un tanto desconfiados, por lo que puede llevar algo de tiempo adaptarlo a la vida en casa. Solo es cuestión de un poco de paciencia y cuidados. Notarás que, en el momento de sentirse atacado, protege sus partes blandas convirtiéndose en una bola de púas; ten cuidado al tocarlo ya que puede ser muy doloroso.

Características y particularidades del gato exótico

Similares a los persas tanto en el físico como en su personalidad, los gatos exóticos de pelo corto son una peculiar raza de felinos que se caracterizan por ser muy tranquilos y amigables, siendo los animales perfectos para adoptar como mascotas. 

Si quieres saber más acerca de esta particular y encantadora raza de felinos, en el presente artículo te contamos todo lo que debes saber sobre el gato exótico de pelo corto y por qué debería convertirse en el próximo integrante de tu familia. 

El gato exótico: una mascota sosegada y juguetona

Los gatos exóticos de pelo corto son fruto de la mezcla entre persas, americanos y británicos de pelo corto. Su raza se obtuvo de un híbrido entre estas tres razas, razón por la cual son tan similares a los persas, pero con la particularidad de tener el pelo corto. 

Jane Martinke, una jueza de razas felinas, fue la primera persona en realizar el cruce entre un gato americano de pelo corto y un persa y logró que la CFA considerara una categoría especial para estos animales y que dejen de ser considerados sólo una variación de los persas.

Pese a que empezó a popularizarse en la década de los 60’s, hasta el año 1986 no fue reconocido como raza y se determinaron sus características particulares. Los gatos exóticos son cada vez más solicitados como mascotas debido a que son de muy fácil cuidado, dóciles y muy juguetones.   

Características del gato exótico de pelo corto

Físicamente, el gato exótico de pelo corto es muy parecido al persa. Posee una cabeza aplanada y redondeada, de hocico chato y cráneo ancho. Su nariz es ancha y corta y presenta los orificios más grandes y abiertos. 

El gato exótico tradicional presenta un hocico más chato en comparación con la especie más extrema, la cual suele presentar similares problemas de salud que los persas. Los ojos del gato exótico son de color claro intenso, por lo general verdes, aunque también pueden presentar ojos azules.  

Su altura es de alrededor de 30cm y su peso oscila entre los 3,5 y 6kg. Su pelaje es corto y suave y posee los mismos colores que los persas, pudiendo encontrar ejemplares en negro, blanco, azul, rojo, crema, chocolate, lila, dorado, plateado, atigrado, ahumado, sombreado, bicolor, calicó e Himalaya.   

Tiene las patas cortas, anchas y robustas, y su cola también es corta y gruesa. Su cuerpo es redondeado y su musculatura es muy marcada. Las orejas son pequeñas y de puntas redondeadas.  

Salud del gato exótico

La esperanza de vida del gato exótico de pelo corto es de entre 10 y 15 años. Aunque suele ser un animal muy sano, debido a su cara aplanada es muy propenso a ciertas patologías similares a las del persa, como maloclusiones dentales, enfermedad renal poliquística, seborrea oleosa y tiña, entre otras.

Otro problema de salud muy frecuente en los gatos exóticos es el lagrimeo excesivo de sus ojos, que puede generarle infecciones de consideración en la zona ocular. Es por ello que resulta conveniente observar y limpiar con frecuencia sus ojos.   

La cardiomiopatía hipertrófica es otra de las patologías frecuentes en los gatos exóticos, debido a un incorrecto desarrollo de su corazón. Por eso, resulta indispensable programar visitas periódicas al veterinario y cumplir a cabalidad con su calendario de vacunas.     

Cuidados del gato exótico de pelo corto

Gracias a que posee un pelaje menos frondoso que el del persa, el cuidado del gato exótico de pelo corto no es tan complicado ni minucioso, aunque siempre es necesario realizarle un cepillado regular para evitar la formación de motas. El cuidado de su pelaje deberá hacerse unas tres veces a la semana con un cepillo especial; esta rutina representa un momento muy placentero para el felino. 

