Category: Animales Exóticos

¿Qué alimentos pueden comer los reptiles?

Desde tortugas hasta serpientes, los reptiles son sorprendentemente magnéticos y muy entretenidos de cuidar. Asegurarse de que tu amigo de escamas tenga la comida adecuada a su disposición es tan importante como cuidar tu propia dieta.

Actualmente, se estima que hay más de 10.000 especies diferentes de reptiles en el planeta, desde el cocodrilo devorador de carne hasta la tortuga amante de la lechuga. No existe tal cosa como una dieta de reptiles “exclusiva”.

Por eso, si tienes un reptil en casa, es importante saber qué comida es mejor para él. ¡Veamos qué pueden comer los reptiles según su clase!

Diferentes dietas para diferentes reptiles 

Cada especie de reptil come una dieta ligeramente distinta. Echemos un vistazo a algunos de los alimentos que normalmente come cada grupo de reptiles.

¿Qué comen las serpientes?

La mayoría de las serpientes son carnívoras o insectívoras. Necesitan comer carne y no comen frutas o verduras en su mayor parte. Por eso, la mayoría de serpientes comen una combinación de:

  • Insectos de todas las formas y tamaños.
  • Roedores.
  • Otros reptiles.
  • Aves.
  • Mamíferos más grandes.
  • Huevos, aunque no es muy común.

Probablemente, alimentará a tu serpiente con roedores porque son, con mucho, la forma más fácil de alimentar a un reptil cautivo. Estos pueden estar congelados, recién cazados o vivos. Ten cuidado al alimentar a tu serpiente con presas vivas; las presas vivas podrían atacar o herir a las serpientes. Si deseas alimentar a tu serpiente con presas vivas, asegúrate de que la serpiente pueda comerse a la presa; de lo contrario, retira al animal vivo del entorno de tu serpiente si no muestra interés después de 10 a 15 minutos.

 

Otras serpientes no comerán comida a menos que esta se esté moviendo, lo que significa que no hay opciones para evitar roedores si tienes un reptil carnívoro. Si te da miedo alimentarle con ratones congelados o vivos, considera no tener una serpiente carnívora como compañera.

¿Qué comen los lagartos?

Los lagartos son un grupo variado. La mayoría de los lagartos más pequeños son en su mayoría insectívoros. Sin embargo, otras especies de lagartos pueden ser herbívoras u omnívoras (tanto carne como verduras). Algunos lagartos grandes son verdaderos depredadores y comen mamíferos más grandes con facilidad, pero no son comunes en los hogares.

Los lagartos insectívoros son probablemente una mejor opción si te sientes cómodo dando de comer grillos pero no ratas a tu reptil.

En la naturaleza, los lagartos pueden comer:

  • Una amplia variedad de gusanos, arañas, escarabajos, moscas y otros insectos.
  • Insectos.
  • Otros animales pequeños como pájaros pequeños, ratones recién nacidos o lagartijas pequeñas.
  • Huevos.
  • Frutas y verduras.
  • Presas más grandes, dependiendo del tamaño de la lagartija.

 

Los ejemplos de lagartos insectívoros de mascotas incluyen geckos leopardo y eslizones de cola larga. Las iguanas, otro lagarto usual en los hogares, son en su mayoría herbívoras.

¿Qué comen las tortugas?

Los pacifistas del mundo de los reptiles, las tortugas de agua y terrestres, por lo general no comen carne ni insectos. Estos animales prefieren comer cosas que no puedan escapar, como:

  • Lechuga, hojas de remolacha y otras verduras de hoja verde.
  • Una variedad de frutas, incluyendo manzanas, melones y mangos.
  • Flores.
  • Una amplia variedad de otras verduras.
  • Algunas tortugas acuáticas comen peces o insectos.

Las tortugas son una excelente opción si no estás cómodo con la idea de que otros animales mueran para alimentar a tu mascota. Las tortugas terrestres y de agua a menudo tienen necesidades nutricionales complejas porque evolucionaron para comer tal variedad. A muchos reptiles omnívoros les va mejor tomar un suplemento vitamínico o gránulos para aumentar sus comidas frescas.

Algunos ejemplos comunes de tortugas en hogares son la tortuga rusa y la tortuga omnívora de orejas rojas.

 

Esperamos que estos consejos te hayan servido de ayuda para saber qué dar de comer, y qué no, a tu reptil. Y recuerda, en nuestro Hospital Veterinari Glòries contamos con especialistas en animales exóticos dispuestos a cuidar de la salud de tu mascota. ¡Llámanos!

¿Cómo elegir bien un sistema de filtro para tu acuario?

Un buen acuario debe de mantener el agua limpia, y hacerlo requiere de medios adecuados para filtrar el agua, eliminar los contaminantes y purificar el agua. ¡Quédate con nosotros para saberlo todo acerca de cómo elegir bien un sistema de filtro para tu acuario!

¿Cómo filtrar el agua de un acuario?

