A pesar de lo intimidante que puede resultar la idea de tener una serpiente en casa, lo cierto es que no está fuera de lo común. Muchas personas adoptan diferentes tipos de serpientes como sus mascotas y, teniendo en cuenta algunas consideraciones, pueden hacerlo sin mayores dificultades. 

No obstante, el cuidado en el hogar de una boa constrictor difiere mucho del que se debe tener con cualquier otra mascota; este tipo de serpiente necesita contar con ciertas condiciones específicas que les permita desarrollarse con total normalidad. 

Si estás considerando adoptar una boa constrictor como parte de la familia, necesitas conocer algunas cuestiones básicas para realizar el proceso sin inconvenientes; por eso, vamos a compartir algunos consejos importantes que te ayudarán a cuidarla con total seguridad. 

Características generales de las boas constrictor

Nativas de América, las boas constrictor son uno de los tipos más frecuentes de boas, ampliamente conocidas e identificadas por su trabajo constrictor. 

Existe una amplia variedad de subespecies, por lo que es posible encontrar boas de 1.5mts de largo hasta algunas mucho más grandes, habiéndose registrado especímenes de hasta 4mts de largo. Por lo general, las más grandes son las hembras

Las constrictor son serpientes bastante longevas, llegando a vivir hasta 20 años en vida salvaje y unos 30 a 40 años en cautiverio, con un estricto control de salud y de la alimentación. 

Si hablamos del peso de estas serpientes, tenemos que advertirte que son bastante pesadas, aunque sin caer en el sobrepeso. Estas boas son de complexión robusta, por lo que alcanzan hasta los 40kg de peso, incluso con dietas estrictamente vigiladas. 

Las boas constrictor en cautiverio

En general, las serpientes no suelen ser animales muy amigables y las boas constrictor no son la excepción. Son más asiduas a la oscuridad, a la noche y a los espacios abiertos, por lo que puede no ser la mejor opción de serpiente para tener en cautiverio. 

Son cazadoras natas y anatómicamente están diseñadas para hacerlo sin mayor dificultad. Suelen pasar el día escondidas para atacar de noche, desde las alturas de un árbol o la profundidad de un pantano. 

Aunque no tienen muy buena visión, pueden detectar el calor de las presas cercanas gracias a unas aletas en los lados de su boca. 

Son identificadas como una de las serpientes más dóciles de todo el grupo, dado su sedentarismo y tendencia a merodear en lugares más bien oscuros. 

Alimentación de las boas constrictor

Desde conejos hasta murciélagos, las boas constrictor pueden comer una amplia variedad de animales, incluyendo pollos, ardillas, ratas y zarigüeyas. 

En el caso de las que viven en cautiverio, suelen ser alimentadas cada 7 a 10 días con conejos los cuales, a su vez, deben de ser alimentados de manera cuidadosa, recordando que la finalidad es que la alimentación de la serpiente sea la mejor para prolongar su esperanza de vida. 

Adoptar una boa constrictor como mascota

Para adoptar una boa constrictor como mascota, es indispensable buscar a un criador de serpientes con experiencia; por ello, busca un criadero certificado que te aporte total confianza de que su actividad es 100% legal.

Asegúrate de observar bien la serpiente, que sus ojos se muestren brillantes, sin mayor evidencia de cortes o golpes y que se enrosque en tu brazo. 

También, evalúa el movimiento de su lengua y el color de la cavidad bucal. Debe sacar la lengua constantemente para indicar salud y mostrar un tono rosado en la cavidad. 

Aprovecha en analizar el temperamento de la serpiente. Si se ha enroscado y permanecido apacible ante tu toque, podemos decir que es dócil, lo que sin duda la convierte en la mejor alternativa. 

Debes tener en cuenta el peso y largo de la serpiente y si ya alcanzó su crecimiento total o puede seguir estirándose. Con esto como base, puedes prepararte para recibir a la mascota.

El hábitat de la boa constrictor en casa

No es recomendable tener otras mascotas pequeñas en casa, como gatos o perros de razas medianas, ya que inevitablemente estarán en riesgo en cualquier escenario complicado. 

Es necesario contar con un terrario acorde a sus necesidades. Lo mínimo será uno de 2mt2 que pueden aumentar dependiendo de las dimensiones del animal. 

El mismo deberá estar diseñado de forma tal que permita graduar la temperatura y humedad, tomando en cuenta que las boas son animales de sangre fría. 

El terrario deberá ser revisado y limpiado de manera profunda una vez al mes, fecha en la que debes estar preparado para movilizar a tu serpiente, teniendo en cuenta un espacio adecuado para que permanezca mientras haces la limpieza. 

Dado que son animales sedentarios y que suelen permanecer escondidos, el movimiento del lugar las pondrá nerviosas por lo que no es de extrañar que quiera huir. Hay que tener en cuenta esto para tomar todas las precauciones necesarias.

¿Es peligroso tener una boa constrictor en casa?

En principio, deberás saber que se necesita mucho consejo y asesoría de expertos. Por ello, es preciso conversar con un veterinario experto en boas para tener todos los detalles.

Como hemos mencionado, se trata de una serpiente dócil no solo por su temperamento, sino porque, además, no cuenta con veneno en la mordida. Sin embargo, no dejan de representar un riesgo. 

Como la mayoría de las serpientes, muerden al sentirse amenazadas o cuando están hambrientas. Lo hacen como una forma de herir a su presa, para así comenzar el proceso de constricción a su alrededor. 

Por tanto, siempre se puede estar en riesgo con ella, en especial, si se escapa de su espacio controlado y puede visualizarnos como una presa. Debemos tener en cuenta que, si esto pasa y la boa comienza a enrollársenos, el proceso no se detendrá a menos que estemos instruidos en realizar esta maniobra o tengamos ayuda de otra persona.

Los expertos no recomiendan tenerlas en casa como mascota. Sería preferible mantenerlas en su hábitat y disfrutar de ellas en espacios controlados como los zoológicos o criaderos, donde los especialistas vigilan su comportamiento, las alimentan correctamente y las mantienen lejos de las personas.