La alimentación del gato exótico de pelo corto debe consistir en una dieta balanceada, ya que tiene una tendencia a engordar con facilidad. La razón es que suele ser una raza muy tranquila y sosegada, aunque también influyen ciertos factores genéticos y hereditarios. 

Es recomendable brindarle una alimentación rica en proteína animal y muy baja en cereales, a fin de garantizar su adecuado crecimiento. 

El gato exótico es un animal muy sociable tanto con las personas como con otros animales y mascotas, y suele ser muy demandante en cuanto a atención y mimos. Además, es tranquilo y curioso y se adapta muy bien a los cambios y a la vida en familia.  

Particularidades del gato exótico

A los gatos exóticos no les gusta estar solos en casa, por ello, es aconsejable evitar dejarlos solos por mucho tiempo y proporcionarles un contacto más frecuente. Se recomienda dejarlos al cuidado de algún conocido en caso sea necesario ausentarse de casa por tiempo prolongado. 

Debido a su temperamento tan particular, si se les deja solos por mucho tiempo, la sensación de soledad que experimentan puede acarrearles diversas enfermedades.  

El cuidado de sus ojos es una cuestión muy importante, debido a su lagrimeo excesivo. Esto sucede debido a que no pueden retener las lágrimas, las cuales se oxidan al estar en contacto con el aire. Se aconseja limpiarle frecuentemente los ojos con una gasa estéril humedecida con suero. 

Están acostumbrados a un clima templado, por lo que es necesario protegerlos del frío y calor excesivo. Su carácter extrovertido, inteligente, afectuoso y calmado, hace que sea un animal muy hogareño, por lo que es fácil educarlo. 

Proporcionarles un adecuado enriquecimiento ambiental es esencial para mejorar la calidad de vida de los gatos exóticos. En el mercado, existe una gran variedad de juguetes que estimulan su desarrollo psíquico y físico. 

Por su carácter tranquilo y amigable, el gato exótico de pelo corto es una raza ideal para tenerla como mascota. si estás pensando en adoptar un felino para el hogar, considera tener uno de estos ejemplares para cuidarlo y mimarlo en familia.

¿Qué tipos de lagartos se pueden tener como mascota?

Son muchos los factores que hay que tener en consideración en el momento de decidir adoptar una mascota para el hogar. El asunto se vuelve aún más complicado cuando pensamos en tener algún animal exótico en casa, como es el caso de los lagartos. El espacio físico, el tipo de iluminación y los cuidados en su alimentación, son solo algunas de las consideraciones a tomar en cuenta para una decisión correcta. 

Es por ello que creemos conveniente darte algunas pautas acerca de cuáles son los tipos de lagartos que se pueden tener como mascota, para que tu decisión sea la más acertada. 

Algunas consideraciones sobre los lagartos

Los lagartos, pertenecientes al grupo de los reptiles, comprenden más de 5000 especies con características particulares. Los hay de distintos tamaños, con y sin patas, de colores brillantes y discretos, insectívoros u omnívoros. La mayoría de ellos son capaces de moverse con gran rapidez y destreza y poseen una lengua larga que les permite oler a su alrededor. 

Por lo general, un lagarto puede vivir en su hábitat natural alrededor de 25 años, aunque se han registrado casos de lagartos criados en cautiverio que han sobrevivido hasta pasados los 30 años. A pesar de que los científicos han estudiado al detalle diversas especies de lagartos, aún no se conoce lo suficiente acerca de ellos.  

Estos animales son muy inteligentes y poseen características particulares para atraer a sus parejas y afrontar las amenazas; además, pueden usar el lenguaje corporal para comunicarse entre ellos.  

Los tipos de lagartos más populares para tener como mascota

El Gecko leopardo es el tipo de lagarto ideal para quienes van a tener a este tipo de animales como mascotas por primera vez. Proveniente de las zonas desérticas de Asia, es un insectívoro de cuerpo rechoncho, muy popular y fácil de cuidar. 