Técnicamente, existen tres medios para filtrar el agua del acuario: 

  1. La filtración biológica se refiere al proceso mediante el cual las bacterias beneficiosas descomponen el amoníaco y el nitrito y los transforman en nitrato compuesto, que es mucho menos tóxico. Para que las bacterias beneficiosas prosperen, se necesita agua rica en oxígeno, así como una superficie a la que las bacterias puedan adherirse, como rocas o arena. Todos los acuarios deben tener algunas disposiciones para la filtración biológica, y con poblaciones de peces muy pequeñas, esto por sí solo podría ser suficiente para mantener el acuario en buen estado. Sin embargo, en la mayoría de los acuarios, la filtración biológica será solo un método que se combinará con otros. ¿Y qué es un filtro biológico? El filtro biológico (a veces llamado biofiltro) en una pecera es un filtro de forma cilíndrica unido por tubos que permiten el paso del agua. Este filtro sirve como hogar para las bacterias que descomponen los desechos de los peces para mantener el medio ambiente seguro y no tóxico.
  2. La filtración química es un proceso mediante el cual los aditivos químicos eliminan los desechos disueltos del agua. El método más común para la filtración química utiliza carbón activado.
  3. La filtración mecánica es lo que la mayoría de la gente considera como verdadera filtración: maquinaria que elimina las partículas sólidas del agua haciendo circular el agua y filtrándola a través de algún tipo de filtro de acuario. Es importante comprender que la filtración mecánica por sí sola no es suficiente, ya que no elimina ni convierte el amoníaco, el nitrato o el nitrito en el agua. La filtración mecánica sirve para eliminar los desechos que flotan libremente antes de que se descompongan en sustancias nocivas y, para que sea beneficioso, el material del filtro debe limpiarse o reemplazarse cada dos o cuatro semanas. Además de filtrar los contaminantes del agua, la filtración mecánica ayuda a mover el agua.

Para mantener un acuario de manera efectiva, un filtro debe hacer pasar toda el agua del tanque a través del filtro al menos cuatro veces cada hora. Al elegir un sistema, presta atención al tipo de filtración que ofrece: biológica, química o mecánica. Algunos sistemas combinan las diferentes formas de filtración, con diversos grados de éxito.

Tipos de filtro para tu acuario

Hay 6 tipos de sistemas de filtración que puedes elegir: 

  • Filtros de caja o esquina

También llamados filtros de esquina o filtros internos, estos fueron los primeros filtros de acuario disponibles para acuarios domésticos. Aunque son menos comunes que en el pasado, son muy económicos y se pueden cargar con una variedad de medios filtrantes. Muchos filtros de caja son unidades compactas que se adhieren al vidrio dentro de un acuario, lo que los hace adecuados para acuarios pequeños.

Algunos tipos requieren una bomba de aire y una línea de aire para producir el movimiento necesario para mover el agua a través del filtro. Estos sistemas crean burbujas de aire que también mejoran la filtración química y biológica. 

  • Filtros de recipiente

Son poderosos filtros mecánicos para acuarios que se adaptan mejor a tanques de tamaño mediano a grande. Debido a que los filtros del recipiente se colocan fuera del tanque, pueden ocultarse fácilmente detrás o debajo del soporte del acuario. Estas grandes unidades proporcionan muy buena filtración mecánica, química y biológica. Los filtros de recipiente están presurizados para forzar el agua a través del medio filtrante, en lugar de permitir que fluya a través de él como lo hacen otros filtros.

  • Filtros diatómicos

Los sistemas diatómicos son filtros de acuario especializados que “pulen” el agua eliminando partículas muy pequeñas. En diseño, estos son similares a los filtros de piscina de tierra de diatomeas, que funcionan bombeando agua a través de una capa de partículas muy finas para limpiar el agua.

Los filtros diatómicos se usan con mayor frecuencia en situaciones temporales cuando las partículas finas, como las algas diatómicas, son un problema. Debido a que un filtro diatómico se usa solo para situaciones especiales, algunos filtros estándar se fabrican con insertos diatómicos para que puedan cumplir una función dual cuando sea necesario.

  • Filtros de potencia

A veces llamados filtros colgantes, los filtros de potencia son el tipo de filtro de acuario más utilizado, en gran parte porque ofrecen una excelente filtración mecánica, química y biológica simultáneamente. El filtro de potencia estándar cuelga de la parte posterior del acuario y succiona el agua a través de un tubo de sifón. Son simples de instalar y fáciles de mantener. La filtración mecánica se logra mediante el agua que fluye a través de una almohadilla de filtro o hilo dental. La filtración química la proporciona el agua que fluye a través de un filtro de carbón activado, y la filtración biológica la ofrecen las bacterias beneficiosas que se forman dentro del cartucho del filtro. Los filtros de potencia se pueden combinar con una rueda biológica para proporcionar una mayor filtración biológica. 

  • Filtros de esponja

El filtro de esponja se coloca sobre un tubo de un cabezal de potencia o bomba de aire. A medida que el agua es forzada a través de él, las bacterias crecerán y establecerán una filtración biológica. Los filtros de esponja también brindan filtración mecánica, aunque se obstruyen rápidamente si hay exceso de desechos. Son excelentes para tanques con peces demasiado jóvenes, ya que la esponja evita que estos sean succionados a través de la bomba.

  • Filtros de goteo

También llamados filtros húmedos/secos, los filtros de goteo están diseñados para exponer el agua a la mayor cantidad de aire posible. Esto se logra permitiendo que el agua del acuario gotee sobre un recipiente con medios, como bolas de plástico, hebras o hilo dental. Esta exposición al aire y al agua fomenta grandes colonias de bacterias beneficiosas que descomponen los desechos. Estos son especialmente populares para los tanques de agua salada, pero también se están volviendo cada vez más populares en los acuarios de agua dulce. La filtración química se proporciona colocando medios químicos en el filtro. 

El mayor inconveniente es el hecho de que se obstruyen con bastante facilidad, pero el uso de un prefiltro mecánico elimina o reduce ese problema.

¿Conoces algún otro tipo de filtro que sea bueno para instalar en acuarios? ¡Déjanos tus recomendaciones en comentarios!

Especies de monos en peligro de extinción

Los primates tienen un papel fundamental en los ecosistemas, incluso utilizando sus heces para polinizar. Esta es la razón por la cual la creciente cantidad de especies de monos amenazadas es tan alarmante como crítica.

En este artículo hablaremos sobre las distintas especies de monos en mayor peligro de extinción.

Especies de monos que viven actualmente en peligro de extinción

1. Lémur grande del bambú

Endémico de Madagascar, el lémur del bambú está clasificado como en peligro crítico de extinción. Se asocia con el bosque tropical y la presencia de bambú de caña grande. Estas zonas se encuentran principalmente en alturas medias y altas, aunque también se puede encontrar en las zonas más bajas. Se estima que el 80% de la población del lémur grande del bambú ha disminuido debido al impacto de la tala y quema en su hábitat, además de la caza directa. El cambio climático también está teniendo un impacto importante en la modificación de los ecosistemas.

2. Sifaca sedoso (Propithecus candidus)

También nativo de Madagascar y también en peligro crítico, las estimaciones indican que solo quedan unos 250 de edad adulta. Su hábitat natural son los bosques húmedos de montaña. El impacto sobre la especie lo ejercen las políticas de tala y quema del desarrollo agrícola. La caza también es un problema, ya que se utiliza para el consumo humano como un tipo de carne de animales silvestres.

3. Gorila occidental

Otro de los primates en peligro de extinción es el gorila occidental. Es un simio y técnicamente no es un mono, pero entran en la categoría de Simiiformes. Es típico de África, especialmente de países como Angola, Camerún, Congo y Nigeria. Se considera en peligro crítico, especialmente debido a la reducción de la subespecie del gorila occidental de tierras bajas.

Diversos factores han provocado la dramática situación a la que se enfrenta esta especie. El problema principal es la caza furtiva. Esto sucede con varios propósitos, incluido usarlos para el consumo de su carne, una acción que es completamente insostenible. El virus del ébola también ha provocado un importante descenso, así como los daños al hábitat y las consecuencias del cambio climático.

4. Mono Dryas (Cercopithecus dryas)

Esta especie es endémica de la República Democrática del Congo. Se enumeran en la categoría en peligro de extinción. Es un animal enigmático, del cual se desconocen varios aspectos, lo que requiere mayor investigación para entender cómo ayudar a las poblaciones. Sin embargo, se sabe que habita en bosques húmedos, ribereños y pantanosos. La caza furtiva y la transformación del hábitat para la siembra son las principales causas de la pérdida de población.

5. Gibón de Hainan (Nomascus hainanus)

El gibón es originario de China. A causa de una disminución drástica de la población del 80%, se considera en peligro crítico, aunque actualmente se informa oficialmente como estable. Vive en ecosistemas de bosque montano en áreas tropicales. Sus principales amenazas son la caza, la endogamia por la disminución de la población y la alteración del hábitat.

5 aves que no vuelan

Las aves no voladoras son aves que han perdido la capacidad de volar a través de la evolución. Hay más de 60 especies de aves no voladoras, incluidas las conocidas avestruces, emúes, kiwis y pingüinos. Hay varias aves, como los pollos y algunos patos, que también han perdido la capacidad de volar. Todas estas aves no voladoras son muy diferentes, pero todas tienen una cosa en común: son aves con alas que no pueden volar.

Te presentamos una lista de 10 aves que no vuelan, pero también explicamos sus principales características y las razones por las que no pueden volar.

¿Por qué algunas aves no pueden volar?

Debe quedar claro que todas las especies de aves no voladoras que existen en la actualidad descienden de antiguas aves que tenían la capacidad de volar. Esto significa que perdieron la capacidad de volar porque en algún momento tuvieron que adaptarse a su entorno para poder sobrevivir.

Una de las razones por las que algunas de estas especies perdieron la capacidad de volar tuvo que ver con la falta de depredadores en su entorno. Esto explica por qué la mayoría de las especies de aves no voladoras son nativas de islas distantes del continente, como Nueva Zelanda, que no tienen depredadores. Volar se volvió menos frecuente e innecesario con el tiempo porque requiere mucha energía. De hecho, el vuelo es el modo de locomoción más costoso que existe en la naturaleza.

Otra razón tiene que ver con el hecho de que algunas especies que anteriormente habían sido más pequeñas en la prehistoria evolucionaron para ser más grandes con el fin de aprovechar las nuevas presas encontradas en su hábitat. Sin embargo, a medida que crecían, se volvían más pesados, lo que les dificultaba volar. La cantidad de energía necesaria para volar aumenta en proporción al tamaño del cuerpo, por lo que la ausencia de vuelo suele coincidir con la masa corporal. Sin embargo, es importante aclarar que no todas las aves no voladoras son grandes, algunas son pequeñas, como el kiwi.

Principales características de las aves no voladoras

Cuando hablamos de aves no voladoras, debemos saber que cada especie tiene sus propias características y peculiaridades. De hecho, en la mayoría de los casos, las aves no voladoras son muy diferentes entre sí. Sin embargo, hay algunas características comunes que todas las aves no voladoras tienen en común:

  • Los cuerpos están adaptados para caminar.
  • Los huesos de las alas son más pequeños que en las aves voladoras.
  • No tienen quilla en el pecho, un músculo que permite a las aves voladoras batir sus alas.
  • Tienen un plumaje exuberante porque no tienen que reducir su peso corporal.

Ahora que conoces algunas de las características más importantes que tienen en común todas las aves no voladoras, es hora de mencionar las especies más representativas.

Nombres de aves no voladoras

A continuación, te mostraremos una lista con los nombres de 5 pájaros populares que no vuelan. También te explicaremos las principales características de cada una de estas especies y algunos datos interesantes que probablemente no sabías sobre ellas:

1. Avestruz

Comenzamos nuestra lista de aves no voladoras con la popular avestruz ( Struthio camelus), un ave que vive en África. Es el ave más grande y pesada del mundo. Los avestruces pueden crecer hasta 2,74 m de altura y pesar más de 136 kg.

Como no pueden volar, han desarrollado patas fuertes y puede correr hasta 89 km/h. Durante sus carreras, las alas ayudan al avestruz a ganar impulso y también sirven para aturdir a los depredadores con golpes. Los avestruces también usan sus poderosas patas para patear a otros animales para defenderse.