Por su parte, la iguana verde también es uno de los lagartos más populares entre los principiantes. Su origen es americano y es de fácil cuidado en comparación con otros animales de su especie, solo basta con tener un especial cuidado con la temperatura ya que están acostumbrados a los climas tropicales.  

Otro de los lagartos muy fáciles de cuidar es el dragón barbudo, aunque demanda un gran terrario provisto con radiación solar artificial, por lo que la inversión necesaria para tenerlo como mascota suele ser más onerosa. 

El anolis verde, también conocido como camaleón americano, es un género de lagarto proveniente del Caribe, América Central y América del Sur. Algunos de ellos tienen la particularidad de cambiar de color y, pese a ser muy común tenerlos como mascotas, la inversión para acondicionar su ambiente puede ser alta y son un poco más delicados que las especies anteriores.

Tipos de lagartos de cuidados medios

El lagarto cornudo, proveniente de los desiertos de la frontera entre México y Los Estados Unidos de América, también puede ser criado como mascota, aunque debido a sus características especiales, su cuidado puede acarrear muchas dificultades, en especial en lo que respecta a su alimentación.   

Uno de los lagartos más apreciados por los criadores de reptiles es el basilisco verde, debido a su apariencia y colorido. Este lagarto es de tamaño medio y es preciso criarlo en un terrario extenso con temperatura tropical. Se alimenta tanto de plantas como de pequeñas lagartijas y roedores.   

El escinco o lagarto de lengua azul es un lagarto nativo de Australia, Nueva Guinea y Tasmania; presenta una cabeza ancha y de forma triangular, tiene el cuerpo robusto, la lengua azul y la boca rosada. Es una especie dócil y domesticable, pero precisa de un hábitat extenso ya que está acostumbrado a realizar largas caminatas.  

Originario de Yemen y acostumbrado a vivir en bosques y zonas desérticas, el camaleón velado es un tipo de lagarto que requiere de un tipo de cuidado intermedio a nivel doméstico. Se alimenta mayormente de insectos, aunque en su vida adulta incluye algunos vegetales en su dieta. 

Los tipos de lagartos más difíciles de cuidar

Básicamente, ciertos tipos de lagartos son más difíciles de mantener en cautiverio debido a su gran tamaño o la necesidad de grandes extensiones para su cuidado; por ello, su crianza es recomendada solo para especialistas. Veamos algunos de ellos. 

Originario del desierto africano, el lagarto de cola espinosa posee la característica de utilizar su cola como sistema de defensa contra los agresores. Llega a medir unos 50cm y su color característico le permite pasar desapercibido en su entorno, protegiéndose de los peligros. Es posible tenerlo como mascota, aunque precisa de grandes dimensiones.  

El tegus argentino en blanco y negro puede llegar a medir un metro y medio por lo que se requiere de un gran espacio para su cuidado. Esta especie no es trepadora y pasa la mayor parte del día escondido, por lo que deberá tener una caja especial para cobijarlo. Se debe mantener ligeramente húmedo y su dieta debe incluir grillos, gusanos de la harina y gusanos de cera.     

El varano de la sabana o monitor de la sabana es un tipo de lagarto de grandes dimensiones y muy popular entre los criadores experimentados. Suelen ser de naturaleza agresiva y su alimentación está compuesta, en un principio, de insectos, arañas y escorpiones, y luego, en su edad adulta, de roedores, aves y ranas.

Recomendaciones antes de tener un lagarto en casa

Si es la primera vez que vas a tener un lagarto como mascota, es preciso consultar con el veterinario de exóticos sobre los posibles riesgos que acarrea su crianza. Te recomendamos empezar por los tipos de lagartos más pequeños y dóciles.  

Los lagartos suelen crecer mucho durante su primer año de vida, por lo que deberás prever un terrario de dimensiones adecuadas para su crianza. Por norma general, se estima que el tamaño del terrario debe medir al menos tres veces el tamaño del lagarto en su edad adulta, tanto de largo como de alto. 

Consulta con el especialista acerca de los accesorios con los que se deberá equipar el terrario, así como sobre el tipo de alimentación que deberás incluir en su dieta.

Older posts