2. Kiwi

A diferencia de sus congéneres no voladores, como el ñandú y el avestruz, el kiwi (género Apteryx) es un ave pequeña, del tamaño de un pollo. Hay 5 especies, todas nativas de Nueva Zelanda. El kiwi tiene la particularidad de que sus alas son tan pequeñas que apenas se ven, ya que quedan escondidas bajo las plumas.

Son animales tímidos, nocturnos que se alimentan de forma omnívora. A diferencia de otras aves, los kiwis tienen las fosas nasales en la punta del pico y no en la base.

3. Casuario

El casuario es un género de aves no voladoras que incluye tres especies distintas. Son comunes en Australia, Nueva Zelanda e Indonesia, donde habitan selvas tropicales y manglares. Se caracterizan por tener una coloración azul o roja en el cuello que contrasta con el resto de su plumaje, que es negro o marrón oscuro. Pero no te dejes engañar por su hermoso plumaje porque los casuarios son bastante pesados, el único pájaro que pesa más es el avestruz. Los casuarios pesan alrededor de 35 kg. También son peligrosos porque tienen una garra en forma de daga que puede crecer hasta 25 cm de largo, en el dedo medio de cada pie.

4. Pato vapor austral

Aunque la mayoría de las especies de patos vuelan y, de hecho, son grandes voladores, el pato vapor (Tachyeres pteneres) es un ave no voladora común en América del Sur, especialmente en Argentina. Esta especie es una excelente nadadora y pasa la mayor parte de su vida en el agua, donde se alimenta de peces y mariscos.

Deben su nombre al hecho de que corren sobre el agua batiendo sus alas como las ruedas de un barco de vapor. Los patos de los barcos de vapor son notoriamente agresivos y se sabe que participan en sangrientas batallas por reclamos territoriales.

5. Cormorán no volador

Terminamos nuestra lista de aves no voladoras con el cormorán no volador, también conocido como cormorán de Galápagos (Phalacrocorax harrisi), es un cormorán endémico de las Islas Galápagos, y un ejemplo de la fauna muy inusual allí.

El sistema de apareamiento es poliándrico, lo que significa que una sola hembra puede reproducirse con varios machos. Mide aproximadamente aprox. 1 m de largo y pesa entre 2,49 kg y 5 kg. Son animales de color negro y marrón con pico alargado y alas pequeñas. Como ocurre con otros cormoranes, las plumas de esta ave no son impermeables, y pasa tiempo secando sus pequeñas alas al sol después de cada inmersión.

Los 5 pájaros más comunes en los hogares

Si estás pensando en tener un pájaro como compañero, hay muchas especies populares para elegir, pero todas tienen peculiaridades únicas de socialización que merece la pena conocer. Las especies que brindan buena compañía a los humanos a menudo requieren mucha atención. Aquí te mostramos 5 de los pájaros más populares para cuidar en tu hogar.

1. Periquito

El periquito común, o periquito, es un ave maravillosa para aquellos que son nuevos en la crianza de pájaros; son inteligentes y juguetones, y requieren menos espacio y mantenimiento que las especies de aves más grandes. Los periquitos son bastante inteligentes a pesar de su pequeño tamaño, y aunque la mayoría se contenta con silbar y cantar, se sabe que muchos aprenden palabras y frases. Estos pequeños pájaros resistentes vienen en una variedad de hermosos colores y su esperanza de vida promedio es de 12 a 14 años.

2. Cacatúa

Estas aves de tamaño mediano son una delicia a la hora de mantenerlos. De la familia de los loros, estos pájaros nativos australianos son conocidos por sus habilidades sorprendentemente avanzadas para silbar y cantar. Si bien las cacatúas son capaces de aprender a hablar, muchos propietarios descubren que sus pájaros prefieren silbar e imitar sonidos peculiares, como el timbre de un teléfono. Estas aves se pueden encontrar en combinaciones de colores cada vez más diversas y tienen una esperanza de vida media de entre 15 y 20 años.

3. Canarios

Los canarios son excelentes pájaros de compañía y muy populares en los hogares. Dado que la mayoría de las variedades miden solo 12 cm (o menos), los canarios requieren menos espacio que casi cualquier otra especie de ave en casa. A diferencia de los loros, que son de pico duro, los canarios se conocen como pájaros de pico blando; y es que tienen picos algo flexibles y cerosos. 

Estos pajaritos prosperan en bandadas pequeñas y generalmente prestan poca atención a los humanos, lo que los convierte en las mascotas perfectas para aquellos que aman observar pájaros, pero quieren una ave de compañía que requiera menos interacción. Un canario puede vivir hasta 10 años si está bien cuidado.

4. Agapornis

Los agapornis son una de las especies de loros más pequeñas. Estos coloridos pajaritos no deben pasarse por alto en favor de los loros más grandes y exigentes, ya que son capaces de poseer toda la inteligencia y personalidad del guacamayo más grande. Estos pájaros son compañeros bastante tranquilos, lo que los hace ideales para quienes viven en apartamentos. El agapornis tiene una esperanza de vida de hasta 20 años.

5. Cotorra monje

La cotorra monje es en realidad un loro pequeño. Es bien conocido por su capacidad para construir un amplio vocabulario de palabras y frases. Cuanto más hables alrededor de su jaula, más captará este pájaro las palabras y podrá imitarlas. Las cotorras monje cuentan con mucha inteligencia y son muy cantarines. Además, tienen una esperanza de vida de 20 a 30 años.

 

¿Y tú? ¿Tienes un ave en casa? Recuerda que en nuestro Hospital Veterinari Glòries de Barcelona contamos con los profesionales adecuados para cuidar de tus aves y demás animales exóticos. ¡Pide una cita y cuida de la salud de tu compañero alado!

¿Está el lémur en peligro de extinción?

El lémur es un primate de nariz humeda de la superfamilia Lemuroidea que solo se encuentra en Madagascar. Su clasificación ha sido controvertida, lo que ha dado lugar a la identificación de una gran variedad de especies y cuyo número ha cambiado a medida que avanza la investigación. Actualmente, hay muchas especies de lémures que están clasificadas como en peligro de extinción. ¿Qué está sucediendo con ellos?

En este artículo ahondamos en el tema como una forma de informar sobre su estado de conservación, pero también para ayudar a crear conciencia sobre la necesidad de proteger el planeta.

¿Están los lémures en peligro de extinción?

Por desgracia, a esta pregunta debemos responder que sí: existen especies de lémures que se encuentran en peligro de extinción. Enumeremos ahora algunas de estas especies que están clasificadas como en peligro crítico, en peligro o vulnerables por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).

Lémures en peligro crítico de extinción:

  • Lémur enano de Sibree ( Cheirogaleus sibreei )
  • Lémur ratón de Madame Berthe ( Microcebus berthae )
  • Lémur ratón Bemanasy ( Microcebus se extiende )
  • Lémur ratón marohita (Microcebus marohita)
  • Lémur de cabeza gris (Eulemur cinereiceps)
  • Lémur negro de ojos azules (Eulemur flavifrons)
  • Lémur de bambú de Lac Alaotra (Hapalemur alaotrensis)
  • Lémur de bambú dorado (Hapalemur aureus)
  • Gran lémur de bambú
  • Lémur rufo rojo (Varecia rubra)
  • Lémur rufo blanco y negro (Varecia variegata)
  • Lémur deportivo de Ahmanson (Lepilemur ahmansonorum)
  • Lémur saltador de James (Lepilemur jamesorum)
  • Lémur saltador de Mittermeier (Lepilemur mittermeieri)
  • Lémur deportivo de cola roja (Lepilemur ruficaudatus)
  • Lémur saltador de Sahamalaza (Lepilemur sahamalazensis)
  • Lémur deportivo del norte (Lepilemur septentrionalis)
  • Lémur saltador de los halcones (Lepilemur tymerlachsoni)
  • Lémur lanudo de Bemaraha (Avahi cleesei)

Lémures en peligro de extinción:

  • Lémur enano de orejas peludas (Allocebus trichotis)
  • Lémur ratón de Bongolava (Microcebus bongolavensis)
  • Lémur pardo de collar (Eulemur collaris)
  • Lémur negro (Eulemur macaco)
  • Lémur deportivo de Ankarana (Lepilemur ankaranensis)

Lémures en estado vulnerable:

  • Lémur enano de orejas peludas (Cheirogaleus crossleyi)
  • Lémur ratón pigmeo (Microcebus myoxinus)
  • Lémur de cabeza blanca (Eulemur albifrons)
  • Lémur rojo (Eulemur rufus)
  • Lémur juguetón de foca (Lepilemur seali)

¿Por qué el lémur se encuentra en peligro de extinción?

En resumen, hay muchas especies de lémures que están en peligro de extinción, pero todas están interconectadas por el hecho de que los humanos son responsables de su difícil situación. A continuación, explicaremos las diversas causas del estado vulnerable actual del lémur:

Destrucción del hábitat

Las poblaciones de lémures están amenazadas por la tala masiva de árboles para la producción de carbón vegetal. Cabe señalar que los lémures son generalmente arborícolas, por lo que quitarles la cubierta vegetal en la que viven les perjudica de forma irreversible.

Además, hay otras razones detrás del deterioro de los bosques de Madagascar:

  • Los incendios forestales son un evento anual en estos bosques.
  • La deforestación también se practica para cultivar ciertos cultivos agrícolas o para criar ganado.

En ambos casos, el resultado es el mismo: la pérdida de vegetación y, por lo tanto, un cambio drástico en el hábitat de los lémures.

Caza furtiva

Otras amenazas para los lémures que los han llevado a estar en peligro de extinción tienen que ver con la caza, ya que algunas especies se consumen como alimento, mientras que otras se venden como mascotas.

Algunas especies han sido severamente aniquiladas, ya sea por falta de alimentos, desastres naturales, etc. Un ejemplo de esto es el lémur de cabeza gris (Eulemur cinereiceps), cuya población se desplomó en 1997 debido a un ciclón que exacerbó las influencias antrópicas mencionadas anteriormente.

Cambio climático

Varias especies de lémures se ven afectadas por el cambio climático, como el gran lémur de bambú (Prolemur simus). Los lémures de esta especie no solo se ven afectados por las variaciones climáticas, sino también por la disponibilidad de alimento. El cambio climático prolonga las sequías, lo que perjudica al bambú (Cathariostachys madagascariensis), que es su principal fuente de alimento.

¿Existen planes de conservación para los lémures?

Los lémures, que están en peligro de extinción, son objeto de algunos planes de conservación. En general, estos planes dependen de la situación particular de cada especie, aunque los problemas a los que se enfrentan los lémures son comunes en todas las especies. Echemos un vistazo a los planes actuales:

  • Varias especies de lémures han sido incluidas en la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES), cuyo objetivo es proteger las especies en peligro de extinción a través de tratados con varios países. Por ejemplo, todos los lémures incluidos están excluidos de la caza o captura y están bajo manejo especial. Algunos casos que se incluyen son: El lémur enano de Sibree (Cheirogaleus sibreei), el lémur ratón de Madame Berthe (Microcebus berthae), el lémur de cabeza gris (Eulemur cinereiceps) y el lémur negro de ojos azules (Eulemur flavifrons), entre otros.
  • Otras medidas para la conservación de los lémures están relacionadas con el establecimiento de áreas protegidas en los lugares donde habitan estos animales. En este sentido, ciertas áreas forestales son declaradas reservas, la mayoría de las cuales son privadas.
  • Se han propuesto programas educativos para sensibilizar a niños y jóvenes, como la especie de lémur ratón Madame Berthe (Microcebus berthae), que se considera un escaparate en algunas zonas de Madagascar.
  • También existen algunos programas especiales de conservación, como el del gran lémur bambú (Prolemur simus), para el que se creó el proyecto Saving Prolemur simus. Este proyecto fue establecido por organizaciones privadas y miembros de la comunidad.
  • La investigación para mejorar la taxonomía debe continuar en situaciones en las que quedan preguntas por resolver con respecto a las subespecies, como el lémur rufo blanco y negro (Varecia variegate).

¿Qué se puede hacer para evitar que el lémur se extinga?

Aunque se están tomando medidas, la lista de especies de lémures en peligro de extinción sigue siendo larga y va en aumento, lo que demuestra que queda mucho por hacer. En una situación tan compleja como esta, la acción de los gobiernos es fundamental para detener la progresión del peligro de estos animales. Además, los programas de educación masiva son esenciales, ya que involucrar a las comunidades que habitan estas áreas sin duda producirá más seguidores que participen activamente en la conservación de las especies de lémures.

¿Qué es la brumación en los reptiles y anfibios? Diferencias entre brumación e hibernación

Los cambios estacionales son comunes en la mayoría de los ecosistemas y, en algunos casos, pueden ser muy extremos. Los animales a menudo se ven afectados por estos cambios, ya que los ciclos de temperatura y precipitación cambian a lo largo del año. Estos cambios afectan, entre otras cosas, la capacidad del animal para conseguir alimento o agua. Por esta razón, los animales de sangre fría, como los reptiles y los anfibios, han desarrollado estrategias para sobrevivir en condiciones adversas repetidas, como la brumación.

En este artículo hablaremos sobre qué es la brumación, cuánto dura, por qué ocurre y te damos algunos ejemplos comunes de animales que pasan por este proceso.

¿Qué es la brumación?

Los animales ectotérmicos, también llamados animales de sangre fría, dependen de fuentes de calor en el ambiente porque no pueden generar calor por sí mismos. La mayoría de estos animales viven en lugares donde la temperatura es relativamente constante, como las regiones de los océanos abisales. Sin embargo, algunos animales ectotérmicos también viven en entornos donde las temperaturas fluctúan mucho, lo que les afecta directamente.

Para hacer frente al descenso de las temperaturas, los animales ectotérmicos han desarrollado comportamientos como la brumación para regular su temperatura corporal y garantizar su supervivencia. Similar a la hibernación, se ponen en un estado latente donde su metabolismo se ralentiza. También reducen su nivel de actividad, temperatura corporal, frecuencia cardíaca y frecuencia respiratoria como lo hacen otros animales durante la hibernación. Además, tienden a esconderse bajo tierra, en grietas y madrigueras, para mantenerse calientes y seguros. Sin embargo, en los días más cálidos de invierno, se aventuran a salir a buscar agua.

Diferencias entre brumación e hibernación

En la brumación, tanto los reptiles como los anfibios ralentizan sus procesos metabólicos, pero no se encuentran completamente en un estado de sueño profundo. Todavía necesitan moverse para obtener algo de agua y comida para mantenerse con vida durante este tiempo.

Por el contrario, la hibernación es un estado de sueño prolongado y controlado en el que la temperatura corporal y los procesos fisiológicos se reducen a su nivel más bajo. Durante la hibernación, el animal no necesita consumir comida ni agua porque vive de las reservas que ha acumulado durante los meses anteriores.

De manera similar a la hibernación, la brumación permite que los animales conserven energía, pero no tanto como la hibernación.

¿Cuánto dura la brumación?

La brumación varía de una especie a otra y depende de factores como la edad y el estado del animal. La duración de la brumación también varía de una especie a otra, ya que se ve afectada por la duración de las bajas temperaturas. Esto significa que la brumación puede durar entre tres y seis meses. Este estado de letargo se rompe en cuanto comienza el aumento de la temperatura.

Algunos ejemplos de brumación

Habiendo aprendido que los reptiles y anfibios experimentan brumación cuando bajan las temperaturas, permítanos mostrarle algunos ejemplos de animales que pasan por este proceso fascinante:

Culebra común

Dependiendo del hábitat, la brumación de la culebra común puede durar hasta 6 meses. Sin embargo, el animal busca la luz solar directa en los días soleados de invierno. Esta especie de serpiente suele ser un animal solitario, pero cuando bajan las temperaturas, es común que se acurruque con sus congéneres en las madrigueras de otros animales, creando un mayor calor a través del contacto con otras serpientes.

Salamandra de fuego

Las salamandras de fuego son otro ejemplo de animales que sufren brumación. Este anfibio permanece relativamente inactivo en condiciones extremas, ya sea que la temperatura sea alta o baja, y, por lo tanto, es más activo durante la noche. Reside principalmente en madrigueras y, a menudo, elige el mismo lugar año tras año para llegar a este estado de inactividad.

Rana común

Cuando los estanques y lagos se congelan en invierno, probablemente te preguntes qué sucede con las ranas que viven en ellos. Como anfibios de sangre fría, entran en brumación. Este proceso suele tener lugar bajo el agua y en grupos de muchos de la misma especie. Este estado de reposo varía según la ubicación y la duración de los meses de invierno.

Tortuga de estanque

La brumación en las tortugas es bastante común, especialmente en algunas especies como las tortugas acuáticas. Esta tortuga se ha convertido en una mascota muy popular y ahora está ampliamente distribuida en varios hábitats. Viven vidas semiacuáticas y tienden a tomar el sol constantemente para mantenerse calientes. Cuando la temperatura del agua desciende entre 15°C y 10°C, es muy probable que la tortuga entre en estado de brumación, ya que la temperatura ideal del agua es de 28°C.

Los datos más curiosos sobre los koalas

Los koalas (Phascolarctos cinereus) son seres de lo más adorables. Su cuerpo largo, robusto y sin cola, su cabeza grande con orejas redondas y esponjosas y su nariz en forma de cuchara hacen que sea imposible pasarlo por alto. Aunque parecen osos con sus orejas redondas y su nariz grande y negra, no pertenecen a la familia Ursidae, sino a Phascolarctidae. Además, los koalas pertenecen al suborden Vombatiformes, que comparten únicamente con los wombats.

En este artículo aprenderás más sobre dónde viven, de qué se alimentan y muchos otros datos curiosos y únicos sobre los koalas.

  • Son marsupiales

El koala es un marsupial, lo que significa que las hembras tienen una bolsa en la que protegen las crías. Las crías nacen sin estar completamente desarrolladas y completan su crecimiento en esta bolsa. El feto pesa alrededor de 0,5 gramos al nacer y se introduce en la bolsa marsupial después de 35 días. Un koala joven da su primer paso fuera de la bolsa alrededor de los seis o siete meses después de la gestación. Pasado este tiempo, cabalgan sobre el lomo de su madre durante otros seis meses, utilizando únicamente la bolsa para alimentarse y descansar.

  • Son endémicos de Australia

Los koalas son posiblemente el animal más famoso de Australia. Siendo endémicos de Australia, estos peculiares mamíferos ahora se limitan principalmente al noreste, centro y sureste de Queensland, con una distribución menor en el oeste de Australia.

  • Su tamaño y peso varía mucho

A pesar de su pequeño tamaño, estos lindos animales son bastante fornidos. Aunque nunca se han reconocido subespecies, el peso y el tamaño varían según el sexo y si los animales se encuentran en el norte o el sur de la región. En el norte, el macho promedio pesa 6 kilos; la hembra promedio pesa 5 kilos. En el sur, el macho promedio pesa 11 kilos libras y la hembra promedio pesa 8,5 kilos.

  • Tienen dedos, ¡y huellas dactilares!

Los koalas tienen cinco dedos en las patas delanteras, pero los dos primeros son móviles, una adaptación que les ayuda a trepar, agarrarse con firmeza a las ramas y agarrar la comida. Los dedos de las extremidades posteriores son cortos y ensanchados, mientras que los dedos de las extremidades segunda y tercera están fusionados. También tienen garras afiladas.

Tienen extremidades que se asemejan a las de los humanos. Una de las características más intrigantes de los koalas es que, como nosotros los humanos, tienen huellas dactilares. Estas son diferentes a los nuestros, pero compartimos una característica interesante: todos son diferentes entre sí.

  • Tienen buen sentido del oído y del olfato

Los koalas tienen mala vista, pero teniendo en cuenta su vida diaria, esto no es tan importante como sus otros sentidos, que están bien desarrollados. Oyen muy bien, lo que les ayuda a detectar depredadores y otros koalas. Gracias a este sentido, son capaces de interactuar y socializar, especialmente con fines reproductivos. La gran nariz negra del koala está increíblemente bien desarrollada, lo que le otorga un agudo sentido del olfato que lo ayuda a rastrear a otros koalas y encontrar sus árboles de comida favoritos.

  • Su nombre significa “sin agua”

El koala toma su nombre de la palabra aborigen australiana “gula, que significa “sin agua”. Durante un tiempo se pensó que estos marsupiales no necesitaban agua porque rara vez se les veía bebiendo. Sin embargo, esta teoría ha demostrado ser incorrecta. Toman la mayor parte del agua que necesitan de las plantas que consumen, pero a veces necesitan beber agua, especialmente durante el verano.

¿Son las aves o los animales exóticos adecuados para tu hogar?

Además de los perros, gatos y animales de granja a los que todos estamos habituados a cuidar, existen varias aves (y otros animales exóticos), pueden ser excelentes compañeros para el hogar. Cada uno tiene unas necesidades de cuidado únicas, por lo que antes de traer un ave o un animal exótico a casa, debes asegurarte de que se ajusten bien a tu espacio y estilo de vida. Desde Hospital Veterinari Glòries hemos elaborado esta guía para ayudarte a determinar si un compañero aviar o exótico es el más adecuado para cuidar en casa.

Mejores animales de compañía de la especie aviar

Las aves pueden ser desordenadas y ruidosas. Algunas exigirán tu atención e incluso pueden volverse agresivas y destructivas, mientras que otras también pueden ser más cariñosas. ¿Cómo puedes saber qué ave será la adecuada para ti? Según expertos, las aves más recomendadas para tener en casa son algunas que todos conocemos. Considera una de estas amigables aves más pequeñas como tu próximo compañero:

  • Periquitos.
  • Cacatúas.
  • Canarios.
  • Pinzones de Darwin.
  • Agapornis.

Cualquiera de estas pequeñas aves puede vivir de 10 a 15 años o incluso más. Como un perro o un gato, estas adorables criaturas necesitarán tu cuidado durante mucho tiempo.

Las aves más grandes tienden a necesitar más atención y cuidados. Muchos son muy agradecidos con el afecto y la interacción con los humanos, y muchos necesitan mucho espacio para vivir bien. Considera estas variantes si puedes proporcionar el entorno adecuado:

  • Cacatúas
  • Palomas
  • Los loros, incluido el loro Pionus más pequeño, el loro del Amazonas y los loros grises africanos (loro Yaco), necesitan más atención y mucha actividad en forma de nuevos juguetes y estimulación mental. Pueden vivir de 10 a 50 años o más.

¿Qué es una mascota exótica y cuál es la adecuada para tu familia?

Un animal exótico puede ser un animal legal de poseer y relativamente fácil y seguro de cuidar. Cada animal exótico tiene consideraciones especiales de mantenimiento, alimentación y salud únicas para su especie. Las necesidades de actividad, la longevidad y el tamaño son solo algunas de las características que querrás tener en cuenta antes de traer un compañero exótico a tu hogar. Algunos ejemplos de animales exóticos incluyen:

  • Anfibios.
  • Chinchillas.
  • Jerbos.
  • Conejillos de indias.
  • Ratones y ratas.
  • Conejos.
  • Reptiles.
  • Petauros del azúcar.

El cuidado y la seguridad de aves y animales exóticos

La seguridad (tanto de animales como personas) y los cuidados, son de gran importancia al crear un hogar con cualquier nuevo compañero de vida. Si tu aviar o exótico puede ser agresivo, es posible que no sean adecuados para una familia con niños pequeños. Habla con tu veterinario sobre las formas de evitar las mordeduras y peleas de tus animales de compañía. Algunas preguntas a tener en cuenta son:

  • ¿Tu mascota tiene el espacio adecuado dentro de casa?
  • ¿Tu mascota prefiere la compañía de uno o más de su especie?
  • ¿Tu mascota está recibiendo una alimentación adecuada?
  • ¿Tu mascota requiere un aseo regular, incluidos recortes de uñas o pico?
  • ¿Tu mascota recibe suficiente atención, distracciones y ejercicio/juegos?

Debido a que nuestros animales no pueden hablarnos, a menudo su comportamiento nos dice cuándo algo no está del todo bien. Comprender las necesidades particulares de los exóticos y las aves contribuirá en gran medida a mantenerlos saludables y seguros dentro del hogar.

Mantener saludables a tus mascotas exóticas es nuestro trabajo en Hospital Veterinari Glòries. Los exóticos pueden tener necesidades especiales de aseo y requisitos de dieta que los mantengan en el mejor estado posible lo mejor posible. Alentamos a nuestros clientes a que nos visiten para revisiones regulares de salud de animales exóticos. Estamos ansiosos por responder todas tus preguntas y dudas sobre el cuidado de mascotas exóticas. Llámanos al 932 460 805 o escríbenos a glories@anicura.es para programar una cita para cualquier asunto relativo al cuidado y salud de tu animal exótico.

​​¿Son los mapaches animales agresivos?

Los mapaches son nativos de América del Norte, de tamaño similar a un perro pequeño. Aunque son mamíferos carnívoros, tienen una dieta verdaderamente omnívora. Debido al desarrollo de asentamientos humanos en sus hábitats naturales, los mapaches están entrando en contacto con poblaciones humanas con mayor frecuencia. Esto a menudo se debe a su búsqueda de comida. Sin embargo, a medida que los mapaches se acostumbran más a sus vecinos humanos, las interacciones entre los dos son cada vez más comunes.

¿Son los mapaches animales agresivos? Descubrimos si son propensos a atacar no solo a los humanos.

¿Atacan los mapaches a los humanos?

Los mapaches tienen una apariencia muy llamativa y adorable, con ojos expresivos y una conducta traviesa. Aunque no tienen pulgares oponibles, tienen patas muy diestras. Esto les permite manipular su entorno e incluso llevar a cabo comportamientos que se perciben como humanos. Todos esto se combina para provocar un sentimiento de ternura hacia ellos en muchas personas.

Sin embargo, debido a su falta de miedo a la hora de introducirse en entornos humanos, los mapaches también se han ganado la reputación de ser una especie invasora. Pueden causar daños al intentar entrar a las casas, destruir pertenencias una vez dentro o simplemente hacer un desastre allá adonde vayan.

Teniendo esto en cuenta, es importante saber que los mapaches son animales salvajes. Si bien hay muchos ejemplos de individuos mansos, no han pasado por el proceso de domesticación. Esto significa que realmente no son adecuados para la coexistencia con humanos, incluso si han sido criados en cautiverio.

En general, los mapaches no atacarán a los humanos. Los humanos son demasiado grandes para ser considerados presas, por lo que es probable que huyan en lugar de atacar. Esto no significa que no se hayan registrado casos de ataques de mapaches. 

Cuando atacan, generalmente es en defensa propia. Cuando un mapache ataca a un humano, generalmente no es provocado. Analizamos las situaciones que pueden llevar a que un mapache sea peligroso y agresivo a continuación.

¿Por qué los mapaches pueden ser agresivos?

Los animales salvajes están adaptados a determinadas condiciones ecológicas, que están ligadas a su biología. Cuando estas condiciones cambian, los animales pueden tener respuestas o comportamientos agresivos. Como los mapaches a menudo son presa de depredadores más grandes, verán a los humanos como amenazas potenciales. Aunque es posible que simplemente queramos interactuar con ellos, el mapache puede percibir esto como una amenaza. Si no pueden huir, recurrirán a la agresión para mantener su seguridad.

En los últimos años, ha aumentado la notificación de conflictos entre mapaches y personas. Aunque algunos de estos se refieren específicamente a ataques, la mayoría están relacionados con daños a la propiedad, ruido y destrozos en los hogares. Los mapaches que atacan a los humanos aparentemente sin provocación, suelen ser situaciones completamente aisladas, nada comunes.

Ahora bien, existe un caso en el que los mapaches sí pueden ser agresivos. Cuando un mapache está infectado con el virus de la rabia, las últimas etapas de la enfermedad implican una agresión no provocada. Si bien la rabia en los mapaches es relativamente rara, es una posibilidad y no solo debemos evitar a los mapaches rabiosos, también debemos informar a las autoridades para que eviten la propagación del virus.

Older posts